lunes, 15 de marzo de 2010

Alza de precios: una refutación

Considerando la gran cantidad de comentarios que generó la carta que un lector de este blog envió a La Tercera, y que hemos debatido en Chile Liberal, es necesario clarificar varios puntos para ahondar sobre la opinión que a modo de instroducción esbozamos anteriormente. Frente al alza desmedida de precios que algunos distribuidores aplicaron a sus productos, nuestro sitio sostiene que el castigo ante este abuso por parte del gobierno es legítimo y necesario.

Para empezar, luego del terremoto, y con muchos locales comerciales destruidos, aparte de los problemas de distribución mayorista por los daños a la infraestructutra, nos encontramos con que no hay mercado. Recordemos que el mercado es, por esencia, libre. De ahí que sea redundante referirse al "libre mercado", baste decir mercado simplemente. Cuando los demandantes pierden su libertad, entonces se acaba el mercado, de ahí que sea absurdo seguir repitiendo la ortodoxia mercadista tal como un monje tibetano repite sus mantras sagrados. En las transacciones inmediatamente posteriores al terremoto, una de las partes en la transacción no es libre: los compradores, ya que los productos que demandan no son bienes de consumo como cualquier otro, sino especies como cereales, pastas, lácteos y carnes enlatadas, que en una situación de emergencia son bienes de primera necesidad, ante los cuales el comprador ya no es libre de escoger si los consume o no, sino que está compelido a adquirirlos a como dé lugar. De otra forma, se verá enfrentado al poco apetecible prospecto de joderse de hambre él o su familia.
Al respecto, la definición de "mercado libre" que recoge Wikipedia es interesante:

Aunque en la situación de libre mercado el gobierno no fija o regula los
precios, la implementación efectiva de libre mercado requiere que entre los
participantes de la transacción comercial no haya coerción, ni fraude, de modo
que todas las transacciones sean moralmente voluntarias y también que exista
información perfecta y otras condiciones que garanticen la competencia perfecta.
Como vemos, luego del terremoto no hubo una situación de mercado. En el caso de los compradores en las zonas más afectadas por el terremoto, no apreciamos una transacción "moralmente voluntaria", simplemente porque, como ya aclaramos, quien desea comprar pan o leche queda a merced de quien la ofrece, sin que el comprador tenga opción de comprar en otro lugar, o de no comprar. Dicho de otro modo, si a uno le venden un tarro de leche en polvo a un 100% de sobreprecio en el Jumbo, si el comprador no tiene opción de ir al Santa Isabel o al Líder, entonces tendrá que acceder a este precio por obligación, ya que no consumir leche (u otros alimentos) no es opción válida. Notamos entonces que no sólo el demandante no es libre, sino además no hay competencia. Los consumidores no son capaces de castigar ellos mismos al ofertante eligiendo al competidor, porque no hay. De ahí que como última instancia quede el recurso de la ley.
Ante esto, es falso lo que esgrime Mario en cuanto a que el alza de precio refleja "la escasez relativa", simplemente porque el aumento de precio no se debe a eso sino más bien a la especulación, no a la escasez, y constituye una forma de fraude, y lisa y llanamente puede considerarse abuso. Al constatar lo anterior, estamos frente a un daño, ante lo cual es legítimo que actúe el gobierno para castigar a los abusadores.

En absoluto contraste, Syndey Houston, gerente general de Adico (Asociación de distribuidores de combustibles), hizo un llamado a los consumidores a denunciar a los especuladores, de hecho, yo mismo lo escuché decir en Radio Bío Bío en la fatídica madrugada del 27 de febrero que Adico perseguiría a los oportunistas y entregaría los antecedentes necesarios a la justicia, y que quien fuese soprendido especulando sería expulsado del gremio, por lo mismo invitaba a los auditores a estampar sus denuncias (habló además de la labor social que cumplía su asociación).

La actitud de Houston, un paco retirado, demuestra un loable espíritu cívico, y es elogiable. Desde luego, cuando no existe tal iniciativa en otros miembros de la comunidad, sino un mero aprovechamiento, es deseable que el peso de la ley caiga sobre quienes en situaciones como ésta son capaces de abusar de la necesidad del resto.

