domingo, 14 de diciembre de 2008

Hacia el "hedonismo ilustrado"

"El jardín de las delicias", El Bosco (Museo del Prado)


Si nuestro objetivo es llevar un estilo de vida hedonista, debemos articular las razones que nos justifiquen. Chile Liberal las ofrece.

La vida hay que vivirla y los placeres sensuales ("hedoné") deben ser disfrutados. Esta es una máxima que debemos poner en práctica si queremos ser felices. Por misterios de la estupidez humana, se nos ha hecho creer que la negación del placer es algo bueno. Este sitio sostiene que eso no es cierto. El diccionario define hedonismo como la doctrina que "proclama el placer como fin supremo de la vida". No estamos a favor de la burda glotonería o el sexo desenfrenado, sino de las gratificaciones corpóreas estructuradas racionalmente, lo que denominaremos "hedonsimo ilustrado".

Dos notables filósofos han abordado el tema: John Stuart Mill durante el siglo XIX, y Epicuro en el siglo IV antes de la era Común. Mill defendió el utilitarismo, siguiendo las enseñanzas de Jeremy Bentham, sosteniendo que hay placeres altos y placeres bajos. La formación intelectual de un individuo le permitiría disfrutar de placeres más refinados, como por ejemplo, una noche en la ópera.

Epicuro, por su parte, fue una de las mentes más brillantes de su época. En su genialidad llegó a sostener que la realidad estaba formada de pequeñísimas unidades que al colisionar unas con otras formaban la materia, con lo que se adelantó dos mil años a las teorías científicas modernas. Epicuro fue catapultado a la infamia como un glotón lujurioso por parte de los teólogos europeos, quienes destruyeron todo rastro de la magnificiencia de las culturas clásicas. Es hora de rescatar a Epicuro y a Mill.

Mill empleaba las analogías con los cerdos para ejemplificar los placeres bajos. En "Utilitarismo" nos decía:

"Es mejor ser un humano insatisfecho que un cerdo satisfecho; es mejor ser un Sócrates insatisfecho que un tonto satisfecho. Si el tonto y el cerdo tienen una opinión distinta, es porque ambos sólo conocen su propia parte de la realidad."

Ya Mill nos sugería que debíamos racionalizar nuestro goce. Es decir, es necesario un grado de control del raciocinio sobre el instinto para intensificar el placer y así acceder al estadio superior del hedonismo, lo que denominamos hedonismo ilustrado ('enlightened hedonism').

A nivel social como hemos explicado reiteradamente en este sitio Mill también nos proponía que el gobierno sólo actúe para evitar que un miembro de la sociedad dañe a otro. Si el gobierno pretende evitar que uno se dañe a sí mismo, significa que el gobierno se ha excedido en sus atribuciones. Si lográsemos entender este simple concepto, comprenderíamos que todo lo que hagan dos o más individuos mediante mutuo acuerdo y en pleno consentimiento es cuestión de ellos y de nadie más. Por ejemplo, los "clubes de swingers", prohibidos en muchas latitudes, ¿producen daños a terceros? Si la respuesta es no, entonces no hay nada que restringir. Lo mismo con las playas nudistas o la exhibición de obras de arte. Por mucho tiempo se han censurado obras "pornográficas", pero si entre los demandantes de este material y los productores hay pleno acuerdo, no hay motivos para restringir.

La práctica prohibida más emblemátca de hoy es el consumo de drogas, sean las mal llamdas "duras" o "blandas", da lo mismo. Por ejemplo en mi tierna juventud con algunos amigos nos reuníamos para entablar animdas y excitantes tertulias, escuchábamos el rock progresivo de Pink Floyd y fumábamos algún cigarrilo de cannabis sativa (a.k.a. ganjah, pito, porro, cuete, macoña, maría, huiro, caño, cacho, bareto, curro, chulo, charro, troncho, grifa, marimba, "bob marley", etc.) confeccionado por nosotros mismos. Los encuentros siempre fueron grtificantes, incluso edificantes. La música elevaba los sentidos y nos permitía expandir la mente hasta extremos desconocidos para acceder a una realidar aparte. Nadie salió herido ni perjudicado, no hubo daños a terceros. Fue hedonismo ilustradísimo, salvo que completamente ilegal. El gobierno se ha excedido en cuanto a sus atribuciones y absurdamente pretende protegerme a mí de mí mismo.

