martes, 11 de diciembre de 2007

Virginidad de María: mentira nefasta


Es una de las supersticiones de la mente humana el considerar a la virginidad una virtud - (Voltaire)

El año pasado, en esta época, publiqué María no fue "virgen" en el sentido actual de la palabra, ante lo cual reaccionó airado el amigo Patoace con En defensa de nuestra señora. Desde luego, algunos nos sentimos ofendidos intelectualmente cuando se nos intenta convencer de que una mujer puede dar a luz sin practicar un coito (a no ser que en aquellos años existiese la fertilización in vitro etc). Para otros, el decir que Jesús (si es que existió) nació como cualquier ser humano es, de igual manera, una injuria.

Tal como vimos en el Código Da Vinci, para ellos incluso afirmar que Jesús se casó, hizo el amor a la mujer que quería, y tuvo hijos, es una ofensa que amerita censura. El cristianismo si eliminase todo lo inverosímil de su sistema de creencias podría -quizás- granjearse la simpatía de la brigada racionalista. Pero insisten en creer lo increíble, hasta lo absurdo.

La mujer estuvo desde siempre sometida al hombre, salvo en la cultura occidental post-Ilustración, cuando un John Stuart Mill o una Marie Stopes impulsaron la igualdad entre hombre y mujer. Para el cristianismo, la mujer representa codicia sexual y lujuria, capaz de descarriar a los hijos del señor. Ante todo, el diablo se les mete adentro para así tentar a los débiles. Los prejuicios más atroces se han achacado a la mujer, desde la tentación que sufrió el bueno de Adán hasta la actual discriminación en la curia católica (no así la Anglicana). María, madre del supuesto Jesús, encarna la pureza: ella tuvo a Jesús "sin pecado" (o sea, sin coito). Ella misma fue "sin pecado concebida". A ella se le llama "inmaculada", vale decir, "sin mácula", o sea sin mancha. ¿Por qué insistir que la relación sexual es "pecado" y "una mácula"? Las atroces trancas sexuales parecen ser el origen mismo de la religiosidad, el deseo de mantener controladas las mentes y los genitales del resto. Conviene revisar a Freud para entender estos desórdenes mentales.

Algunos quizás hayan notado que anteriormente dije que la propia María nació sin pecado. No, no me refiero a que ella dio a luz sin pecado: ella misma nació sin que sus padres hayan mantenido relaciones sexuales (ver fuente):

La Iglesia Católica considera dogma de Fe, desde 1854 por Pío IX, que "la Santísima Virgen, en el primer instante de su concepción, por singular gracia y privilegio concedido por Dios omnipotente, en previsión de los méritos de Jesucristo Salvador del género humano, fue preservada inmune de toda mancha de pecado original

Ahora bien, que esto sea chiflado es una cosa. Que más encima se haya dictado como decreto fuerza de ley en 1854 (casi dos milenios después de los hechos) creo que amerita calificar esta doctrina como delirio:

3. m. Psicol. Confusión mental caracterizada por alucinaciones, reiteración de pensamientos absurdos e incoherencia.
Algunos me dirán que el pecado no se refiere a la relación sexual. Entonces, ¿para qué tenía que ser virgen? ¿No bastaba con que pariese a Jesús, tal como pare cualquier hembra homo sapiens? Si pecado no se refiere a relaciones sexuales, es difícil saberlo ya que de entre todas las habladurías del cristianismo, se ha llegado a decir que los padres de María, Joaquín y Ana, la concibieron con un abrazo en la Puerta Dorada de Jersusalén.

Es más factible creer en Santa Claus que en estas payasadas (o delirios).

Sin pecado original, poco original
El problema que tienen los creyentes de semejantes barbaries es que sus hechos aparte de ser inverosímiles, e indemostrables, son, peor aún, poco originales. No vayan ustedes a creer que el nacimiento virginal de Jesús y de la propia María son únicos de la religión cristiana. No. La siguiente es una lista de otros nacimientos virginales:

- El dios griego Júpiter visitó a la virgen Dánae bajo la forma de una lluvia de oro... y así engendró al semidios Perseo.... ¡wow!

- El Buda fue concebido cuando su madre recibió en sueños la visita de un elefante blanco, sagrado, el cual le tocó el costado izquierdo con un loto blanco que llevaba en la trompa. Poco después, Siddharta nació del costado derecho de su madre cuando ésta se encontraba en el jardín (ver fuente). Espero que la mujer en cuestión no haya tenido relaciones sexuales con el elefante.

- El dios azteca Huitzilopochtli nació de Coatlicue, la Madre Tierra, quien quedó preñada con una bola de plumas o algodón azulino que cayó del cielo.

- El dios Attis de Frigia nació de la Virgen Nana.

- El dios Dionisos (o Baco) fue concebido mediante rayos enviados por Zeus a Sémele.

- El dios Hércules o Heracles nació de la Virgen Alcmena y fue llamado el Verbo Universal.

- Horus de Egipto nació de la Virgen Isis-Meri el día 25 de diciembre en una cueva y fue colocado en un pesebre. El nacimiento fue anunciado por una estrella y fue visitado por tres hombres sabios.

- Krishna nació de la Virgen Devaki.

- Zaratustra (el que inspiró a Nietzsche) nació de una virgen que tuvo una “concepción inmaculada” por un rayo divino.

- Mitra nació el 25 de diciembre de Anahita, una virgen. De hecho, éste era el dios que adoraba Constantino, el iniciador del cristianismo.

- Anakin Skywalker nació, como se describe en la Amenaza Fantasma, virginalmente. Algunos me dirán "pero La Guerra de las Galaxias es un relato de ficción"... ¿y acaso la historieta de Jesús no es ficción?

Pueden ver acá más al respecto. Nacimientos virginales hay por montones.

El problema que cabe formularle a un cristiano es: si se acepta por un minuto creer en el nacimiento virginal de Jesús, tendríamos que también aceptar el nacimiento virginal de Perseo, Buda, Krishna, Mitra, Zoroastro. Es decir, es absurdo (como ya dije anteriormente). Tendrían que presentar evidencia extraordinaria que afirme que Jesús nació de una virgen: él sí, los otros no. Deben además eludir los inconvenientes de aceptar que todo esto ocurrió el día del solsticio de invierno, celebración también del Día de Apolo en el Imperio Romano (donde en realidad se fabricó el cristianismo).

En definitiva, la demonización histórica de la sexualidad y el desprecio a la mujer mediante la exaltación de la mentira de la virginidad ha sido nefasta a través de la historia.

Sin olvidar hechos mucho más prosaicos:

- Se profetiza el nacimiento de Jesús en Isaías 7:14, salvo que la palabra aquí empleada en hebreo es almah, que significa muchacha joven. La palabra virgen es bethulah. El gazapo proviene de un error de los traductores griegos. En esta misma profecía, concebirá contiene un conveniente error de traducción del tiempo verbal ya que está en futuro, mientras que el original hebreo dice harah, que es el tiempo presente. De hecho, tampoco se refería al Mesías (Jesús). ¿No me creen? Vean por sí mismos las notas al pie de página de dicha traducción de la biblia. (Peor aún, en Lucas 1:31, se dice que el niño se llamará Jesús: en la profecía lo llaman Emmanuel; de nuevo, vean la nota al pie de página)

- Los católicos insisten en que María no tuvo más hijos, o sea, que Jesús no tuvo hermanos. Se alega más problemas de traducción ente las voces hebreas para primo y hermano. El punto de este artículo es: ¿hasta cuándo insistir en la santísima virgen María, que no tuvo vida sexual, nunca jamás, y que nació sin pecado (sexo) ni tuvo una vida sexual de mujer casada?

- El problema de creer en el dogma de la Inmaculada Concepción (dictado en 1854, no olviden), es que si María nació sin pecado, ¿por qué entonces dijo: mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador (Lucas 1:41)? ¿De qué se salvó?

Sólo queda concluir que la famosa "virginidad" de María es una teoría que no sólo desafía a todas las leyes de la naturaleza, sino que como teoría hace agua por todas partes. Sus efectos son terribles al propagar la culpa; la frigidez y anorgasmia en las mujeres, e impotencia y eyaculación precoz en los machos. O bien, en el otro extremo, gatilla el sexo a destajo. La promoción de la virginidad en nada ha contribuído a detener la epidemia de VIH, ya que los exaltados apologetas de la santísima virgen se oponen al condón. Como vemos, la religión pone en peligro la salud pública.

Como decía Voltaire, es una de las supersticiones de la mente humana el considerar a la virginidad una virtud.

domingo, 9 de diciembre de 2007

De comecuras a comecanutos

La historia es conocida. La Santa Iglesia Católica Apostólica Romana cobraba a sus feligreses dinero para el perdón de los pecados, tal como enseñaba Nuestro Señor Jesucristo (también se mandaba a la hoguera, se torturaba, y se decía que el poder de los déspotas provenía de Dios. Amén). Con el dinero recolectado, se construyó el Vaticano y todo el lujo que lo rodea. El fraile agustino Martín Lutero, conocedor de la Biblia, no encontraba qué pasaje de dicho libro justificase semejantes atropellos. Harto de tantas injusticias, publicó sus cuestionamientos en 95 tesis, documento que desafiantemente él pegó en las puertas de la Iglesia de Wittenberg. El Papa de la época tildó a Lutero de "borracho" (la verdad sea dicha, casi todos los monjes, frailes y curas sí son unos viciosos), pero comenzaba el cisma de la Iglesia Católica, vale decir, perdería su poder y hegemonía en Europa por culpa de su avaricia y sus abusos. Lutero no pretendió fundar una nueva religión ni otra iglesia, simplemente quiso hacer un estudio ad fontes del cristianismo, intentando así refundar la verdadera Iglesia que quería Jesús (si es que existió).

Bien le ha ido a los protestantes, también llamados evangélicos. Los países que adoptaron esta ideología abrieron paso al capitalismo, y hoy, sus fieles se multiplican como callampas no sólo en EEUU, sino que en Corea, en África, y, cómo no, en Chile.

Después de leer Los hombres detrás del poder evangélico es necesario que la brigada racionalista se pregunte si es que estamos frente a un nuevo enemigo, y hasta qué punto éste es un aliado en la lucha contra el alicaído catolicismo. Como veremos, ciertos postulados anticatólicos del protestantismo son válidos. Pero los grupos evangélicos deben ser seriamente cuestionados ya que pretenden dominar a la sociedad e imponer sus agendas.

¿Hosanna?, ¿aleluya?
La tesis de este blog es que las religiones deben mantenerse alejadas del poder temporal y de los políticos. La separación entre Iglesia y Estado debe ser absoluta. Uno de los axiomas del liberalismo es, como sabemos, la tolerancia. Si bien Chile Liberal sólo emplea su libertad de expresión para manifestar un enérgico rechazo a todo aquello que vulnere las facultades racionales del ser humano, junto con proponer una sociedad fundada sobre los pilares de la ciencia y La Razón, hay un límite en la hostilidad a las religiones. Es absurdo pretender destruirlas. Pero cuando se sobrepasan los límites de lo religioso y se pretende influir en lo social, entonces será necesario sacar a la luz a estas asociaciones.

