sábado, 6 de septiembre de 2014

Tiranicidio: Tiempo de matar

Matar a Pinochet era un acto legítimo aunque poco práctico, y quizás hasta contraproducente

Con el paso del tiempo todos los recuerdos de la infancia se desvanecen, tanto así que uno difícilmente puede recordar lo que hacía un día determinado de nuestra niñez o adolescencia. No obstante, sí quedan grabados a fuego ciertos acontecimientos. En lo personal, difícilmente olvidaré el domingo 7 de septiembre de 1986. Esa noche, TVN transmitiría El Imperio Contraataca, segunda entrega de la saga inmortal La Guerra de las Galaxias, estrenada inicialmente en los cines a fines de los 70 pero que por gentileza de la dictadura que arreciaba en Chile casi nadie pudo verla en su momento. En casa, hace 28 años, recuerdo que aguardaba con impaciencia esa noche, y así también mis familiares, amigos y compañeros de curso.

Tanto era el fervor que incluso dos de mis tíos llegarían a casa a tomar el té y luego veríamos todos la película. Mis dos tíos, de parte materna y paterna respectivamente, ambos en la Universidad en aquella época, son por lejos las personas que más influyeron en mi formación intelectual y ética, gracias a sus siempre fascinantes intercambios. Con ellos pude entender ese día que estaba en presencia no de una simple peli de sables lásers y ciencia ficción sino ante una epopeya que abordaba la condición humana en toda su magnitud. Escrita y dirigida por George Lucas, su magnum opus se podía contar al lado de La Ilíada, La Odisea o Gilgamesh. "Esta no es una película futurista", aclaraba Manolo (no es su nombre real) —barbón, socialista, y siempre con un dejo de petulancia—"es una película sobre el pasado, por algo empieza con 'Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana'". Cuando el Halcón Milenario navegaba a la velocidad de la luz, Lucho (mi otro tío, tampoco su nombre real), recalcaba "imposible viajar a esa velocidad, no podrían avanzar, sino retrocederían en el tiempo".  Éste último siempre bien afeitado, era tan de izquierda como el primero, pero simpatizaba con el Partido Humanista. Mi padre, un hombre con menos inclinación a las cavilaciones, remataba: "dejen ver la película tranquilos, ¿ya?".

Es edificante escuchar y aprender de gente inteligente. Pero presenciar a dos personas inteligentes argumentar, discutir y rebatirse es lo que realmente predispone al conocimiento, incluso cuando dicen necedades. En una época de álgidas discusiones políticas, que dividieron a muchas familias de Chile, estos minidebates en mi casa eran un deleite.

En aquella época ya habíamos visto en la tele la primera entrega, Una nueva esperanza. En la segunda —de la cual hoy todos sabemos la trama—, los rebeldes reorganizaban su lucha desigual contra El Imperio. Luke Skywalker, acompañado por R2, partía en en busca del maestro Yoda para culminar su formación de Caballero Jedi y así poder enfrentar a Darth Vader para vencer al Lado Oscuro de La fuerza. Para muchos —al menos para mi— ese viaje iniciático en la pantalla de TV sin control remoto fue la experiencia místico-religiosa más impactante de la niñez.

Pero mientras esperábamos enterarnos de todo aquello, ese lejano domingo 7 de septiembre de 1986, sentados frente al televisor, quedamos atónitos cuando supimos mediante un flash de 60 Minutos, el telediario oficial del régimen, que otro grupo de rebeldes había perpetrado un ataque contra otro Imperio y su Lado Oscuro. Una célula del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, un grupo guerrillero, había atacado con armamento de combate a la comitiva de Augusto Pinochet, el mandamás de Chile. La consternación fue total. La película en realidad empezó, lo recuerdo muy bien. Pero los newsflash se sucedían uno tras otro, interrumpiendo las escenas. El Imperio Contraataca finalmente fue sacada del aire y sólo siguieron hablando de Pinochet. Mi decepción era total. Uno es niño y tiene prioridades. Que maten o no a Pinocho era una trivialidad comparada al destino de la Alianza Rebelde, liderada por la Princesa Leia, cuyo objetivo era destruir al Imperio para reinstaurar la República y así volvería la libertad. Al lado de todo aquello, el Pinocho era una nimiedad.

