jueves, 17 de julio de 2008

Diosa del Metro, otra víctima de la represión

La mentalidad represiva y prohibicionista del chileno ha cobrado nuevos bríos con el arresto de Montserrat Morilles, una muchacha de 26 años que baila en los caños del metro de Santiago. Quiso llevar su performance a los alrededores de la casa de opresión pero fue injustamente arrestada por los pacos culiaos Carabineros de Chile. Viva Chile.

Como siempre, tenemos que preguntarnos si alguien resultó o podría resultar lastimado con los bailes de la Diosa. Respuesta: nadie. Lo que los hijos bastardos del Opus Dei, los besaculos de los Pacos y las encomenderas de la Santa Nosécuantito no soportan es que una mujer proteste contra la intolerancia, que era la consigna de Montserrat.

En Santiago se puede ser víctima de un atraco, de una paliza, del robo del auto, de asalto en el propio hogar, de un carterista, etc., y nadie responde, ni siquiera la mundialmente infame policía chilena. Pero basta que una mujer aparezca en paños menores amenizando el desplazamiento diario de los santiaguinos para que en unos pocos minutos hagan presencia decenas de pacos. Pero ¿dónde están cuándo uno realmente los necesita?

En el video que pueden ver aquí contabilizo al menos OCHO PACOS que arrestan a Montserrat antes de que se quite la ropa. ¿Qué ley sinsentido habrá violado? ¿Hay una ley, como en Irán, que prohíbe exhibir el cuerpo? ¿Por qué fue arrestada ANTES de su performance frente al Kremlin de La Moneda? Para más burla, llega hasta un vehículo blindado para detener a la Diosa del Metro, víctima de una vejación contra la libertad de expresión y libertad de desplazamiento.

Ella tuvo el gran gesto de presentarse luego de cerciorarse de que no hubiese niños. Así todo, los niños desde pequeños deben comprender que estas cosas son así y que el erotismo no tiene nada de reprochable. Pero en un país que dicta días de vagancia en honor a un mona de yeso llamada "virgen" Carmen, la arbitrariedad y el abuso de poder están a la orden del día.

Chile e Irán: firmes en la defensa de la moral y las buenas costumbres.


38 comentarios:

SergioA dijo...

¿Ella se cercioró de que no hubiera niños?
¡Qué delicadeza!
Seguramente nunca imaginó que su acto iba a aparecer en todos los canales de TV y que sería comentario obligado en los recreos.

¡Por favor!
El show del caño no es más que un tongo progre.
Alguna vez, Bachelet se dirigió al país por cadena nacional cuando un carabinero golpeó a un periodista.
Hoy se patea generosamente a los reporteros que graban al enorme contingente reunido para detener a una modesta mujer que se gana la vida colgada de un fierro.
¿Por qué el cambio?
Es bastante obvio. Para volcar a la opinión pública y a la prensa en favor de esta pobre víctima de la moral victoriana, su "filosofía de vida" y su inocencia.
El show está especialmente dirigido a los niños. Los progres promueven el sexo entre los menores de edad para anular la autoridad paterna y comprarlos con condones y píldoras.


¿Otro tongo?
Sernam versus tvn.
Burdamente planeado para crear en las dueñas de casa "conciencia de clase" y reclutarlas para el feminismo, aliado estratégico de los progres.



De paso, estas maniobras sirven para distraer a la opinión pública de la mala administración. ¿No?




Saludos.

Florencia dijo...

Ni esta modesta mujer se gana la vida colgando de un caño (y si lo hace, ¿qué? Y en ese caso, ¿por qué no hace su performance en un lugar donde la gente pague por su entrada?) ni hubo truco alguno para distraer a la gallada de la mala administración ni nada. Qué huevada.
¿Protesta contra la intolerancia? ¿No puede hablar, sólo bailar? Porque yo no caché el mensaje. Así como la intolerancia es mala, EL AUTORITARISMO U OBLIGAR A ALGUIEN TAMBIÉN LO ES.
A mí me parece que lo que esta mujer hizo en el metro es vulgar: los que quieran ver un espectáculo así, que paguen o que entrenen a sus mujeres. A mí no me interesa verlo. Si hubiera sido en la calle uno se puede ir, pero no hay mucho dónde elegir en el metro...no me digan "bájate y súbete al próximo tren" porque estoy en todo mi derecho a querer llegar a mi casa temprano sin que mi viaje sea interrumpido por algo que no quiero ver pero no puedo evadir.
Mis niños no han visto el famoso video porque tengo suficiente sentido común para no ponerlos a ver tele a una hora en que dan cosas escabrosas como las noticias para que ellos no se vayan a dormir con la cabeza embotada. Hay un concepto llamado "sensibilidad". Que el resto de Chile vea noticias "en familia" obedece a su falta de criterio y no me sumo a esas filas.
O sea, no estoy de acuerdo con nadie, para variar.
Pero expreso mi punto de vista porque de uno y otro bando buscan convencerme de cosas que no deben ser: erotismo a la vista y paciencia de todos sin elección o supuestas medidas -bastante estúpidas, por lo demás- por parte de las autoridades.
Sí concuerdo con lo de los pacos, pero dejémoslo en que ellos también querían ver bailar a la minoca, ya?