Veamos primero cieras declaraciones que son atendibles:

la propia Presidenta [Bachelet], en medio de un discurso, lo miró fijamente y le anunció, en plena ceremonia, que había firmado el reglamento de libertad religiosa de las Fuerzas Armadas.
.

Es claro, también, en identificar quiénes son los que se oponen a esta arremetida: "La Iglesia Católica ha hecho bastante por frenar el avance de la Iglesia Evangélica en las capellanías. Si uno averigua cuántos evangélicos hay en la Armada, en el Ejército, en Carabineros, la cifra es alta. Nosotros no somos observantes; quienes se dicen evangélicos participan activamente, y cuando tienen alguna necesidad requieren que los atienda un pastor o un capellán, no un cura. ¿Quién decretó que las Fuerzas Armadas tenían que ser católicas o seguidoras de la Virgen del Carmen?".

.

En ese tiempo, si uno era chileno, era también católico.


Aquí hay mucho paño que cortar. Estamos de acuerdo que ser chileno no significa ser católico. OK. Por lo mismo, nuestras Fuerzas Armadas deben ser reconocidas como instituciones republicanas, que deben mantenerse ajenas a los quehaceres de algunas iglesias. Si el canutaje pretende que los militares puedan elegir entre ser católicos o evangélicos, pues se equivocan. La famosa virgen de carmen nada tiene que ver ni con ser patrona ni nada de una de las instituciones de la República de Chile. Si se apareció o no es problema de cada cual. Si en los años 70, cuando estuvimos a punto de enfrentarnos con Perú, Bolivia y Argentina, habría sido patético el espectáculo de cada facción de guerra encomendándose a dios y la virgen, ¿acaso dios y la virgen están de parte de algún ejército en tiempos de guerra?

La asociación romana debe entender que sus días de gloria (las Santas Indulgencias, la Santa Inquisición, etc) ya pasaron. Al menos los grupos racionalistas podemos esperar que ambos, canutos y papistas mantengan cierto equilibrio, siempre y cuando se mantengan sus números reducidos. Pero advertimos conflictos por parte de la curia contra los "hermanos evangélicos", tal como ocurre con los cófrades de cualquier agrupación de delirantes.

Conoce a tu enemigo
Pero el canutaje no está dispuesto a mantenerse al margen de la evolución social de Chile. Analicemos algunas de sus declaraciones, que deben servir como luz de alerta a lo que viene.

[Los evangélicos somos] Un porcentaje interesante para cualquier facción política
¿Sí? Pues apresúrense, como lo hicieron, en declararse "transversales".
.

En La Moneda se reúnen habitualmente con Patricio Rosende, jefe de Relaciones Políticas e Internacionales de la Secretaría General de la Presidencia, y también con el ministro de la cartera, José Antonio Viera-Gallo. El lunes pasado, Emiliano Soto partió el día con una reunión en La Moneda y luego visitó al senador y presidente de la UDI, Hernán Larraín, en medio de un fuerte lobby para conseguir que se apruebe el feriado del 31 de octubre, al que llamarán Día Nacional de las Iglesias Evangélicas si consiguen que el Senado ratifique la decisión de la Cámara de Diputados. Es ahí donde tienen redes más fluidas: el diputado DC Eduardo Díaz y el RN Roberto Sepúlveda profesan la religión y apoyan abiertamente la iniciativa. El día en que se votó el proyecto de ley para instaurar el nuevo feriado, más de 40 diputados se inscribieron para intervenir en la sesión. Y el tiempo no alcanzó para todos.
O sea, ya están infiltrándose en las esferas de poder político, y el objetivo último parace ser el decretar OTRO día feriado en Chile, esta vez para celebrar la Reforma Protestante. La pregunta que un individuo racionalista debe hacerse es ¿por qué decretar feriados religiosos que afectan a toda la sociedad? Relacionado con lo anterior, estos sujetos declaran que "Según sus propias estimaciones, el 17,8 por ciento de los chilenos profesa la fe". Por un 17,8% de la población que profese esta fe no podemos declarar un día feriado. Basta con que la ley facilite el ausentismo laboral a los adeptos a dicha agrupación. Esto es lo civilizado en un país que respeta a los individuos. Un "Día de los Evangélicos" es otro burdo intento por marketar su ideología al resto.

Emiliano Soto como un hombre cercano a la centroizquierda, con vínculos con el PPD. A comienzos de este año, en una reunión para debatir temas valóricos, pidió a los demás pastores que lo acompañaban orar por Sergio Bitar. Y ahí, frente a la mirada incrédula del presidente del PPD, los evangélicos comenzaron a rezar en voz alta. Aunque inusual, no fue un hecho extraño. Bitar ha sido uno de los impulsores de la ley de culto y de la posibilidad de que el credo protestante se dicte en el ramo de religión en los colegios.
Alto. No, no, no señores. No se suban por el chorro. No sólo este tal Emiliano Soto reza en voz alta y ya influye a sectores del PPD en temas "valóricos", con un burdo espectáculo de telepatía con dios. Sino que pretender enseñar sus ritos y creencias a los niños es inaceptable, y Chile Liberal manifiesta su más enérgico repudio al adoctrinamiento religioso de niños.

Imagínense por un minuto que llega su vecino y les dice, "Pedrito, mi hijo de 9 años, es keynesiano". Luego otro vecino les dice, "Manuelito, mi hijo de 10 años, es monetarista". En seguida una vecina dice "Margarita, mi hija de 8 años, es marxista". Sería brutal, ¿cierto? Un niño simplemente está demasiado pequeño para comprender estas cosas. Sus mentes, muy impresionables, deben mantenerse alejadas de las doctrinas religiosas y ellos deben pasar sus días felices, jugando con sus amiguitos, distraídos y disfrutando de la inocencia de su niñez. Los señores Soto, Covarrubia y López deben terminar sus lobbies y renunciar a sus intentos por abusar de las mentes de los pequeños, enseñándoles todas esas atrocidades del Antiguo Testamento, los espantosos episodios de la crucifixión de Jesús, las demenciales narraciones del Apocalipisis, los sentimientos de culpa y la represión sexual que caracterizan a estas creencias.

El adoctrinamiento de niños es una forma de abuso infantil y este sitio adhiere plenamente con el movimiento Ateo que pretende consagrar la "educación" religiosa como abuso infantil en los principios de UNICEF.

Algunos dirán "pero qué exagerado Chile Liberal". Pues vean el siguiente video, es espantoso. A ese niño dan ganas de pegarle una certera patada en el poto y mandarlo de vuelta a la escuela para que aprenda quién fue Darwin. Y a los subnormales que lo aplauden, sólo queda meterlos en la cárcel. ¿Qué futuro tendrá en la vida el Niño Predicador? Da pena. Prepárense para ver una de las declamaciones más furibundamente reaccionarias de los últimos años, y el chiquillo de mierda tiene apenas 9 años. Atroz...




Sólo me queda esperar que no vengan ahora a armar sus guerras como los protestantes y católicos en Irlanda del Norte, donde niños han sido apedreados, otros reciben burlas cuando van a la escuela, donde viven segregados y en ghettos (como shiitas y sunitas).

viernes, 7 de diciembre de 2007

Adiós, Katy

El nombre Katy French no sólo evoca belleza deslumbrante, sino que la modelo más famosa de Irlanda además provocaba una dosis no menor de controversia. Declaró en varias ocasiones su oposición a la prohibición del aborto (estipulada en la propia Constitución de la República de Irlanda) no sólo por ser una ley inhumana, sino que además hipócrita: las irlandesas deben acercarse a su GP (médico) y declarar que su embarazo es una "crisis", que se sienten "deprimidas" y que consideran el "suicidio" (una de las principales causas de muerte en la Isla Esmeralda). En este caso, el aborto se permite para resguardar la salud de la mujer: típico doble estándar de países de tradición católica. Katy French manifestó su oposición.


Además habló públicamente sobre su propio consumo de drogas, lo que puso a esta educada y bien articulada mujer al centro de una batahola. No me referiré a encontrones con los fundamentalistas de la ecología, que criticaron a Katy por posar con abrigos de piel. Me referiré por ahora al problema de las drogas. Ella reconoció que consumía "drogas recreacionales", si bien esta preciosa estudiante de psicología en su momento declaró que las drogas son, como todos sabemos, perjudiciales. Y es necesario abordar el problema de las drogas, porque una sobredosis ha puesto fin a la vida de la única top model irlandesa. Durante la celebración de su cumpleaños número 24, Katy French sufrió un desmayo, y cayó en coma. Ayer falleció.

Contra la hipocresía
El caso de Katy French demuestra lo que Chile Liberal sostiene: el uso de drogas no produce daños directos a terceros. La modelo irlandesa ha muerto por su propia irresponsabilidad. Ella misma lo reconoció. Ella consumió drogas como muchos de sus compatriotas, quienes han convertido a Dublín, la ex Capital del Éxtasis, en la Capital de la Cocaína, luego de ser el epicentro mundial de los excesos etílicos. Los irlandeses no son genéticamente viciosos, sino que la sociedad evoluciona desde un pasado brutalmente represivo hacia una liberalización de las costumbres. Hasta 1990 el uso de los condones era penalizado y se requisaban en las aduanas. Históricamene la Iglesia Católica fue la ama y señora de la vida de cada irlandés, al extremo de convertir a Irlanda en el único país tercermundista de Europa Occidental (junto a España, nación también católica e igualmente con guerrillas terroristas). El brusco paso de pobreza a riqueza ha dejado a muchas víctimas en el camino.

John Pauls in their twenties
Tal como describe el economista David McWilliams en su polémico libro Los hijos del Papa, la Irlanda actual es la generación más hedonista de la historia del país, llegando a excesos que sonrojan a sus vecinos europeos. No es coincidencia que Katy French haya muerto por exceso de drogas. Nueve meses después de la vista de Wojtila en 1979, más niños nacieron en Irlanda que en ningún otro momento de su historia. Este fenómeno fue destacado, comentado y analizado por McWilliams, arrojando ciertas luces sobre el misterioso proceso de desarrollo económico y social de Irlanda. Lo concreto es que desde 1979, Irlanda no vive ninguna implosión demográfica, todo lo contrario. La fertilidad es un problema del Continente, no de Irlanda. La generación actual es la más pudiente de la historia, y una de las más malcriadas del mundo: un país riquísimo y repleto de gente joven. Mucho menos glamorosa ha sido la muerte de Kevin Doyle (21), pero comparte con la desaparecida Katy French su juventud y el excesivo abuso de estimulantes.

