viernes, 29 de septiembre de 2006

El segundo llamado al Partido Liberal Progresista...


Oh, amigo Nelson. Un cafécito, 2 espressi mejor. Uno para mí, por favor.Sabes qué, me acordé de un día que tranquilito estaba en un bar, con una cerveza. Escuchaba un blues de esos que no le hace muy bien a mi alma, como el café no le hace muy bien a mi cuerpo. La letra decía "estoy dando batallas en guerras que de seguro voy a perder... pero yo soy de esos que disfruta dando batallas".Cuándo lanzaremos nuestro proyecto de continuar la gran labor de la Alianza Liberal que llevó al poder al León de Tarapacá, quien fue le mesías que trajo la Democracia a Chile apartando a los fariseos del cohecho? Sabes que tengo hasta un nombre: Partido Liberal Progresista.

Posteado: Septiembre 29, 2006 09:50 AM

11 comentarios:

zoidzilla dijo...

Mala elección del nombre para el partido, si uno se declara liberal, debe explicar como se limita el poder del estado y que es lo que piensa de la libertad. La mayoría de la gente lo que hace es rodearla de otras cosas, sólo para marear la perdiz. Incluso el término es incoherente con "progresista", que no es más que una etiqueta que se han otorgado los socialistas de viejo cuño, pero que ha calado hondo, llegando ambos términos a confundirse, como sucede en los países anglosajones, donde el término "liberal" es de inmediato asociado a los izquierdistas partidarios de la intervención estatal, alterando el significado original de la palabra. Así, es posible ver hoy día, como los socialistas intentan apropiarse del término liberal para sí: Girardi, Flores, Ominami, que no son más que socialdemócratas, abiertos partidarios de la coacción estatal.

Aquí un test para averiguar el grado de afinidad con la escuela austríaca, quizás la única defensora de la libertad que existe hoy día.

http://www.mises.org/quiz.asp

Movimiento Liberal Progresista dijo...

Gracias por el mensaje y por el test.
Queremos justamente aclarar el concepto de "liberal" y "progresista".
Nosotros lo entendemos desde la perspectiva europea.

Además hemos fundado una corriente de opinión la cual quizás se convierta en partido, pero por ahora es un "movimiento".

Saludos y agradecimientos.
Carlos Riquelme

zoidzilla dijo...

¿Qué es lo que se entiende desde la perspectiva europea? ¿liberal? ¿progresista? Porque desde ya, es incoherente incluir los dos nombres como para decidir si es uno o lo otro, o quizás, no es más que un gancho, tal como hacen los socialdemócratas europeos que también se denominan "progresistas".

A propósito, ¿cuál fue el puntaje del test?

Movimiento Liberal Progresista dijo...

Estimad@,

El fin de semana completaré el cuestionario y publicaré los resultados.

Atentamente,
Carlos Riquelme

Ricardo Schwarzenberg Schmid dijo...

Estimado Carlos:
Me parece muy bién copiar SOLUCIONES Europeas para problemas Chilenos pero no me parece correcto copiar IDEOLOGIAS Europeas o inspiradas en filosofías de países que han debido sufrir 2 guerras mundiales, además de divisiones políticas de extrema tensión, con todo el dolor que ello conlleva y cuyo grado de madurez civica dista mucho de ser la nuestra.
En todo caso me adhiero con entusiasmo a la busqueda de un referente transversal que nos permita buscar soluciones Chilenas para los Chilenos.

Movimiento Liberal Progresista dijo...

Estimado Ricardo,

Ese argumento nos dieron algunos para negarnos la democracia. La democracia es un concepto europeo, griego clásico, reinventado en EEUU.
Nosotros la hemos hecho nuestra. Así también queremos crear un Chile liberal, sin ataduras clericales ni estatismos añejos.

Rafael Cárdenas dijo...

