lunes, 24 de septiembre de 2007

Ratzinger y los enemigos del liberalismo

La iglesia de Roma es la más formidable conspiración jamás formada contra la autoridad y seguridad del gobierno civil, así como contra la libertad, inteligencia y felicidad de la Humanidad. Adam Smith

Cualquiera que haya meditado las enseñanzas católicas sabe que el liberalismo y el neoliberalismo, aunque debemos distinguir sus diversos aspectos y formas y matices, han sido repetidamente rechazados por el Magisterio de la Iglesia. Cristóbal Orrego

La tesis de este blog es que el cristianismo y el liberalismo son incompatibles y opuestos. El mandamás de la Iglesia de Roma, Joseph Ratzinger, me da la razón nuevamente. Así como un católico no puede apoyar el aborto, aunque los hay, un liberal simplemente no puede ser cristiano. Y desgraciadamente, hay liberales empecinados en creer que pueden ser cristianos.

Vemos en Papa: El capitalismo no es el único modelo válido de organización económica, como esta organización embiste contra la economía capitalista, la cual sólo echa raíces en sociedades auténticamente libres, donde la libertad individual es un valor superior, lo que es evidentemente contrario a la tiranía religiosa del cristianismo. Analicemos algunas de las declaraciones de Ratzinger:

el problema del hambre y el ecológico existente evidencian con claridad que la lógica del beneficio "incrementa la desproporción entre ricos y pobres y la ruinosa explotación del planeta"

No deja de ser curioso que Ratzinger reflexione al respecto en la exquisita comodidad de su residencia de Castel Gandolfo. Y digamos que cuando este señor no está descansando, tampoco vive en la pobreza que predicaba Jesús. Tampoco Ratzinger vive en la afluencia material: este hombre simplemente vive rodeado de lujos que sólo los iguala la Reina de Inglaterra (y con los mismos méritos, al menos Bill Gates y otros se lo merecen).

el Obispo de Roma dijo que el dinero "no es deshonesto en si mismo", pero que si se le valora como más que cualquier otra cosa, “puede llevar al hombre al un egoísmo ciego.”

Ayn Rand replica: ¿Así que crees que el dinero es el origen de todos los males? ¿Te has preguntado alguna vez cual es el origen del dinero? El dinero es una herramienta de intercambio que no puede existir a menos que haya productos producidos y hombres capaces de producirlos. El dinero es la forma material del principio que los hombres que desean intercambiar con otros deben hacerlo mediante el comercio y entregar valor por valor. El dinero no es a herramienta de los aprovechadores, que quieren tus productos con lágrimas, o de los ladrones, que te lo quitan a fuerza. El dinero es posible sólo por los hombres que lo producen. ¿Es a esto a lo que llamas el mal? (Atlas Shrugged)

Continúa Ratzinger:

Se trata -dijo- de usarlo en vez de por interés propio en el interés de los pobres, imitando a Cristo.


Frase enunciada por el hombre que vive en el palacio, trabaja en un palacio, y descansa en otro palacio. Algo que no creo que el carpinterio judío (si es que existió) haya hecho. Jesús, al igual que Ratzinger, fue un vago que no tuvo que trabajar para mantener a sus hijos. Es fácil abrir la boca así.

El Papa teólogo manifestó que sobre el tema de la riqueza y la pobreza se confrontan dos lógicas económicas, la del beneficio y la de la distribución ecuánime de los bienes y que no están en contradicción siempre que su relación "estén bien ordenada".
... y sigue
La doctrina social católica siempre ha apoyado que es prioritaria la ecuánime distribución de los bienes. El beneficio es legítimo y en la justa medida necesario para el desarrollo económico", afirmó el Pontífice.

Ser pobre no implica que una persona automáticamente tiene derecho a recibir algo. Pero para los cristianos, esto es imposible de entender. Además vean la contradicción: Lucas 6:20

Pero también añadió (Juan Pablo II) que el capitalismo no es el único modelo válido de organización económica,” subrayó el Papa Ratzinger.