La muerte de estos dos jóvenes ha capturado la atención de la opinión pública irlandesa, que además ha sabido leer bien los presagios poco optimistas sobre un futuro colapso del mercado de la construcción (el valor de las casas ha aumentado más de un 200%), y sabe que se ha llegado a un punto de quiebre. La trágica muerte de la modelo irlandesa marca el fin del 2007, probablemente el último de la bonanza económica. Además es un lúgubre comienzo de la temporada navideña, época conocida no sólo por los villancicos y el aumento en los suicidios, sino por el exceso de alcohol, drogas y sexo (en Durex deben trabajar horas extra desde Navidad hasta el 14 de febrero).

Otra de las tesis de este blog es que la opresión religiosa produce tal nivel de neurosis que conduce al exceso (y a la pobreza material). Cualquiera creería que un país subyugado por siglos ante el catolicismo sería un "ejemplo" para el mundo, radiante de "valores católicos" y de "espiritualidad". Nada de eso hay en la alcohólica y ultraestimulada Irlanda. Su exportación tradicional era angloparlantes famélicos, perfectos para dirigir el tránsito en Nueva York. Si hay un país que nada le debe a la Iglesia Católica, es Irlanda.

Katy French ya no está con nosotros. Murió en los brazos de su hermana, rodeada por su familia en su lecho de muerte en el Hospital de Nuestra Señora, en Navan. El estereotipo del drogo huérfano, arruinado y desesperado es eso, un estereotipo. Ella, al contrario, era brillante, educada, "chora", como dice el chileno. La decisión de drogarse fue de ella, y es mediante estos hechos que la sociedad aprende lo bueno de lo malo. Después de ver las imágenes de su funeral, quizás los consumidores de drogas en irlanda reaccionen; probablemente dejen de comprar drogas y, de paso, dejarán sin trabajo a los mafiosos. O quizás no.

La muerte de Katy French fue, ante todo, irresponsabilidad de una persona que debió saber mejor que jamás se debe beber alcohol, consumir éxtasis y jalar coca en una misma noche. Su absurda actitud le quitó la vida a ella y a nadie más. Este es el mejor momento para no escuchar a los prohibicionistas de siempre, porque la sociedad debe aprender a convivir con las drogas. Mientras éstas existan habrá gente que querrá usarlas, y ellos tienen derecho a hacerlo.

Katy, descansa en paz.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Vuestro hombre en Moscú

Dios está con nosotros, nadie puede estar en contra. Así versa una de las inscripciones grabadas en una de las muchas armaduras en exhibición en el Museo de la armería de Moscú (situado dentro del Kremlin) . Ahí estuvo Chile Liberal, y Vuestro Hombre en Moscú envía su informe.

Como tuve un día libre, aproveché de recorrer lo más que pude el centro de la ciudad. El guía turístico era un profesional de punta y cabo. Se sabía al dedillo el nombre y la historia de cada una de las piezas del museo, pero la verdad es que acabé exhausto. El lujo era agobiante: una biblia enchapada en oro con incrustaciones de gemas, diamantes y todos las piedras preciosas habidas y por haber. El frío había sido intenso y, sumado al agotamiento (fui por razones de trabajo), comencé a sentir repulsión contra todo lo que me rodeaba. La iglesia católica ortodoxa no tiene nada que envidiar a sus primos hermanos del Vaticano. Los zares y todas las familias reales que oprimieron a Rusia durante toda su historia explican porqué el país abrazó con tanta devoción al comunismo: era un trueque de un fanatismo por otro; una religión represora por otra. Quienes creen que el comunismo era "ateo" se equivocan.

Antes, Vuestro Hombre en Moscú visitó al mausoleo del camarada Lenin. Sí, el líder aristócrata de la revolución rusa está embalsamado en un museo que equivale a un centro de peregrinaje, en el corazón mismo de la inmensa Plaza Roja. Ciertamente, para alguien como yo, que sufre de aversión visceral contra el marxismo-leninismo, simplemente ver con mis propios ojos semejante afrenta a la libertad fue un momento excepcionalmente emotivo. Sobre el propio mausoleo se encuentran los lugares de privilegio que ocupaba la cúpula del Partido Comunista para observar los pentagruélicos desfiles militares que se sucedían en la Plaza Roja. Ahí mismo, sobre la tumba de Lenin, la créme de la créme del comunismo se regocijaba en los logros del milagro soviético: convertir a un pueblo de obedientes paisanos en serviles peones dispuestos a morir por defender la ideología leninista. Si realmente era el paraíso en la tierra, nadie puede afirmarlo. No faltan, en todo caso, los pelotudos que continúan sus loas a la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.... sólo el nombre nos revuelve el estómago, ¿o no?

Nada en Rusia es pequeño o austero. Es un país que exalta la ostentación y, ante todo, instiga el miedo. Sí. La idea es que te asustes. Sus edificios son descomunales. Las cúpulas de sus iglesias son de oro. El Kremlin es una ciudad en sí misma. El poder debe demostrarse. La campaña parlamentaria estaba llegando a su fin: jamás había visto pancartas tan enormes. Como se imaginarán, invitaban a votar por Putin. No había Oposición, pero da lo mismo. Los rusos jamás han vivido en democracia. Ni siquiera saben bien qué es ni para qué sirve. De hecho, creen que la democracia destruirá la Federación Rusa. Libertad, ¿para qué?

El edificio de la Universidad Estatal de Moscú es "acojonante", como diría un español. Las calles, gigantescas y atochadas hasta detener el tráfico por completo. Los planificadores soviéticos y sus infames "planes quinquenales" jamás habrían logrado prever el crecimiento desmesurado del parque automotriz, reflejo de la nueva riqueza de los rusos. Al pasar fuera de la universidad, me preguntaba a qué aspiraba un joven estudiante soviético, ¿a unirse a la nomenklatura?, ¿o quizás a inscribirse en el único partido oficial del país? ¿A qué aspira uno cuando se decreta la igualdad por ley? La nieve comenzaba a caer y el frío era amenzante. Rusia es un país de mujeres bellísimas, pero su historia es menos atractiva. En realidad, es lúgubre.

Toesca diseñó el Palacio de La Moneda (vaya nombre) teniendo en cuenta que debía ser un edificio funcional y más bien modesto. De dimensiones pequeñas, reflejo de la austeridad del pueblo chileno. En realidad, salvo la cordillera, todo es pequeño en Chile (tecito, pancito). Somos gente más bien tranquila, pero alegre, güenos chatos, nos creemos amigables y quizás lo somos. La ostentación, la pompa, son innecesarias. Las rígidas estructuras sociales no permiten el ser agrandado ni cachiporra. Nos quejamos del frío en invierno y del calor en verano. No es ni tan caluroso, ni tan gélido, pero nos quejamos igual. "Hace calor, pero con este frío ni se nota", versa uno de nuestros chistes típicos, con este cantito simpaticón que adorna nuestros chistes. Los rusos son seriotes. El frío significa hielo y nieve. No cubrirse la cabeza produce congelación. Salvo la Catedral Metropolitana, nuestras iglesias son modestas. Moscú está repleto de iglesias, y eso que los comunistas destruyeron una cuarta parte. La aversión de los comunistas contra el cristianismo no guarda relación con lo mío. Yo simplemente quiero que la fe se privatice, y que sea expuesta al escarnio público por ser estúpida. La iglesia católica ortodoxa busca abrumarte, hacerte sentir miserable, reducirte hasta la mínima expresión, y así que tú busques pertenecer a algo. En medio de la estepa, del hielo polar, perdido entre Asia y Europa, o te emborrachas con vodka, o adoras al señor... y de pie, porque en ningún templo ortodoxo hay asientos durante los servicios religiosos.

El GUM es hoy un elegante centro comercial donde puedes comprar los mismos productos que en París. Antes, era un edificio con oficinas para los burócratas comunistas. Mucho antes, era un mercado donde los moscovitas hacían sus compras. Creo que ese edificio es el reflejo de la evolución de Rusia. Sigue en pie porque es un edifcio bello, y gigantesco, como todo en Moscú. Los comunistas no pudieron destruirlo todo, pero un detalle: el comunismo se abrió camino sin problemas en la mente oprimida de los rusos.

El país fue reprimido por familias reales más preocupadas de mantenerse a la par con las otras casas reales europeas que de administrar las cuestiones del reino. ¿Qué importa que los campesinos fueran miserables? Nada. Los zares ostentaban el poder absoluto. Catalina La Grande usó un vestido incrustado de diamantes durante su investidura. Decenas de plebeyos murieron en la celebración... ¿qué celebran los hambrientos campesinos? Pues celebraban la coronación de la soberana. ¿De dónde obutvo autoridad para ser nombrada zarina? Pues de Dios, quién más, y a Dios lo representa la sacrosanta iglesia católica... ortodoxa, en este caso. Religión y poder unidos, jamás serán vencidos. El soberano sólo responde ante Dios, de él proviene el poder y la gloria. Amén. El despotismo sólo existe si tiene justificación metafísica. Las religiones sólo sobreviven si los déspotas la protegen. Ambas se necesitan. Sólo se necesitaba de un aristócrata lunático para canalizar el resentimiento del pueblo ignorante, y hacerle creer que ahora ellos estarían a cargo. Ya está en carpeta eliminar el mausoleo del camarada Lenin.

La lista de Putin ganó las elecciones, aunque no se sabe a quién le ganó, ni nadie sabe qué elegía en las elecciones. Elecciones significa elegir. En Rusia, como en los países desconocedores de la democracia, votar significa darle un cheque en blanco a un déspota para que haga y deshaga (como quería el camarada Chávez). Algo así quiso hacer Allende, luego tuvimos a Pinochet. Ellos necesitan el poder total porque la masa embrutecida no es capaz de discernir.

Tomé de vuelta el metro y me perdí. Leer en el alfabeto cirílico es complicado. No hay avisos en inglés, los mapas escasean, y las flechas llevan a cualquier parte; las estaciones son tan grandes que es difícil no perderse. El metro no está hecho para visitantes. Rusia no está hecha para visitantes. Los clubes de caballeros sí están hechos para los visitantes foráneos, y hay que decir que abundan, y sí es necesario repetir que las mujeres rusas son bellísimas (la exportación de mujeres es una industria millonaria en estos días).

En general, la información es difícil de obtener. Habita un misterio polar en los rusos. No, no es que sean poco honestos, sino que los hechos se cuentan de otra manera y es más importante hacer creer que asegurarse que el otro cree. Hay detectores de metales en todas partes, pero no funcionan. La policía detuvo a mi colega pero no le sacó un parte (ni él le pagó un pequeño soborno tampoco, basta con ser simpático, "no creas que estos tipos son corruptos", me dijo mi colega, "so gente buena que necesita ganarse la vida"); los taxis no tienen taxímetro, las oficinas aún tienen secretarias que sirven té al visitante. Dicho de otro modo, Rusia es parte del Tercer Mundo.