Mis tíos y mi padre estaban atónitos. Su sonrisa maliciosa, mezclada con incredulidad, daba paso de inmediato al pánico. O era un montaje o francamente esto se desbordaba nuevamente. Me mandaron a acostar porque definitivamente El Imperio Contraataca ya no se transmitiría más. No pude dormir. La mañana del lunes no llegamos a la escuela para recrear las escenas de combate — en vez de sables láser usábamos escobas y nosotros mismos imitábamos el zumbido: zzzz ZZZZZ  zzzZZz y kshhh KSSHH zZzzz KSHH ZZZZzzzzZZZ. Ese día lunes había sólo desolación. No era sólo una película, era mucho más. Y de algún modo, presentíamos que el Pinocho y la situación del país nos estaba robando nuestra infancia.

Hace 28 años, en una cuesta muy, muy lejana...
La princesa Leia fue reemplazada por Cecilia Magni, y Luke Skywalker por Jorge Valenzuela (no eran hermanos). El FPMR era la Alianza Rebelde. Pinochet, Darth Vader. Su gobierno, la Estrella de la Muerte. Los paralelismos, aunque inexactos, son varios.

El atentado se llevó a cabo en la Cuesta Achupallas, lo recuerdo claramente porque mi tío Manolo decía "Cuesta Creerlo".  Los rebeldes encararon a Pinochet, dispararon para matarlo, pero éste salió ileso. La hierba mala nunca muere. De hecho, apareció en la tele relatando el atentado, interrumpiendo la película. En una esquina de la ventanilla trasera del vehículo los impactos de bala habrían formado "una Virgen", como decían las viejas pinocheteras (que eran muchas), y esa Virgen habría protegido a Pinochet. Estaba claro: el Lado Oscuro de la Fuerza acompañaba al tirano.

El destino de los rebledes fue trágico. Cecilia Magni fue capturada, y torturada, y ejecutada sumariamente. Su cuerpo fue arrojado a un río. El régimen adujo que fue baleada mientras huía, lo que le quebró todos sus huesos fueron las piedras del río Tinguiririca y no la CNI, la Guardia Imperial. Pinochet continuó adelante con su estrategia de aferrarse al poder y darse ínfulas de legitimidad con una "ratificación" nacional, en 1988. Del atentado salió fortalecido: miles salieron a defenderlo.


Tiranicidio: Cuando matar es inevitable
The right of a nation to kill a tyrant in case of necessity can no more be doubted than to hang a robber, or kill a flea. —John Adams
Hoy conmomeramos un nuevo aniversario del atentado a Pinochet y vale la pena reflexionar sobre el peliagudo tema del tiranicidio. ¿Es legítimo matar? Por supuesto que no. Ninguna sociedad civilizada se ha construido sobre el asesinato, por constituir la máxima violación a la libertad del prójimo. No obstante, cuando un sujeto ejerce tal nivel de violencia sobre un grupo humano, ¿es legítimo matarlo? Matar es malo, estamos de acuerdo, pero ¿es legítimo matar para causar el bien mayor? De hecho, ¿es concebible el que en algún momento sea necesario matar para causar un bien mayor?

La respuesta es sí. El novelista y pensador liberal Mario Vargas Llosa en su novela "La fiesta del chivo" (2001) nos relata con crudeza las asquerosas pasiones del lunático dictador dominicano Rafael Trujillo (1891-1961). Los rebeldes que lo mataron, mientras agazapados aguardaban al tirano para ajusticiarlo, reflexionan sobre este tema con el siguiente diálogo:
—¿Y un católico no puede hablar de coños pero sí matar, Turco? —lo provocó Imbert. Lo hacía con frecuencia: él y Salvador Estrella Sadhalá eran los amigos más íntimos de todo el grupo; estaban siempre gastándose bromas, a veces tan pesadas que quienes las presenciaban se creían que terminarían a trompadas. Pero no habían reñido nunca, su fraternidad era irrompible. Esta noche, sin embargo, el Turco no lucía ni pizca de humor: —Matar a cualquiera, no. Acabar con un tirano, sí. ¿Has oído la palabra tiranicidio? En casos extremos, la Iglesia lo permite. Lo escribió santo Tomás de Aquino. ¿Quieres saber cómo lo sé? Cuando comencé a ayudar a la gente del 14 de junio y comprendí que tendría que apretar el gatillo alguna vez, fui a consultárselo a nuestro director espiritual, el padre Fortín. Un sacerdote canadiense, de Santiago. Él me consiguió una audiencia con monseñor Lino Zanini, el nuncio de Su Santidad. «¿Sería pecado para un creyente matar a Trujillo, monseñor?» Cerró los ojos, reflexionó. Te podría repetir sus palabras, con su acento italiano. Me mostró la cita de santo Tomás, en la Suma Teológica. Si no la hubiera leído, no estaría aquí esta noche, con ustedes.
La cuestión del tiranicidio es importante porque los gobernantes deben tener claro que si usurpan el poder, es decir, si lo obtienen mediante la fuerza, sin ser elegidos por sufragio popular y libre, es mediante la misma fuerza que los ciudadanos, aprovisionados de armas de combate, pueden legítimamente proceder a matarlos.