30 comentarios:

Mario Abbagliati dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
M. A. Zúñiga.- dijo...

Sr. Abbagliati:
NO, simplemente no.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

PERO QUE HORROR! Me ausento unos cuantos meses de este magno foro y.. ¿Con qué me encuentro a mi regreso? Con Marito Abbagliati hablando sandeces a diestra y siniestra! ¡Y ahora bajo el gentil auspicio de Saieh y Cia Ltda! ¿Qué habrán dicho al momento de recibir tan estrambótica epístola la gente de redacción de La Tercera?: “Publiquémosle la carta a este energúmeno pa’ ver si alguien se toma la molestia de responderle” Justo anteayer recibí el llamado de uno de mis alumnos, Gonzalo, quien me avisó: “Profe, profe, el burro Abbagliatti ha vuelto a rebuznar; y ahora va en serio” Así que, ¡bueno! me asomé por CHILE LIBERAL para cerciorarme.

Ay, Marito, Marito, Marito: ¿Qué vamos a hacer contigo, hombre de Dios? ¿Qué parte de “Estado de Catástrofe” te cuesta tanto entender? Es de perogrullo reiterar que -en medio de un cataclismo telúrico-el “Mercado” ya no existe en la forma y condiciones que lo caracterizan en circunstanciass normales. ¿Qué libertad puede ostentar un simple ciudadano -que probablemente ha perdido o sufrido serios daños en su vivienda y pertenencias íntimas, amén de sufrir lesiones físicas y/o sicológicas de cuidado, producto del severo stress que dicho evento implica- como para hacer uso de su "libertad" a la hora de comprar víveres para así subsistir en medio de un atmósfera de total incertidumbre? ¿Expuesto además a la posibilidad de sufrir vejámenes adicionales producto del comportamiento irracional de sus propios vecinos o allegados? Sumémosle a ello la posibilidad cierta de que no posea la cantidad suficiente de dinero en efectivo como para comprar lo estrictamente necesario, puesto que su tarjeta de crédito y/o Redbank no le sirven pues no existe energía eléctrica que permita su uso en los terminales de las cajas de supermercado. ¿Le vas a pedir a ese pobre ciudadano-sumergido hasta el cuello en apremiantes apuros- que haga uso de su “libertad” a la hora de comprar artículos de primerísima necesidad? ¿Le vas a pedir (o quizás exigir) que se someta sí o sí a las veleidosa merced de la (¡Oh, bendito sea tu nombre, Aleluya!) “Sacrosanta Ley de Oferta y Demanda” …¿Es, acaso, esta Ley de origen divino, de tal suerte que nada ni nadie puede ni debe rebelarse ante ella? Como diría George C. Scott en su papel de Abraham en el film “La Biblia” de John Huston: “Ante Él ¿Todos los Principes de la Tierra no son nada?”…

