martes, 19 de agosto de 2008

Otra intromisión del papismo

¿Con María en el trabajo?

En una sociedad civilizada las creencias religiosas se circunscriben al ámbito de lo personal y privado. Las asociaciones religiosas pueden mantener sus estatuillas, símbolos y figurines en sus propios recintos, si es que así desean.

Pero el papismo ha comenzado en Chile a instalar figurines de la imagen virgen en nada más ni nada menos que lugares de trabajo, posiblemente atropellando el derecho de los trabajadores a querer mantener las creencias personales fuera de sus lugares de labores.

No entraremos a discutir el absurdo de creer, en pleno siglo XXI, que una mujer puede dar a luz siendo virgen. Ya sabemos que fue un error de traducción. Al respecto, anoche el autor de estas líneas veía un documental en que el profesor Richard Dawkins se entrevistaba con el Arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, donde el ilustre biólogo le preguntaba al dirigente sacerdotal si realmente creía en el nacimiento viriginal, y cómo lo compatibilizaba con los avances de la ciencia que demuestran que ello es simplemente imposible. "Es que la naturaleza se abre a sí misma mediante el amor", o algo así contestó el cura, añadiendo la archirrepetida frase "es un misterio". Palabras quizás bellas, poéticas, pero insultantes a este nivel de avance del conocimiento.

Señores, damas, sé que puede sonar chocante lo que voy a decir y que me dirán que estoy loco o que padezco de alucinaciones, mas es mi deber hacer honor a mi verdad (soy relativista) e informarles lo siguiente: en la Antigüedad era imposible parir sin coito.

Además, siguiendo los inverosímiles textos bíblicos y la legislación actual chilena, el embarazo de María constituye una forma de abuso infantil ya que ella tenía a lo sumo 13 años cuando quedó embarazada (la edad de consentimiento sexual se fijó a los 14 años).

Pero esta es materia aparte. Lo que aquí concierne es que directores de empresas buscan poblar los lugares de trabajo con imágenes religiosas. ¿Para qué?

Así como algunas ¡¡¡protestan!!! por la venta de condones, como si les impusiesen comprar el profiláctico (no, están solo a la venta para quien quiera adquirirlos), el blog Chile Liberal manifiesta su rechazo ante quienes no se resignan a mantener sus creencias en la privacidad de la conciencia, sino que las imponen a los trabajadores.

Es hora de que entiendan que sus imágenes son signos de división, que separan familias, amigos, y pueblos (ya lo decía Jesús: "¿Pensáis que he venido para traer paz a la tierra? Os digo: no, sino enemistad. De aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres; estará dividido el padre contra el hijo y el hijo contra el padre; la madre contra la hija y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera y la nuera contra su suegra." Lucas 12: 51-53).

Basta de religiosidad desbocada: saquen sus Monas de yeso.

Las siguientes son las imágenes que aparecen en la sección Vida Social de El Mercurio. Noten además que en las fotos no aparece ningún trabajador, claro, no se les vaya a ocurrir poner gente fea al lado de la Mona. En el sitio Vida Social (no pregunten qué hacía leyendo dicha meritocrática sección) además se leen los siguientes textos (ver a continuación). Si a los amables lectores de este sitio les parece, podemos redactar una carta y enviárselas para manifestar nuestra molestia. Espero reacciones de los contertulios de este blog.



Con María en el trabajo


"Bastó sólo un llamado de Juan Pablo Álamos, novicio chileno que está estudiando para ser sacerdote en el Seminario que tienen los Legionarios de Cristo en Brasil, pidiéndoles a sus papás que se preocuparan de que en Santiago la Virgen estuviera en los lugares de trabajo, para cambiar la vida de muchas personas. "Este proyecto es una excelente oportunidad para que los trabajadores puedan conversar con la Virgen y acercarse a ella", señalan los impulsores y encargados del proyecto Alberto Puértolas, consagrado legionario; Verónica Zegers de Álamos, y Bernardo Álamos, quienes agregan que el mismo día en que se hacía la misa de desagravio por el daño causado a la Virgen del Carmen en la Catedral, se bendecía la primera imagen de la Virgen que sería puesta en una empresa. Para mayor información contactarse al e-mail conmariaeneltrabajo@gmail.com"




"En Imicar, Roberto Stanley hijo, jefe de Administración y Finanzas; Catalina Amoros, secretaria de Gerencia; Francisca Correa, Ventas, y Gustavo Correa, gerente de Operaciones. El presidente de la compañía y socio fundador, Roberto Stanley padre, murió una semana antes que la imagen de la Virgen llegara a la fábrica. Él estuvo muy entusiasmado con el proyecto porque pensaba que les daría una fuerza espiritual a sus trabajadores."



Y aquí están los gestores de tan brillante idea...

"Esta foto fue tomada en la despedida que le dieron a Juan Pablo Álamos, actual seminarista en Brasil y autor de este proyecto, quien se encuentra junto a sus amigos y compañeros de curso del colegio Cumbres. Es destacable que de su grupo, 5 amigos en distintos momentos y circunstancias optaron por el sacerdocio.Arriba, Felipe Baldwin (egresado de derecho), Tomás Parro (seminarista), Juan Pablo Álamos (seminarista), Ignacio Laymus (seminarista). Abajo, Lucas Délano (seminarista) y Nicolás Alonso (actor), quien tiene en su mano la foto de Javier Ayala (seminarista)."


Amén.

60 comentarios:

Omar Audicio dijo...

En general estoy en desacuerdo con el liberalismo económico extremo que este blog defiende, y con sus ataques a la religión. Creo que en los argumentos de este blog no hay profundidad filosófica alguna para tratar este último tema. También pienso que algunas propuestas económicas liberales que he leído acá pecan de ingenuas.

Estoy de acuerdo en que poner símbolos religiosos en un lugar puede molestar a algunas personas. Sin embargo, me parece que es incompleto decir que por dicho motivo, tales imágenes no deben colocarse.

La libertad humana es un bien precioso, fundamental para la felicidad humana. Pero para vivir en sociedad (y mediante el progreso ser más libres), hemos de renunciar a algunas libertades para salvaguardar la libertad del otro. Tales límites están dados por las costumbres y el derecho.

No siendo materia ni de costumbre ni de derecho que un acto coarta injustamente la libertad de alguien, dicho acto es materia de deliberación. No se puede decir a priori que sea incorrecto o impositivo. Incluso puede ser que coartar la colocación del ícono pase a llevar la libertad del (en este caso) patrón que quiere expresar así su religiosidad, sin que dicha prohibición defienda un ápice la libertad de sus empleados, ya que estos pueden tener diversos grados de afinidad con dichos íconos.

Sin embargo, admito que el tema es debatible. En lo personal no lo veo en un plano muy distinto a aquél en que se encontraba ese letrero de las micros: "La radio del vehículo puede funionar con volúmen moderado y siempre que ningún pasajeto se oponga". Creo, en efecto, que si no hay expresión de oposición nadie tiene el derecho de tomar el rol de la sociedad y consagrar como malvado un acto. Aún más, creo que éste principio es verdaderamente liberal.

Carlos dijo...

wn, hablar con la virgen!!!!! A quién se le ocurre!!!??

pero claro, si me ven hablando con un mono, un action man o un cubo rubik me tratan de loco.

WTF!!!!

Chile Liberal dijo...

@Omar: perfecto, me parece bien que no te guste el sitio o que no estés de acuerdo. Es imposible que haya una sociedad donde todos piensen igual.

Lo que me preocupa es que al parecer no leíste las primeras dos líneas de mi artículo (te añado negritas en caso de que tengas problemas de comprensión):

"En una sociedad civilizada las creencias religiosas se circunscriben al ámbito de lo personal y privado. Las asociaciones religiosas pueden mantener sus estatuillas, símbolos y figurines en sus propios recintos, si es que así desean."

¿Por qué poner figurines en los lugares de trabajo? En el Hogar de Cristo, en un monasterio, te creo. Pero, ¿en una oficina?

¿Y para que los trabajadores hablen con la imagen?

@Carlos: claro, una persona que hable con una imagen sin duda que está mal de la cabeza. El problema es que algunos creen que la imagen les contesta. Esa weá si que es seria.

Bueno, tengo pensado escribirle a los gestores de esta idea, pero quiero saber la opinión de ustedes (a favor o en contra)

Saludos

Carlos dijo...

Claro, escríbeles nomás. Aunque no creo que ganes algo. Lo más probable es que no te contesten. En realidad, lo peor que podría pasar es que organicen una cadena de oración para salvar tu alma. xD

Omar Audicio dijo...

No creo que eso que mencionas en respuesta a mi post tenga valor de refutación ante lo que he planteado a Chile Liberal. Yo no me meto a discutir lo público o privado de un acto, sino que analizo el acto en sí: el hecho de que un patrón ponga íconos religiosos en un lugar frecuentado por sus empleados.

Por otro lado, la frase que mencionas del escrito: "En una sociedad civilizada las creencias religiosas se circunscriben al ámbito de lo personal y privado" es ambigua e inexacta. Incluso puede ser totalmente incorrecta. No existen religiones "personales" por lo pronto, ni existe creencia alguna de un ser humano que garantice no influír al resto.

Omar Audicio dijo...

Sin embargo, quiero precisar que yo comparto la frase de Voltaire. Aunque no comparto lo que dices, defenderé tu derecho a decirlo. Y me gusta este debate.

Me considero cristiano, aunque la mayoría de los cristianos piensan que no lo soy.

Como soy protestante, lo de las imágenes no me llega mucho. En realidad yo no creo que Jesús haya nacido de una virgen y creo que la Biblia es un libro como cualquier otro de la antiguedad.

Pero aún así, pienso que la función de la religión es dar esperanza a personas que sufren, y seguridad a los que temen.