Esto no es un tema abstruso ni incendiario, está consagrado, por ejemplo, en la II Enmienda de la Constitución de EEUU la libertad de proveerse de armas, y cualquier jurista estará de acuerdo en que el eliminar a un tirano, así como el derecho de rebelión, deben ser respetados. Antonio Imbert, uno de los rebeldes que mató a Trujillo, fue condecorado como Héroe Nacional. Mientras un país no sea democrático, los ciudadanos tienen pleno derecho a procurarse armas y a usarlas contra el tirano (siendo EEUU una democracia consolidada, cuesta entender por qué civiles pueden poseer armamento militar: hoy es ridículo).

Lo que hizo el FPMR el 7 de septiembre de 1986, por lo tanto, gozaba de plena legitimidad. No quiero glorificar la violencia, pero al menos reconozcamos que estos grupos paramilitares se formaron después que el dictador chileno impusiera su Constitución, es decir, el FPMR fue una respuesta a la extraordinaria violencia ejercida por Pinochet contra ciudadanos no armados. Se aplicó la tortura, las ejecuciones sumarias, los cuerpos nunca se entregaron. La violencia revolucionaria fue sólo una reacción —y tardía— a toda la carnicería gestada por Pinochet. El hecho que los grupos armados recién surgieran cuando ya toda esperanza estaba perdida creo que habla muy bien de Chile y nuestra vocación por el diálogo, los consensos y la democracia.

Pero en la práctica, el atentado a Pinochet era contraproducente. Apliquemos una lógica binaria. Si fallaba, fortalecería al tirano. Si lograba su cometido, descabezada la Junta Militar y probablemente nunca se habría realizado el Plebiscito ("ratificación"). La violencia de la dictadura habría sido incluso más bestial. En respuesta, otros más violentos habrían decidido matar al nuevo dictador. Y así continuaría el espiral de violencia — quizás hasta nuestros días. Probablemente hoy no gozaríamos de la paz y prosperidad que han puesto a Chile a un paso de ser incluido dentro de los países civilizados.

Sabemos que a la dictadura se la derrocó finalmente con los métodos más bien de los Caballeros Jedi. Con elegancia. El tiempo decidiría que la derrota de la dictadura sería total. Hoy, ni sus más acérrimos apologetas se atreven a defender las atrocidades del pasado — a lo sumo "matizan" el horrible legado del tirano. El país avanzó sin prisa pero sin pausa hacia el restablecimiento de nuestro orden tradicional, que ha sido la democracia republicana. Mientras que en Argentina se avanzó mucho más rápido, la dilapidación de sus Fuerzas Armadas y la merma a su institucionalidad fueron un precio demasiado alto para lograr lo que en Chile, tortuosa pero incesantemente, también finalmente se logró, pero con el mérito de mantener las FFAA, la justicia, y la institucionalidad en general intactas.

La tarea hoy es consolidar la democracia y el respeto a las libertades individuales. A eso se dedica Chile Liberal. Los impactantes acontecimientos de ese lejano 7 de septiembre de 1986 sirven para dejar constancia a los gobernantes que si alguno vuelve a tomarse el poder por la fuerza, alterando el orden democrático tradicional de los chilenos, deberá, tarde o temprano, enfrentarse a las fuerzas rebeldes que querrán restaurar la República, y éstas tendrán completa legitimidad para hacerlo.

23 comentarios:

Virgilio Plantagenet dijo...