No sé si volvería. He conocido muchos países, pero ninguno con una carga ideológica tan mítica como Rusia. Al parecer, San Petesburgo es mucho más hermosa. "No hay perros", me contaba mi colega, "durante la Segunda Guerra Mundial, se los comían, y hasta hoy nadie quiere ver ni tener perros". Lo que ví de Moscú fue un país que quiere abandonar su historia pero no sabe bien cuándo. El comunismo fue un chiste de mal gusto, y que duró demasiado tiempo. Nadie puede tomarse en serio una ideología que pretende que todos seamos iguales, creando una nomenklatura para que administre tanta igualdad. Si todos somos iguales, ¿quién va a limpiar los retretes o sacar la basura?

"French fries", le decía a la joven garzona del restaurant del hotel. No me entendía en lo más mínimo. Le mostré el menú (había pedido un club sandwich con "French fries"). Llamó a otra persona, quien le explicó qué eran las "French fries". Me las trajo y, según creo, me pidió disculpas (en ruso). En la medida en que los más jóvenes no se integren mentalmente a Occidente, Rusia seguirá con su confusión entre Europa y Asia. Yo creo que no hay alternativa a los valores occidentales, no por ser superiores, sino porque son universales.

Rusia tardará en comprenderlo.

viernes, 23 de noviembre de 2007

A los escépticos del mercado

El mercado no es aquel lugar donde los poderosos explotan a los pobres para estrujarlos hasta despojarlos de su dignidad. El mercado, al contrario, es donde los individuos libres acuden para elegir qué quieren, y en cada una de sus decisiones generan, en conjunto, más progreso que si un burócrata (o un tirano) decide por ellos.

El mercado sólo existe en un entorno de libertad. La economía de mercado es la mejor defensa que tenemos contra los enemigos de la democracia. Por eso, el mercado es digno porque se basa en nuestras decisiones, es humano y nos civiliza. Las grandes compañías, y más aún las pequeñas y medianas empresas, existen para ofrecernos bienes y servicios, y sólo el mercado determinará cuáles se desarrollan y cuáles desaparecen. Como el mercado somos todos nosotros, es a través de cada compra y cada elección personal que premiamos o castigamos a quienes nos ofrecen sus servicios. Al poder elegir, se apela a nuestra inteligencia. En cambio, un sistema comunitario sólo nos impone normas mediante el miedo y la coacción... nos denigra.

La economía de mercado tiene enemigos, y muchos. No siempre son los que creemos. Por ejemplo, la derecha conservadora es una gran enemiga del mercado. Cuando sus intereses se ven afectados, no dudan en erigir barreras proteccionistas para que nosotros compremos leche y pan caro a productores nacionales, en vez de ahorrar comprando en el extranjero. La izquierda, por su parte, ha sido una enemiga tradicional del mercado, pero cada vez más parece comprender cómo los mágicos mecanismos de una economía libre surten más efecto que sus obsoletos discursos sobre el pueblo, los trabajadores, y la "justicia social".

El crítico más severo de la economía de mercado fue, como sabemos, Karl Marx. Si realmente él creyó en todo lo que dijo, tengo mis dudas. En la Crítica al programa de Gotha, el ideólogo planetó sus dudas ante quienes, curiosamente, querían poner en práctica una completa eliminación del mercado. La filosofía marxista nos hizo notar un hecho innegable: el minero puede bajar a la mina de carbón, arriesgar su vida, destruir su salud, y extraer una cantidad de mineral que se transforma en enormes ganancias para su empleador, mientras el propio minero apenas recibe una fracción ínfima de lo que él produce. En palabras técnicas, el valor del trabajo no es equivalente a la fuerza de trabajo, y el excedente (plusvalía) que produce el trabajador es usurpado por su patrón (el explotador)... o al menos así parece en una economía libre. La solución era cambiar el sistema por completo, planificar la producción e intervenir para que los trabajadores participen de las ganancias que producen. Pero el resultado salta a la vista: se puso en práctica en Cuba. Apenas 90 millas separan a la isla marxista del país más salvajemente capitalista del mundo, EEUU.

Hasta hoy, nadie ha podido explicarme satisfactoriamente por qué centenares de miles de cubanos arriesgan su vida para huir de Cuba y llegar a EEUU, y no a la inversa.

Marx combatió la explotación del hombre por el hombre, pero dicha situación fue resultado de los mercados menos sofisticados, y no condición sine qua non de la economía capitalista (donde cada uno busca sus propios beneficios, no podría ser de otra forma). Marx vivió en la Inglaterra que desconocía los efectos de la era industrial y vivía su primera crisis capitalista. Hoy, ni el más ferviente de los pocos marxistas que quedan en Inglaterra prefefiría vivir en La Habana y no en Londres. Muchos chilenos prefieren Cuba a su propio país, ¿quizás porque aún no dejamos actuar al mercado libre y vivimos en un seudomercado?

Muchos países atendieron las críticas de Marx, pero hicieron caso omiso de sus enseñanzas. La solución ante los mercados imperfectos es más mercado: no más socialismo. Ningún país de Europa Occidental adoptó el marxismo, salvo Alemania. Cuando se derribó el Muro, la parte oriental y la occidental eran dos mundos aparte. Lo mismo en Corea del Norte y del Sur. Estos casos debiesen convencer a cualquiera de que la economía capitalista no es un monstruo, sino que el único sistema justo en el que una persona y su familia pueden preservar su dignidad.


¿Viva la revolución? ¡Viva la explotación!
Algunos reclaman por la existencia de sweatshops o fábricas explotadoras en el Tercer Mundo. Se ponen estos ejemplos como muestras fehacientes de lo inhumano del mercado. Si una empresa occidental abre una fábrica en Sri Lanka y paga sueldos miserables y emplea niños, sin duda que nadie la aplaudiría a rabiar. Pero hay que preguntarse sobre los trabajadores ahí empleados, ¿han sido forzados a trabajar? ¿alguien los llevó a punta de metralletas a laborar? No. Ellos eligieron, libremente, trabajar a cambio de los sueldos ofrecidos. Probablemente, esto signifique que la paga no es tan denigrante como pregona el lobby anticapitalista. Quizás la situación en dicho país sea incluso peor que las condiciones de trabajo ofrecidas. Si es la decisión personal de un individuo el ofrecer su capital (su trabajo) a un empleador, este trabajador se merece nuestro respeto. Probablemente, también trabajen los menores de edad, y quizás entre todos ellos junten una cantidad de dinero que les permita vivir y aspirar a más. El capitalismo ofrece una salida a la miseria denigrante. La alternativa no es darle en el gusto a los anticapitalistas cerrando las sweatshops, sólo acabaríamos por devolver a los individuos del tercer mundo a la miseria absoluta.

Al tener un pequeño ingreso, la gente ya puede optar a comprarse cosas. Se desarrollan los mercados, y la capacidad de elegir aumenta. Los trabajadores aprenden a tomar decisiones, y saben que deben trabajar para costearse lo que necesitan. Las empresas comienzan a competir entre ellas. El mercado comienza a exigir individuos más educados, que ahora reclaman por mejoras salariales. Se produce otro fenómeno: el mercado como fuerza civilizadora.

Frente las"injusticias" del mercado, surgen grupos alternativos autodenominados "socialistas", quienes declaran que todos y cada uno de nosotros somos parte de la "sociedad", y ésta es más importante que los individuos. Debemos someternos a la sociedad, renunciar a nuestra esencia personal y sacrificarnos por el "bien común". Curiosamente, los mismos que promueven estas ideas abstractas también notan que se necesita un rector que administre la sociedad. Y ellos mismos se ofrecen como voluntarios para dicho cargo. El resultado es que Fidel Castro, según Forbes, es el séptimo mandatario más acaudalados del mundo; no así la muchacha cubana que se prostituye a los turistas sexuales que visitan Cuba. El socialismo, como toda forma de colectivismo (al igual que la religión), es perverso.

El sueldo justo lo determina el mercado. Un empleador tiene la obligación de prestar servicios a quienes lo requieran. Si para lograrlo debe pagar sueldos "éticos" (para preservar la imagen de la empresa, incentivar a sus trabajadores, etc), entonces lo hará, primeramente porque lo beneficia a él o ella. Si no reporta beneficios, pagará lo menos que pueda, como siempre ocurre. Sus trabajadores pueden quejarse y reclamar. Incidentemente, pueden cambiarse a otro empleador, si es que existe una verdadera flexibilidad laboral. El empleado puede incluso iniciar su pequeña empresa, si es que el Estado no se dedica a asfixiar las PYMES. En ningún caso, estarán obligados a prostituirse como muchas mujeres cubanas, que según algunos vive en un paraíso socialista. Y pensar que en su momento el Comandante Castro se propuso reformar su país, que era el "Prostíbulo de América". La prostitución, como opción personal, no puede ser reprochada. Pero cuando responde a la desesperación que inflige un gobernante, y cuando se ejerce a cambio no de dinero sino que de productos de primera necesidad, es repugnante.

Amor al arte versus amor al lucro
Las preguntas que deben ocuparnos son: ¿necesitamos realmente un gobierno central? ¿cuáles son los límites de su poder, en caso que lo necesitemos?, ¿cómo sería la vida sin un gobierno? Pero parece que de vez en cuando, comenzamos a perder el rumbo, y por ejemplo, para mejorar la calidad de la educación, pretendemos eliminar el lucro. Se ha llegado al extremo de afirmar que "la educación es un derecho". Nadie puede exigir nada al resto, a no ser que ofrezcamos algo a cambio. Nadie nos va educar así porque sí, sin que haya un incentivo (lucro).

De pronto, la discusión se torna inverosímil: ¿cómo podremos mejorar la educación sin lucro? ¿Cuál será el incentivo para educar? ¿Son las "bolitas de dulce" un incentivo? ¿O el "amor al arte"? ¿El amor a Diosito y La Virgen? ¿Los curitas y las monjitas enseñan gratis acaso? El Ministerio de educación tiene tres mil asesores, pero ninguno les va a decir que la solución es cerrar esa cartera inútil y derrochadora. Ya pedimos cerrarlo y mandar el dinero en un cheque a cada familia, por un período determinado y breve, luego puede cerrarse este ministerio por completo. Podemos, incluso, eliminar al gobierno: el propio Marx veía la coronoación de su utopía en la eliminación del Estado.

jueves, 15 de noviembre de 2007

The Economist: Una advertencia a los reformistas

The Economist
Ver original A warning for reformers
Ver copia en Latin American Liberals: A warning for reformers

Estimados, se ha publicado este resumen del influyente estudio anual de Latinbarómetro. Aquí en Chile Liberal lo tradujimos para que se lea y medite en la blogósfera hispana, y así ustedes puedan sacar sus propias conclusiones. Este sitio manifiesta su completa adherencia a la democracia: necesitamos democracia participativa y constitucional, elecciones libres e informadas, absoluta libertad de prensa y de expresión, y alternancia en el poder. Sólo en este ambiente puede florecer la economía de mercado, creando un círculo virtuoso. Como verán a continuación, muchos se quejan de la mala distribución de la riqueza: para ello es necesario que no elijamos a los corruptos. Surge además un nuevo problema, la delincuencia. Esperamos el artículo sea de interés. Saludos liberales.


