sábado, 21 de marzo de 2009

Josef Fritzl: cadena perpetua sí, pena de muerte no

Pitéarselo saldría demasiado caro

Él encerró a su hija por 24 años y la violó más de 3 mil veces. Engendró 7 hijos. Los cargos en su contra fueron múltiples: asesinato, esclavitud, privación de libertad, violación, incesto, coerción (fuente: BBC Mundo). El veredicto en su contra fue unánime. Se ha dictado cadena perpetua, pero muchos creen que a un monstruo como éste no vale la pena mantenerlo a costillas del Estado, sino mejor matarlo de una vez y dictar pena de muerte.

La rabia que produce este demente no puede hacernos perder la razón. De hecho, empleando un criterio netamente utilitarista, es mejor la cadena perpetua que la silla eléctrica (o inyección letal, etc.). Al respecto, interesante son los datos que nos entrega The Economist en Saving Lives And Money. No existen mucha información pero el centro de estudios Urban Institute ha estimado que la pena de muerte le ha costado a los contribuyentes de Maryland (EEUU) la no despreciable suma de USD $186 millones entre 1978 y 1999. Los casos que persiguen que se sentencie la pena capital cuestan USD $3 millones. Los casos que no buscan dicha sentencia cuestan apenas USD $1 millón. En Colorado, eliminar la pena de muerte en los casos aún pendientes permitiría ahorrarle a los contribuyentes USD $1 millón, y en Kansas medio millón.

Los casos donde se considera la pena de muerte demandan una selección de jurado más intensa, y los casos se extienden más de 10 años por la gran cantidad de apelaciones. Los reclusos además deben mantenerse en celdas individuales. Es decir, el proceso es carísimo. Mantenerlos encerrados de por vida es más barato.

Fritzl, el "Carcelero de Amstetten", es una bestia que ha producido un daño inefable a su propia familia y a la sociedad. Menos mal que no lo van a matar, así al menos no daña el bolsillo del resto. Mejor que trabaje en la cárcel, y su dinero se deposite en una cuenta destinada a compensar a su hija Elisabeth.

10 comentarios:

Flo dijo...

No suelo estar a favor de la pena de muerte. No creo que sea del caso enumerar mis razones; interesante habría sido leer las tuyas que no se refieran netamente a lo "utilitarista". Mal que mal, estamos hablando de la vida de alguien.
Este viejo está profundamente enfermo del mate, pero no creo que esté incapacitado para hacer algún tipo de trabajo que beneficie a la comunidad. Limpiar carreteras, coser ropa donada a los pobres, hacer muebles, etc. Sería una manera quizás un poco simbólica de paliar el costo que le importa a la sociedad mantenerlo en una celda de por vida. No le veo el sentido a tenerlo encerrado de brazos cruzados todo el día. ¿Generarle depresión? ¿Remordimiento? Poco probable que resulte.
Así debiera ser con todos los presos, ya sea que vayan a salir en libertad un día o no. Pueden trabajar en alguna fábrica, previo premio tributario a los dueños, o algo así. Si no, el costo y el ocio (ergo los vicios) se van a las nubes y poco o nada se aprende de los castigos que impone la sociedad a quienes la dañan.
Pobre consuelo es matar a alguien que cometió un crimen, por terrible que éste sea. Me parece mejor que viva una vida de privaciones y trabajo duro. Y que pague su pensión y ojalá pueda indemnizar a sus víctimas.
Espero contraataques, jajaja.
Saludos.

Anónimo dijo...

I would love to see Josef Fritzl let into the general prison population and get a taste of his own medicine (hint: prison rape). However, if he is released into the general population he will likely be killed as well, so he'll have to remain in isolation for his own protection.

I myself don't believe in the death penalty. However, I believe in the idea of an "eye for an eye" in that if you take somebody else's life, you give up your own freedom until the day you die.

Emilia

Cristian Mancilla Mardel dijo...

Como siempre, no me gustan esos argumentos utilitaristas ni fijados en los efectos más que en las causas.
La justificación de cualquier sentencia se fundamenta (o debiera fundamentarse) en el hecho de que el imputado incurrió en un comportamiento malo, esto es, que causó daño a otras personas y/o a los bienes de otra persona. En el caso que comentamos, la evidencia parece haber sido suficiente para convencer al tribunal de que esto ocurrió y para que el propio imputado se declarase culpable.
El tipo de pena que se aplica es un asunto más arbitrario. Sin embargo, hay ciertos criterios objetivos para definirlo. Podemos justificar la aplicación de una pena, fundamentalmente, para evitar que el sentenciado siga causando el mismo daño: en este caso, la pena más efectiva es la privación de libertad. Pero es evidente que las penas también tienen un sentido de venganza como parte de la reparación que debe ofrecer el sentenciado por los daños que causó: y aquí, me parece, la justicia ya ha entrado en un comportamiento irracional, pero que es aceptado por la mayor parte de los miembros de nuestra comunidad. La lógica de la venganza es causar daño a otro porque él lo causó primero y con el doble objetivo de aplacar la ira propia a causa del perjuicio recibido y de evitar daños futuros (entendiendo el acto vengativo como una amenaza) o detener los actuales. De entre estos dos motivos, pareciera que el único aceptable racionalmente es el segundo, puesto que su objetivo es evitar el sufrimiento de algún daño o perjuicio.
Queda claro para mí que basta siempre con la privación de la libertad en la medida necesaria para evitar que se ocasionen daños futuros o cesen los actuales. Sin embargo, esto no quiere decir que no reconozca como lícito el caso fortuito de defensa propia con resultado de muerte del agresor. Asimismo, reconoceré como lícito el uso de la violencia contra un sentenciado que se resista a ser privado de su libertad.
Me parece que, hasta aquí, estamos todos de acuerdo en cuanto a la evaluación en general en contra de la pena de muerte y a favor de la cadena perpetua. Pero quiero insistir en que las causas correctas para definir esta sentencia como la más adecuada en el caso que comentamos no están definidas por la cantidad de dinero que implica cada: si la cadena perpetua implicare un gasto mayor, la pena de muerte seguiría siendo inconveniente desde mi punto de visto a causa de lo que ya dije.