Ambrosio Puerta y Ombligo

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

...Yo quisiera haberte visto a ti en medio del ojo del huracán allá en Concepción, para así constatar con mis propios ojos lo que habrías hecho para salir airoso en medio de tal caos y congoja. Te imagino-por ejemplo- saliendo a duras penas del edificio Alto Río, con el cabello blanquecino de polvo, el cuerpo magullado, acribillado de pequeñas heridas cortopunzantes, tus anteojos quebrados, con tus brazos y piernas repletos de moretones, la amarga certeza de haber perdido unas cuantas guitarras, todas destrozadas con el derrumbe de paredes y techos, y con la misión de salir a la calle en busca de ayuda y alimento. Hasta donde imagino tú no vives solo, ¿Verdad Marito? No eres un anacoreta que dá lecciones de guitarra por puro altruísmo.Imagino que tienes mujer e hijos que mantener. Bueno, imaginemos que tu refrigerador se hizo mierda con el derrumbe y te quedaste sin nada que echarle al estómago. Ni hablar de la despensa y otros muebles de cocina. Todo está hecho añicos, por doquier. Me imagino a tu mujer diciéndote (más bien suplicándote) que salgas a la calle a comprar leche para tu hijo, pan y una botella de agua para beber pues las cañerías ya no sirven…. “¡Ah, y tráete varios paquetes de velas porque quizás cuándo va a retornar la energía eléctrica, no te olvides”, te grita cuando ya alcanzaste la calle y tú le pides que guarde silencio para no armar tanto escándalo a esa hora de la noche. Te imagino yendo a tal misión con apenas 2 mil pesos que milagrosamente aún guardabas en el bolsillo trasero de tus jeans pues el resto de tu billetera sepa Dios donde quedó en medio de tanto escombro. Piensas: “Tengo que comprar víveres para mi mujer e hijo antes que comiencen a escasear, el tiempo es oro” Luego, sales a la calle y te encuentras con que el supermercado que quedaba a la vuelta de tu casa ya fue abierto y saqueado. “¡Maldita sea!” te dices a ti mismo, “Son las 4 y 30 minutos, ¿Dónde encontraré un negocio que esté abierto a esta hora de la madrugada” Caminas en medio de tinieblas casi absolutas por casi 4 cuadras iluminándoe apenas con tu celular (que-dicho sea de paso- ¡No te sirve para nada más!) y cuando ya estás a punto de rendirte te topas con un pequeño Minimarket cuyo dueño ya abrió hace apenas unos 15 minutos. El hombre ostenta una sonrisa de tiburón blanco cuando advierte que te acercas a sus dominios… y tú (ingenuamente) te preguntas el por qué. Ahora bien: como tú no eres un mozo de esquina, un hijo de vecino cualquiera, sino Mario Abbagliati en persona, me imagino que tu diálogo con el sonriente hombrecillo sería del siguiente tenor:

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

LAS AVENTURAS (Y DESVENTURAS) DE MARITO ABBAGLIATI EN CONCEPCIÓN
Lugar: Concepción, a escasas cuadras del colapsado edificio Alto Río. Marito Abbagliati ingresa a un Minimarket y sostiene el siguiente diálogo con el abarrotero:

Mario: Buenos dias, amable abarrotero, adalid del Libre Mercado, estandarte del mutuo intercambio de especies sin coerción mediante..Necesito un kilo de pan, una caja de leche natural y una botella de agua mineral por favor…sin gas el agua, ¿Ya?
Abarrotero: Cómo no, gentil cliente, cómo no. De inmediato…Aquí están (el hombre deposita en el mesón los 3 artículos)
Marito: ¿Cuánto le debo, bello mancebo?
Abarrotero: Son 15 mil pesos, mi niño.
Marito: A ver, a ver. Déme el detalle de la transacción, si no le molesta
Abarrotero: Cómo no, cómo no: Mire: son 2 mil pesos por la caja de leche, 3 mil pesos por el agua mineral sin gas y 10 mil pesos por el kilo de pan. Bueno, el pan subió así “de repente” porque la harina ya experimentó un alza razonable a sólo minutos de acontecido el sismo.Usted sabe: el mercado es tan veleidoso…Y no somos dignos de cuestionar sus misteriosas fluctuaciones, tan sólo debemos acatarlas con cristiana resignación. ¿Quien es el hombre para intervenir algo que está más allá de su entendimiento? Yo me limito a obedecerlo, nada más.
Marito: No se deshaga en disculpas ni explicaciones, buen hombre, no es necesario, ¡Faltaba más!.Comprendo perfectamente la situación. No soy un socialista recalcitrante como para rebelarme en contra de ese insondable “Juggernaut” que nos gobierna a todos por igual. El mercado debe ser respetado a rajatabla, por muy apremiantes que sean las circunstancias. ¡Son pruebas que nos manda el Señor!
Abarrotero: ¿Se lleva entonces los 3 artículos, mi niño?
Marito: No, por desgracia no me alcanza la plata. Tan sólo me quedan 2 lucas, que fue todo lo que pude rescatar de entre los escombros. Me llevaré la leche, que es para mi hijo. El pan y el agua pueden esperar. Mi mujer puede esperar también, si tiene sed que se aguante. ¡Más sed tuvo Cristo en la cruz y ni siquiera se quejó!
Abarrotero: Sabias palabras, mi niño, sabias palabras. Oiga, veo que está sangrando profusamente de la ceja derecha, ¿Le duele mucho?
Marito: Ahora que lo menciona, sí, bastante. ¿Tiene gasa, alcohol, pomada cicatrizante y unos cuantos parches curitas, o venda adhesiva?
Abarrotero: Mmm, sí claro: El parche curita está a 3 mil pesos la unidad, el alcohol vale 8 mil pesos la botella, la gasa le va a costar 12 mil el paquete (es gasa importada, ¿eh?) y la pomada está a 25 mil el frasquito..¿Los va a llevar?
Marito: Este, no, no creo. Tendría que ir a buscar más plata, si es que encuentro mi billetera.
Abarrotero: Ah, que lástima!.
Marito: ¿Me puede fiar los parches curitas al menos, por favor?...
Abarrotero: No, fíjese que no puedo.
Marito: Ah, ¿Tiene velas? Casi lo olvido.
Abarrotero: Tengo, por cierto: 5 mil la unidad
Marito: ¡Chuta, que caro! Ooops!! Disculpe, no quise ofenderlo. No era mi intención cuestionar su legítimo derecho a fijar precios. Estoy un poco nervioso, Ud. entiende.
Abarrotero: No se preocupe, y pierda cuidado. Como ya lo dije: “El mercado es tan veleidoso…Y no somos dignos de…”
Marito: “…cuestionar sus misteriosas fluctuaciones, tan sólo debemos acatarlas con cristiana resignación. ¿Quien es el hombre para intervenir algo que está más allá de su entendimiento?” Je, je, je: ya me lo sé de memoria… ¡Como el Padrenuestro!
Abarrotero: ¡Como el Padrenuestro! ¡Ud. lo ha dicho!
Marito: Lo que pasa es que-a veces-flaqueo y pierdo la fé en el Mercado y sus misterios.
Bueno, gracias por todo y hasta luego, noble abarrotero.
Abarrotero: Vaya en paz mi amigo. Que el Mercado esté con Ud.
Marito: “…Y con tu espíritu”