Fue un momento histórico, sin duda alguna. Recuerdo perfectamente el júbilo que sentí, junto a mi familia y amigos, al saber que Perrochet, finalmente, recibía un duro ataque patriótico como justa represalia a su CRUEL DICTADURA. Lamentablemente tan noble acto falló en su objetivo principal, pero sirvió para demostrarle al TIRANO que no podría salirse con la suya tan impunemente, ayudando a vigorizar una creciente conciencia ciudadana de que la DICTADURA merecía todo el repudio imaginable. Lástima que este gesto heroico provocara, a su vez, el despiadado asesinato del periodista José Carrasco, editor internacional de la recordada revista ANÁLISIS, en cuyo cuerpo los ESBIRROS DE PERROCHET descargaron toda su monstruosa rabia.

Así recuerda aquel amargo "spin off" del Atentado a Perrochet el periodista de Chilevisión Fernando Paulsen:

http://www.elmostrador.cl/pais/2013/08/29/fernando-paulsen-recuerda-muerte-de-pepe-carrasco-en-tercer-capitulo-chile-las-imagenes-prohibidas/

Aníbal dijo...

El autor omite varios puntos. En primer lugar, que la Constitucion de 1980 fue ratificada por la mayoria de la gente. En segundo lugar, omite las decenas de victimas inocentes que dejo esta organizacion criminal ligada al partido comunista, el FMR. El lado luminoso de la fuerza acompañaban al ex Presidente Pinochet. Y esta muerto y creo que en el cielo.

Chile Liberal dijo...

"la Constitucion de 1980 fue ratificada por la mayoria de la gente"

¿Esto es broma, no?

Aníbal dijo...

Antes de la promulgacion de la Constitucion que nos rige ( y que Lagos se apropio, poniendole su firma) hubo un plesbicito el que consistia si se aprobaba o rechazaba la nueva Constitucion. El pueblo chileno escogio la libertad y el bien y la opcion si gano. La misma constitucion que la mayoria de la gente respaldo decia que para el año 88 iba a haber un plesbicito, en que la gente iba a decidir si el gobierno del Presidente Pinochet seguia o no. Gano el NO , y el general abandono el poder. ¿ Que opinas de los actos terroristas del criminal grupo llamado FMR?

Su Excelencia dijo...

Sí, y las "elecciones" en Cuba son tan libres y limpias como el plebiscito del 80.

Cuando la Gordis tiene chato a Mi Excelencia con sus metidas de pata, llegan los Aníbal de este mundo a recordarnos que la derecha chilena es una mierda sin atenuantes. Gracias por ayudarnos a mantener la perspectiva.

Virgilio Plantagenet dijo...

"La misma constitucion que la mayoria de la gente respaldo decia que para el año 88 iba a haber un plesbicito, en que la gente iba a decidir si el gobierno del Presidente Pinochet seguia o no."

¿La "mayoria de la gente respaldó" una CONSTITUCIÓN ESPURIA mediante un PLEBISCITO TRUCHO, EN TOTAL AUSENCIA DE REGISTROS ELECTORALES?

¿¿¡¡"PRESIDENTE PINOCHET"!!??

¡Aaah!...¡¡LA NOSTALGIA PINOCHETERA Y SU UNIVERSO PARALELO!!, ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja

Ignacio Burges dijo...

¿Cuales son las "decenas de víctimas inocentes", del FPMR, ?

¿Roberto Fuentes Morrison ,acaso?

¿Los pacos,esbirros y escoltas del dictador?

¿El pelado fascista clerical,ideólogo, predicador y fomentador desde el poder y la legislación, del odio ?

¿O las víctimas de las bombas que ponía la CNI para culpar al "terrorismo"?

Ignacio Burges dijo...

"El retorno de un fusilero

Héctor Maturana Urzúa es uno de los 29 prisioneros políticos del gobierno militar que se acogieron a un indulto de Patricio Aylwin que les permitió conmutar sus condenas por el extrañamiento, una libertad en el exilio. Después de 20 años en Bélgica, estuvo en Santiago revisitando su pasado como "Axel", uno de los guerrilleros del FPMR que emboscó al general Pinochet en el Cajón del Maipo."