No creo que sea nada racional, ni que pueda analizarse en términos racionales. Epistemológicamente hablando, no está claro que los procesos racionales den cuenta de todos los sucesos del universo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hello, it's Emilia.

Your discussion on the Virgin Mary made me laugh because I nicknamed one of my cats (gatas) the Virgin Mary because she was so loving, so motherly and so sweet that it was difficult to imagine her having sex with a male cat to have her kittens (of which she had five). All my Catholic friends, by the way, found the joke about Mary the cat hilarious.

On a more serious topic, religious symbols in the workplace, I have mixed feelings. If an employee - or even a manager or boss - wants to have a religious symbol (statue, cross, menorah, etc.) at his or her desk, I don't have a problem with that. If a co-worker is offended, then just don't look at whatever offends you. On the other hand, if a boss makes his or her religion part of the company itself rather than just his or her own desk or office, that raises more disturbing questions, in my opinion. There was some years ago a president of an Italian courier (delivery) company who made his employees who delivered newspapers wear a shirt saying "Dio ti ama" (God loves you). That makes me somewhat uncomfortable; yes, in a way he is imposing his personal religion on his employees, even though the company itself had nothing to do with religion (maybe I would have thought differently if he manufactured religious statues). However, I suppose in a private company employers are free to do what they like, and if employees are offended, they should seek work elsewhere. As a matter of principle, though, while I can't see anything wrong with people keeping religious materials at their desks, I would be uncomfortable with a boss wearing his religion on the company's sleeve, so to speak, even if it were my religion. I can't say he should be forbidden to do so by law, but it strikes me the wrong way.

Anónimo dijo...

Lo más irónico es que probablemente el señor Chile Liberal, tenga bastantes afinidades, sobre todo en materia económica, con esta gente que crítica.

Probablemente a la hora de hacer negocios, críticar ciertas políticas públicas, como gasto social, protección social, derechos de los trabajadores, negociación colectiva y sueldos, sean profundamente afines para estar en contra.

Ahí, probablemente, la diferencia religiosa no les importa.

De hecho, y esto es lo más penoso, parece que Chile Liberal no entiende lo que él mismo escribe, pues si soy dueño de una empresa (mi ámbito privado) es decir ejerzo mi derecho a la propiedad privada, puedo colocar lo que quiere en ella.

Es tan estúpida su afirmación como sería prohibir que coloquen a Marlen Olivarí en el muro del taller mecánico.

Eso se llama liberalismo mula...

Florencia dijo...

Jajaja, toda la razón, nada que ver que impongan imágenes religiosas en sectores públicos. A ver si a mí se me hubiera ocurrido poner a Ganesh en mi escritorio cuando trabajaba (de hecho tenía un sticker del Om que me habían regalado y que levantó más de una ceja, pero bueno, eso también va con trabajar donde yo lo hacía...)
La notable frase de Omar Audicio: "Estoy de acuerdo en que poner símbolos religiosos en un lugar puede molestar a algunas personas. Sin embargo, me parece que es incompleto decir que por dicho motivo, tales imágenes no deben colocarse": ¿en qué quedamos, entonces? ¿se deben o no se deben poner imágenes religiosas? "sí, pero no". JAJAJAJA.
En lo personal quedo un poco confundida con el alcance de nombre entre dos comentaristas de acá, pero tendré que seguir investigando la web para aclarar mi mente.

Saludos mil.

Omar Audicio dijo...

Florencia: la frase significa que, si bien yo puedo realizar un acto que moleste a alguien, no por dicha molestia el acto es malo, y por lo tanto merecedor de prohibición, sanción o sensura social.

No hay contradicción.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

"En una sociedad civilizada las creencias religiosas se circunscriben al ámbito de lo personal y privado. Las asociaciones religiosas pueden mantener sus estatuillas, símbolos y figurines en sus propios recintos, si es que así desean."

¿Y si el sujeto porta una cruz en su pecho mientras trabaja, lee el Corán en el metro, coloca un Buda en su escritorio...se lo prohibiremos?

Florencia dijo...

Omar: toda la razón, ahí me queda más claro el punto.
Pero creo que Chile Liberal se refiere a la imposición de las imágenes a todos los empleados; si uno quiere ponerla en su escritorio, ningún problema. Es bien distinto que esté en medio de todas las oficinas o en un lugar central.
Saludos.

Chile Liberal dijo...

@Emilia: if your cat had several kittens, then her nickname fits in nicely. Mary had several children after Jesus, something the Catholics deny.

In essence I agree with what you say, but I find arbitrary to tell employees that a religious symbol put up in the workplace by the boss is good for them, without asking, and if they don't like it they should seek work elsewhere. That's because the religion of the managers should not be a reason to leave a workplace, because it's not related to work at all.

And the main point I agree with you is that this should not be forbidden by law, as you correctly asserted.

and further to this, I'm replying to the others...

@Anónimo (mié ago 20, 03:25:00 PM): Una cosa es usar un signo religioso , y otra es creer en una religión, y otra hacer negocios. Una empresa debe hacer negocios con quien estime conveniente.

Las coincidencias entre la "derecha religiosa" y la postura pro-buiseness de este blog no tiene nada de reprochable.

Sin embargo, si los mecánicos de un taller deciden poner un póster de Marlen Olivarí, de Pamela Anderson o de Carmen Electra, es cosa de ellos. Si trabajan con un Testigo de Jehová, y a éste le molesta, estoy seguro que se puede llegar a un arreglo sin judicializar el tema. No es el dueño del taller el que pone la foto de Pamela Anderson para que los mecánicos hablen con Pammy y les alegre la jornada.

El tema acá es que los jefes sitúan símbolos a nombre de los trabajadores, pero no se nos informa si los trabajadores aprueban o no la medida.

¿Qué pasa si un trabajador Testigo de Jehová se opone a la estatua?

Como le decía a Emilia, acá no hay materia para legislar. Creo que no corresponde al gobierno entrometerse entre la relación de trabajadores y empleados. No puede haber una "ley contra la Virgen María". Pero si es una materia de discusión.

En cuanto a que la empresa sea propiedad del dueño, esto es evidente. Pero yo incluso dentro de mi casa no puedo golpear a mis hijos o invitar a mi vecino y matarlo. El dueño de la compañía debe respeto a sus trabajadores, y debe entender que una estatua de la virgen puede generar conflictos.

Para darles un ejemplo, en un país seriamente segregado (ahora mucho menos) como Irlanda, donde los colegios y los barrios están divididos entre católicos y protestantes, una imagen de la Virgen sería ofensiva en el lugar de trabajo. Así como incluso las camisetas de fútbol lo son y en ciertas épocas del año se prohíben: los católicos apoyan al Celtic, los protestantes al Glasgow Rangers.

Una vez en Irlanda vi un partido amistoso y cada vez que uno de los jugadores (del Ranger) de la Selección Irlandesa tocaba la pelota, el público pifiaba. Por parlantes se dijo que si no cesaban los abucheos, el partido se suspendería.

Por ser símbolos de división, las estatuas religiosas no tienen cabida en el lugar de trabajo.

@Anónimo (mié ago 20, 05:08:00 PM): Si alguien porta un crucifijo en el metro, me da lo mismo. Es un lugar público. Si bien andar con un muerto clavado a un madero es algo que considero repugnante (es como andar con una mini silla eléctrica en el cuello). Ahora bien, si yo ando en el metro y tengo una mini guillotina como gargantilla para celebrar el exterminio del clero durante la Revolución Francesa, o si un musulmán anda con una foto de Osama en la camiseta, es probable que sea más práctico simplemente dejar que el oprobio público haga el trabajo. No creo que haya cuestión que prohibir ni que judicializar.

En cuanto a símbolos religiosos personales, depende, y debe aplicarse más bien un reglamento interno. Recordemos el notorio caso en Inglaterra en que British Airways prohibió a una empleada el mostrar un crucifijo sobre el uniforme de trabajo.

Si el trabajo implica atención a clientes, prefiero que estas cosas se regulen en reglamentos internos, y me parece correcto que se prohíba lucir símbolos religiosos. No es profesional, y el no lucirlo en nada contribuye a un mejor desempeño. De hecho, puede usarlo, pero bajo el uniforme. No entiendo por qué esa mujer reclamó tanto.

@Omar: si crees que Jesús no nació de una mujer virgen, tú no eres cristiano, sino eres una persona con un mínimo de sentido común.

En cuanto a tu posteo del "mié ago 20, 04:32:00 PM", sí creo que es cuestión de censura social, lo que yo denomimo "oprobio público".

Las prohibiciones deben ser pocas, practicables, razonables, y justificadas. En el caso de las Monas de yeso, sí hay una cuestión de diálogo, entendimiento y discusión.

Por cierto, ¿cuál es la urgencia en poner estatuas de la Virgen?

Si fuesen homenajes a las Madres solteras, estaría muy bien.

@Florencia: correcto, me refiero a la imposición de imágenes a los empleados. Pero es necesario ir más allá. Esta es mi narrativa de los hechos:

Uno de los niños de uno de los colegios privados más exclusivos de Santiago se mete a cura. Desde el extranjero, llama a su padre para que él ponga imágenes de la Virgen como forma de desagravio ante un ataque que sufrió la estatua en la catedral. Se dijo que estábamos ante la profanación, a pesar de que no, fue un ataque de un loco, un enfermo mental, pero aprovecharon para hacerse las víctimas y los perseguidos (comenté en ese blog papista, no me dieron respuesta).

Nadie persigue a los católicos en Chile. Nunca se les ha perseguido (en el siglo XIX los inmigrantes protestantes alemanes en el sur y los ingleses en Valparaíso practicaron su religión en la ilegalidad, gracias a gestiones del Vaticano en Chile).

Inmediatamente, aparecen estatuas en varias empresas, pero esto se hace a nombre de los trabajadores.