Cristian Mancilla Mardel dijo...

Concuerdo contigo en cuanto a que hubo una reacción indebida contra esta mujer y una clara violación de sus derechos personales. Sin embargo, no he tenido noticia de que haya habido consideraciones religiosas ni intervención de ninguna persona creyente en la persecución de ella, sino solamente de servicios de seguridad y agentes gubernamentales (guardias del Metro y Carabineros).
Si te preguntas qué ley violó, es probable que la acusen por corromper el artículo 373ro del Código Penal, que sanciona las ofensas contra el pudor y las buenas costumbres. Habría que sopesar los derechos transgredidos de uno y otro lado, es decir, los del denunciante (pues tiene que haber una denuncia de por medio) y de la denunciada. No se me ocurre nada por ahora, pero mi intuición me dice que estuvo mal detener a esa mujer en la vía pública: no solamente fue injusto, sino que agraviante para ella.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Carlos:
Existe un discurso conservador muy arraigado en aquellos que a la vez proclaman la libertad del mercado.
Eso es algo muy paradójico que ha llamado la atención de algunos estudiosos sobre todo porque en los últimos años, el mayor flujo de bienes y el acceso a éstos, ha generado brechas en aquel discurso que cada vez se vuelve más hacia adentro.
Hay un artículo que analiza por ejemplo el carácter altamente conservador del empresariado chileno...lo buscaré.

socióblogo dijo...

Los espacios públicos son, casi por definición, lugares en los que uno se encuentra con otros que no van a calzar con la propia definición de lo que es moralmente aceptable. Una bailarina de tubo es un ejemplo un poco extremo, pero no sé si corresponda llevársela presa. Pongamos un ejemplo en que el dilema es similar, pero más real: una pareja gay besándose. ¿Habría que encarcelarlos?

No creo que represente un peligro para nadie, tampoco priva a otros de sus derechos. Y si alguien sale con "mi derecho a viajar tranquilo en el metro" o algo similar, ese no es un derecho que conste en ninguna parte.

Sobre las teorías de la conspiración, creo que en general no merecen comentario alguno.

Chile Liberal dijo...

@SergioA: Sí, se cercioró de que no hubiese niños. Gran gesto de Monsterrat, aunque su performance no es más ni menos extravagante del anuncio de publicidad normal que vemos día a día.

El show del caño no es "progre". Fue un acto de protesta contra los intolerantes y contra el carácter mojigato/doble estándar de la sociedad chilena.

Ella sí se gana la vida con estos espectáculos, es bailarina profesional, pero no deja de ser aberrante que quienes disfrutaron de la presentación ni siquiera se metieron la mano al bolsillo para darle una propina. Al menos, Montserrat lo hizo "sin fines de lucro".

El problema del Sernam vs TVN es más bien la estupidez de tener un canal estatal de TV. Si el canal no va a ser como la BBC, entonces privatícenlo.

¿Distraer a la opinión pública? Enhorabuena que nos distraigan con las presentaciones de Montserrat y no con las latas de Velasco, Yoma o, peor aún, la presidenta Bachelet.

@Florencia: Si tú no cachaste el mensaje es porque te falta cachativa. La noticia de esta mujer dio la vuelta al mundo. ¿No captas el mensaje?

El problema para tí es tener que demostrar de qué forma te afecta en tu desplazamiento la performance de la Diosa del Metro. Si realmente te afecta, entonces hay motivos para entrar a aplicar restricciones. Eso es lo que no comprendes, pero no te aflijas, porque en Chile nadie cacha eso.

Por ejemplo, nuestra amiga gringa Kyle nos dice que le molesta los posibles residuos de fluidos vaginales que pueden impregnarse en los caños del transporte subterráneo y que no volvería a tocar los fierros. De hecho, dice que va a evitar el Metro. Hay una distancia sideral entre esa actitud y la prohibición a rajatabla que no pocos pregonan, y que los pacos felimente ejecutan.

Insisto, la mujer se presentó luego de cerciorarse de que no hubiese niños. Programas como Mekano u otros no muestran nada muy distinto del show de la Diosa. Así que la excusa de los niños aquí no tiene cabida.

Insisto: si se demuestra el daño a terceros, entonces hay una causa válida para aplicar la fuerza. Éste es el punto central del artículo.

@Cristian: las consideraciones religiosas son más bien sutiles y subliminales. Lo que motivó a Montserrat a bailar en el transporte público fue la intolerancia. Es de público conocimiento que Shile es el país más catolicón del mundo (el último en occidente en legalizar el divorcio, como si las separaciones no existiesen). Es contra todo eso que la Diosa ha protestado.

