sábado, 3 de febrero de 2007

Las paradojas francesas

Los liberales chilenos y franceses se encuentran en la misma encrucijada, para su propio beneficio

EEUU es el país que más gasta en alimentos diet, sin grasas y bajos en calorías. Todos sabemos que la obesidad es un mal endémico en dicho país. Francia no piensa en las calorías cuando se trata de comer bien, traigan quesos, crema, vinos, chocolates, coñac, más vino, champaña, baguettes, croissants… y la obesidad apenas afecta al 3% de los galos. Este fenómeno, incomprensible para los norteamericanos (y para cualquiera), se ha denominado la "paradoja francesa" y tiene de cabeza a investigadores de todo el mundo.

En el plano político la realidad es igualmente paradójica. El país conocido como la patria de los derechos del hombre y donde los derechos del individuo se han exaltado con orgullo desde siempre, es una de las naciones más colectivistas en el campo económico y abiertamente hostil tanto al espíritu emprendedor como a las privatizaciones. La clase política francesa (formada por los énarques) es un verdadero Jurassic Park donde habitan los más variopintos tipos de dinosaurios, aunque felizmente sin Tiranosaurios. La democracia francesa, después de todo, es sólida.

Entre Ségolène Royal y Nicolas Sarkozy, la alternativa es Édouard Fillias
El modelo de bienestar social evidencia fatigas de material que son tan notorias como complejas de resolver, pero ya se ha formado un nuevo referente llamado Alternative Libérale, fundado el año pasado sobre los principios del liberalismo clásico.

La labor que tienen por delante es titánica, quitarle poderes a los ultrapoderosos sindicatos, reducir el gigantismo estatal, crear espacios de libertad en el mundialmente desacreditado sistema educacional francés. El hombre que se ha decidido a provocar una nueva revolución francesa se llama Édouard Fillias y tiene 28 años, y ha comenzado esta casi utópica tarea junto a su mujer, la bella y apasionada Sabine Herold.

















La importancia de ser liberal
Mientras que los grandes conglomerados se desangran en disputas por el poder, es hora de que entre en escena un nuevo actor, que anteponga los intereses de cada uno para lograr el beneficio de todos, una corriente de pensamiento que con los votos haga patente el descontento popular y así exigirle al Estado que se repliegue. Esta situación describe a Chile y a Francia, pero hay un detalle que no podemos soslayar, debemos estar conscientes de que somos una minoría, y una minoría ínfima. Pero en medio de un panorama político tan estrecho e incierto, serán los pequeños movimientos quienes cargarán la balanza hacia uno u otro lado, y por tanto, no importa lo pequeños que seamos, podemos llegar a ser cruciales.
Así al menos lo da a entender The Economist en este artículo ya que no es un misterio para nadie que el empate virtual que se espera en las elecciones francesas hará de los votos de movimientos minoritarios una presa valiosa para los dinosaurios de la política tradicional, tal como probablemente ocurra en Chile en las próximas elecciones presidenciales. El gran beneficiado será el centro político, el hábitat natural del liberalismo.

Es en este contexto en el que les exigiremos a los mendicantes políticos tradicionales que adopten nuestras condiciones para luchar liberalmente contra la corrupción, el estatismo (“Hay que creer en el estado”, M. Bachelet, o “Subamos impuestos”, P. Aylwin), el despilfarro de recursos, la claudicación ante los fanáticos religiosos, y todos los vicios de la Nueva Derecha (Concertación + Alianza). Podemos apeciar lo virtuoso que es mantener nuestra posición centrista, manteniendo una saludable y equidistante distancia de los vetustos bloques de poder que no representan a nadie sino a sus propios intereses (pero que, a falta de opción, el electorado irremediablemente se entrega a ellos).

Enviamos nuestro saludo y parabienes a la Alternativa Liberal de Francia y les deseamos mucho éxito en las elecciones presidenciales de abril.
Invitamos a los lectores de Chile Liberal a leer sitio de Alternative Libérale, el cual mantendremos como vínculo en nuestra sección Sitios de interés.

Para mayor información, recomendamos:
Artículo sobre el neo-autoritarismo en Europa,
Las nuevas damas de hierro
Entrevista a Sabine Helord (en inglés),
Política, Francia y Libertad
Artículo completo de The Economist,
Cómo una plétora de candidatos puede ayudar a los centristas

¿Cómo sería un Programa de gobierno del Partido Liberal Refundado? Léanlo en este excelente artículo de Álvaro Bardón, el principal columnista liberal de Chile: Programa de gobierno

chileliberal@gmail.com

3 comentarios:

Movimiento Liberal Progresista dijo...

La envidia que algunos sienten por Francia puede llegar a estos extremos.

No muerdas la mano que te dio de comer.

Felipe dijo...

Lo que escribes es genial pero la imagen de tu blog es muy mala. Metete a mi blog www.misterioslost.blogspot.com ( es acerca de Lost, mi serie favorita )y ve la diferencia. Si quieres te puedo ensenar a subir videos, y a poner contactos, tablas de chat, etc.Asi tu pagina sera excelente. Tambien seria bueno que subieras un contador de personas y otro donde indiquen los usuarios online.

Movimiento Liberal Progresista dijo...

Gracias, Felipe.

A los otros usuarios les pedimos disculpas por no ofrecerles aún un blog con una presentación más profesional, pero "with a little help from our friends" podemos mejorar.

Después de todo, queremos que este sitio mejore con el aporte de todos nosotros.

Contactaremos a Felipe para que nos ofrezca su conocimiento.

Saludos y gracias.