Los latinoamericanos esperan más del estado y menos del mercado

A pesar de cuatro años de alto crecimiento y, en muchos países, baja inflación, los latinoamericanos continúan refunfuñando contra sus sistemas democráticos. En algunos países de la región —aunque no en Brasil ni México, los dos gigantes— aumenta la desilusión respecto a la economía de mercado. Pero en vez de socialismo, los latinoamericanos quieren una distribución más justa de los ingresos y un estado que entregue mayor protección social. Estas son algunas de las conclusiones a partir del último estudio Latinbarómetro, efectuado en 18 países de la región y publicado en exclusiva por The Economist. Como el estudio se lleva a cabo anualmente desde 1995, sirve para seguir la evolución de los cambios en las actitudes de la opinión pública.

La impresión general que nos da la encuesta de este año es, en cierta medida, contradictoria. Después de un gran impulso el año pasado —probablemente a consecuencia de una decena de elecciones presidenciales— el apoyo a la democracia ha decaído levemente: sólo la mitad de los encuestados son férreos partidarios de la democracia (ver tabla 1 y 2). En sólo cinco países el apoyo a la democracia ha aumentado en comparación al año anterior: en Costa Rica y Panamá, países presididos por líderes socialdemócratas de gran popularidad, y en Bolivia, Ecuador y Nicaragua, cuyos presidentes de izquierda, Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega respectivamente, representan a sectores que históricamente se han sentido excluidos del poder.

Aparte de dos pequeños países centroamericanos (El Salvador y Honduras), las caídas más abruptas de apoyo a la democracia han ocurrido en Argentina y Chile. Esto es muy extraño, ya que ambos países exhiben economías de alto crecimiento. En Argentina, algunos demócratas probablemente se sienten decepcionados de la dinastía en el poder: la elección presidencial reciente significó un triunfo fácil para Cristina Fernández, esposa del mandatario saliente, Néstor Kirchner. En Chile, Michelle Bachelet en alguna medida puede haber decepcionado ante las expectativas de cambio social que se auguraban cuando asumió el poder en 2006.

Menos de un quinto de los encuestados favorece la idea de un gobierno autoritario. El apoyo a los autoritarismos ha caído en México y Brasil a un 17%, una baja desde máximos previos de 35% (en 2001) y 25% (en 2000). En dos países pobres, Guatemala y Paraguay, una estrecha mayoría ahora favorece el autoritarismo, algo completamente distinto al escenario observado el año pasado.

Paraguayos y peruanos son los menos satisfechos con el modo en que sus democracias se han puesto en práctica (ver tabla 3). En general, apenas un 37% de los encuestados en los 18 países estudiados se pronunciaron satisfechos con sus democracias, cifra similar a la del año pasado. Pero significa un aumento desde un 25% registrado en 2001.

Los latinoamericanos muestran una actitud cada vez más equívoca hacia la economía de mercado: el estudio de este año muestra una caída notoria en la cantidad de personas que creen que el modelo de mercado es el mejor sistema para sus países (ver tabla 4).

Marta Lagos, directora de Latinbarómetro, dice que es un reflejo de la persistencia de la pobreza pero también del “discurso izquierdista” de algunos líderes como Hugo Chávez, el presidente de Venezuela, contra EEUU y las fórmulas económicas de libremercado del Consenso de Washington. Añade que el estudio no muestra una demanda por un cambio fundamental en el sistema económico, más bien un deseo tener un estado más protector.

Un poco más de la mitad de los encuestados en la región aún favorece la economía de mercado. Entre empresas privadas y gobiernos, las primeras cuentan con un grado mayor de confianza. Y el apoyo a las privatizaciones continúa recuperándose —aunque no en Argentina, donde Néstor Kirchner ha defendido las nacionalizaciones con un fervor muy similar al de Hugo Chávez (ver tabla 5). Pero muchos latinoamericanos ya no parecen creer que el mercado por sí mismo les hará participar con justicia de los frutos del crecimiento económico. Sólo un 41% de los encuestados cree que los gobiernos garantizan la igualdad de oportunidades.

Este es el mensaje principal para los reformadores democráticos. El crecimiento económico y la democracia han mejorado la calidad de vida de muchos en el continente. Pero esto mismo parece haber aumentado las expectativas en vez de dejar a todos satisfechos con la situación actual. “Después de cuatro años de crecimiento, la gente quiere una porción más grande de torta”, dice Marta Lagos.

Gracias a sus generosas ganancias por el petróleo y a la empatía con muchos de los pobres de su país, Venezuela ocupa un lugar distinto en el estudio. Un 56% de los encuestados en dicho país afirma que la distribución de la riqueza es justa, muy por sobre el promedio regional de 24%. No obstante, 63% dice haber tenido grandes dificultades para pagar sus cuentas, muy superior al promedio regional de 49%.

El estudio arroja que Chávez no es más popular en América Latina que George Bush. Es considerablemente menos popular que el mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva o el rey de España, Juan Carlos, y su primer ministro, José Luis Rodríguez Zapatero (entre ellos tuvieron un intercambio verbal en la reciente cumbre iberoamericana).

También se muestra que los gobiernos son cada vez más populares y muchas instituciones políticas sufren de un poco de desconfianza (ver tabla 6). Un signo de los mejores tiempos económicos se ve en la caída del miedo al desempleo. Por primera vez, la delincuencia está a punto de desplazar al desempleo del primer lugar de los mayores problemas que afectan a la región (ver tabla 7). Si la tendencia continúa, podría finalmente hacer que el péndulo político vuelva a inclinarse hacia la derecha, después de varios años hacia la izquierda.

sábado, 10 de noviembre de 2007

Gays en las Fuerzas Armadas: ¡El tío es maricón!

La raigambre católica-romana de la incultura chilena explica la homofobia tan típica del homo chilensis. Pero el lento proceso de descristianización ha comenzado y el secularismo avanza inexorablemente. Más chilenos se educan, con lo que se advierten algunos atisbos de un renacer cultural. Consecuencia de lo anterior es que la homofobia comienza a ceder y, poco a poco, Chile acepta que compatriotas nuestros desean vivir su sexualidad con un miembro de su mismo sexo. También desean formar familia y, entre otras aspiraciones profesionales, unirse a las ramas de la defensa nacional.

Cada noche aparecía en las pantallas de Megavisión (televisora de tendencia cristiana) un programa bastante obsceno, con mujeres desfiguradas exhibiendo tetas a punto de explotar, y normalmente amenizaba la grotesca velada un tal Tony Esbelt, comediante que se burla de los homosexuales varones. Esta caricatura es la imagen que la mayoría de los chilenos tiene de un gay, no es de extrañarse que socialmente persista una imagen distorsionada de la homosexualidad.

Avance del zeitgeist moral

Hace algún tiempo, ser homosexual significaba que un individuo estaba enfermo o padecía de algún desorden satánico, y hasta hoy se incita a que por todos los medios ellos repriman sus "desvíos". Por lo mismo, muchos de nosotros tenemos familiares y amigos gays que no han admitido su condición, y seguimos creyendo que el idiota en la TV es el verdadero homosexual. El joven adolescente que se da cuenta de su atracción hacia otros hombres sabe que él no es como el señor Esvelt, por lo tanto, probablemente crea que lo suyo es, efectivamente, un desorden mental.

Tener un familiar gay en Chile es algo que debía mantenerse oculto por todos los medios, y nadie ha captado mejor esta actitud social que el humorista Coco Legrand. Se celebraba un matrimonio y aparecía el tío "delicado", o al menos eso se le explicaba al sobrino. Legrand aclara magistralmente el malentendido: "el tío no es fino, ¡EL TÍO ES MARICOOÓN!"

Sí, ¿y qué tiene de malo ser maricón? La represión y la homofobia deben erradicarse. La opción sexual de cada uno es un tema estrictamente personal que, además, en nada afecta el desarrollo profesional. ¿Hay algún impedimento que priva al homosexual de ser contador, abogado, médico, cajero de supermercado, piloto de aviones, actor, electricista? No. En nada influye su sexualidad, cierto, ¿o me equivoco? Pues bien, a la luz de este análisis, las palabras del ex Comandante en jefe de la Armada son ridículas. Gays y lesbianas pueden perfectamente servir en las ramas de las Fuerzas Armadas estatales, así como en cualquier otro ámbito público, sea alcaldías, parlamento, presidencia de la república. Esto es una realidad en Europa, donde miles de chilenos hemos emigrado y hemos comprobado que no hay crisis moral ni hecatombes humanas. Todo lo contrario. Simplemente, algunos temen a lo desconocido, pero no hay nada que temer.

Existe desde luego un perfil del profesional de las armas, con el cual el señor Esvelt, sin duda, no calza. Pero esto es una mofa ridícula del homosexual. Asumimos que el estereotipo del gay, "la loca" (un homosexual muy afeminado y promiscuo) ni siquiera tendrá interés en postular a las FFAA. Los carabineros Víctor Rivas y Armando Salgado nada tienen que ver con el estereotipo, y no es que sean una excepción, sino que la represión social sólo permite que los más irreverentes miembros de la comunidad gay saquen la voz. Ya era hora que gente común y silvestre hiciese lo mismo y dijera "yo soy carabinero, o militar, o marino, y soy gay". La opinión pública y cada uno de nosotros pronto comenzará a familiarizarse con la idea, hasta que llegue el momento en que la homosexualidad ya no sea motivo de sorpresa para nadie.

Cuerpo a cuerpo con un gay
En todo ejército los infantes deben estar preparados para librar combates cuerpo a cuerpo. Muchos gays son tipos fornidos y de extraordinaria disciplina. ¿Por qué vamos a privarnos de ellos? Nuestro Ejército los necesita. Más aún cuando hay un factor sicológico fundamental en el éxito de una campaña militar. Un ejército consciente de que pelea por un ideal digno cumplirá mucho más efectivamente cada objetivo en un combate. Qué bello sería que nuestras FFAA lucharan ferozmente en caso de un hipotético enfrentamiento contra un tirano opresor a sabiendas que la defensa de nuestro Chile significa proteger los valores universales de la tolerancia, la aceptación al prójimo y la libertad individual; sin duda que los militares homosexuales y heterosexuales estarían conscientes de dicha realidad y darían su vida por ideales así de nobles. ¿Acaso alguien puede sentirse motivado a defender un país mojigato, reprimido, discriminador, clasista, racista, homofóbico y tiránico? Nadie.