Excelente tu aporte en cuanto a la ley acá violada. Pero nuevamente, se demuestra sólo que atenta contra algo tan abstracto como el pudor y las buenas costumbres. ¿Por qué no se prohíben ni se arrestan presentaciones similares en el Underground de Alemania?

¿Por qué no se ha arrestado al Cowboy Desnudo de Nueva York?

El "pudor" y las "buenas costumbres" no son motivos para justificar un arresto, más aún, cuando se privó de libertad a esta mujer ANTES de su show.

@Jorge: Es cierto, y te creo.

@Socióblogo: ¡de acuerdo!

SergioA dijo...

¿Una bailarina que lo hace gratis?
A mí me produce risa.
A ti, como liberal, ¿no te produce sospecha semejante actividad "sin fines de lucro"?

Pancho dijo...

Hola:

No estoy de acuerdo contigo sobre victimizar a esta mujer, considero que en este "acto de rebeldía" el provocar este efecto mediático está impulsado por intereses económicos de parte de ella. Para provocar el efecto que permitiese pregonar en contra de aquellos oxidados valores morales y buenas costumbres de ciudadanos octogenarios que cada día tienen menos peso en el juicio social y tendrán menos validez en un tiempo.

Sobre La tirana. Realmente no adoran al mono de yeso, lo que adoran es una sacerdotisa inca buena para la sangre y el gore. Ñusta Huillac también conocida como "la tirana" según la leyenda.

La virgen del carmen es el "service pack" de ese meme.

Chile Liberal dijo...

@Pancho: también se podría especular que más bien la inspira el exhibicionismo. Ahora, si la inspira el lucro, ¿cuál es el problema? En ese caso los represores debieron mandarle un inspector del Servicio de Impuestos Internos, y no un paco.

En cuanto a la Tirana, lo que yo veo es a la tropa de enardecidos fanáticos saltando y bailándole a una estatua. La historia puede parecer interesante, pero ahí hay baile a un objeto inanimado.

Tanto adorar vírgenes en Chile, terminaron creyendo que la virginidad es una virtd.

@Sergio: No me produce sospecha, más bien admiración, la estrategia de márketing de esta mujer debiese estudiarse en las escuelas de negocios. Sin gran despliegue, sólo con paños menores, ha logrado más publicidad que con cualquier agencia del rubro.

Si gana dinero ahora, enhorabuena.

El problema es que con a tranca sexual que tiene Chile, una mujer que baila acapara la atención de la sociedad entera.

Insisto, comparen con el Cowboy Desnudo de Nueva York. Mientras que él es el símbolo de Nueva York, en Shile metemos a la cárcel a la mina que baila.

Puta que es penca, mojigato, chato, moralino y catolicón este país por la cresta.

La mina baila: get over it. Déjense de joder.

Florencia dijo...

El "daño" no solamente se refiere a algo flagrante. Se refiere a que uno tiene PLENO derecho a no TENER que ver cosas que le desagradan. Sea un beso gay, una bailarina de caño o lo que sea. Hay cosas que a mí no me molesta ver o hacer en público pero que incomodan a otros: no creo que la actitud correcta sea decirle a esos otros "get over it". Ya veo por qué esta sociedad está como está, Chile Liberal, y me extraña que alguien que mira tanto hacia otroa países más avanzados se atreva a ser tan insensible.
Mekano y similares me parecen la rotería más grande del mundo, pero tengo la opción de cambiar el canal o apagar la tele.
Por eso apelo nuevamente a la sensibilidad, ya que los hombres que aquí han comentado no la han considerado ni por si acaso. ¿Será porque la bailarina era mujer y no travesti? A ver qué comentario homofóbico habría aparecido por aquí en ese caso.
Por cierto que estoy de acuerdo con Kyle respecto del aspecto higiénico, pero nuevamente uno puede andar con desinfectante para manos en el bolsillo o cartera y listo. Todos sabemos que nos exponemos a la mugre andando en transporte público.
Opciones, people, opciones.
Mi punto es que nadie tiene derecho a IMPONERME nada y menos a decirme que lo supere sólo porque a otros no les molesta.
Chile Liberal, tu postura se acerca al socialismo: si a la masa le parece bien, los que estén en desacuerdo que se jodan. Me extraña araña.

Chile Liberal dijo...

@Florencia: aún no me explicas cuál es el daño que te produce el "minuto feliz" de la Diosa del Metro.

Si lo demuestras, entonces es lícito defenderte, porque nadie puede dañar a otros en una sociedad libre.

Extraoplemos, como lo hago por tercera vez, con el "Cowboy Desnudo" de Nueva York. ¿Por qué el es un símbolo de Time Square, y la Diosa del Metro es arrestada ya tres veces?

Nadie te IMPONE que bailes. Nadie te impone verla. Su presentación dura UN minuto.

Insisto: demuéstrame en qué te produce daño físico o síquico.