Nuevamente, Ayn Rand: Lo que deben entender, lo que todos los esfuerzos de los enemigos del capitalismo están tratando de esconder, es el hecho que el capitalismo no es un sistema meramente "práctico", sino que es el único sistema moral de la historia.

A estas alturas, quizás quede alguno que aún no se convence de la imposibilidad de ser cristiano. Pues sigamos:

"la emergencia" hambre y la "emergencia" ecológica del mundo actual "denuncian con evidencia que la lógica del beneficio, si es la que prevalece, incrementa la desproporción entre ricos y pobres y la ruinosa explotación del planeta.

Desde luego, que los partidarios de la libertad creemos que es la competencia y la avaricia los verdaderos motores del mundo: Greed is good, decía Adam Smith. Cualquiera que entienda cómo funciona la economía, sabe que sólo funcionamos motivados por incentivos. Y además, destruir el planeta no es rentable. Liberalismo y ecología son absolutamente compatibles, de hecho, la economía depende de un desarrollo sustentable.

En el fondo se trata de decidir entre el egoísmo y el amor, entre la justicia y la indecencia, en definitiva entre Dios y satanás

Adam Smith: no es por la benevolencia del panadero, del carnicero o del cervecero que tenemos nuestra cena cada día, sino que por el eogísmo de cada uno de ellos. Esta frase probablemente es la más célebre del liberalismo y demuestra el valor del egoísmo y el individualismo. Como todos sabemos, incluso el amor al otro y la solidaridad son actos egoístas. Pero esto es algo que el magnate del Vaticano no entiende.

La lógica del beneficio incrementa la diferencia entre pobres y ricos y de explotación del planeta. Sin embargo, si prevalece la lógica de compartir y de la solidaridad es posible corregir la ruta y orientarla hacia un desarrollo ecuánime, para el bien común de todos

Lo dejo hasta aquí. ¿Necesitan más pruebas de la incompatibilidad entre cristianismo y capitalismo?


Cada individuo está siempre esforzándose para encontrar la inversión más beneficiosa para cualquier capital que tenga [...] Al orientar esa actividad de modo que produzca un valor máximo, él busca sólo su propio beneficio, pero en este caso como en otros una mano invisible lo conduce a promover un objetivo que no entraba en su propósitos [...] Al perseguir su propio interés frecuentemente fomentará el de la sociedad mucho más eficazmente que si de hecho intentase fomentarlo."
Adam Smith

9 comentarios:

socióblogo dijo...

Sobre el tema ambiental, en economía existe un concepto denominado inconsistencia temporal. "Salvar el planeta" es la solución óptima a largo plazo, pero en las condiciones actuales existen incentivos para que los individuos lleven adelante acciones de corto plazo que ayudan a destruirlo, porque éstas acciones son rentables. Es decir la rentabilidad de un proyecto que atenta contra un ecosistema incentiva a que ese proyecto se ejecute sin tener en cuenta la solución óptima en el largo plazo que sería respetar dicho ecosistema. En suma, destruir el planeta puede ser infinitamente rentable y ese es precisamente el problema.

Nótese que esta es una explicación basada en la economía, no en citas de la biblia o en revelaciones proféticas. Hago notar también que para corregir el problema de inconsistencia temporal claramente no basta con encomendarse como lo haría un creyente a la 'avaricia' como motor de la evolución humana o al 'orden espontáneo' que surge de ella. Poner los incentivos en su lugar depende de una intervención de la autoridad (policy) inspirada en una meta que se considera deseable.

Patricio dijo...

Estoy completamente de acuerdo: Liberalismo y Cristianismo son en su esencia incompatibles.

Nadie con un poco de Fe o un poco de seso puede seguir a Adam Smith o a los yuppies que creen que la realidad se mide con estadísticas y que los pobres son pobres porque son flojos.

Nadie con el corazón tan empequeñecido por el libremercado a ultranza y el egoísmo puede seguir a Cristo, que propone el amor a Dios y al prójimo, la solidaridad y la justicia como forma de vida.

Estamos de acuerdo.

Ricardo dijo...

parece que patricio no conoce al cura Hasbún...

Patricio dijo...