En cuanto al sexo, estoy hastiado de repetir que sólo una sociedad enferma puede reverenciar a "Santa Teresita", una mujer que a todas luces sufría de una enfermedad llamada agorafobia, definida como "sensación morbosa de angustia o miedo ante los espacios despejados, como las plazas, las avenidas, etc.". No es la única. Casos de santas y santos hay muchos, y no son otra cosa sino sujetos que demandaban ayuda sicológica. Enclaustrados en lugares remotos, vivieron sus angustias y terrores mentales, seguramente practicaban el onanismo compulsivo, e inexplicablemente se nos hace creer que ellos son alguna especie de seres "espirituales". Incluso se dedican días feriados para conmemorarlos. Insisto, esto es una actitud insana. Lo saludable es disfrutar y celebrar el sexo, siempre y cuando haya consentimiento pleno de los involucrados.

Una ley curiosa en el Reino Unido penaliza los encuentros sexuales consumados bajo el efecto del alcohol (resabio medieval). Si esta ley se aplicase, nadie, absolutamente nadie en dicho país o cualquier otro se libraría de una temporada tras las barras. El motivo por el cual la gente consume alcohol es para soltar las inhibiciones, las cuales ciertos grupos irracionales se han dedicado a promover al extremo que en ciertos círculos se ha llegado al absurdo de defender la virginidad como una virtud. Sí me parece bien una ley hace poco aplicada en aquel país que penaliza las relaciones sexuales con una persona ebria, incapaz de consentir dicho acto. Mantener relaciones sexuales con una persona en evidente estado de embriaguez es sin duda un caso de violación. Es en este segundo caso en el que ya hemos olvidado el hedonismo ilustrado y simplemente nos convertimos en cerdos, como diría Mill.

El exquisito Epicuro
En cinicos.com se encuentran algunos extractos que resumen el epicureísmo, filosofía nacida en la Grecia clásica pero igualemente relevante hoy:
"La filosofía de Epicuro es como la de cínicos y escépticos una filosofía transgresora, un ejercicio de liberación individual, que mediante la autarquía (autosuficiencia) y la ataraxía (serenidad de ánimo) pretende alcanzar un estado de felicidad. Sin embargo dentro de estos rasgos comunes hay diferencias notables entre ellos. Al menos se diferencian en la importancia de cosas como la ciencia o el placer. Epicuro cree que es necesario el conocimiento científico de la realidad para conseguir las metas que se propone y además para éste filósofo la felicidad está estrechamente relacionada con el placer (hedone).

Comparte con cínicos y escépticos la visión de la filosofía como actividad, la creencia en el individuo sobre la colectividad, la desconfianza en las instituciones y el poder y el descrédito de la moral tradicional.

Epicuro cree que para conseguir la felicidad es fundamental liberarse de temores irracionales, creencias erróneas y vanas esperanzas, para lo cual resulta de suma importancia el conocimiento científico que permite conocer la realidad."
La vilipendiada Wikipedia sintetiza el epicureísmo muy bien:

"El hombre debía rechazar la enseñanza de miedos y supersticiones. No había motivo para temer a los dioses porque estos, si bien existen, no pueden relacionarse con nosotros ni para ayudar ni para castigar, y por tanto ni su temor ni su rezo o veneración posee utilidad práctica. La muerte tampoco puede temerse, porque siendo nada, no puede ser algo para nosotros: mientras vivimos no está presente y cuando está presente nosotros no estamos ya. El dolor y el mal se evitan fácilmente porque ningún tormento dura demasiado y cuanto más intenso es menos dura."