El proyecto ocupa espacio destacado en El Mercurio, el principal diario Conservador de Chile, y referente de la derecha religiosa (salvado por Álvaro Bardón de la ruina en los años 80).

En las fotos que aparecen en "Vida Social" de El Mercurio, apenas se muestra a una secretaria de gerencia junto a las estatuas. El lugar destacado lo tienen los dueños, hijos de dueños y gerentes. No aparecen los trabajadores.

Pero las estatuas se pusieron ahí para los trabajadores.

Me da lo mismo si el Opus Dei (derecha) o la Teología de la Liberación (izquierda) esté detrás de uno u otro.

Me opongo a que la religión, factor de divisiones, salga de la esfera privada.

Su Excelencia dijo...

El fascismo clerical es la ideología de casi todo el empresariado prebendario chileno. Se hacen los perseguidos, pero son los perseguidores. Lo de los ídolos papistas es sólo la punta del iceberg. Cualquiera que haya trabajado en el sector privado chileno sabe de los repugnantes interrogatorios político-religiosos a los que son sometidos muchos postulantes a cualquier pega. Preguntas que son ilegales en cualquier país decente.

Anónimo dijo...

Hi! It's Emilia again.

Yes, my cat had several kittens (it's pretty rare for cats to have a single baby at a time). This was before I got her; when I brought her home I took her to the veterinarian and got her tubes tied (ligada). So like Mary according to the Catholic version, my cat is now enjoying a sexless (and childless) life after her miraculous virgin birth.

Most Protestants don't believe Mary was a virgin after giving birth to Jesus. In fact, the Bible mentions that Jesus had brothers, so unless Mary underwent in vitro fertilization or artificial insemination she definitely did not remain a virgin all her life. (I am not sure what the Eastern Orthodox Churches think on this matter.)

Regarding religious symbols in the workplace put up by employers, it strikes me as well that Jesus Himself wasn't too crazy about people who displayed their religion ostentatiously. For instance he speaks critically of people who made a big show of fasting. He preferred more humble individuals like the centurion (in Matthew as well and in Luke). Also, the idea that a statue of the Virgin Mary will transform the employees' lives (even if they are Catholic) appears a bit naive to me. Still, as I wrote before, employers openly displaying their religious beliefs leaves a bit taste in my mouth; it seems a bit crass. I don't doubt these particular employers' good intentions, but maybe they could try to change people's lives in other ways.

Anónimo dijo...

la virgen es lo maximo y debemos respetarla y quererla.

Si quieren que los respeten comienzen por respetar.

Anónimo dijo...

Las personas merecen respeto, pero sus creencias absurdas, fanatismos, obsesiones y desvaríos no.

Anónimo dijo...

A bit of clarification on Mary's role in the Protestant Churches. I'm not sure about every single Protestant denomination (of which there are many), but in the one to which I belong, Lutheran, we respect Mary as the mother of Jesus but don't venerate her to the extent that Catholics do. We don't consider her as a mediator between God and humanity, so you won't find statues of Mary in Lutheran Churches, unless, say, it's a Christmas creche where she appears with Jesus and Joseph and the animals in the stable. And again, we know she had other children after she had Jesus. In addition,the Lutheran Church doesn't subscribe to doctrines like the Immaculate Conception (which is not, by the way, the Virgin birth; it's the concept that Mary was conceived without original sin) or the Assumption (where she was taken bodily into heaven).

Some people might say I was being blasphemous by nicknaming my cat the Virgin Mary, but in reality it's a sign of respect to Mary that I called my beautiful and beloved cat after her!

Emilia

Anónimo dijo...

“Omar Audicio dijo...
Florencia: la frase significa que, si bien yo puedo realizar un acto que moleste a alguien, no por dicha molestia el acto es malo, y por lo tanto merecedor de prohibición, sanción o sensura social.”

Es verdad, pero ¿cuál es el límite? ¿Hasta dónde podemos llegar en hacer cosas que ofendan, perturben o molesten a otros? Es justamente respecto de esto que se aplica que podamos esperar que en una sociedad civilizada haya mecanismos, imperfectos por cierto, para lograr que convivamos en relativa paz personas de las más diversas formas de ser y pensar.

Un resultado de este proceso es justamente haber circunscrito la religión al ámbito privado, lo cual parece estar lamentablemente cada vez menos vigente, incluso en algunos países europeos que habían logrado los mayores avances.

Saludos, Maihue.

Florencia dijo...

Chile Liberal: Tu respuesta a mi comentario me hace querer preguntarte una cosa: ¿es privado que una niña musulmana use un pañuelo para cubrir su cabeza? A mí me parece que sí, pero quiero saber si adscribes a las nuevas leyes francesas (no tan nuevas, en realidad) respecto de secularizar hasta la pinta de la gente.
Porque en ese sentido, nada tiene de malo que un empleador católico (o de la creencia que sea) ponga imágenes religiosas en su propia empresa. Ahora, si él dice que es "para los trabajadores" y de hecho en las fotografías conmemorativas no aparece ningún trabajador sonriente al lado de la estatuilla, ahí estamos ante una suerte de patudez en que efectivamente una persona impone sus ideas y creencias a otros que están en una situación de dependencia o subordinación.
Cierto comentario anónimo (qué antipáticos) me deja sonriente al criticar que uno pueda tener ciertas ideas respecto de política y economía y otras respecto de religión. Asunto de cada cual, estimado anónimo. Uno no tiene por qué comulgar (valga la palabrita) con todo respecto de un grupo o persona determinado. A eso se le llama fanatismo y, hasta donde entiendo, es lo opuesto a racional. Si buscáramos ese tipo de mentalidad, muchos de nosotros dejaríamos de leer éste y otros blogs.

Anónimo dijo...

Hi. I just wrote an article on the topic to be posted at one of the sites for which I write.

Religious Symbols in the Workplace

The issue of religious symbols and images in the workplace seems to crop up time and time again in various locations. In Toronto, Canada, a judge ordered the removal of a Christmas tree from a courthouse on the grounds that the tree was a Christian symbol and thus violated the separation of church and state. An employee of British Airways lost her position for insisting on wearing a cross necklace on the job – a decision that was criticized because Sikh and Muslim workers were allowed to wear turbans and headscarves respectively. The president of an Italian courier company made his delivery people wear shirts with the words “God loves you” on them. Finally, a couple who owned a business in Chile installed statues of the Virgin Mary at their headquarters – on the advice of their son, a seminarian – in an effort to bring employees closer to the Virgin and “change their lives.” All these cases raise the question: do religious symbols belong in the workplace or should they be confined to the comfort of the employee’s (or employer’s) own home?

In the Toronto instance, the judge’s decision to remove the Christmas tree struck many people as a bit overblown. The Christmas tree strictly speaking is not a Christian symbol. Rather, it’s a pagan relic that was eventually incorporated into Christian festivities (nowhere in the account of Jesus’ birth in the Gospels do we find any mention of an evergreen tree). On reading of the judge’s decree, I had to laugh at the irony that I, a practising Lutheran, have never once put up a Christmas tree in my own house, whereas Russian-American journalist Cathy Young, a self-described Jewish agnostic, claims to have always had a Christmas tree at home during the winter holidays. I’m not even too bothered by the presence of more overtly religious images, such as a crèche or a menorah (for the Jewish celebration of Hanukah), at government buildings at the appropriate time of year.

However, at times government employees may overstep their boundaries in injecting their personal religious beliefs into the public sphere. Roy Moore, a Chief Justice, installed a 5,000-pound granite sculpture of the Ten Commandments in the Alabama State Judicial Building. Many commentators, including the aforementioned Ms. Young, did not have a problem with the posting of the Ten Commandments per se but felt it should be balanced by other legal codes that have influenced the Western justice system, like the Code of Hammurabi or Magna Carta. There was a consensus that Justice Moore – who among other things had denied a lesbian mother custody of her children on supposedly Biblical grounds, even though all references to homosexuality in the Bible deal with male-male sexual relations – was indeed seeking to impose his own religious views in the public domain.

What about religious images in private places of employment? I don’t see any problem with individual workers – or bosses or managers, for that matter - having religious symbols on their person (example: a cross necklace) or at their desks. At my old insurance company a Chinese Buddhist colleague kept a statue of the Buddha at his desk. While the Buddha means nothing to me religiously, I was not at all offended by the statue. My (non-Buddhist) friends and I even jokingly rubbed the Buddha’s belly for good luck. I myself wore a crucifix, less out of religious sentiment than out of the desire to emulate my then idol Madonna, who by the way has been decried by conservative religionists for using Christian images in her stage acts. My philosophy is that if you’re bothered by a colleague’s cross, menorah, Buddha, etcetera, there’s a simple remedy: look the other way (just as if your next-door neighbour is a nudist and that goes against your sense of decency, put up a fence).

The matter of course gets thornier when the religious images are placed on the worksite not by individual employees but by employers and/or managers. The contention here is that the company should represent all workers, so setting up a symbol of a faith in which they do not personally believe violates and imposes on their rights. I myself don’t think I’d feel uncomfortable at a company where a Hindu boss put up a statue of the god Ganesh in the lobby or a Jewish manager installed a menorah on the outside of the building. On the other hand, seemingly blatant displays of religiosity, particularly Christianity, leave me with a bad taste in my mouth. Jesus Himself spoke against ostentatiously exhibiting one’s faith in public. As he stated in Matthew 6:5-6, “And when thou prayest, thou shalt not be as the hypocrites are: for they love to pray standing in the synagogues and in the corners of the streets, that they may be seen of men.” He preferred more humble folk, like the Roman centurion whose servant He healed.