A mí me produce daño síquico ver una monja, ver imágenes de la virgen, me violenta sicológicamente ver un crucifijo, emocionalmente me siento vulnerado cuando veo a los canutos cantando. No por eso ordenaría arrestarlos. A lo más, he expresado mi molestia.

Demuéstrame el daño que produce el baile de la Diosa. Así como demuéstrame el daño que produce a Nueva York el Cowboy Desnudo. Si no eres capaz de demostrarlo, tendrás que admitir que el arresto de la Diosa ha sido un completo abuso de poder.

Prefiero mil veces tener que soportar una mina que baila, a sabiendas que vivo en una sociedad respetuosa de las libertades individuales, que sentir que vivo en una sociedad donde hay guardianes autodesignados de la moral y que ordenan arrestos injustificados.

Quizás si me tocase ver el Minuto Feliz mi actitud sería: me molesta algo el baile, pero chucha qué es rico vivir en una sociedad libre, donde estas cosas ocurren.

socióblogo dijo...

Es posible que la actitud correcta no sea decir 'get over it', pero eso tiene más que ver con normas de trato social y a nadie lo pueden arrestar por violar esas. Violarlas, a lo más, lo vuelve a uno mal educado y perturban la convivencia un poco, pero nada más. La actitud correcta tampoco es llevárselos presos.

A mí, por ejemplo, me molestan profundamente las cadenas de oro, todas. No soporto a quienes las usan y me producen toda clase de malos pensamientos; me resulta tremendamente difícil tolerarlos. Si tuviera hijos, les prohibiría terminantemente usar cadenas de oro. También les prohibiría ver 'Los Magníficos' o cualquier video o imagen en que aparezca Mr. T, pues de acuerdo con mis preferencias estéticas, ese tipo es un mal ejemplo. Sin embargo si yo llevara a esos hijos hipóteticos a tomarse un helado y resulta que hay un sujeto en ese mismo lugar, con la camisa abierta y cientos de cadenitas de oro asomándose en su pecho, ¿qué puedo hacer? ¿Escandalizarme? ¿Llamar al 133, al 1402?

Te podrá parecer un ejemplo idiota o podrás creer que me estoy burlando de ti. Aunque eso último es en parte cierto, hay más también. Lo que ilustra el ejemplo es que en los espacios públicos uno está siempre obligado a encontrarse con gente desagradable.
Muy distinto sería si la bailarina se metiera en tu casa a bailar. Por lo mismo, el ejemplo de Mekano es tramposo: la televisión está dentro de tu casa, un espacio privado, que es precisamente el espacio que en la teoría liberal es inviolable, donde se maximiza la posibilidad de elegir y de ser libre. Ahí sí que se puede cambiar el canal. En cambio, si voy en una micro y se sube un ebrio, un tipo con el cierre abierto, alguien con un terno brilloso y manchado, un mal cantante, un travesti, una puta, un milico o un tipo con cadenitas de oro, well, tough shit (qué novedoso esto de intercalar frases en inglés).

En definitiva, a nadie se lo pueden llevar preso porque uno lo encuentre un roto (y, a propósito, nada de más mal gusto que ir por la vida roteando a la gente. Es peor que las cadenitas de oro).

Ah, se me olvidaba: la cantidad de ideas aterradoras que se me vienen a la cabeza de solamente imaginar que alguien anda con un lysol en la cartera es tremenda. Por mi lado, no quisiera vivir en una ciudad con olor a desinfectante (además que son contraproducentes a la larga, porque dejan vivos a los organismos con resistencia).

Florencia dijo...

Mi daño es que me molesta ese tipo de espectáculos. Creo tener derecho a no verlos.
Honestamente no sé cómo se puede impedir que estos shows se hagan en plena calle o metro. Si la gente fuera más considerada del prójimo y si no hubiera gallos lanzando vítores por la iniciativa de la mina, quizás estas cosas no pasarían. ME CARGAN los pacos con su prepotencia y violencia, quizás habría bastado con que la multaran o algo así, NO SÉ, NO TENGO LA ÚLTIMA PALABRA. Quizás la galla es rota nomás y punto, hay gente que tiene que decir sus cosas con más escándalo que otra.
Me parece lícito el punto de la mina pero creo que se fue un poco al extremo para demostrarlo. Prefiero una marcha o algo menos "violento" que un strip tease y baile del caño. Si el objetivo tiene fuerza, llegará.
Socióblogo, muchas gracias por tu aporte, tienes toda la razón. Lo cual no quita que exprese mi desacuerdo por, repito, avivarle la cueca a algo que me parece de pésimo gusto. Reitero, uno puede irse si se encuentra con Mr. T o un cafiche similar en la heladería, pero en el metro es como complicado mandarse cambiar.
El cowboy puede hacer lo que quiera en Manhattan, si me lo encontrara capaz que siguiera caminando, PORQUE PODRÍA.
Saludos.

Al pan pan, vino vino dijo...

¿Es posible cerciorarse de que no haya niños? jajaja

SergioA dijo...