Una famosa frase de Epicúreo dice que "para ser feliz hay que saciar el hambre". Este sitio sostiene que saciar el hambre es necesario para ser libre, y a partir de la libertad uno puede hacer lo que quiere. Es acá donde podemos optar a un estadio superior de iluminación y de máxima realización individual.

A propósito de las fiestas de fin de año
Aprovechando que estamos en época de festividades, en que las empresas organizan cenas de navidad, es bueno cultivar el hedonsimo ilustrado. Disfrutemos de la champaña, las deliciosas comidas y los buenos vinos. Esta es una época además en que uno logra desinhibirse y también es recomendable no olvidar que desde un ángulo biológico, el placer sexual es una necesidad física que debemos atender. Son algunas idelogías irracionales las que han demonizado el disfrute de sensaciones corpóreas y la felicidad. Es fin de año, brindemos, bailemos, abracémosnos a fin de año, veamos la vida con optimismo: seamos hedonistas, seamos felices.

Los brindis de estas fiestas también acarrean consecuencias indeseadas como la resaca, acidez estomacal, sobrepeso, o encuentros cercanos con gente que si no fuese por el alcohol no habríamos considerado (la época navideña es la mejor del año para la venta de condones, sólo superada por San Valentín, y más ahora con la crisis económica). Para que el hedonismo sea verdaderamente ilustrado entendamos que se rige, como todo en la vida, por una ley universal: los costos no deben superar los beneficios.


Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo




NB: Vuestro corresponsal se encuentra muy ocupado esta semana y luego se va de vacaciones. No obstante, invito a seguir comentando y debatiendo.

13 comentarios:

SergioA dijo...

No te referiste al eudemonismo.
Igual es una gran entrada.
Pero podrías hacer un artículo igualmente atractivo acerca del platonismo, el nihilismo, el absolutismo, el aislacionismo, el anarquismo, el existencialismo, el socialismo, el hippismo y tantos "ismos" que en la práctica no funcionan y que terminan siendo desestimados por la evolución.

¿Puede el hedonismo producir hombres como Colón, Darwin, Ford o Einstein?
No. Este hedonismo ilustrado que propones produce un hombre light que -como prioridad- busca el placer y huye del dolor. Sin sueños, ideales ni ambición, sin capacidad de sacrificio. No crea ni procrea.

El hedonismo es lo que va a llevar a los europeos a su desaparición, a ser reemplazados por población africana. La selección natural se está encargando de ellos.

socióblogo dijo...

¿los liberales predicando estilos de vida?
yo desconfiaría...

socióblogo dijo...

nada que ver con el post. ¿en qué va eso de la refundación del partido liberal? creo que alguien debería retomar la idea. en FB hay un par de grupos, pero nada más.

Anónimo dijo...

Bueno, tenemos un fantasmal Partido "Liberal" de Chile. Me bastó ver en la lista de miembros a Cristiancito Mancilla Mardel para saber qué clase de "liberalismo" promueven.

El otro Partido Liberal de Chile emite los sonidos correctos, pero tiene un solo miembro.

socióblogo dijo...

yo estoy en ese grupo y supuse que el aludido estaba ahí solamente para polemizar, no por adhesión a los principios (para postear en el wall de un grupo hay q hacerse miembro).

Su Excelencia dijo...

Bueno, tanto Cristiancito Mancilla como Jörg Haider (Dios lo acoja en Su Santo Reino) se autodenominaban liberales. Así que, más que como polemista hostil, Cristiancito puede unirse para crear un Partido Liberal así o asá.

socióblogo dijo...

oye liberal ateo, te dejo este link para que te esperances con las expresiones espontáneas de la sociedad civil gringa.

http://www.slate.com/id/2207356/slideshow/2207379/fs/0/entry/2207385/

felices fiestas.

socióblogo dijo...

foto 5

Anónimo dijo...

"Los brindis de estas fiestas (también) acarrean (...) encuentros cercanos con gente que si no fuese por el alcohol no habríamos considerado (la época navideña es la mejor del año para la venta de condones, sólo superada por San Valentín, y más ahora con la crisis económica)."