¿qué tiene que ver el cura hasbún en todo esto?
la discusión es entre cristianismo y liberalismo, ¿no?

claro, y si digo que el mensaje cristiano es de amor, va a llegar otro y me va a decir " ¿y tal cura que mató a no se quién, y la inquisición, etc etc?"... ese no ha entendido que estamos hablando aquí de conceptos y de ideas, no de sus instancia particulares en seres que por naturaleza son débiles y pecadores...

Chile Liberal dijo...

Sólo una muestra para que vean la estupidez fundamental del cristianismo.

Cuándo se les pregunta a los cristianos ¿es la Biblia la palabra de dios, o sólo un libro con posibles errores? Esa gente, para afimrar la veracidad de la Biblia, cita un versículo

2 Timoteo 3:16

Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia,

Sólo los corrobora su propio libro. Y creen esquizofrénicamente en la veracidad del texto.

Simplemente es intelectualmente indefendible.

Patricio dijo...

¡ qué fácil es hacer caricaturas del oponente y así dejarlo como idiota!

Si abrieras más tu mente, carlos, dejarías de creer ciegamente que todo creyente, por el hecho de serlo, es estúpido.

Los creyentes creen en lo que está dicho en la Biblia por una cosa que se llama Fe; hay que dar ese salto para creer en la revelación. Fe no sisgnifica confianza ciega, sino un acto voluntario de confianza que no contradice a la razón, pero que tampoco se reduce a razón.

Si en verdad te pusieras serio con esto de la interpretación de las Escrituras, verías que todas tus peroratas sobre supuestas inmoralidades y errores garrafales no son más que chillidos histéricos. Pero tú eres ingenuo, ves que dos pasajes se "contradicen" y dices: esto es absurdo, es falso.

Triste modo de interpretar textos, no? Podrías invitar a Gadamer a tomar té a tu casa, jaja

saludos

Laissez Faire dijo...

hola.
y acaso adam smith no era cristiano?

Chile Liberal dijo...

Adam Smith no era cristiano. De hecho, él participó en varios salones intelectuales organizados por su amigo Bardon d'Holbach, probablemente el primer ateo de la historia.

No obstante, Smith se refirió en varias oportunidades a un Arquitecto del Cosmos, el mismo incluso empleó el término "Dios". Lo más probable es que haya fluctuado entre deísmo y un ateísmo producto de su intercambio con los materialistas franceses.

Recomiendo leer el siguiente magnífico paper:

Adam Smith: ¿Liberal o cristiano?

Desde luego, no son pocos los que creen que es posible ser liberal y cristiano a la vez (ssta confusión sólo ocurre en países de habla hispana). Yo lo veo muy difícil. Sin embargo, ser papista y liberal es imposible.

Más de Adam Smith:
La ciencia es el gran antídoto ante el veneno del entusiasmo y la supersitición.

Sobre la Iglesia Católica...
En el transcurso de unos pocos siglos más, se desintegrará en ruinas.

Esto ya comenzó y se lo debemos a Karol Wojtila, bajo cuyo mandato las órdenes sacerdotales prácticamente se extinguieron.

El fin del papismo es la luz al final del túnel. Sólo necesitamos el último empuje para acabar con la epidemia papista.

Anónimo dijo...

Esto es no entender nada de nada: Ser liberal no significa no creer en Dios. Ser liberal no significa ser relajado en la cama. Ser liberal no significa creer en el libre mercado.
Ser liberal es aceptar que otro pueda pensar distinto. Y si de eso se trata la Iglesia Católica es mucho más liberal que quienes escriben y participan de este blog, que creyendose muy liberales (apuesto lo que sea que jamás han leído a algun padre de la ilustración francesa) quieren destruir a la Iglesia por el sólo hecho de pensar distinto.
Asimismo si tienen una fijación marxista en contra de la Iglesia por lo menos hagamosla con altura de miras.
La Iglesia Católica y el liberalismo son plenamente compatibles. Es más, es cosa de ver que al mismo interior de ella conviven distintos grupos y todos se aceptan y resptan, cosa muy lejana de lo que sucede en este blog "liberal"...