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Luego, llegas hasta lo que era tu departamento, en donde te encuentras a tu mujercita con los ojos llorosos, la cara demacrada y el cabello todo desgreñado, sentada en una pila de escombros de lo que solía ser tu baño. Te ve llegar con apenas una caja de leche y te pregunta extrañada:

“Ella: ¿Y el resto de las cosas que te pedí?
Tú: No me alcanzó la plata,amorcito.
Ella: ¿Cómo así? ¿Por qué traes sólo la leche?
Tú: Porque no me alcanzó para nada más. Todo subió de golpe. Esta caja de leche me costó 2 lucas, pero no me quejo, no debo hacerlo.
Ella: ¿Quién te vendió esa lecha tan cara?
Tú: Un abarrotero que está como a 5 cuadras hacia allá, por esta calle.
Ella: ¡Cielo santo, Mario! Ese hombre es un maldito especulador, está aprovechándose de esta catástrofe, ¡Tienes que denunciarlo a Carabineros! Por ahí anda una patrulla, ven, ven conmigo, vamos a denunciar al desgraciado! ¡Yo te acompaño!
Tú: ¿Estás loca? ¡Hereje! ¿Cómo te atreves a cuestionar la Ley de Oferta y Demanda? ¿Acaso no temes a la ira de Dios, creatura? ¡Sabes muy bien cómo funciona esto del Mercado!..¡Bendito sea su nombre! Capítulo 5, versículo 22: “Los precios no suben para perjudicar a los más pobres, si no para reflejar el cambio de las condiciones y asegurarse que, nuevamente, los escasos bienes se reparten entre el mayor número de personas” Esta fue palabra del Mercado, ¡Te alabamos Mercado! (te persignas luego de decir esto)
Ella: Mario, por la cresta: ¿Eres huevón o te criaron con leche en polvo? Ese comerciante es un especulador! Está cometiendo un delito y debes denunciarlo!
Tú: Pero, mi amor: tú sabes lo que yo pienso sobre algunas leyes que dicta el Estado, ese maldito “Ogro Filantrópico” que lo único que sabe es aplastar al individuo, tal y como dice mi gurú Federico Hayek y bla, bla, bla, bla…
Ella: Mario, quiero el divorcio. Me cansé de vivir al lado de un Fundamentalista del Mercado como tú…”