Maturana fue excarcelado en marzo de 1994, con Eduardo Frei como nuevo Presidente. También se dirigió a Bélgica, que tenía una robusta red de protección para los refugiados gracias al Colectivo de Ayuda a los Refugiados Chilenos (Colarch) y Solidaridad Socialista. Durante ese período inicial, el Estado belga les aseguraba la misma pensión de cesantía que recibían los integrantes de la resistencia durante la Segunda Guerra Mundial, suficiente como para arrendar un lugar adecuado para vivir."


http://diario.latercera.com/2014/08/10/01/contenido/reportajes/25-170600-9-el-retorno-de-un-fusilero.shtml

EMILIO dijo...

La intervención militar no llego porque si, sino pq el 80% a lo menos de los chilenos pedían la salida del peor gobernante que ha tenido Chile en toda su historia el tristemente suicida Allende, tan cobarde su decisión de no enfrentar su fracaso como presidente y político, que hasta la izquierda mintió una y otra vez tratando de convencer que había sido asesinado 3 veces exhumado!!!!!eso es la paranoia verdadera de una clase política que gobernó afortunadamente solo tres años. Por cierto, el suicidio quedó triplemente confirmado. Revisar la prensa de la época es una buena gimnasia para la memoria....hagamos un paralelo " los pueblos sin memoria se condenan a repetirla"....

Virgilio Plantagenet dijo...

El clown pinochetero de "Oscarín Tontonio Tontuñoz Brutete", más conocido en la Región del Bío-Bío por los chistosos remoquetes de "El Regalón de Falabella", "Niño Símbolo de DICOM", "Homero Simpson" y "Amiguín Tontín, Cabecita de Aserrín", se toma la molestia, ahora, de disfrazarse como "Tontilio" para seguir REBUZNANDO su chistoso "DISCURSO PINOCHETERO CRISPINESCO".

¿Dirá ahora este saco de pelotas que Perrochet hizo una "encuesta", pocos días después, para averiguar la "adhesión ciudadana" al SANGRIENTO GOLPE DE ESTADO?, ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja

Aníbal dijo...

Su decencia: ¿ acaso el plesbicito del 88, convocado por el Gobierno del Presidente Pinochet, no fue honesto? Ese gobierno, tuvo, entre muchos meritos, uno muy importante: nos salvo de ser un pais comunista. Estilo Cuba, si quieres un ejemplo cercano. Aun no recibo respuesta por los actos de terrorismo del fmr, criminal organizacion que lamentablemente aun subsiste. Saludos.

Aníbal dijo...

Ignacio: cuando hablo de las bajas, no me refiero a militares y carabineros ( que tu despectivamente los llamas pacos), tambien me refiero a civiles inocentes. ¿ Haz escuchado de Carrizal Bajo? ¿ Esas armas eran para la caceria recreativa? Conejos, liebres y perdices, para ser mas especifico. No señores. Era para causar una samgrienta revolucion comunista.¿ Sabes lo que dice el Che Guevara? ¿ Eso te parece bueno, positivo? ¿ Te hubiese gustado que hubiera habido una guerra civil? Se me olvida mencionar los murrtos que trae este tipo de enfrentamientos.

Su Excelencia dijo...

Para los comunistas, todos los que no son comunistas son fascistas. Para el tal Aníbal, también.

Virgilio Plantagenet dijo...

"Haz escuchado de Carrizal Bajo? ¿ Esas armas eran para la caceria recreativa?"

No sigas REBUZNANDO HUEVADAS, clown pinochetero BRUTO E IGNORANTE.

Las armas de Carrizal Bajo no eran, precisamente, para la "cacería recreativa" sino para COMBATIR A UNA SANGRIENTA DICTADURA MILITAR DE ULTRADERECHA.

¿O rebuznarás ahora, saco de pelotas, que la TIRANÍA DE PERROCHET era una "democracia ejemplar"?

Y sigues cometiendo ATROCIDADES ORTOGRÁFICAS, saco de pelotas:

La forma correcta del indicativo presente del verbo HABER es HAS, con "s" y no "HAZ" que es el modo imperativo del verbo HACER.

¿Cuándo llegará el día en que aprendas a ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN ESPAÑOL?, ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja

Aníbal dijo...