Me voy a referir al primer comentario de socióblogo.
La moral es el conjunto de las costumbres de una sociedad y el espacio público es su escenario, es en él donde funciona. Si la moral no rige en la calle, en el metro, ¿dónde entonces? ¿en el baño?.

Al sociólogo pop no le molesta ver un par gays besándose en la calle, porque ya tiene una orientación sexual definida, sea cual sea.
Pero a un padre que le está dando una formación heterosexual a su hijo pequeño, sí le molesta que éste los vea.

¿Ustedes orinan en la calle? ¿Por qué?
¿Si alguien quiere andar desnudo por la calle, ustedes lo apoyan?

Chile Liberal dijo...

@SergioA: a mí no me molesta ver a una pareja besándose. Si es una pareja homosexual o heterosexual, no es de mi incumbencia.

Puede ser que una madre lesbiana que tenga un hijo quizás se alegre de ver una pareja lesbiana besándose.

- "Papá, esos dos hombres se están besando".
- "Sí hijo, son homosexuales, son dos hombres que se quieren y se besan"

El anterior es un diálogo ficticio, pero tremendamente educativo. Así también pretendo construir una sociedad libre y sana.

Tu ejemplo sobre realizar funciones fisiológicas en la vía pública, ¿qué tiene que ver con el tema? Sí, arrojar desperdicios en la calle es pésimo por una cuestión de salud, sean papeles, restos de comida, orina o feces, etcétera, es como arrojar proyectiles a la gente. No sé qué tiene que ver con lo anterior.

Volviendo al tema, de hecho aliento a las parejas gays para que celebren su opción sexual y demuestren su amor en los espacios públicos.

Se le acabó el chipe libre a los homofóbicos en Chile.

SergioA dijo...

Chileliberal: A ti no te molesta la exhibición homosexual y a socióblogo tampoco, pero el 96% de la población es heterosexual y a la gran mayoría de esa inmensa mayoría sí le molesta.
En una democracia la mayoría manda y la minoría acata.

Yo entiendo que los homosexuales quieran promover la más amplia libertad sexual, eso los favorece. Por eso aplauden a la mujer del caño.
Pero la mayoría no está con ellos.
La mayoría no quiere que los niños sean erotizados y menos por homosexuales.

¿Te parece bien que los niños sean incitados a beber alcohol, a fumar, a ser flacas como modelos?

Así como disminuye la tolerancia al tabaquismo, se restringe la publicidad del alcohol o se toman medidas para prevenir la anorexia, llegará el día en que se limite la publicidad y la apología del homosexualismo.

No pretendo que se encarcele a homosexuales, modelos raquíticas, alcohólicos o fumadores. Espero que estas personas entiendan que sus hábitos no son constructivos, que respeten la moral y la ley como todos.



Tu respuesta acerca de la orina la comparto, a mí tampoco me gusta ver basura en la calle.
La pregunta acerca del nudismo queda pendiente.
¿Te molesta ver un trío besándose? ¿Un cuarteto? ¿Un quinteto?





Jorge: sí, es cierto, los grandes empresarios son conservadores.
Y no son contradictorios, son exitosos.

socióblogo dijo...

Chileliberal: A ti no te molesta la exhibición homosexual y a socióblogo tampoco, pero el 96% de la población es heterosexual y a la gran mayoría de esa inmensa mayoría sí le molesta.
[citation needed]

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Sergioa: Si no son contradictorios o doble estandar.
¿Cómo explica que un canal, que en horario para menores, transmite un programa donde mujeres semidesnudas, contornean su cuerpo eróticamente al son de reggeaton, luego se niegue a transmitir una campaña del condón...?

¿Acaso no se fomenta el erotismo con programas de ese tipo? ¿Qué valores y moral se enseñan ahí?

Luego, en ese mismo canal, después del noticiero habla un sacerdote contra la campaña del condón que busca despertar la sexualidad...Cuac

Parece que la moral más depende de los reportes económicos que conlleva la publicidad y no de bases muy fundamentales...

Si eso no es contradicción entonces no sé de que habla señor...

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

En todo caso, el éxito económico no es sinónimo de alta moral...ejemplos tenemos muchos.

SergioA dijo...

Jorge:
Ese tipo de programas se transmite en un horario tradicionalmente dedicado a los adolescentes y nunca escuché a madres criticando a Mekano por erotizar a sus niños.
Las críticas siempre vinieron de la propaganda progre.

¿Tienes algo que decir de la moral de Angelini, Luksic, Matte...?

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Sergioa: Lee tu respuesta y ve tu falta de lógica y más aún tu falta de consecuencia.
Por lo que dices, da lo mismo el contenido del programa, total está emitido en un horario para adolescentes. Por qué entonces no emitir la propaganda del condón a partir del horario adulto en ese canal, si en el horario para adolescentes todo es mas "sano".