To give them the benefit of the doubt, I will concede that the couple in Chile are not showcasing what great Christians they supposedly are but are genuinely trying to influence their workers for the better. Still, it’s doubtful whether simply seeing a statue (or a cross or rosary or picture of Jesus) is going to transform anyone’s lives to any appreciable extent. It might on the contrary turn away more touchy individuals who consider the presence of the statue a blatant disregard of their beliefs or lack of them. Not to mention some Protestants who view the Catholic veneration of Mary as a form of idolatry. A statue of Mary wouldn’t convince me to convert to Catholicism, for instance (then again, half my extended family members are Catholic, so I guess I’ve already missed that boat).

In the end, though, a private employer is free to decide what he or she puts in his or her company. Employees who are truly bothered by the presence of a religious symbol in their workplace might simply find another job. Lest I be accused of a pro-religion bias, I’ll state the same for those who claim discrimination on not being permitted to wear crosses and other religious paraphernalia at work: I sympathize with them, but perhaps they should change workplaces if this really means so much to them. But the best way of resolving the issue is to have open discussions between employees and employers on this increasingly visible matter.

Emilia

Chile Liberal dijo...

@Florencia: "¿es privado que una niña musulmana use un pañuelo para cubrir su cabeza? A mí me parece que sí, pero quiero saber si adscribes a las nuevas leyes francesas (no tan nuevas, en realidad) respecto de secularizar hasta la pinta de la gente."

No, no es privado que una niña musulmana use símbolos religiosos, ya que lo más probable es que lo haga por influencia de sus padres. Ya he comparado la religión con abuso infantil.

Es sabido que en las familias musulmanas en Europa la violencia intrafamiliar es atroz, es por esto que el Estado ha comenzado a actuar. Ideológicamente hablando, es legítimo actuar contra la voluntad de un individuo para evitar que dañe a terceros.

Sin embargo, las leyes que restringen el velo se aplican en las escuelas públicas, y no sólo el velo, sino todo símbolo religioso. La república francesa se ha fundado sobre el princpio de la laïcité.

En un lugar público, como la escuela, la religiosidad no tiene cabida. O al menos, no como doctrina metafísica etc.

@Emilia: the incident you mentioned about Roy Moore is appaling. A line has to be drawn to separate church from state, and it's unacceptable that people now want religion to re-enter through the back door.

Still, as an atheist, I wonder what makes people wear religion on their sleeves? I mean I am an atheist but I don't hang pictures of Richard Dawkins or Sam Harris. Why can't people refrain from expressing their views, when they know that such views are so divisive?

Considering the deep passions that religions ignite, I find completely inappropriate to show off statuettes and any other symbol. But it is my personal opinion.

You mentioned in the case in Chile that the bosses did it for the benefit of the workers, which is true. The bosses evenn assume that a lack of belief is bad for the workers, wheh we know that Catholics (unlike Protestants) see poverty as something acceptable, so I wonder how this affects salary negotiations etc. Bosses can say "God is telling me that money is evil so you're not getting a pay rise".

Of course I am biased in this discussion, and I have repeteadly presented my case against religion and I will keep doing so because I argue that life is better when you live for today and that the wonders of the natural world are much more enriching and enlightening seen through science than through any miraculous story. But I would like society to give me reasons to stop writing about this. I feel it's about time the religious lobby made an effort.

And definitely the government should be kept away from these controversies. When it comes to the workplace, situations like these are better dealt by the individuals themselves so I fully agree with you that the best way of resolving the issue is to have open discussions between employees and employers on this increasingly visible matter.

By the way, let us know where you post your writings and essays. I'm sure we will all benefit from your ideas.

Anónimo dijo...

From Emilia again:

Thank you for your compliments. Perhaps one of the reasons I feel uncomfortable with, say, religious statues in a workplace is because my denomination, the Lutheran Church, doesn't really put an emphasis on statues or pictures of any kind. In the church building I attend, there's one small flat picture of Jesus in the main part of the church as well as a few pictures of Jesus in the basement for the children at Sunday school.

Regarding how poverty is acceptable to Catholics but not to Protestants, in the Lutheran Church we don't exactly preach the prosperity gospel as some of the Brazilian megachurches do, but nor do we have what seems to be a near idolization of poverty and suffering that some factions of the Catholic Church do. For instance, there's no great emphasis on fasting for Lent. Even the crucifixes we exhibit in church usually consist of a plain cross with no figure of Christ on it. On the other hand at a Catholic Church I once attended Mass at with an ex-boyfriend (he was Catholic, and kind of a fanatic at that), the crosses had a figure of what looked like a dying or dead Jesus on it. To tell you the truth this kind of grabbed me by surprise. But then again, a Catholic friend who came with me to my church told me that the Lutheran church building seemed a little "bare" in terms of decorations. I guess she's right in a sense. We don't for example have the equivalent of Michelangelo's Pieta or Tiziano's portrait of the Virgin Mary being taken up to heaven. I'm not saying the Lutheran way is better, just different.

Anónimo dijo...

I'll pose a question to you now:

It seems that while you don't care for religion in general, you have less hostility towards the Protestant Churches than towards the Catholic one. Is this impression of mine correct, and if so, for what reason?

Emilia

Chile Liberal dijo...

Emilia, to answer your question, I can say that it is true, I'm less hostile towards the more moderate forms of protestantism.

The reason is very complex. My mother was always sympathetic to them because my granmother was a protestant. Back in those days it was something odd in Chile. I went to a Catholic school and amazingly my best friend was Protestant, he was accepted because my school in that regard wasn't fanatic. So I ended up attending some Protestant services for a while in a Baptist church because my friend invited me.

Lots of American preachers came and we always found them too extremist. The chilean version was more pragmatic and it was a fairly middle-class thing to do and people were encouraged to work hard and laziness, drunkness etc was frowned upon. The problem was that they were all mental againt pop culture. But then I realised that people were free to believe in what they call Jesus as a "personal saviour", and you have to "accept" him to be saved. There was no idolatry, little superstition, not much gossip, and one of the preachers was a professor of physics, so it all seemed clean and moderate, with an emphasis on a hard-work ethics.

The Catholics I knew were unpleasant, slightly off-the-wall, two-faced and with a total lack of intitiative. Or else, complete hypocrites.

This was pretty obvious in the tacky display of Catholic idolatry, compared against the cool squeaky-clean attitude of the protestant, who go to the service each one carrying a Bible. Catholics hardly ever read the Bible, they just follow the intricate tortuous teachings of the Pope or whatever priest.

In the end I met my ex girlfriend there and things turned pretty ugly because I came to the conclusion that I simply never accepted that there's a "God" as such. Virginal birth, miracles, etc, that was all rubbish to me, and I found their religion something nice but not factual or academically correct.

But this concept of a "personal saviour" and the emphasis on prosperity was something that fitted in nicely with my political views, and lingered on years after I started calling myself agnostic. I believe in the aggregate action by individuals rather than a powerful and benevolent central state. The same way I found the Vatican something silly but it made more sense for people to believe in something and meeting to share their values in whatever denomination they find suitable, and free to shop around for a church where you wanted to be. Catholics were pretty much the same.

Incredibly, I moved to Ireland and I saw a country utterly divided, even segregated, so I just finally realised it was about time to believe in rational things, in facts, things that can be proved and with universal value, not just me, but that it's something to be encouraged in society in detriment of religious views. At the same time, more crazy forms of protestantisms (evangelicals) are taking over the disheartened Catholics in Chile, part of a major trend in Latin America.

I know I sound terribly intolerant and many people have perceived a contradiction between liberal values and hostility towards religion. I think there's no incoherence. I think religion is a private, and society as such should not be ruled by religious principles. And in countries like Chile, where divorce is new, abortion is still penalised with jail and priests have slots in the news programmes to comment on the economy and politics, it's about time someone told them that there's something wrong in Chile. By its own nature, Protestantism is private, so I find realy very little reasons to attack it, but I can only question it.

I also lived in France and I loved it. No priests on TV, people may seem cold but they are fairly reasonable, no public displays of idolatry (Lourdes is mainly for foreigners) and a strong intellectual class ferociously proud of their "laïcité". Interesting debates on newspapers and people proud of their intellectuals, not their "saints". England was similar and I also lived there but the English do thend to "believe" in a powerful being, as opposed to the French who I think simply don't believe in anything (and I have to say my girlfriend now is French and even she finds I'm way too hostile to religion).

I think the French built their secular state by violent means. I think the Catholics are so dominant that they are simply not open to debate. But other "Protestant" countries have evolved smoothly to a secular state, so I think that places like Norway still don't have a formal separation of Church and State, but the Church there wouldn't dare to intervene in the public sphere. They know their place in society, and you don't need to remind them. With the Catholics, you have to put it in writing, and even so unless there's been a "French Revolution" they just don't accept the fact that their principles should not rule people (Catholic or not), and that explanations and debates are required.

It was while in England when I saw that the Catholics opposed vaccination of 12 year-old girls against cervical cancer
. I think it was one of those days, closely following the story unfolding, that I realised that even if the Catholics aren't the religion of a given country, they will try to spread lies when they can't prove their point. In fact, now people are scared. And this is an agressive disease, diagnosed now to one of the UK's major celebrities. I think enough is enough and some years ago changed and started calling myself not merely "agnostic" but a "radical atheist", thanks to the Catholics.

There's been and there are lunatics in the Protestant church, like Ted Haggart, Jerry Falwell, Billy Graham, to name but a few. But they aren't a centralised command, and it's the job of the secularists to keep them away from politics. The Catholics are much more agressive. They threaten members of parliament who may vote to pass pro-choice bills. They don't accept children from divorced parents in their schools (or from single mothers) and they have an irrepressible penchant for censorship: they are downright evil.

I'm sorry for my lengthy answer, and to sum up: yes, I find protestantism mainly a personal belief, and I can't do much against it. I got to know them and I found some denominations were OK. Catholics aren't. They are liars.