Y hasta ahí llegaría tu matrimonio Mario, ¿Qué mujer decente aguantaría a un orate que tuviese la osadía de defender lo indefendible en momentos de crisis nacional? En medio del desmadre general dudo mucho que alguien-que esté en pleno uso de sus facultades mentales- se atreva a sostener que las “Reglas del Mercado” deban aplicarse sin modificación alguna, tal y como se acostumbra en circunstancias normales. Sería una pesadilla, un juego de suma-cero a favor del comerciante. En pocas horas un tendero inescrupuloso podría desvalijarle todo el presupuesto a cualquier familia que esté a su alcance, obligarla a lapidar sus ahorros primordiales. Una amiga de mi mujer que vive en Hualpén (cerca de Concepción) me cuenta que el dueño de un Minimarket alcanzó a quitarle casi 250 mil pesos a una familia que tuvo la desgracia de recurrir a él para subsistir durante las primeras horas post-catástrofe. Y esa familia no tenía la “chance” de elegir una alternativa, pues no podía abandonar su casa para salir a “cotizar” comestibles más allá de su perímetro. Huelgan comentarios.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

LAS CABEZAS DE PESCADO DE MARIO ABBAGLIATI:

Luego-y como ya es costumbre-te despachas unas cuantas “cabezas de pescado” que son dignas de Ripley ¡Sigues fiel a tu estilo Marito!, ¿eh?:

1era Estupidez Meridiana:
“Debe el Estado inmiscuirse en el partido o limitarse a ser árbitro, asegurándose que las reglas del juego se respetan?”

Si tu analogía decansa en el fútbol como paradigma…Entonces debo aclararte-pedazo de animal-que todo árbitro DEBE INMISCUIRSE en la acción, pues en eso consiste sancionar las faltas que ocurren en el seno de cualquier partido que se esté jugando. Al aplicar la ley-y castigar una falta- de hecho se está INMISCUYENDO en el partido; incluso lo puede detener si la falta es grave o si surge alguna circunstancia que lo justifique. Aplicar la ley IMPLICA INMISCUIRSE en el partido, éste último no constituye un “ámbito sagrado” que el juez de pantaloncillos negros no pueda alterar voluntariamente.
Cuando el árbitro sanciona una falta no se “pone” de lado de ningún equipo; simplemente se limita a resguardar las leyes que resguarda a ambos. Pero para ello debe actuar de lleno, INMISCUIRSE EN LA REFRIEGA ¿Significa eso que está de lado del equipo perjudicado por la falta? Tendrías que probarlo caso a caso.

Tu ejemplo da asco. Si el hombrecillo de negro tan sólo se “limitara a ser árbitro” como tú dices, simplemente anotaría la falta en su libreta y entregaría ésta a una “comisión externa” post-partido, siendo ésta la llamada a aplicar sanciones. Engorroso, ¿No?

2da Estupidez Meridiana: "Lo que pide el estado es un imposible. ¿Cómo se que no estoy incumpliendo la Ley 16.281 y la 16.283?"

¿Es mucho pedirle a cualquier hijo de vecino que se aprenda la legislación que se aplica a la actividad, rubro, oficio, hobby, manía, y/o profesión a la cual se dedica en cuerpo y alma? No creo. ¿Se inmiscuye el Estado en forma abusiva al pedirle que se lea el Código Penal en caso de que tenga razonables dudas sobre el alcance legal de sus actividades? Lo
dudo. Si el individuo no está obligado a aprenderse las leyes que lo sujetan-tanto las de índole general como aquellas más específicas-estamos fritos y refritos. ¿Una sociedad de individuos dotados sólo de derechos y ningún deber que acatar? ¡¡Una pesadilla!!
Si fuera por ello, podrías irte un buen fin de semana, de caza al Cajón del Maipo, con tu escopeta Remington, y matar al 1er puma que te encuentres en tu camino. Luego, y si te agarra el SAG in-fraganti, no creo que puedas esgrimir con mucha soltura: “Pero señor agente: Yo no tenía idea que el puma era una especie protegida por ley. ¡Ni siquiera sabía que estaba en peligro de extinción!!. ¡Yo no conocía esa ley, es injusto!...¡No estoy obligado a saber que está vigente!” ¿Sería patético, verdad?