Segundo, dices que las madres no se quejan por que el programa despierta el erotismo. ¿Saben lo que ven sus hijos todas las madres?
No, en lo absoluto.

Veamos la moral de gente de Inverlink, o el sostenedor del colegio investigado en Informe Especial. Vaya, empresarios existosos, pero muy faltos de moral.

Una vez más Sergioa, lo que dice es pura propaganda.

SergioA dijo...

Jorge:
El contenido de esos programas es adecuado para adolescentes.
Muchas madres están con sus hijos a esa hora y no hay quejas de ellas.
Los conservadores no promovemos el uso del condón. En ningún horario.
¿La gente de Inverlik era inmoral? Bueno, Inverlink ya no existe.
El sostenedor mencionado no es un gran empresario y no sé si sea conservador.

El tema era el conservadurismo de los grandes empresarios.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Sergioa, como va acomodando los argumentos y mostrando las ambigüedades de su discurso.

¿Qué es más erótico, una campaña que dice cuidate, usa condón, o un concurso de colitas?

Tampoco las madres se quejaron por la campaña.

El sostenedor es un empresario, probablemente conservador, favorable al stato quo, probablemente decía: Por qué cambiar la Loce...

Chile Liberal dijo...

@SergioA: tu declaración es temeraria e irresponsable:

"el 96% de la población es heterosexual y a la gran mayoría de esa inmensa mayoría sí le molesta.
En una democracia la mayoría manda y la minoría acata."


Para empezar, como repara Socióblogo, por favor respalde su aseveración sobre "la mayoría" a la que le "molesta" ver a una pareja homosexual besándose. Exijo alguna prueba al respecto.

Pero lo temerario es afirmar que la mayoría manda en una democracia. Desde luego, esto es así. La mayoría manda cuando se trata de designar autoridades que administren cuestiones públicas, por ejemplo concejales, alcaldes, parlamentarios, presidente de la república. Es un vicio conservador el creer que cuestiones morales o cuestiones que sólo atañen a un individuo deben decidirse en deliberación pública. Esta falacia la hemos sufrido en la PDD, el aborto, y el matrimonio homosexual, pero ahora incluso en las "PDAs" (public display of affection). Las muestras públicas de afecto jamás han estado sujetas a la voluntad de la mayoría. ¿De dónde sacaste eso?

En cuanto a la pregunta sobre la desnudez, fíjate que de todas las cosas que me he planteado en la vida, nunca me ha preocupado ni una lluvia de asteroides ni si hoy me voy a encontrar con un pasajero desnudo en el transporte público o la vía pública. De hecho, nadie en su sano juicio exhibe sus partes privadas. Te recuerdo que la Diosa del Metro sí se cubría. Lo que plantea el problema, nuevamente, de dónde establecemos el límite. ¿Es una mujer con un escote pronunciado o una minifalda que deja el descubierto la ropa interior algo inmoral o que debe censurarse?

Desde luego, la respuesta es NO. Ni la ropa provocativa ni la desnudez, pero por razones diferentes. En el casi imposible caso de que alguien decida desplazarse desnudo por la calle hacia el trabajo o lugar de estudios, algo que jamás he visto y que nadie ha visto, lo más probable es que se trate de algún desorden mental, a no ser que estemos hablando de tribus primitivas donde andar desnudo es la norma (no impuesta, sino aceptada espontáneamente). De otro modo, es exhibicionismo o acoso a otros individuos, lo que ya demuestra daño y hay fundamentos para aplicar la fuerza contra aquel individuo.

Te cuento que hubo un caso muy polémico en EEUU (nación represiva y mojigata) por el caso de Kyla Ebbert, una mujer expulsada de un vuelo por parte de una compañía aérea por usar una falda muy corta. Me imagino que tú habrías aplaudido semejante atropello.

Andar desnudo es un caso muy raro. Más común es la manía de algunos por censurar las prendas "provocativas". Me imagino que quienes viven en una cultura sexual represiva (y que buscan someter al resto), no logran controlarse frente a una dama.


(Ah, y respecto a realizar funciones biológicas en la vía pública, te recuerdo que en varias naciones latinoamericanas es común, y sí, es asqueroso ver a alguien cagando o meando.)

Por culpa de gente como tú, nuestras damas chilenas no pueden broncearse en topless en las playas chilenas, algo totalmente común en Europa y Australia (no así EEUU, nuevamente). Ya sabrás que una mujer que se broncea en la playa no logra un tono parejo si no se quita el sujetador del bikini, lo que produce el efecto bastante horrible de quedarse con los pechos blancuchos y pálidos. Este resultado antiestético es una de las muchas consecuencias de la represión sexual que existe en Chile, producto de la intolerancia, ante la cual protestó Montserrat, "La Diosa del metro".

O sea, protestó contra gente como tú.

Quizás si la gente como tú cambiase, o si se fuesen todos a vivir a la Patagonia y nos dejaran en paz, La Diosa ni siquiera se habría presentado, porque no habría contra qué protestar. No se necesitan Diosas del Metro en Amsterdam, por ejemplo, y si hubiese, nadie le habría dado pelota, no sería tema de conversación para nadie.