Sectores de la opinión pública arguyen motivos prácticos para bloquear el acceso a los gays en las filas de los cuarteles: difícil que hombres que comparten duchas o dormitorios con otros hombres no se sientan atraídos físicamente. Situaciones de indisciplina están contempladas en el código militar y es responsabilidad de cada unidad el aplicarlas. Siguiendo esta línea lógica, deberíamos volver al debate que generó el ingreso de mujeres a las FFAA. Se argumentó exactamente lo mismo: decaería la disciplina. En ejércitos de otros países los soldados de ambos sexos comparten dependencias y no son fuerzas armadas decadentes. Chile incluso exhibe fuertes dejos de machismo, pero también parecen condenados a desaparecer, y ya pronto veremos que a la mujer no se le considerará como mero depositario caminante de semen, o figura decorativa en el hogar, por lo que habrá cada vez menos diferenciaciones entre hombre y mujer, y por lo mismo, serán cada vez más incomprensibles las discriminaciones a los homosexuales. En las FFAA británicas, por ejemplo, Faye Turney era una soldado más que compartía dependencias con sus pares de armas, sin que anduviese todo el día coqueteando con sus compañeros... ¿qué motivo habría entonces para discriminar a un homosexual?

Cuando estalló la crisis de los marinos británicos en Irán, el propio lunático Mahmoud Ahmadinejad criticó la decadencia occidental que representa el envío de mujeres a un combate. Para el retorcido teócrata iraní, esto es incomprensible. Luego, en una conferencia en nada menos que la Universidad de Columbia (en Nueva York, sector liberal de EEUU, no confundir con Utah), declaró que en Irán no hay homosexuales. En ese país, ser gay es un crimen y se puede aplicar incluso la pena de muerte. Al parecer, sectores teocráticos chilenos añoran una disciplina como la del energúmeno persa, pero para desgracia de todos ellos, somos cada vez más los que no aceptamos la homofobia.

Escenas como las de la subteniente Marisol Vargas demuestran que los heterosexuales son proclives a actos poco profesionales y que los reglamentos internos se aplican con rigor. Las FFAA cuentan con sus propias regulaciones que permiten investigar y sancionar conductas impropias, sean de homosexuales o heterosexuales.

A nivel político
El ala más libertaria de la centro derecha chilena cada vez cobra más fuerzas. Por ejemplo, Carmen Ibáñez de RN fue una de las primeras voces que se alzaron en favor del matrimonio gay, y esperamos que más sectores de RN continúen por esta senda, en desmedro de los hiperventilados antediluvianos de la UDI.

Hoy nadie defiende la esclavitud, pero antes de abolirla, los liberales tuvimos que enfrentar a los Conservadores. Hoy nadie critica el voto femenino, o el sufragio universal, pero fueron liberales como John Stuart Mill quienes lucharon tenazmente para derrotar a la estupidez conservadora. Nadie diría hoy que la fertilización in vitro o el transplante de órganos generó caos. Siempre ha habido quienes temen a lo desconocido y proclaman el fin del mundo. En defensa de los homosexuales, nuevamente tenemos que librar un combate de ideas.

Hace un tiempo, el ya desaparecido General Augusto Pinochet declaró en tono despectivo que el ejército alemán estaba lleno de "sindicalistas, pelucones, marihuaneros y homosexuales". Creo que el zeitgeist moral ha avanzado mucho en estos últimos años, y los gays pronto serán parte integrante de las FFAA, como ocurre en el resto del mundo. También serán sacerdotes o sacerdotisas, como en varias denominaciones cristianas. Después de todo, la práctica del homosexualismo no significa ser ateo, pero tenemos mucho en común. Ateos y homosexuales hemos tenido que explicarle al mundo que no somos desviados ni locos, al contrario.

Vean la lista de los artistas e intelectuales más brillantes de la historia universal, y verán que ateos y gays hemos sido lo más granado de este mundo.

jueves, 8 de noviembre de 2007

Martina Hingis y videojuegos: Game Over

A los 27 años, Martina Hingis se retira del tenis profesional por cometer un crimen: consumir cocaína. Si alguien resultó herido o gravemente lesionado, no se sabe. Pero al parecer esto es un delito que ha motivado a la bella tenista a colgar las zapatillas de tenis y decirle adiós por segunda y última vez al deporte que practicó con gran profesionalismo.

Lo que ha sufrido Martina Hingis es ridículo. Para empezar, no está claro por qué la Asociación de Tenis prohíbe esta sustancia, la cocaína; pocos parecen notar que no mejora en lo absoluto el rendimiento en la cancha. ¿Por qué entonces contraviene las reglas del tenis? Eso no importa. La sociedad ya ha condenado a nuestra ex campeona en Australia y Wimbledon, y ella se marcha por la puerta trasera. Es hora que la opinión pública comience seriamente a cuestionarse hasta cuándo seguirá esta absurda actitud hacia las drogas.

Algunos reclaman que es adictiva y que es altamente nociva. Pues bien, así todo, me cuesta pensar que haya algún padre dándole cocaína a su hijo. Sería raro, ¿verdad? Ahora bien, nadie se cuestiona por qué los padres llevan a sus hijos a MierDonald's, incluso como "premio". En esos seudo-restaurantes, los niños comen azúcares, grasas saturadas y colesterol empaquetado, que ha disparado la obesidad e incluso la diabetes infantil. La adicción es la misma, pero nadie prohíbe la comida chatarra.

Por una línea de coca, la carrera de la tenista suiza ha llegado a un abrupto y arbitrario e injusto final, decisión emanada de un grupo de dirigentes deportivos que probablemente jamás han hecho deporte en su vida. Nuestro apoyo a Martina Hingis y reiteramos nuestra oposición al prohibicionismo. Mientras no haya daño a terceros, no hay nada que prohibir.

Video juegos: el paroxismo de la estupidez
Clasificar los videojuegos y asegurarse que niños no tengan acceso a material inapropiado es una medida necesaria para resguardar la tranquilidad y el desarrollo de los pequeños. Cuesta entender por qué en el Reino Unido se pretende prohibir a los adultos el adquirir el videojuego Second Life, producido por Linden Labs (ver noticia aquí y ver otra noticia aquí). El asunto de fondo es que los jugadores pueden vivir una segunda vida en un ambiente virtual de extraordinario realismo, y tienen la posibilidad de elegir diferentes identidades. El problema crucial, para algunos, es que alguien pueda elegir ser un niño o niña, y otro jugador puede hacerse pasar por un adulto y tener "sexo virtual" con dicho "menor virtual".

Algunos llaman a retirar el juego en cuestión, este blog se opone por un motivo muy simple. Una persona y su pareja pueden hacer con su vida sexual lo que les dé la regalada gana en la privacidad de su hogar. Por ejemplo, la mujer puede satisfacer los gustos de su marido vistiéndose como colegiala y hablarle como niña, y mantener relaciones en esta fantasía. Nos referimos a dos adultos que con pleno consentimiento deciden llevar a cabo un acto que ellos consideran apropiado. ¿Puede el estado meterse de por medio? La respuesta es no. ¿Por qué entonces se prohíbe este juego? Es un mundo virtual, juegos virtuales, acciones virtuales. No hay terceros dañados, y sólo es necesario asegurarse que los involucrados sean mayores de edad.

Algunos reclaman que si alguien accede a estas fantasías, pronto querrá llevarlas a cabo en la realidad, y quizás con alguien que sea realmente un menor. Ciertamente, eso es un crimen. Pero muchos pedófilos, piensen en uno de los cuatro mil sacerdotes procesados en EEUU, jamás jugaron con videojuegos. Es más, yo mismo cuando niño jugué al PacMan, y hasta donde sé, no ando por los pasillos de mi departamento comiendo todo lo que se me cruce. También jugué al Rally-X, y no anhelo andar por las calles echando humito en un auto de carreras; jugué mucho al Space Invader y hoy no me creo nave espacial.

La verdad es que las dos prohibiciones analizadas no son más que meras intromisiones en las actividades de los individuos, y si dichas acciones son inmorales o no, es imposible determinarlo porque no hay víctimas. Más aún, se llevan a cabo con pleno consentimiento por cada una de las partes involucradas. Si el problema para la policía es la existencia de redes de pedófilos en Second Life, pues cuentan con la colaboración de la comunidad y con todo el rigor de la ley para actuar, pero no con medidas que atenten contra la libertad individual.

Socialmente hablando, ya hemos dicho que los ímpetus de los pervertidos (que existen y existirán siempre) podría apaciguarse si el comercio sexual fuese liberalizado, tema que ya abordamos en Elogio al hedonismo, la lujuria y el libertinaje.

Lo curioso del videojuego Second Life es que esta vez la asociación religiosa de Roma ni siquiera chistó. ¿Por qué será? Pues si les interesa conocer de crímenes donde sí hay víctimas, vean el reportaje de la BBC Crimen Solliciationis, Crímenes sexuales y el Vaticano (en castellano), donde se aclara la verdad sobre el encubrimiento sistemático más grande que la historia ha visto para proteger a la mayor cantidad de pedófilos que alguna asociación humana jamás había concebido, todo coordinado por el entonces cardenal Joseph Ratzinger (hoy el cabecilla).



Ver Escándalos sexuales y el Vaticano - Parte 3
Ver Escándalos sexuales y el Vaticano - Parte 4
(NB: en la parte 4 se menciona incluso a Angelo Sodano)

sábado, 3 de noviembre de 2007

Transición democrática: Hablan de crisis moral

Hemos avanzado mucho desde el apagón de los años 70 y 80. Volvimos a la senda democrática y hemos adoptado un modelo económico sensato que debemos perfeccionar. Este blog propone avanzar por la senda de la libertad individual, el liberalismo económico, la libertad social, libertad moral, el individualismo y el ateísmo. Antes de continuar hacia el futuro, es necesaria una mirada retrospectiva al Chile que abandonamos para articular bien nuestras aspiraciones y empezar a construir una sociedad post-bicentenario.

Corría 1990. Empezábamos a escuchar los novedosos sonidos apolíticos de La Ley, inusual para quienes asociaban rock chileno con canciones de protesta y al estilo contestatario de Los Prisioneros. En el Estadio Nacional, ex centro de torturas, se celebraba el retorno a la democracia después de una seguidilla de megaeventos (Rod Stewart, Cindy Lauper, etc). No asumía el poder Hernán Büchi, sino que Patricio Aylwin, lo que era entendible. Como propone este blog, la política partidista no debe interferir jamás en la vida de los individuos, sin embargo, producto de la omnipresencia de la dictadura, muchos pusieron demasiadas expectativas en la Concertación. Es decir, por un lado Pinochet modeló a una generación, por lo tanto, otro bloque político tenía que exorcizarnos. La gente depositó sus esperanzas y sueños en la prestigiosa Concertación de Partidos por la Democracia, el antídoto que nos sanaría de tanta dictadura. Las ilusiones fueron demasiadas y este conglomerado simplemente no logró estar a la altura de las circunstancias y acabó en desgracia. Hoy vemos las consecuencias. Creo que ni siquiera Pinochet bajó del 40% de apoyo durante su mandato. ¿Por qué tanta decepción contra el oficialismo?