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

3ra Estupidez Meridiana: “Otro aspecto de la Ley 16.282, y que desde un punto de vista liberal, a mi entender, genera problemas, es que se inmiscuye en el proceso social, buscando un resultado concreto”

Ay, señor: ¡Dame tu fortaleza!!: TODA ACTIVIDAD HUMANA SE INMISCUYE EN EL PROCESO SOCIAL, BUSCANDO UN RESULTADO CONCRETO:
Todas las Instituciones buscan meter mano en la Sociedad en pos de materializar un objetivo específico, no sólo el Estado: La Iglesia Católica, La Publicidad, La Política, Los Gremios, Las ONGs, Los Clubes Sociales, Las Asociaciones Pro-Vida, El Ku-Klux-Klan, Hermandad Aria, La Mafia, El Partido Socialista, La Fundación Paz Ciudadana, La Cruz Roja, El Club de Tobi, El Opus Dei, El Partido Comunista, Renovación Nacional, La UDI, Los Radicales, Los Masones, Los Legionarios de Cristo, La Sociedad Mont-Pelerín, La Fundación Pinochet, Las Sectas Religiosas, Fundación Chile Unido y un largo etcétera, etcétera. Todo ser humano, en solitario o asociado a otros, busca modificar el comportamiento de sus semejantes, buscando que se ajuste a una filosofía o agenda específica. Ya sea mediante el uso de la ley (El Estado) la intimidación abierta o soterrada (Ku-Klux-Klan, Hermandad Aria, La Mafia) la coerción emocional o “lavado de cerebro” (La Iglesia Católica, Opus Dei, y otras Sectas Religiosas) o mediante la persuasión intelectual sesgada (La Sociedad Mont-Pelerín y Fundación Pinochet) Nadie se salva. Hasta tú buscas inmiscuirte en el proceso social, buscando un resultado preciso, cada vez que hablas tonterías en este blog. No creo que intentes defender al Mercado en forma tan vehemente tan sólo porque te gusta ejercitar los dedos en el teclado, ¿Verdad? Buscas que te hallemos la razón y te digamos: “Amén, hermano Mario, amén” Buscas refrendar tus creencias aquí y en todas partes, porque crees-a pies juntillas- que obedeciendo al Mercado ciegamente y sin chistar seremos más felices que nunca. ¿Cómo se llama eso? Buscar un “resultado concreto”. Todos hacemos eso, así que ¡¡¡Déjate de joder!!!

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Si no te gusta la ley tal y como está: ¿Qué esperas para cambiarla? ¡Vamos, ve al Parlamento y házte escuchar! Agarra el 1er bus que encuentres la próxima vez que se organice una comisión legislativa económica en Valparaíso y házle ver a esos políticos remolones que se niegan a promulgar “pocas leyes y claras, conocidas por todos de antemano” (como si el fenómeno humano se caracterizara por su simpleza, ¡Payaso!)
para que se ajusten a tu propia agenda axiológico-económica de una vez por todas! ¡¡Claro!! Tú no intentas “inmiscuirte en el proceso social, buscando un resultado concreto” Lo tuyo es pura entelequia inocua, sin afán totalitario, comentar por comentar, ¿Verdad?
Vamos: ve al parlamento y habla fuerte y claro. Y cuando el Presidente de dicha comisión te vea en gloria y majestad (bañado en una magnifica luminiscencia, tipo “Fuego de San Telmo”, me imagino) dile, cual Caifás: “¡¡Oh, Oid mortales de poca fé, oid mi voz que clama desde las alturas: El Mercado es uno e indivisible!!!!” Y luego de eso rájate la camisa y los pantalones para darle al asunto un estilo tipo así "Sanedrín". ¡Harás historia Marito, hasta saldrás en los noticiarios de TV y diarios de circulacion nacional!! Vamos, redacta tus objeciones y acarrea tu humanidad hacia el Parlamento. Total: ¡¡Un vulgar instructor de guitarra tiene que saber más de Derecho Económico que todos esos parlamentarios juntos!!! Vamos, trata de convencerlos ..¡Ah: y lleva tu ejemplar todo ajado y amarillento de “Camino de Servidumbre” de Quico Hayek pa’ que te traiga suerte!!! ¡Úsalo como amuleto!! Vamos, vamos, vé hacia tu destino “Caius Brutus Abbagliatus” vé hacia el Senado y espétales a esos gandules: “¡¡¡Delenda Res Pública!!!”