Magistral. Jajajajaja.

Tengo una duda: Como se puede estar tan seguro en que "aprovecharse" de una persona en estado de embriaguez constituye violación? No es por ser innecesariamente relativista moral o poco ético, y no es por animo de doblar y ajustar las situaciones para mi conveniencia, pero se me ocurre que esa afirmación es un tanto drástica: Se le resta peso al individuo y su discernimiento simple (Decir si o no a una situación, sin pensarlo demasiado) por una condición que el o ella mism@ propició, excepto claro, si el o la pobre es alcoholic@ o tiene algun otro trastorno o condición biológico que le impida tener autocontrol o "aguante" con relación al alcohol, en cuyo caso tenemos que especificar el caso a fin de buscar justicia.

Creo que ahi no hay consistencia de parte tuya. Por lo demás, aún no sabemos en que estado se encuentra la otra parte, de suerte que si está sobria, puede que tengas razón en algunas areas. Pero si está un poco tomada o "pasadita de copas", sigue habiendo consentimiento mutuo, aunque "viciado" si se quiere.

Pero en definitiva, creo que el alcohol o las drogas no impiden formar un razonamiento informado (Cuantas veces he conversado con amigos sobre política y filosofía en un carrete? Infinitas veces y siempre es, como tu dices, edificante y muy llenador), sino más bien, inhiben un poco la consideración de todo posible escenario resultante de una decisión. De eso se sigue que probablemente el que ha sido "violado", simplemente tendrá el desagrado de despertarse con resaca junto a alguien indeseado o desconocido. Pero de ahí a hablar de violación? Es un poco exagerado, creo yo.

Saludos.

Chile Liberal dijo...

El Partido Liberal está efectivamente en formación, o técnicamente hablando, en etapa de "refundación".

El editor de este blog no es la única persona involucrada, por supuesto. Creo que mi animadversión contra el catolicismo y la religiosidad es vista con algo de desconfianza por algunos, no obstante, insisto que no estoy dispuesto a tolerar al intolerante.

El ex presidente de Chile J.M. Balmaceda quiso agrupar las fuerzas liberales bajo un mismo alero. El que sepa algo de historia que averigüe cómo culminó so gobierno. Sólo espero que el Partido Liberal vuelva a ocupar el sitial que corresponde.

El problema es que agrupar a gente que cree en la libertad individual es difícil. Cada liberal es en sí el liberalismo verdadero, el resto es el falso liberalismo. Cada liberal es en sí el depositario de la verdad y el resto un hereje.

Pero sigan atentos. Más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pasará el hombre libre dispuesto a explicarle a la masa el error conceptual, lógico e intelectual del socialismo.

Se dijo hace un tiempo en un encuentro que existen muchos liberales que son académicos, profesionales, etc, pero que falta "infantería". O sea, mucho cacique y poco indio.

A todo esto, al Anónimo de sáb dic 27, 02:23:00 PM: una cosa es estar pasado de copas, otra cosa es estar en manifiesto estado de embriaguez. No sé cuál sea el límite exacto. Todos sabemos que nos tomamos unos copetes y nos ponemos cariñosos. Pero creo que una mujer tiene derecho a embriagarse y si no es capaz de consentir, eso es una violación. Si tú crees que una mujer violada es culpable ella misma del abuso que ha sufrido, este blog no es para ti y te recomiendo que vayas al blog del supernumerario Cristóbal Orrego, donde le echan la culpa no sólo a la mujer, sino a Satanás también.

Un saludo cordial y felices fiestas.

Anónimo dijo...

Maravilloso este ,blog.

Chile Liberal dijo...

Anónimo: te gustó el blog? ojalá que sí, deja tu nombre

angel saez moreno dijo...

no confundir el liberalismo o con libertinaje , no soy nadie para juzgar a nadie , me gusta gozar la vida , sus placeres y pecados , pero no podemos dejar de lado nuestras responsabilidades y deberes y tampoco por un gin egoísta nuestro pasar a llevar a los demás.