Virgilio: tu odio demostrado a mi persona y a otros que piensan distinto a ti no me amedrenta. De la violencia verbal , siguen las agresiones fisicas.
¿ a quien le estan violentando sus derechos humanos? ¿ Acaso no es un derecho humano la libertad de pensamiento? Eres la personificacion exacta de la hipocrecia de la izquierda. Por un lado no dudan en presentarse como victimas, o inocentes palomas, engañando a los mas incautos. Pero en la vida real no pueden discutir con respeto, insultando y agrediendo.Obvio, si sientes odio. Perdon por el error ortografico , Virgilio Cervantes... Jejeje. Lo de la caceria recreativa era un toque de humor. Las armas de Carrizal Bajo iban a causar una guerra entre la izquierda o sus elementos mas extremos y la f.f.a.a. El bien ( derecha) vs ustedes ( el mal).

Su Excelencia dijo...

Ah, sí. El "odio" de los "comunistas". Nada que ver con la corte de sicópatas a sueldo de Daniel López. Es que la derecha (el bien, no lo olvidemos) sólo quiere unir a los chilenos por medio del saqueo y la tortura. Y perdonar a los pecadores, como cuando chillan exigiendo venganza por el sublime ajusticiamiento del sodomita Jaime Guzmán.

Aníbal dijo...

Su decencia fiel a su estilo. Te retrata el tipo de persona que eres. Insultando, agrediendo , injuriando, etc. En fin, incapaz de dar argumentos racionales. Obvio , eres una victima de tu propio odio , que te hace ser un infeliz y no te deja vivir en paz. Saludos.

Su Excelencia dijo...

Aníbal, Ud. es un ser de luz. Vaya a masturbarse frente a un retrato del Guatón Romo, porque hasta Jaime Guzmán es un gigante ético al lado suyo.

Saludos a su madre.

Virgilio Plantagenet dijo...

"Eres la personificacion exacta de la hipocrecia de la izquierda."

¿¿"HIPOCRECIA"??

Tú eres la personificación exacta de la PROFUNDA IGNORANCIA QUE CARACTERIZA A LA NOSTALGIA PINOCHETERA, RIDÍCULA Y DESAHUCIADA, clown pinochetero BRUTO Y ESTÚPIDO.

¿Por qué no te compras un diccionario y lo consultas...antes de postear HORRORES ORTOGRÁFICOS?, ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja

Aníbal dijo...

Doy por terminado el debate. Sin embargo, antes de despedirme de este espacio cibernetico, quiero hacer algunas observaciones. El odio no lleva a ningun lado , y, como dijo san Juan de la Cruz, al final de nuestras vidas seremos medidos por el amor. Mencion honrosa merece la participacion de Virgilio Cervantes ( hizo durante muchos años clases de literatura medieval en Oxford, dejando un gran numero de discipulos), y su decencia. Ademas, ambos merecen el premio, ganado en forma indiscutida, de tolerancia y respeto por las ideas ajenas. Este premio va a ser entregado por Fidel Castro, y el jurado. ( que ya tomo la decision) va a estar compuesto por presos politicos de la isla. En segundo lugar se ganaron el premio Erick Honecker, que consiste en ir a Corea del Norte y trabajar durante 10 años en un campo de trabajos forzados. Muchas felicitaciones por el premio. Pasenla bien. A la vuelta me cuentan como era.

Su Excelencia dijo...

Tras el opúsculo del pinochetista Aníbal sobre la tolerancia, esperamos ansiosos un pronunciamiento del Ku Klux Klan contra el racismo.

Virgilio Plantagenet dijo...

Y yo también esperaré un pronunciamiento oficial del clown pinochetero de "Oscarín Tontonio Tontuñoz Brutete" sobre "LA ÉTICA DEL CONSUMIDOR Y EL RESPETUOSO PAGO DE LAS DEUDAS CONTRAÍDAS EN EL RETAIL: EL CASO FALABELLA"; seguido de otro sobre "LA MORALIDAD Y EL RESPETO A LA VIDA HUMANA DURANTE LA DICTADURA DE PERROCHET, Y SUS OBVIOS MÉRITOS COMO PARA SER CONSIDERADA UN GRAN GOBIERNO", ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja

Ignacio Burges dijo...

Pero si en este mismo blog unos opinólogos cacareaban contra el " totalitarismo" y sin embargo relativizaban las dictadura totalitaria de Franco y la de Pinocho.