In case you may be interested, let me refer you to another blogger here who posted this article on the Billings ovulation method ("natural family planning"). It is based on this report in one of Chile's leading women's quality magazines. In a nutshell: Catholics tell poor uneducated women that contraceptives are bad and other family planning methods lead to cancer, and only Billings is safe and good (and godly).

I simply ran out of patience with the Catholics.



And by the way, send the hyperlink to your posts.

Florencia dijo...

¿Cómo se determina si la niña tiene criterio propio y por tanto está decidiendo por si misma usar un velo u otros símbolos religiosos? ¿Habrá una edad específica? Me temo que mucho se parece al tema de los delitos sexuales, en que -si mal no recuerdo- no pudimos determinar una edad punible.
Saludos.

Anónimo dijo...

Thank you for your explanation. I suppose my only question would be that "Protestant" is a very broad term that encompasses groups ranging from the Anglicans (even here there's no consensus; some Anglicans insist they're not Protestant) to the Jehovah's Witnesses. Also, I've known many Catholics, including a few priests, who don't agree with their Church's stance on divorce, abortion, homosexuality, etcetera. But the fact is that in the Catholic Church the Pope basically has veto rights on these matters, so it doesn't matter what the "faithful" think.

It's funny you mention the Church of Norway. My grandmother was Norwegian; that's how I "inherited" my Lutheranism. The Church of Norway is fairly liberal; they recently voted to ordain practising homosexuals, for instance. But even so, the Lutheran religion doesn't have much say over the political process in Norway, nor do they really try to.

Besides Norway, I also trace my roots to Italy and Ireland. I know in both those countries the Catholic Church had far more influence in politics than it should have. It was only in 1995, for example, that divorce was allowed in Ireland. I think perhaps the slight "yes" majority realized that keeping divorce illegal wasn't making people more "virtuous;" separated spouses simply found other partners and lived common-law with them. So knowing that Chile is basically in the same situation that Italy and Ireland were, I can understand your frustration with what you see as inappropriate clerical interference.

Another big difference I’ve noticed between the Protestant (well, in my case the Lutheran) and Catholic Churches is the role of the priest or minister. From what my Catholic and ex-Catholic friends and relatives have told me, the priest literally holds the keys to salvation. In the Lutheran Church, the minister is more of a guide and a friend; while the pastor is respected, whether you get to heaven or not does not depend on him (or her; some Lutheran branches ordain women).

You’ve probably guessed I prefer the Protestant way of thinking over the Catholic one. On the other hand, there are some aspects of Catholicism I almost envy. One is the camaraderie or the feeling that the Church is “one body.” It’s not like the Lutheran church is not "friendly;" I’ve got tons of friends at the church I attend now. But in a spiritual sense with Protestantism the believer is really on his or her own, for better or worse. Also, and this may seem really ironic, perhaps the Catholic Church’s extreme sexual repressiveness has despite itself spawned creative acts of rebellion in this regard. The Lutherans don’t advocate unbridled promiscuity, but sex really isn’t a big obsession in our church. But where is the Lutheran Madonna or Susie Bright (American lesbian sex author)? So I suppose both “sides” have their pluses and minuses.

My essay hasn’t been posted yet on the site I usually write for, but I will send you the links when it does appear.


Emilia

Chile Liberal dijo...

@Emilia: on balance, I have concluded that mild Protestantism is the lesser evil (Evangelicals though are scary). I find nothing good in the gossipy, intrusive culture of the Catholics. The idea of going to a priest to confess my sins makes me cringe.

Now that you mentioned Ireland, "Mother" Teresa went over to campaign for the No to divorce. That does not mean that people married in a Catholic ceremony couldn't divorce. No. It means that no Irish person could divorce. Even the woman married to a drunkard, beaten up and probably abused by her husband. That woman needs to remain married, according to Mother Teresa. This happened in one of the British Isles, in the 90s.

I hate when people tell me that religion has disappeared or that it's not an issue anymore. It is.

Of course, Teresa, being a great friend of Diana, wisher all the best when she divorced and started sating Dodi Al Fayed.

Catholicism at its best: the poor need to suffer (God is testing them). But to the rich and privileged: all the best.

I remembered you had mentioned your Norwegian roots and I brought it up cos one of my friends is Norwegian and they don't have the problems we see in Catholic countries.

@Florencia: imagínate Madrid, o incluso París, en lo peor de la canícula, y una niña anda con la cabeza cubierta. Eso es ir contra el sentido común. El velo, insisto, está prohibido en edificios y ceremonias públicas. En la calle, pueden usarlo, nadie se lo impide.

Lo patético no es el velo. Lo terrible es la nueva moda del nicab, verdadera cárcel ambulante. Lo espantoso es que en algunos lugares se prohíba comer carne de cerdo simplemente porque a ellos les molesta el ver a otros comer salchichas. O que se nieguen a que un doctor hombre atienda a una mujer.

Increíblemente, estas cosas han empeorado no en los recién llegados, sino en los musulmanes de segunda o tercera generación. Hace 12 años nunca vi a nadie en niqab en la av. Champs-Elysées. Hoy, hay por montones, incluso comen con la máscara puesta, haciendo aspaviento de ello.

El asunto desde luego no es motivo de discusión en Chile. Por suerte. Pero en Europa es tema tabú. De hecho, la mayoría de la gente no habla del tema.

Todo el mundo sabe que es simplemente una forma de provocación, quizás porque en le férreamente secular Europa, sienten que su religión no tiene cabida. No sé si sea así en Francia donde en París se encuentra la mezquita más grande de Europa. Pero de algún modo quieren hacerse notar, y el famoso velo pasó de signo religioso a una cuestión política.

Si quieren ponérselo, que se lo pongan. Pero no en las escuelas públicas.

En cuanto al niqab, me parece que aún nadie se atreve a legislar al respecto.

Lo que me molesta en particular es que estas minas se ponen el velo para mostrar su "modestia", pero la mayoría se pone jeans ajustados y usan maquillaje. O sea, pura cartuchería y ganas de joder.

Pero como yo no soy Europeo, estas cosas las puedo decir. Cada vez que he tocado el tema con el resto, la gente se pone roja y cambia de tema.

Su Excelencia dijo...

Los europeos importan musulmanes fundamentalistas, aguantan sus costumbres bárbaras y los mantienen con el welfare state, de forma estúpidamente suicida.

Es como si Inglaterra hubiera promovido la inmigración de nazis alemanes durante los años treinta.

Anónimo dijo...

La religion sea la que sea hay que respetarla en todo sentido.
Al leer con que frialdad y falta de respeto hablan, me da pena y saben por que ? el que no tiene a un ser superior esta vacio por dentro, y no tiene a que aferrarse cuando esta solo.
Ojala supieran lo maravilloso que es creer en Cristo y la Virgen Maria...

Chile Liberal dijo...

Creer en Cristo significa aceptar que a Jesús tuvieron que matarlo para que dios perdonara los pecados, o sea, Jesús era el "cordero de dios". ¿Maravilloso creer en semejante rito sangriento?

María quedó embarazada a los doce años. O sea, el Espíritu Santo debe ser condenado bajo delito de estupro, por embarazar a una menor de edad.

Considero que todo aquel que necesita creer en un ser ficticio para "portarse bien" o "darle sentido a la vida" básicamente como una persona que tiene traumas no resueltos.

Su Excelencia dijo...

"Ojala supieran lo maravilloso que es creer en Cristo y la Virgen Maria..."

Para quienes necesitan muletas sicológicas, las drogas son menos dañinas que la superstición.

Anónimo dijo...

en esta vida estamos de paso, la otra es eterna.
y la vida eterna es Dios

Chile Liberal dijo...

¿Qué fumaste?

Anónimo dijo...

yo no fumo.....
solo se decirte que quiero que me respetes con mi opinion asi como yo te respeto a ti.

Su Excelencia dijo...

Dignísima lección de respeto la que nos brinda este papista anónimo:
"el que no tiene a un ser superior esta vacio por dentro".

Este mequetrefe tiene tanta autoridad moral para hablar de respeto como Marcial Maciel para hablar contra la pedofilia, o como Jaime Guzmán para hablar contra la sodomía.

Anónimo dijo...

No hay árbol bueno que dé frutos malos, ni árbol malo que dé frutos buenos: cada árbol se reconoce por su fruto. No se recogen higos de los espinos ni se cosechan uvas de las zarzas. El hombre bueno saca el bien del tesoro de bondad que tiene en su corazón. El malo saca el mal de su maldad

Chile Liberal dijo...

¿Cuál es tu punto? Hablar claro por favor.

Su Excelencia dijo...

Los "videntes", "adivinos" y otros estafadores variopintos afirman poder predecir el futuro. Desde luego, sus "predicciones" son lo más vagas y ambiguas posibles, de modo que, no importa lo que pase, podrán proclamar que le achuntaron.

Los "Sagradas Escrituras" de casi todas las religiones son igualmente vagas y ambiguas, por la misma razón. Pero ni siquiera utilizando esta táctica tramposa el papismo ha podido evitar el ridículo. Si no, preguntar a Galileo y Darwin.

Anónimo dijo...

quien deja entrar a Cristo no pierde nada, nada absolutamente nada, de lo que hace la vida libre, linda y grande.
No solo con esta amistad se abren las puertas de la vida.
Solo con esta amistad se abre realmente las grandes potencialidades de la condicion humana.
Solo con esta amistad experimentamos lo que nos libera.
Asi hoy les digo no tengan miedo de Cristo
El no quita nada, lo da todo.
Quien se da a el recibe el ciento por uno.
Si abres las puertas a Cristo encontraras la verdadera vida dale una oportunidad.............

Su Excelencia dijo...

Cristo es el camino.
La Iglesia es el peaje.