Chile Liberal dijo...

@Emilia: well, I understand we all get really angrw when thinking of the suffering inflicted on Elizabeth, but I'm not sure how raping Fritzl would make things any better. That man, capable of so much evil, needs to be held to account so I'd like him to be treated so that he can understand his own monstruosity. Regarding 'eye for an eye', I'm no fan of Gandhi but he nailed when he said 'An eye for an eye, and soon the whole world is blind'. We should not lose the moral high ground.

@Flo, Cristian: Lo que ocurre es que los argumentos que apelan al bolsillo son más poderosos que los argumentos que apelan a la moral. Me parece desde luego reprobable el eliminar a una persona, incluso un criminal. Una mente asesina puede matar, pero que las leyes que nos rigen ordenen la muerte, me parece peligrosísimo.

Además la pena de muerte no repara nada.

Al respecto tengo una anécdota muy conmovedora. Un profesor en el liceo nos preguntó "¿quién defiende la pena de muerte?", muchos, la mayoría, levantamos la mano. Nos hizo explicar nuestras posiciones. Al final nos dijo, "muy bien, ahora vamos a ir a la sala de video y veremos una película". La película fue El Chacal de Nahueltoro (probablemente, una de las mejores películas que he visto). Cuando el profesor apagó el video, nos preguntó: "¿y, quién defiende la pena de muerte?".

Nadie levantó la mano.

Mario Abbagliati dijo...

No entiendo porqué, para el aborto, Frei entusiasma (que terrible elección de vocablo) a Chile Liberal, y su argumentación "es un tema complejo. Respetemos las decisiones personales y no pretendamos arrogarnos la moral" no es aplicable a la pena de muerte. Si no se arroga la moral, todo es discutible y está sujeto a posibles cambios, pena de muerte incluída. Personalmente estoy en contra de ella, pero me parece una pobre argumentación que aumenta, más que resuelve, los problemas.

"La rabia que produce este demente no puede hacernos perder la razón." Estoy de acuerdo. ¿Puede una madre ante un embarazo no deseado, llevada de su agustia, perder la razón?

Anónimo dijo...

I suppose as a woman I have a visceral hatred for rapists, because although rapes of males do occur, women generally worry more about being raped than men do.

I have always opposed the death penalty for a variety of reasons, not only on moral grounds but also because I don't like the idea of the state having the literal power of life and death over its citizens. And there of course are cases, including several here in Canada, where individuals accused of homicide have later been found innocent. Even though I think sometimes criminals are treated too leniently (example: apparently Fritzl had been accused of raping several women outside his family but the records had been destroyed on the grounds of giving criminals "a clean break"), I don't want the death penalty to come back; I don't think it will resolve anything.

I do think though that if you take someone's life without a valid reason (ex. self-defence), it is not appropriate to ask you to forfeit your own life, but it is not too much to require you to spend the rest of your life in prison.

In the Fritzl case, however, isn't he going to be placed in a mental hospital rather than a prison? In the case of people who are truly insane, which occurred recently in Canada when a man with schizophrenia stabbed another man on a bus, they should be kept confined permanently not to make them "pay" for their crimes but to protect society from them. I don't know; I'm somehow not convinced that Fritzl is completely sane, though he's undoubtedly a sick man.

Emilia

Chile Liberal dijo...

@Emilia, that's right I think he's going to a mental hospital first. Certainly, that makes sense cause I doubt he's sane. But people are outraged, and rightfully so, cause he's eligible for parole after 15 years.

And one more thing: what were the social services doing whilst this man repeatedly raped his own daughter, and after other cases of sexual abuse reported against him? I would like to see heads rolling there.

Carlos

Flo dijo...

Never mind social services, the question is where was Elisabeth's mother? I read Mr. Fritzl told her their daughter had run off with some cult or gang? Did she really not suspect anything fishy when she kept producing babies in their own home? And what about other relatives, or did the Fritzls not have any social interacting?

Anónimo dijo...

It's a really strange case. For instance, I think it's still a legitimate question of whether Fritzl's wife knew what was happening during all this time. I suppose at this point it's too late to charge her, but it strains credibility that she had no idea what her husband was doing. And the idea of a woman staying with a man who raped another woman? I might see staying with a man who has been unfaithful in a consensual affair, but rape? So I really don't know what to say about her.

On Fritzl being insane... as far as I'm concerned that's an open question. I have heard that truly insane people (like the stabbing incident in Canada) usually don't get away with committing a crime over a 24-year period because they don't (or can't) hide their actions very well. Fritzl obviously did.

I know that Fritzl had raped Elisabeth when she was eleven, but I'm not sure if the social services intervened. Still, one would think they would have investigated the matter more thoroughly given Fritzl's criminal record.

Emilia

Su Excelencia dijo...

Mi Excelencia está en desacuerdo. Hasta ahora, ningún criminal ejecutado ha reincidido.