Hay que entender la transición. Volvamos, entonces, a 1990. Creo que fue un error pensar que el gobierno iba a hacer todo por nosotros. Amigos, el gobierno es el problema, no es la solución. En aquella época nadie lo entendía, al contrario, la Concertación era la alegría que viene, y si gana Aylwin, gana la gente: ellos eran la solución a todas nuestras tribulaciones.

Sin duda, nos intoxicamos. A poco andar, hubo un grupo de músicos chilenos que captaron la realidad con una lucidez extraordinaria. Con el provocativo nombre de La Ley, una banda que cultivaba el rock mezclando cosas raras (un poquito de The Cure, una base DepecheMode-esque, una pinta popera Duran Duran) lanzaba un tema extraordinario, Desiertos.



Les trae recuerdos, ¿o no?. La mejor forma de pasar olímpicamente de Pinochet era simplemente hacer caso omiso de su figura. No existía. La dictadura fue una pesadilla, de la cual despertamos y chao. La Ley, con sus limitadísimos recursos en aquella época, sin ganar un Fondart ni pitutos de este u otro gobierno, se consolidaba como la mejor banda chilena post-Prisioneros (años después se consagrarían como la mejor banda del continente).

Y la cosa se puso heavy en Viña 1991, el primer Festival en democracia, cuando Faith No More ("no más fe") dejó la tremenda cagada sobre el escenario. Fue inolvidable y Épico. "Ustedes lo quieren todo, pero no se puede (you want it all, but you can't have it)", nos cantó Patton.



Recuerdo a algún comentarista de la época diciendo que había sido un error traer a este grupo de "gringos ordinarios" y "satánicos", aclarándole al país que el nombre de la banda era "no más fe", algo inaceptable en "un país cristiano como el nuestro". El papismo exaltado es hilarante. La verdad es que Faith No More marcó a una generación. Vean el siguiente clip en YouTube, en especial el min. -04:15

Mike Patton besa y le toca el poto a Vodanovic


Años después, Faith No More logró un estilo exquisito y una madurez extraordinaria con su elegantísimo y super cool tema Evidence. Pasaban a la categoría de mito, mientras que Vodanovic finalmente sería correctamente apartado de la TV chilena. De algún modo tenemos que guillotinar todo lo que nos recuerde esa época. ¿Cuándo sacamos a Don Francisco, su Sábado Cargante y el show morboso de la Teletón?

La alegría no llegó, pero un nuevo día vendrá
A mí modo de ver, el tema que captó la esencia de la transición fue Tejedores de ilusión de La Ley. La propia Concertación se convertía en una decepcionante maquinaria de poder, y acabaría repartiéndose plata en sobres, desviando recursos (robando), y básicamente manteniendo el status quo. Nos hicieron creer que ellos haría todo por nosotros, a cambio de nuestro voto (todos los que se inscribieron para botar a Pinochet siguieron forzados a seguir votando). Las cosas ciertamente han cambiado, y han mejorado, pero el balance es decepcionante. Es decir, el vilipendiado modelo económico era mejor de lo que pensábamos, pero nadie sabe cómo revitalizarlo. Sólo le hemos dado legitimidad democrática a un sistema impuesto a punta de metralletas, pero no olviden que los capitalistas se agolparon a nuestro país en los 90. El modelo tenía fecha de vencimiento, y después de la Crisis Asiática, aún nadie es capaz de resucitarlo.

Así todo, a pesar del bajísimo rating de la Concertación, es seguro que ganarán la próxima elección presidencial. Hoy estamos en un punto equidistante entre la borrachera de la fiestoca que nos pegamos con la elección de Bachelet, y la decepción completa que serán las elecciones el 2009. Creo que es el momento ideal para un análisis político, y para ello, debemos entender que ya no somos un país en transición. Matemáticamente hablando, cumplimos 18 años democráticos, más que los 17 años dictatoriales. Nuestra democracia es imperfecta, pero en una extraordinaria vuelta del tablero, es el establishment actual el más interesado en mantener el sistema, porque los beneficia.

Tejen grandes vendas...
El aborto sigue penalizado y para no ofender a la minoritaria derecha papista, nadie propone cambios. La Ramera de Babilonia sigue metiendo su narizota en lo que no le importa. La eutanasia, ni hablar. El sistema binominal, inamovible. Nadie propone la conscripción plenamente voluntaria (a pesar de Antuco). Quienes hablan de crisis moral y que cuidan tanto sus costumbres no deben por ningún motivo acceder el poder en Chile.


Y cantaremos.... y bailaremos

Se logró el divorcio vincular, la eliminación de la figura de hijo ilegítimo, ya no se expulsa del colegio a las adolescentes embarazadas. Hoy se impulsa la PDD. En la parte económica, la Concertación no ha destruido al país, lo que debe considerarse un éxito (el final que tuvo el último gobierno de un doctor socialista ha bajado los estándares). Cuando los capitales extranjeros ingresan al país deben pagar un impuesto, medida que atenta contra el espíritu de este blog, sin embargo, fue un acierto. Si queremos evitar la volatilidad de los capitales, es virtuoso poner trabas a la entrada, y no a la salida. Punto para La Concerta.

Se avecina un cataclismo y su consecuente desplazamiento de la tectónica de placas. Lo lógico es que la UDI se acerque a la DC, una vez que ésta se de cuenta del disparate que comete al volverse más socialista en lo económico y trate de enmendar el rumbo. O quizás, simplemente desaparezca (eliminando así un factor desestabilizador en la política chilena). El PPD/PS sufrirá una merma con Chile Primero; estas trizaduras terminarán por disolver la Concertación. El lento desvanecimiento de su factor aglutinador, el tirano Pinochet, se traducirá en la desaparición de su propio antídoto, por redundante. Mientras tanto, el desplazamiento actual de la DC al socialismo dejará huérfano a un sector del electorado que encontrará en otras tiendas del mercado político los valores y virtudes de la economía de libre mercado. No todos los DC son mojigatos cristianos, sino que libremercadistas light (y "humanistas cristianos"), pero que fijarán sus ojos en quien les ofrezca modelos de mercado, y no socialismo. RN quizás comprenda que la UDI no debe ser su aliada y captará a los desencantados que necesitan de una centro-derecha sensata. Si esto da pie a una nueva Derecha Liberal, está por verse.

Este reordenamiento del tablero es una especulación, pero es plausible. Así todo, ocurrirá después del 2010. Por ahora, al ver a los reaccionarios de derecha hiperventilando por las multas a las farmacias que no distribuyen la PDD, concluyo que, muy a mi pesar, la Concertación de Partidos por la Democracia debe ganar la próxima elección. Una sociedad retrógrada no puede tener una economía avanzada. Antes de construir una sociedad sobre los cimientos de una economía liberal, es necesario continuar liberalizando actitudes sociales, y la Concertación demuestra ser capaz de lograrlo. A pesar de ello, Chile Liberal continuará siendo de Oposición pero no adherente a la Alianza, y por este motivo les dedicamos a ambos este tema, el que bautizo como el himno de la transición democrática. Antes de la música, lean este interesantísimo análisis de Pato Navia: ¿Quién quiere sufragio universal?. No sólo por una cuestión de principios seguirán en el poder, sino que los propios resabios del autoritarismo son asumidos por la Concertación para su propio beneficio... tejen grandes vendas, para ocultar la estancada realidad en que vivimos.



La tesis del Desalojo, propuesta por Allamand, sólo es válida en la medida en que haya un sector más capacitado dispuesto a reemplazarlos en La Moneda. Como esto no ocurre, el electorado seguirá eligiendo a los mismos de siempre. Sospecho incluso que la transición no ha culminado.

O quizás esto no es un avance desde la dictadura de Pinochet a la democracia, sino que el país madura desde el autoritarismo a una democracia occidental, en que el gobierno no hará nada por nosotros, porque no es la solución, es parte del problema.

miércoles, 31 de octubre de 2007

La toma de la Pastilla

El papismo no cede. Esta vez, la más formidable conspiración jamás formada contra la autoridad y seguridad del gobierno civil, así como contra la libertad, inteligencia y felicidad de la Humanidad nos ataca de manera más sutil. Los empresarios farmacéuticos, siguiendo los principios conjurados en el Estado Vaticano, se han negado a poner a disposición del público la llamada Píldora del Día Después, un anticonceptivo de emergencia (levonorgestrel). El gobierno ha aplicado sanciones, con las que estamos de acuerdo, y se ha mostrado resuelto: el levonorgestrel ha sido incluido en el formulario nacional, con ello, su venta es obligatoria.

El papismo recalcitrante esta vez clama objeción de conciencia, retorciendo el propio espíritu de dicho principio. Los adeptos a la Iglesia de Roma carecen de libertad de conciencia, ya que han renunciado a su individualidad y ceden su propio raciocinio a los dictados de un estado foráneo. El Vaticano ha fundado y promovido toda clase de ardides y estudios científicos apócrifos en los que ellos, contra toda evidencia científica internacional, afirman que la PDD es abortiva, dejando al descubierto la contradicción de dicha iglesia. Desde su perspectiva, condenan el aborto, de ahí su oposición a la PDD. Ocurre que esta píldora no es abortiva, como lo demuestran los verdaderos estudios, inlcuso algunos que ellos mismos han fundado, pero se niegan a aceptar la evidencia veraz. ¿Por qué continúan su compulsiva oposición a la anticoncepción de emergencia? Simplemente, porque desean promover el totalitarismo sexual ("castidad") y no soportan que el resto de la comunidad haga caso omiso a su oscurantismo bastardo, basado en serios traumas sexuales y desórdenes siquiátricos.

O sea, no es abortiva, pero se oponen de todos modos. Si fuese abortiva, ¿cuál es el problema? Estamos hablando de un medicamento que se emplea hasta el tercer día de gestación, vale decir, cuando hay no más de 150 células en el cigoto. Alguien me dirá oye pero eso es un montón de células. Pero ocurre que en el cerebro de una mosca hay 120 mil células, por ello, si tanto les preocupa la "defensa de la vida" (léase "usar la maternidad como castigo a los promiscuos"), entonces debiesen oponerse a matar moscas o sacarle garrapatas a los perros, ya que constituyen crímenes. El lobby pro-vida intentará refutar reclamando que las células del cigoto contienen células con potencial humano y ADN de un individuo. Pues bien, todas las células humanas tienen ADN y con la manupulación adecuada se pueden clonar y crear individuos a partir de ellas. Siguiendo su retorcida línea de pensamiento, rascarse la nariz o reventarse una espinilla constituirían un Holocausto ya que estamos eliminando centenares de miles de células humanas. La posición pro-vida que postula el papismo es intelectualmente indefendible, moralmente reprochable y simplemente insostenible.