Anónimo dijo...

tu no necesitas peaje estas liberado todos estamos liberado de peaje de acercarnos a Crito.
Crito esta siempre esperandonos que nos acerquemos a el, para todas las personas hay momentos diferentes quisas sea este el tuyo.
En todo caso me alegra que reconscas que Cristo es el camino

Su Excelencia dijo...

"Crito" esta esperando que "reconscas" que "quisas" no sabes escribir.

Menos superstición y más ortografía.

Chile Liberal dijo...

"Estamos liberados" del "pecado original" (el de Adán y Eva: comerse una fruta) gracias a que se sacrificó al "Cordero de dios", Jesús.

¿Sabrá el amigo Anónimo que Adán y Eva nunca existieron? ¿A qué pecado original se refiere entonces? "Ah, ¡es que es metáfora!", me dirá.

Entonces, ¿a Jesús lo mataron por una simple metáfora?

¿Qué tipo de sicópatas son estos, los cristianos? ¡Qué ideología más enferma y lunática!

Sobre las enseñanzas de Cristo, su mensaje de paz es repugnante, sus valores familiares son aberrantes.

Llévense su ideología enferma a otra parte.

Sí, tuvo algunas enseñanzas lindas. Pero como dijo Nietzsche, "Si Jesús hubiese vivido hasta mi edad se habría dado cuenta que su ideología es estúpida".

Anónimo dijo...

RESPUESTA A CHILE LIBERAL
Piensa a menudo en tu debilidad, en tu ceguera, en tu bajeza, en tu dureza de corazón, en tu sensualidad, en la insensibilidad , en tu apego a las cosas terrenales y en tantas otras inclinaciones viciosas que nacen en tu naturaleza corrompida; y que esto te lleve a abismarte de continuo en tu nada y a ser muy pequeño y muy bajo a tus ojos.
Piensa a menudo que más pronto o más tarde has de morir, y que tu cuerpo se pudrirá en la sepultura; ten siempre ante los ojos el tribunal inexorable de Jesucristo, ante el cual todos necesariamente hemos de comparecer; medita en los eternos dolores que esperan a los malos en el infierno, y especialmente a los imitadores de Satanás, que son los soberbios. Considera seriamente que el velo impenetrable que esconde al ojo mortal los juicios divinos te impide saber si serás o no del numero de los réprobos, que en compañía de los demonios serán arrojados eternamente a aquel lugar de tormentos para ser víctima eterna de un fuego encendido .
Esta incertidumbre te servirá para mantenerte en una extrema humildad y para inspirarte un saludable temor.
Mientras te sea posible, mantente en silencio y recogimiento; mas que esto no sea con perjuicio del prójimo, y cuando tengas que hablar hazlo con contención, con modestia y con sencillez. Y si sucediera que no te escuchan, por desprecio o por otra causa, no des muestras de disgusto; acepta esta humillación y súfrela con resignación y con ánimo tranquilo.
No creas que vas a adquirir la humildad sin las prácticas que le son propias, como son los actos de mansedumbre, de paciencia, de obediencia, de mortificación, de odio a tí mismo, de renuncia a tu propio juicio, a tus opiniones, de arrepentimiento de tus pecados y de tantos otros; porque éstas son las armas que destruirán en tí mismo el reino del amor propio, ese terreno abominable donde germinan todos los vicios y donde se alinean y crecen a placer tu orgullo y presunción.

Su Excelencia dijo...

Patética la vida de estos cristianos, abandonando su dignodad, temblando de miedo y arrastrándose como ratas ante un ser imaginario.

En lo que le encuentro razón al loquito anónimo es en eso del odio a uno mismo. Si yo fuera como él, también me odiaría.

Chile Liberal dijo...

¿tribunal inexorable de Jesucristo? ¿imitadores de Satanás?

¡Qué se habrá fumado!

Imitadores de Satanás... no jodas.

Anónimo (Otro anónimo) dijo...

Si bien es pocazo lo que puedo encontrar en este blog con lo que podría estar de acuerdo en un mínimo grado, me parece curioso lo que dice este OTRO anónimo. No lo veo necesariamente como algo ilógico, entupido, tonto o poco racional, sino más bien injusto, poco informado y poco empático. Uno puede tener fe o no tener fe en lo que a uno se le pare el soberano moño, pero o bien uno se da cuenta que no sabe mucho sobre esas cosas y se informa como cualquier persona inteligente (Yo no creo que haya alguien por antonomasia tonto, sino solo inculto y/o soberbio), o bien uno debate inteligentemente sin apelar a falacias personales sin apoyo de algo mas contundente.

Las intenciones de este personaje son buenas. El querría que otros vieran el mundo como el, tal como Chile Liberal y el otro tipo de “Su Excelencia” querrían que todos fueran ateos militantes y liberales. Son intenciones que cada uno cree son las mejores, aunque de ambos puedo decir mucho sobre sus… “métodos”. Pero eso es harina de otro costal.

En cuanto al anónimo religioso, creo que el (al igual que Chile Liberal en la mayoría de sus escritos e ideas) sobreestima su posición respecto de los demás. Es injusto de su parte pensar que solo el posee una verdad que a pesar de ser tal, no es absoluta sino parte de una verdad mas grande, que es “fraternité et liberté”, sea de culto, de conclusión o de lo que sea.

Con todo, creo que lo que diferencia a Chile Liberal del compadre cristiano ahí presente es que el decide disminuir a toda la especie humana ante un ser que puede no exista, y que si existe, dudo mucho que este preocupado de mantenernos bajo su control. Pues a pesar de su existencia, gente como Chile Liberal y otros pelean, promueven los debates y se sienten libres de creer en algo que no tiene prueba empírica a su favor. Pero no entremos en el área de probar la existencia de Dios, Allah, Chuck Norris o quien sea. O existe, o no existe. Cada quien decide soberanamente en que pensar y creer, cosa que todos deberíamos defender, seamos ateos, religiosos, agnósticos, etc.

Aquí solo deberíamos pelear por nuestro individualismo y la no-invasión de cosas que a nosotros nos parecen incorrectas, pero que no son de por si incorrectas o malas. Pensar eso es pensar que hay humanos pérfidos y malignos per se, y yo no creo eso. La religión ha hecho cosas grandiosas por la humanidad, y cosas terribles también. Pero no debemos buscar su destrucción. Yo no creo que el odio hacia algo sea una solución, sinceramente. La religión y otros sistemas sociales (incluido el ateismo militante durante la U.R.S.S.) han odiado a los ateos, judíos, musulmanes, católicos, negros, amarillos, blancos. Pero estos siguen existiendo.

No se trata de erradicar la religión de la faz de la Tierra, sino de dejar cada creencia personal lo mas personal posible. Como dijo George Carlin en su momento, “Thou shalt keep thy religion to thyself” (“Guardarás tu religión para ti mismo”). Esa frase resume mucho de mi propia manera de pensar. Yo jamás he discriminado a nadie por ser religioso, ateo, negro, blanco o multicolor, pero si debato con ellos cuando veo que intentan someter a otros a sus cosmovisiones. Esas son las cosas en las que (probablemente de modo muy ingenuo) creo y defiendo, y no creo estar equivocado.

Saludos.

(¡Seamos consecuentes con las palabras de inmortal Voltaire!)

Maihue dijo...

Creo que es una lástima que esta discusión, que estaba enfocada en un tema muy interesante, haya quedado desvirtuada por la intervención de la anónima cristianísima (o él, que puede también ser el caso) el mié sep 10, 08:24:00 PM. Quizás hubiera sido mejor simplemente dedicarle solamente una frase de cortesía y después seguir en donde estaban.

En mi opinión no es su culpa y tiene derecho a decir lo que se le plazca, sobretodo considerando la declaración de principios “volterianos” de Chile Liberal. Pero es lamentable que varios hayan decido enganchar con ella, lo que terminó por llevarlos a una discusión diferente. No menos interesante, por cierto, ya que me parece que son algunas de las preguntas fundamentales que motivan al autor del blog y sus colaboradores habituales; pero a veces es mejor dejar el tema central para otro momento y dedicarse al específico, sobretodo cuando no ha sido agotado. Pero quizá el blogger decida tratarlo de nuevo en el futuro ante una situación o noticia similar.

Posiblemente los lectores de este blog y otros de naturaleza escéptica, agnóstica o atea en materias de religión, habrán notado que siempre se meten “trolls” religiosos que parecen considerar como una misión fundamental el evangelizar a los participantes desbaratando con sus argumentos las intenciones perversas de Satanás. Personalmente creo que muchas veces aportan – aunque no tanto como las personas que pudiendo ser teístas o deístas tienen una mentalidad más abierta – por lo que no debieran ser cubiertas de improperios o insultos (que los convence todavía más de estar en una suerte de misión divina), sino quizás con algo de la caridad que ellos mismos proclaman –aunque raramente practican – pero evitando dejarse arrastrar por su táctica disruptiva. Veo que en este caso la persona en cuestión terminó copiando textos religiosos seguramente no escritos por ella/él y que no venían al caso. ¿Qué sentido tiene responder a eso?

Aunque ya totalmente fuera del tema original, me parece interesante la opinión del “Otro anónimo” (jue sep 18, 09:05:00 PM), que al igual que yo analiza la participación de la cristianísima y luego desarrolla otros argumentos, no todos los cuales pude seguir. No creo sin embargo que sea el lugar para continuar en esa conversación.