Nueva Constitución
Ante el planteamiento de este nuevo movimiento me permitoplantearles la necesidad de esforzarnos en poner fin a nuestra inconclusa transición con una institucionalidad que nos represente a todos y ponga fin a las divisiones entre los chilenos.
En este contexto, se da la oportunidad de optar por el régimen parlamentario de gobierno, que representa la mejor y más acabada expresión de la democracia. Se puede decir que constituye el canon de la democracia occidental, con expresión en los cinco continentes. La sola excepción se produce en América Latina, debido a nuestra condición de "patio trasero". De hecho, en opinión de don Andrés Bello, el régimen presidencial en Chile -exacerbado hasta el absurdo por la Constitución de 1980- constituía una mala copia de Estados Unidos.
En el intertanto y en las condiciones actuales, sólo obtendremos la perpetuación del status quo, ya que el problema con la institucionalidad actual -aparte de su ilegitimidad de origen- es que provoca el inmovilismo, gracias, básicamente, al sistema binominal, con el cual, la Concertación continuará, ad eternum, derrotando a la derecha para pasar luego a cogobernar con élla, ambas coaliciones autosatisfechas con sus respectivas cuotas de poder y plenamente a salvo de la influencia de una ciudadanía descontenta y totalmente marginada de la consabida "Democracia de los Acuerdos" -que es más bien, "de los Conciliábulos"- que tanto agrada a nuestros políticos de ambas coaliciones, ya que en ella los votos ciudadanos nada valen, sino que sólo sirven de disfraz legitimante a los previos acuerdos políticos y designaciones de las élites partidarias de ambos bandos.
No tengo nada contra los acuerdos políticos, pero siempre que se consumen por los legítimos representantes de la ciudadanía y no por élites políticas eternizadas en el poder gracias a una institucionalidad política ad hoc, sin que la ciudadanía con su voto pueda influir mayormente.
Si queremos una legítima política de acuerdos, démonos nosotros, los ciudadanos -el poder constituyente originario- una nueva Constitución y optemos por el parlamentarismo, sistema en el cual, lo que prima son los acuerdos para la formación de mayorías gobernantes, pero, simultáneamente, la coalición en el poder está permanentemente sujeta a un control parlamentario efectivo, mediante los mecanismos del voto de censura y el voto de confianza, por cuya aplicación, se confirma la mayoría de la fuerza gobernante o bien ésta pasa a ser reemplazada por otra, sin que ello signifique ningún trauma, sino sólo la dinámica propia de un sistema de gobierno que refleja fielmente la voluntad ciudadana.
Me temo que mientras no arribemos -a través de una Asamblea Constituyente, cuyos integrantes no puedan postularse en las primeras elecciones subsiguientes o, en su defecto, mediante un plebiscito con alternativas serias y no una parodia de acto cívico como aquel de 1980- a una Constitución que nos represente a todos, nuestra Transición seguirá en suspenso.
Finalmente, digamos que el régimen parlamentario de gobierno, cuando se ha planteado, ha recibido un apoyo de carácter transversal entre nuestras fuerzas políticas, por lo que su proposición como la forma de poner feliz término a una Transición eterna, resulta mucho más realista que concentrarnos en deshacernos del sistema minoritario binominal para adoptar un sistema electoral democrático, sea este proporcional, mayoritario o combinación de ambos.

Movimiento Liberal Progresista dijo...

Estimado Rafael Cárdenas,
Estoy 100% de acuerdo contigo. De hecho, lo que tú planteas es una estructura poítica que se combina perfectamente con un sistema liberal.
Lo que más me gusta del sistema parlamentario es que el Primer Ministro (o presidente) se ve imposibilitado de nombrar a sus amigos en cargos ministeriales por simple dedazo, o peor aún, por dictados de cúpulas partidistas. Los ministros y secretarios de estado se nombran de entre parlamentarios que han debido ser elegidos democráticamente. Es para mí, la principal ventaja.
Esta es una de las muchas batallas que debemos dar por un Chile mejor.
Hay que unir fuerzas y mirar el futuro con optimismo.

Anna dijo...

Lamento la ignorancia, pero ¿GO ISRAEL?

No fomento el terrorismo, es solo una fachada por intereses petroleros de mediooriente, asi como la creación de estado judío fue una estrategia estadounidense para crear una base en el centro del conflicto y manipular mas facilmente la situación.

Es por esto que creo que es inaudito que se apoye a un estado genocida como ha demostrado serlo Israel en estas semanas. No ha ido contra Hamas, sino que simplemente esta matando inocentes a ver si los otros asesinos aparecen. ¿Quien gana? Todos menos los inocentes.

La verdad es que si un partido "liberal" puede apoyar tanto abuso de poder son peores que un stalinista cualquiera

Alexandro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alexandro dijo...

La entrada original es antigua. Sin embargo la he encontrado estudiando un poco precisamente de éste tema.
Para delimitar el sentido y alcance de los términos recomiendo la lectura de un artículo de la nunca bien ponderada wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Socioliberalismo