Florencia dijo...

La última acotación de SergioA es realmente inverosímil y contradictoria, me pregunto si leyó lo que escribió antes de hacer click o si éste fue resultado de un espasmo en el dedo.
"en democracia la mayoría decide y el resto acota" o algo así...Viva Chile mierda!! Toditos a obedecer sin cuestionar y con la cara sonriente. Total la moral la dicta la mayoría, no la conciencia, no?

Florencia dijo...

perdón, acata.
también estoy medio espasmódica, pero por suerte sólo con las letras, no las ideas.

socióblogo dijo...

La moral es el conjunto de las costumbres de una sociedad y el espacio público es su escenario, es en él donde funciona. Si la moral no rige en la calle, en el metro, ¿dónde entonces? ¿en el baño?.

Al sociólogo pop no le molesta ver un par gays besándose en la calle, porque ya tiene una orientación sexual definida, sea cual sea.
Pero a un padre que le está dando una formación heterosexual a su hijo pequeño, sí le molesta que éste los vea.


Que me moleste o no no es lo realmente relevante. Lo importante es que mi molestia, de existir, estará seguramente basada en un conjunto de convicciones y creencias morales que no tienen lugar en el espacio público, sino en el privado. Por lo mismo, no resulta razonable que yo intente, basándome en ese conjunto de convicciones morales, censurar a otros que no las comparten. No lo es, porque si yo intentara aquello, ¿cómo podría esperar que los otros hagan lo mismo conmigo? ¿Cómo podría esperar razonablemente que los otros no intenten monopolizar el espacio público con sus propias creencias y conviciones?

Sobre la otra afirmación, es posible que haya algo así como un conjunto de costumbres de una sociedad, sin embargo en un régimen democrático no es posible fundar las instituciones públicas sobre esa base. No lo es porque sería un atropello a las minorías. De hecho, sin temor a equivocarse uno podría suponer que una sociedad es más civilizada y jsuta en la medida en que las minorías cuentan con los mismos derechos que las mayorías. Lo que propones tú no es democracia, es tiranía de la mayoría y tanto De Tocqueville como Stuart Mill ya advirtieron contra ese peligro. Y me parece sumamente extraño que un conservador intente basar su idea de orden público en algo tan endeble y volatil como una mayoría democrática.

mem dijo...

jajaja me pareció bueno el baile. Me pareció eso sí una burrada de fondo llena de periodistas y de gente que busca sobresalir. oye ... y qué hcemos ahora... vamos a la moneda! quizás allí podamos hacer escándalo. Mis amigos en el extranjero recibieron una noticia totalmente cambiada. Le sugiero a la chiquilla que vaya a hacer el baile a la Peni donde hay tanto tipo necesitado. Demasiado revuelo por algo tan simple... solo vi periodistas como moscas girando a su alrededor. Como que las cosas suceden en los diarios y no en la vida real.

SergioA dijo...

Chile liberal: la mayoría manda. Elige autoridades y las autoridades hacen las leyes, reglamentos, ordenanzas que deben ser respetados por todos, incluyendo a los que no las aprueban, a los que votaron en contra.
No puedes fumar o tomar en ciertos lugares, no puedes lavar el auto en la calle, debes usar el cinturón... aunque no te guste.

Ya lo dije, la moral no es un asunto personal, son las costumbres de un grupo. Los suecos tienen una, los iraníes otra; los médicos tienen, los traficantes tienen, los progresistas no...
Los miembros de cada uno de esos grupos respetan la moral común.

Tú, la diosa de los ateos y los que comentamos aquí somos parte de un "grupo" llamado Chile (red en Facebook). Te guste o no, tenemos una moral.
Todos salimos a la calle e inevitablemente nos encontramos ahí. Ese es el lugar de todos. No es tierra de nadie, como lo sugiere socióblogo.
La plaza pública es el escenario de la moral.

Los nudistas no son personas perturbadas mentalmente, tienen planteamientos bastante cuerdos y, con tu criterio, ellos tendrían el derecho de andar desnudos cuando les parezca cómodo o saludable. Pero no lo hacen, respetan la moral del país y practican su estilo en cierta playas. Entre otras cosas, se broncean completamente.

Comparto contigo en que en Europa a la diosa no le darían pelota.
También veo que nuestra actitud frente al sexo opuesto es muy distinta a la de los europeos. Si aceptas que la función natural del sexo es la reproducción, verás que nuestra actitud es mejor, dado que en Chile todavía no es necesario pagarle a la gente para que tenga hijos. Si esto llegara a suceder, tendremos que agradecerlo a ti, a los progresistas, a los homosexuales y a las feministas.

De ser necesaria un migración, deberían reemprenderla los recién llegados, ¿no?. Pero no hace falta. Por favor, quédense y respeten la ley y las costumbres.