Lo que sí quisiera es hacer cierta apología al autor de este blog, aunque sea en un mínimo aspecto: Me da la impresión que muchos de los que intervienen para criticarlo lo hacen animados de cierto prejuicio ampliamente condenatorio, sin concederle la posibilidad de tener acuerdo con él en más de alguna cosa, incluso importante. Como ejemplo de esto, tomo la opinión de mi estimado “Otro anónimo” de ayer, que parte afirmando:

"No se trata de erradicar la religión de la faz de la Tierra, sino de dejar cada creencia personal lo mas personal posible. Como dijo George Carlin en su momento, “Thou shalt keep thy religion to thyself” (“Guardarás tu religión para ti mismo”). "

Personalmente también me gusta bastante ese punto de vista, pero a lo que voy es que el propio Chile Liberal, en la primera oración del artículo que inicia esta discusión, parece decir exactamente lo mismo:

"En una sociedad civilizada las creencias religiosas se circunscriben al ámbito de lo personal y privado. Las asociaciones religiosas pueden mantener sus estatuillas, símbolos y figurines en sus propios recintos, si es que así desean."

Parece entonces un poco exagerado que mi ilustre predecesor inicie su alocución expresando:

"Si bien es pocazo lo que puedo encontrar en este blog con lo que podría estar de acuerdo en un mínimo grado, me parece curioso lo que dice este OTRO anónimo..."

Sobretodo si, como dice posteriormente él mismo:
"Esa frase resume mucho de mi propia manera de pensar."

¡Saludos a todos y que aprovechen lo que queda de las fiestas patrias!
“el” Maihue

Chile Liberal dijo...

@Maihue: agradezco tus palabras. Y vuelvo a agradecer que hayas captado y comentado la esencia misma del artículo en cuestión, y que hayas denunciado a los "trolls".

Desgraciadamente, los trolls y todo tipo de vándalos abundan en la Web: todos quienes no se ajustan al tema en cuestión, y abusan del "off topic".

En general, contesto a todos los comentarios, pero mi idea fue tomar con ánimo festivo las declaraciones de anónimo. Creo que los adeptos al papismo -por su propia naturaleza- son incapaces de razonar ordenadamente, ni van a la esencia de las discusiones.

Gracias, además, por tu apología.

Cada individuo es libre de creer en lo que estime conveniente. Muchos me dicen que porque soy ateo no creo en nada. Falso. Yo creo en muchas cosas, salvo que me esmero por creer en lo que es cierto, en lo razonable y demostrable. Sino, me declaro escéptico. Mi ateísmo militante sube de intensidad mientras más absolutistas se declaren los religiosos, porque no acepto que me tachen de "relativista".

El relativista es el creyente, que cree en lo que quiere. Yo creo en lo razonable.

De hecho, el único argumento a favor de las religiones es el argumento de fe, es decir, creer porque se cree que es cierto, lo que no significa que se demuestra la veracidad de la creencia.

Por ello, es que las religiones son odiosas, y me opongo a que salgan del ámbito de lo personal, y se impongan en Te Deum, o en lugares de trabajo. Éste es el caso que mencioné en el artículo.

Cansa que insistan en que en la URSS eran ateos. No, la tumba de Lenin y la idolatría a símbolos comunistas era una religión en sí misma. Lo he explicado mil veces. Cansa que insistan en que no tengo pruebas de la no-existencia de Dios: he explicado mil veces que no se puede probar la no-existencia. Cansa que me digan que religión y ciencia no son opuestos, y acto seguido me dicen que ambos no deben mezclarse. Cansa que insistan en creer lo que les dice el corazón, cuando en mi corazón puedo creer que Elvis Vive o cualquier tontería, pero no demuestro mi punto.

Cansan los creyentes, aburren. Pero tengo cuerda para rato.

Y en este blog seguiré mi lucha contra los vestigios de oscurantismo.

Saludos y felices fiestas patrias.

Anónimo dijo...

Al otro anonimo:
Gracias por ser una persona inteligente y equilibrada...
Tu entiendes perfecto que hay que respetar todas las opiniones.
Cada persona es diferente y tiene distintos valores y caminos. Todos somos diferentes.
Insultando no se consigue nada al contrario se crea odio que no conduce a nada.

Chile Liberal dijo...

@Anónimo: >>"hay que respetar todas las opiniones.
Cada persona es diferente y tiene distintos valores y caminos. Todos somos diferentes."<<


Eso se llama relativismo. Los creyentes son los más grandes relativistas, ellos son quienes declaran que un hecho es cierto simplemente porque tienen fe en ello.

Lo que yo propongo y defiendo es razonable y demostrable, o en su defecto, criticable y debatible. El papismo en cambio tiene un líder que se autodeclara "infalible", y tiene no tiene empacho en criticar el relativismo.

Anónimo dijo...

Relativismo moral y cristianismo



Nuestra sociedad, desencantada, parece haber perdido el norte. Jóvenes y mayores no encuentran sentido a sus vidas. En los últimos años, de repente, todas las creencias religiosas o sociales, casi todas las “buenas costumbres” y principios en los que nos movíamos se han desvanecidos sin que hayan sido sustituidas por otros. Se ha perdido el respeto a las instituciones, a los profesores, a los padres, al Papa, y a las autoridades de todo tipo. Las burlas de la TV son una buena prueba. La juventud nada en el vacío no compensado más que con la piscola y el sexo.
¿ Por qué los jóvenes y los niños van a respetar a sus padres o profesores cuando ven como en la TV se burlan de todo y de todas las personas sin respetar a nadie: ni a la presidenta del gobierno, ni al Papa, ni a nuestros padres, profesores, ni a los ancianos? ¿ Qué es bueno y qué es malo?

Hasta la mitad del siglo pasado la moral de medio mundo, la regla para saber cuando una cosa o acción era buena o mala estaba clara: Desde hace tres mil años, desde Moisés, la regla reside en los 10 mandamientos, todos los cuales dependen del primero de ellos: Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo. Y,a veces, un poco más, hasta dar la vida por él. Para los cristianos la moral es la moral del Evangelio, sin contemplaciones ni pamplinas. Y esta moral es”eterna”. No ha cambiado ni cambiará con el tiempo ni con las modas.

Sin embargo, según las sociedades se enriquecen, y los científicos hacen nuevos descubrimientos, los hombres nos vamos separando más de Dios y empezamos a considerarnos dioses. Se está perdiendo de vista a Cristo y a su Evangelio. Sus mandatos parecen difuminarse. El hombre lleno de soberbia y poder se cree el único Dios. Nada nuevo, lo mismo pretendieron Adán y Eva , lo mismo pretendieron los emperadores romanos. La Biblia y la Historia están llena de casos semejantes: Hitler, Stalin, Mao Tse Tung, Castro y muchos otros también se creyeron dioses. Resultado: muerte, esclavitud y miseria. Mal negocio es olvidar al Señor y pretender sustitirle con personas o cosas.

En la actualidad, nuestra sociedad, nuestra juventud “pasa” de toda moral, del pecado, de lo bueno y de lo malo, no diferencia entre lo grosero, lo palurdo y la buena educación .¿Cómo distinguir entre lo bueno y lo malo? Pues nunca como hoy la juventud, las sociedades se han creído más libres y nunca han estado más manipuladas.

Consideremos dos respuestas: una es el relativismo moral. Este sostiene que una cosa es buena o mala de acuerdo con los deseos y criterios del individuo, depende de nuestros intereses: dinero, placer, pereza,…Es la Ideología del pragmatismo con miles de años que hoy reaparece muy acentuada, y que está provocando más destrozos que las bombas atómicas o la peste. Un ejemplo nefasto lo tenemos en la enseñanza, degradada a extremos impensables, donde, entre otras cosas, los alumnos mandan más que los profesores. Otro en la conducta sexual de nuestra juventud para la que todo vale, menos sus consecuencias. Por eso, para este concepto no existe el pecado ni la maldad. Si la sociedad legaliza una acción, entonces es buena esa acción. El matrimonio entre homosexuales, el aborto, la matanza de judíos en Alemania, la guerra,… serán buenos o malos según legisle el gobierno. Se ha caído en un “relativismo moral”, donde cada cual decide por sí mismo y a su conveniencia lo que está "bien" y lo que está "mal” . «Superado el enfrentamiento entre el Bien y el Mal llega la Teoría del Caos, donde, como dijo Bill Clinton, "todo es posible y nada es cierto", todo es fachada, todo es mentira, cada uno tiene su negocio y cada uno su propia verdad».

Esta moral destruye cualquier base para la ley civil y para los derechos humanos. Cae en la trampa de que «el poder es el derecho.»

“Únicamente la ley, y la fuerza pública, frenan las pasiones desmedidas de los individuos. Pero no existe un control interno para cada cual. Y por lo tanto, el individuo es proclive a violar la ley, o a fingir su cumplimiento. En este caso, las sociedades tienden hacia la violencia, el crimen y la corrupción”. Los mismos gobernantes son víctimas del monstruo que crean. Recuérdese a los gobernantes rusos fusilados unos tras otros y por su régimen. En estas circunstancias, hoy como en los tiempos de la Biblia, el Señor se reserva un resto: Son esos cientos de miles de jóvenes que se ponen en pie en cada visita del Papa; son esos jóvenes estudiantes o no, inteligentes, creyentes, nobles y equilibrados en los que el diablo se estrella. Siempre hay motivos para la esperanza.

“En una sociedad donde el relativismo moral es la norma, se tiene que vivir con la ametralladora bajo el brazo. Y con la cartera lista, para sobornar al funcionario público de turno”.

La otra respuesta es el llamado objetivismo moral. Declara que la moralidad reside en una ley más alta que la voluntad propia de cualquier sociedad o individuo. Admite la existencia de una norma trascendental. Por lo tanto, lo que es bueno es bueno, y lo que es malo es malo sin importar que lo aceptemos o no. Robar es malo por mucho beneficio que nos reporte. Para los católicos estas normas, repetimos, son las impuestas por Dios en la Biblia, sobre todo , en los Evangelios. Han estado vigentes durante 2000 años y se han empezado a volatilizar desde hace unos 50 años.