Responsabilidad social de los empresarios farmacéuticos
Sectores de izquierda y sindicalistas han difundido la gran mentira de que los empresarios tienen una "responsabilidad social" que desempeñar. Esto es completamente descabellado. Primero, la sociedad no existe (there's no such thing as a society - Maggie Thatcher), por tanto, ¿responsabilidad hacia quién tiene el empresario? Pues hacia sus consumidores. El único deber del empresario es prestar los servicios o bienes prometidos a los consumidores y clientes (ni siquiera ofrecer empleos ni pagar "salarios éticos" son deberes del empresario). Desde este punto de vista, los empresarios farmacéuticos están faltando gravemente a su deber al negarse a distribuir un fármaco requerido por sus clientes, más aún, cuando éste es de emergencia. ¿Acaso esperan estos empresarios adictos al papismo que una muchacha violada peregrine por las farmacias de la ciudad hasta encontrar una tienda con el levegesterol? ¡Por favor! ¿Hasta cuando seguiremos secuestrados por culpa del Vaticano y su Imperio del Mal. ¡Basta!

Las sanciones están correctamente aplicadas.

Bachelet y el papa: ¿sintonía?
Paradójicamente, mientras la extraordinariamente aconfesional Michelle Bachelet se entrevistaba con Joseph Ratzinger en una parafernalia sin precedentes, el gobierno decidió enfrentar a dicha organización. Bachelet declaró que había gran sintonía entre ella y Ratzinger, pero la realidad muestra que es imposible no tener serias dificultades con la Iglesia de Roma, que al igual que todas las mafias italianas, ejerce tal dominio que acaba por conspirar contra el gobierno civil de naciones soberanas.

El gobierno de Chile ahora ha incluido el fármaco en el formulario nacional, medida obviamente en respuesta a la obstinada oposición que ofrece el papismo. El que sea o no sea medicamento es una cuestión baladí, no viene al caso. Lo importante es que el levegesterol debe estar a disposición de quienes lo soliciten.

Ya el año pasado el papismo se opuso a la vacuncación de niñas británicas contra el cáncer cervical, que es una ETS terminal. Para justificar semejante atrocidad, citaron estudios oscurantistas. También disponen de otros estudios, igualmente turbios, que demuestran la ineficacia del condón, y misteriosamente, también tienen estudios que comprueban lo maligno de la píldora anticonceptiva, así como de los efectos malignos de la PDD: para todo lo que contravenga su antediluviana obsesión con la sexualidad, presentan sus propios e inverosímiles estudios que, según ellos, les dan la razón. Todo vale cuando se trata de justificar sus complejos sexuales.

En Gran Bretaña, se llevó a cabo una campaña educativa radial recordando a los oyentes que la PDD estaba a disposición en farmacias y que en ningún caso debe emplearse como un anticonceptivo rutinario. El aviso era serio e informativo, daba cuenta de los efectos secundarios, y destacaba que en caso de ser víctima de abusos, hay números telefónicos confidenciales a los cuales acudir. Nada de esto se puede hacer en Chile; no es posible educar porque las garras de la tiranía católica impiden el normal funcionamiento del país.

Es hora de ponerle atajo a esta asociación oscurantista, maligna y retrógrada, que constituye un peligro público. Sus soldados de a pie en la política chilena se han unido para salir en defensa del papismo, y a ellos debemos castigar en las urnas negándoles nuestro voto. Los apologetas del papismo deben ser expulsados del Congreso Nacional, alcaldías y gobierno central, ya que someten nuestra institucionalidad a los designios del Estado Vaticano, situación anómala e inaceptable.

El blog Chile Liberal está a favor de las sanciones a farmacias que se rehúsen a poner el levonorgestrel (PDD) a disposición de los consumidores. (Ver encuesta al costado superior derecho.)

sábado, 27 de octubre de 2007

The Economist contra el Maletín Literario

Corría el año 1788 en Francia, y el trigo escaseaba, es decir, no había pan y el pueblo tenía hambre. Cuando no hay pan, estallan revoluciones. Lo sabemos muy bien los chilenos ("queda harina para tres días"). Siguiendo las absurdas teorías mercantilistas de Jean-Baptiste Colbert, Luis XIV rechazó el libre comercio bajo el pretexto de que las importaciones afectarían la economía francesa (ver Proteccionistas al ataque). Éste fue el antecedente de la Revolución Francesa ya que Luis XV y Luis XVI continuaron el nefasto proteccionismo que estalló bajo el reinado del último monarca francés. Los parisinos marcharon indignados y hambrientos a Versalles, donde María Antonieta disfrutaba las delicias de la monarquía más lujosa de Europa. Al ver al pueblo furioso, el cuento apócrifo dice que ella exclamó déjenlos comer pastel. O Let them eat cake, en inglés.

Haciendo gala de su british humour, el semanario liberal The Economist ha titulado Let them eat Kafka una breve crítica al disparatado proyecto bacheletista llamado Maletín Literario (y ver aquí). El Mercurio ha publicado su traducción Permítanles devorarse a Kafka. Como todos sabemos, la idea de fomentar la lectura es loable. Pero si vamos a gastar 11 millones de dólares de dineros públicos, las críticas no se harán esperar y The Economist una vez más pone los puntos sobre las íes.

Las cifras son poco alentadoras: el 45% de los chilenos jamás lee libros, y el 34% sólo lee ocasionalmente. Peor aún, se nos recuerda que muchos chilenos adultos carecen de comprensión de lectura o fueron simplemente alienados durante su educación básica y secundaria, vale decir, son ignorantes funcionales. Y empeora aún más el panorama: los más jóvenes no leen debido al alto precio de los libros en Chile. El libro promedio en Chile cuesta más que en el resto del continente, y equivale a dos semanas de pasaje en micro (autobús).

Algo que siempre me molestó de Santiago fue que es imposible leer en el transporte público, antes y después del TranSantiago. Y no olvidemos que en Chile se aplica IVA a los libros, medida aplicada por nuestro Capitán General Augusto Pinochet, el mismo que declaró en su oportunidad que dedicaba 15 minutos diarios a la lectura. En varios intercambios con otros bloggers en El Mercurio, incluso me encontré con amplios sectores que defienden el IVA en los libros. El broche de oro lo puso Ricardo Lagos: subió el IVA (a cambio de un mugroso bono de diez lucas). Ah, y The Economist nos recuerda que sólo el 7% de los chilenos es miembro de una biblioteca pública.

Después se preguntan los editorialistas por qué somos un país subdesarrollado. Respuesta: porque somos huevones.

El Maletín Literario ciertamente es el paroxismo de la estupidez. Ya en Freakonomics se explicaba que el rendimiento escolar no estaba relacionado con la cantidad de libros que un alumno tenía en su casa, a pesar que los mejores alumnos tenían muchos libros en el hogar, pero correlación y causalidad es un concepto difuso para las mentes obcecadas, que no comprenden la falacia lógica Cum hoc ergo propter hoc. Un padre que cultiva la lectura sin duda que tendrá una biblioteca, y estos padres a su vez criarán niños que tendrán mayor rendimiento escolar. De algún modo, la Concertación cree que el mero hecho de poner libros en una casa hará el truco de mejorar la lectura. Pobrecitos.

Señora Bachelet, si la gente no lee es porque los libros son caros: NO AL IVA EN LOS LIBROS.

¿Kafka?
El enfoque de The Economist es mucho más pragmático. ¿Puede un gásfiter (plomero) en La Pintana leer a Kafka? ¿Podemos darle pastel a los más pobres? La solución es, aparte de reducir el precio de los libros para que le gente lea libremente, poner a disposición del público más bibliotecas con más ejemplares de libros en ellas.

Verónica Abud en El Mercurio
(citada por The Economist) nos dice que su fundación, La Fuente, podría lograr mucho más con esos recursos. Pero, desde luego, la estrategia de Bachelet es el populismo y el desconfiar en la gente. ¿Confiar en el emprendimiento? ¿Dejar que espontáneamente la filantropía (sin lucro) haga un trabajo noble? Imposible: es contrario al estatismo que fomenta la Concertación (otro ejemplo, ver Desalojo en Repúblika #550). Los expertos en literatura son Los Elegidos para decidir qué debe leer el chileno, y luego, el Papito Estado, tan benevolente que es él, nos mandará los libros a las casas. El resultado será las obras de Kafka vendidas en las cunetas y en las ferias a precio de huevo.

Prefiero que el gásfiter pueda andar cómodamente en micro y que lea en su trayecto al trabajo algún libro sacado de la biblioteca pública, o comprado por sí mismo, quizás Kafka, quizás JJ Benítez, qué se yo... que la gente lea lo que se le da la real gana, y no lo que decidan los expertos. El paternalismo de la Concertación está llegando a extremos. Lo opuesto sería la libertad individual, el individualismo para que cada uno decida lo que más le conviene (ya lo veíamos en el artículo anterior).

Elogio a The Economist
Es cierto que The Economist le prestó tribuna a Bachelet, pero la luna de miel se acabó. Y como todos sabemos, ésta es una publicación sesgada, de corte liberal basada en una moral utilitaria y pragmática. Su propia fundación se debe a la lucha del Partido Liberal contra la Ley del Trigo, que encarecía innecesariamente el precio del pan en Gran Bretaña, perjudicando a los obreros. En su momento, se criticó a su primer editor, Walter Bagehot, por difundir ideas peligrosas. The Economist Newspaper es un periódico que confunde deliberadamente opinión con información, es políticamente incorrecto y controversial, y su objetivo último es promover el liberalismo en el mundo, ya sea llamando a expulsar a Berlusconi, a votar por Sarkozy, eliminar Bélgica o criticar a Cristina Fernández de Kirchner. Recuerdo en alguna oportunidad leer en Le Monde un articulista que llamaba a The Economist "esos impertinentes panfletarios ingleses".

Chile, una triste dignidad
Apenas el 7% de los chilenos está suscrito a una biblioteca. Triste. Sospecho que nuestras autoridades de gobierno no están consideradas en esta cifra. Y como complemento, The Economist nos propone leer Chile's poor education system (ver traducción de Chile Liberal).

Desde luego, El Mercurio elige con pinzas los artículos del "prestigioso" semanario británico. Cuando se nos recuerda que Pinochet fue un tirano, inexplicablemente hacen vista gorda.