Florencia: ¿de qué marca fumas? :)



mem: tienes razón, este es un show montado para los medios.



Jorge: no hay ambigüedad, no hay contradicción, no hay doble standard. Tus apreciaciones provienen de tu sesgo ideológico.




Saludos cordiales.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Sergioa: Si la mayoría manda, y es la que elige a la autoridad, y la autoridad debe ser respetada en sus decisiones ¿Por qué entonces debemos hacerle caso al Tribunal Constitucional con respecto a la PDD si nadie eligió a sus miembros?

Otra vez, la contradicción...

Chile Liberal dijo...

@SergioA: sí, es cierto, hay restricciones sobre logares en los que se puede beber alcohol, fumar, etc.

Sin embargo, aún no clarificas de dónde sacaste que las muestras de afecto están sujetas a las leyes. Aún no respaldas tu temeraria aseveración sobre la mayoría de heterosexuales a quienes les molestan los homosexuales. Ni menos, has demostrado que existe una moral pública, única, y que tiene "dueños", quienes la aplican en lugares públicos. Me imagino que aplaudes a la Policía Moral en Irán, ya que ellos aplican la moral iraní en las calles y cursan infracciones a quienes ofenden a la moral.

socióblogo dijo...

Sergio, no es aceptable que a tu concepción de la moral le pongas el nombre de moral común. Es muy poco razonable y muy autoritario de tu parte.

El espacio público no es tierra de nadie, yo jamás he dicho eso. Al contrario, es tierra de todos. Mejor dicho, es tierra de todos aquellos que estén dispuestos a aceptar ciertas reglas de convivencia. La diferencia es que esas normas no se llaman "moral común", porque no existe tal cosa en sociedades democráticas y pluralistas en que conviven doctrinas que tienen ideas distintas sobre lo que es bueno. Desafortunadamente te estás poniendo del lado de quienes no quieren respetar la pluralidad y que pretenden monopolizar el espacio público con una concepción de lo que es bueno que es personal, que es respetable, pero que no tiene nada que hacer en el espacio público. Es privada.

En ese espacio público lo que rige son leyes, no la "moral común". Está formado por instituciones públicas que no deberían estar construidas sobre la base de UNA idea particular de lo que es moralmente aceptable (menos aún, sonbre la base de la tuya). ¿Se ve la diferencia? Lo que tú defiendes es un espacio "público" regido por tu moral, a la que llamas "moral común". Lo que yo defiendo es un espacio público que se haga cargo de la pluralidad que de hecho existe y que no hay forma de combatir (y que tampoco es deseable hacerlo). Tú quieres resolver un problema de coordinación social apelando a una supuesta moral común; yo respondo que esa solución sencillamente no es posible en sociedades modernas y democráticas.

SergioA dijo...

Socióblogo: tú dices "El espacio público...es...de todos aquellos que estén dispuestos a aceptar ciertas reglas de convivencia" y yo estoy completamente de acuerdo contigo. Cuando agregas que en el espacio público rigen las leyes y no la moral, olvidas que las ofensas a la moral están penadas por la ley.
Insisto, la moral no es personal. En una isla desierta con un solo náufrago la moral no existe.



Chile Liberal: respecto a si los chilenos tenemos costumbres comunes, una moral, la respuesta es sí. Tú lo reconoces cuando te refieres a Chile como un país "mojigato, chato, moralino y catolicón". Lo que pasa es que la moral local no te gusta y preferirías que no existiera.



Jorge: donde sea, cada vez que puedes, muestras tu desprecio por la democracia.




Si quieren aportar cifras al tema...

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Sergioa:
¿De qué democracia habla?

¿De la "democracia" tutelada que defiende?

¿De la democracia donde, contradictoriamente a lo que usted dice, no mandan las mayorías, sino que existe un sistema electoral binominal que hace que una lista que sólo obtiene el 34% de los votos tenga la misma representación que una que alcanza el 66% de votación.?

SergioA dijo...

Jorge: el sistema binominal es aceptado por la Alianza y ha sido disfrutado por la Concertación durante 20 años. Si a alguna pequeña minoría no le gusta, paciencia. Unanimidad no habrá nunca.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Garaje dijo...

SergioA Tu hablas de moral como una especie de ley que se aprende desde pequeño y que tiene que ser aceptada ya que la mayoria la practica, Pero han habido casos donde esa "moral" ah condenado a personas de diferente color racial, solo por no ser del mismo color que la "mayoria". LLegando a casos de matar incluso, no solo eso ya que tambien acepto la esclavitud, el maltrato a los animales (que aun hoy en dia lo siguen haciendo) entre otros. Y durante la historia esa moral ah sido cambiada gracias a un grupo de personas que pensaron de una manera mas igualitaria, para tratar de hacer ams justa una "democracia". En la historia las personas se han revelado contra esas claces de moral, ¿porque es errado que ahora en dia otras personas quieran revelarse? talvez y podamos aceptar algo nuevo.