Los efectos se han notado enseguida. Cuando se prescinde de Dios, cuando se sustituye por el hombre, por la droga, por el jeans, la moto, el auto el sexo,… Echemos una ojeada a nuestro alrededor. Nunca nuestra sociedad ha llegado a más altura material, y nunca hemos vivido más agobiados ni degradados: guerras, abusos, botellones, drogas, sexo, groserías, riquezas,…han sido elevadas a la categoría de dioses. Y estos dioses nos están esclavizando. Nuestros jóvenes privados de sus raíces morales son fácil pasto de charlatanes, de sectas sin cuento, embaucadores, que con el señuelo de libertad y riquezas caen en las redes de las drogas, del sexo, de sectas infames y de una vida fácil que , poco más tarde, se torna muy dura. Son como barcas sin remo ni timón, movidos caprichosamente por toda ola, y dirigidos a cualquier parte por cualquier viento. Sin embargo, se enorgullecen de creerse ¡ Libres! Libres cuando están esclavizados por sus pasiones. ¿Qué hacer?

La solución es siempre la misma: Cristo y su Iglesia. Pero no una Iglesia ni una religión facilona, hecha al capricho y a conveniencia de cada cual. Con Cristo no se negocia. Se le acepta o se le rechaza íntegramente. Pero con El no se chalanea. Ni Cristo ni su Iglesia admiten componendas con su doctrina. El camino es difícil ,la puerta estrecha; pero su cumplimiento posible con la gracia del Señor. Un ejemplo lo tenemos en

Leonardo Mondadori, el hombre más poderoso del mundo editorial italiano y hasta hace poco uno de los millonarios más cínicos y antirreligiosos de Europa, hizo pública su conversión al catolicismo.

Pero ¿qué convenció a este hombre de que el cristianismo era la verdad? Responde: "la constatación de que el Evangelio es realmente el manual de instrucciones para el uso del hombre. Que Jesucristo es realmente la respuesta a todos nuestros interrogantes. Que sólo quien sigue a Cristo se realiza plenamente. Ésta ha sido la primera prueba, con la que me he encontrado. Además se añadió otra: la oración. He experimentado que cuando se pide algo a Dios con sinceridad y con recta intención, siempre nos escucha".

Para Mondadori, "la Iglesia ha quedado como el último baluarte contra las locuras de nuestro tiempo. También aquí la vida me ha demostrado que quien sigue esa ortodoxia católica que funciona desde hace dos mil años, nunca queda defraudado".

Los Evangelios no han perdido validez, su moral es eterna. ¿Qué alguno no está de acuerdo con un mandamiento? Pues hágase ateo, budista, mahometano o de cualquiera de los cientos de sextas existentes; pero, por favor, sea honesto , no diga que es católico. Cristo siempre habló claro. El dijo: “El cielo y la tierra pasarán pero mis palabras no pasarán” Además, nos prometió su asistencia: “Yo estaré con vosotros hasta la consumación de los siglos”

Ignacio Burges dijo...

Relativismo moral, dice el cristiano anonimo, entonces supongo que debe estar el de acuerdo con la esclavitud tal como lo ha ha estado la Iglesia Catolica por siempre, desde Pablo de Tarso , pasando por por Tomas de Aquino, hasta por lo menos Pio IX el secuestrador del infante judio Mortara, si quieres te cito annonimo un documento de la Congregacion para la doctrina de la fe donde se afirma que la esclavitud proviene del "derecho natural", si no eres esclavista entonces estariamos ante un escandoloso relativismo moral, que horror.

ignacio burges dijo...

Es bien cara de palo este anonimo, habla de "las matanzas de los judios",( Hitler quien era catolico le encantaba ir a las representacones de semana santa, hay fotos de esto) pues bien le recuerdo que su amada Iglesia trataba a estos de "perfidos " ,borrando esto solo en 1963, concilio vaticano segundo, que el beato Pio IX secuestro un nino judio,le recuerdo ademas que Vicente Ferrer santo de la Iglesia era un conocido antisemita rsponsable indirecto de varias masacres de judios, que paso, lo malo se convirtio en bueno y lo bueno en malo, acaso la "moral" no es una sola , objetiva y eterna, es un misterio al parecer.

Chile Liberal dijo...

Contra el relativismo moral, estos son algunos de los principios eternos que ha defendido la Prostituta de Babilonia, entidad maligna que en su época:

- Prohibió investigar la anatomía humana, recordemos a Da Vinci furtivamente estudiando el cuerpo humano

- Prohibió vacunación contra la viruela

- No dijo ni "mu" ante la esclavitud. Sólo llamó al amo a tratar bien al esclavo, y al esclavo a obedecer

- Negó que la Tierra fuese redonda

- En el año 2005 intentó boicotear la vacunación contra cáncer de cuello uterino en Inglaterra

- Se opone a la fertilización in vitro

- Históricamente bendijo matrimonios arreglados de menores de edad

- Hasta Apostolica Sedis de Pío IX (1869), la asociación romana no consideraba al aborto un pecado.

- Como se ha destacado aquí, hasta la década 1960 consideraban a los judíos como pérfidos.

Vaya historia de las verdades eternas de estos señores.

Anónimo dijo...

La verdad sin caridad crea doctrinarios, ideólogos o propagandistas. Pero la caridad sin verdad hace surgir al ingenuo defensor del “que cada cual piense como quiera, con amar es suficiente”, y al charlatán peligroso que se presenta como “humano” y “tolerante”.
-Vittorio Messori


--------------------------------------------------------------------------------

Ignacio Burges dijo...

Anonimo la verdad hay que demostrarla,(no refutas nada,ni menos das una explicacion coherente) y no citar a un franquista mentiroso y miserable como Messori(te puedo desmentir todas sus afirmaciones sobre el juicio a Galileo si quieres pero en verdad no vales la pena), con razon tu religion se desprestigia, sigue asi ,dando pena y risa,por el bien de la humanidad.

Anónimo dijo...

A los que critican a la Iglesia Católica señalan que la Iglesia Católica adora a imágenes, seguramente lo mismo dirán del pan y el vino de la misa que no se deben de adorar pero están equivocados, porque Jesús en la "Ultima Cena", simbolizó y transformó ese pedazo de pan y vino en su cuerpo y su sangre pero en un contexto de fe y amor y dijo mas bien: "Hagan esto en conmemoración mía, aparte que ha habido milagros en que al momento de que el sacerdote da la comunión ese pan ya se había convertido segundos antes en carne y el vino en sangre.

Respecto a las imágenes de los santos, estos son signos que nos recuerdan a la familia de Jesús, es decir que han tenido errores como todo ser humano pero que han hecho mas cosas buenas que malas y ahora ven la cara de Dios y que están al lado de Dios y que vamos a ellos en nuestras oraciones al igual que a María, la madre de Dios para que interceda a Jesús y le pida el milagro que nosotros queremos tal como sucedió en las bodas de Caná, en donde la Virgen María le pide a Jesús transformar el agua en vino para los invitados y Jesús a pesar que no quería hacerlo porque todavía no le había llegado la hora de iniciar su vida pública, hace su primer milagro por amor a su madre.

Muchas personas dicen que la Iglesia Católica siempre ha tenido bastante plata que no la comparte. Ante esto podemos decir que la iglesia ya no tiene tanta plata como en algún momento la tuvo como en el tiempo de Lutero, tal es el caso en el Perú como a partir de la Reforma Agraria a la Iglesia Católica se le quitó gran parte de sus vienes y esto se dio en forma parecida en otras partes del mundo. Por otro lado cuando uno visita al Vaticano todas las reliquias de la Iglesia Católica están a disposición de los turistas y todos pueden acceder a todos las Basílicas y templos.

Por otro lado la Iglesia Católica es la institución que más ayuda a los pobres del tercer mundo aparte del estado generalmente dando grandes donaciones como víveres por ejemplo; y también ha pedido la absolución de la deuda externa de los países pobres hacia los países ricos pedido que ha sido rechazado. Además por otra parte existen muchas ordenes religiosas-católicas que viven en la pobreza como los monjes franciscanos y la orden de la madre Teresa de Calcuta que tiene una sucursal aquí en el Perú. Por ello es la imagen de pobreza que tienen los curas en la popular película "Marcelino Pan Y Vino" .Además la idiosincrasia de la iglesia católica es un tanto diferente a los de las demás instituciones, como por ejemplo el hecho de que un cura no invertiría millones en una cirugía plástica para verse mejor o mas a la moda pues eso no está permitido ya que no es ni la ideología ni la idiosincrasia de la iglesia católica. Un obispo no puede estar en ómnibus debido a que protocolarmente a nivel internacional tiene la importancia de un general es decir ocupa un cargo bien alto y por consiguiente merecen una situación mejor económicamente hablando pero sí se ven a monjas y otros religiosos en las combis y micros debido a que no ocupan un cargo tan alto. Por otro lado todo lo que poseen los curas es de la institución a la que pertenecen así mismo, como por ejemplo el cura que es director de un colegio de escolares pero que es religioso el de ninguna manera podrá vender el local y el capital invertido en dicha institución por ello el tendrá que tener la autorización de personas que ocupan los cargos mas importantes en el clero para su venta solo así el no puede venderlo por si solo cuando quiera lo que demuestra una vez mas que los curas no poseen nada propio y es una característica de su profesión todo es de su institución a la que pertenece.

Anónimo dijo...

Hello, it's Emilia again. Been back after a busy time with work, taxes (yuck!) and other matters.

I know this is different from the topics you've written about lately, but I just had a few questions. First, you said your grandmother is Protestant. To which denomination does she belong, and was she raised in it or did she convert to it later in life?

Also, you were saying that the Protestants you knew in Chile did not "many superstitions or idolatry." I was just wondering what you meant and whether you feel that the Catholics did (have superstition and idolatry).

Thanks.