4ta Estupidez Meridiana (casi un apéndice de la anterior)
“Siempre nos queda la posibilidad de cambiar la naturaleza del ser humano, “perfeccionarlo”, pero esa es tarea de la izquierda o del "liberalismo progresista".

Me abisma tu irredenta estulticie, Mario, en serio:

¡PERO SI TÚ ERES CATÓLICO Y LA IGLESIA CATOLICA BUSCA EL PERFECCIONAMIENTO DEL SER HUMANO MEDIANTE LA REDENCIÓN Y EL ARREPENTIMIENTO!!! ¿Dicha búsqueda de perfección es patrimonio de la Izquierda?
No tenía idea de que Jesucristo fuese un “liberal progresista” ¿Quien lo diría, ¿eh? ¿Acaso el nazareno melenudo no murió en la cruz para que el hombre se redimiera, y transformara así sus hábitos de vida, buscando ser mejor? No creo que se tomara la molestia de venir hasta acá, y sufrir tanto vejámen y tortura a manos de sus propia gente y los romanos, por puro masoquismo!!! ¡CLARO QUE PRETENDÍA MEJORAR LA HUMANIDAD!! ¿Qué sentido tiene entonces el que le haya enseñado a su gente un mandamiento nuevo: “Amaos los unos a los otros como a vosotros mismos, como hermanos” ¿Acaso no buscaba una mejora plausible en el “status quo” de la condición humana? Sin ir más lejos: la misma Iglesia posee un decálogo sagrado…y le exige a sus fieles observarlo con prolijidad y devoción. ¿Acaso no busca con ello la perfección de su rebaño? Y conste que no “sugiere” su acatamiento; lo exige, lo demanda. ¿Es-por ventura-La Iglesia Católica una entidad de corte “Liberal Progresista”? Según tu peculiar óptica Abagliatense, no cabe duda.
GIVE A FUCKIN’ BREAK!!!

Por acá estamos intrigados contigo Mario. Incluso están corriendo apuestas en tu nombre:
La pregunta del día es: ¿Qué tiene Mario Abagliatti en el cráneo en lugar de cerebro?
Las alternativas son:

01.-Renacuajos en Vinagre
02.-Aserrín
03.-Confetti…hecho a partir del libro “Camino de Servidumbre”
04.-Afrechillo
05.-Canicas
06.-Un canario en su jaula
07.-Un cacahuete
08.-Un grillo y una rana

En fin, no sé por cual decidirme: Quizás la última te haga justicia, no sé, no sé.

He dicho.

Ambrosio Puerta y Ombligo

SergioA dijo...

Concuerdo con Mario en que no se es menos libre por tener menos bienes; se tiene menos poder que es algo distinto.
No habiendo pérdida de libertad durante una catástrofe, no se justifica intervenir los precios.

Ignacio Burges dijo...

"Concuerdo con Mario en que no se es menos libre por tener menos bienes; se tiene menos poder que es algo distinto"

Falso, sabes acaso lo que es el llamado "Estado de Necesidad":

"A veces cuando una persona ejerce un acto ilícito o realiza un acto lícito, puede no hacerlo libremente, sino apremiada por urgentes necesidades de proteger su vida, la de los suyos, o sus bienes más preciados. Tal es el caso del ladrón que roba para comer, o quien sustrae un medicamento de alto precio y sumamente necesario para su salud o la algún familiar cercano, o de quien contrae una obligación con otro, comprometiéndose a abonar altísimos intereses.

La mayoría de la doctrina y la legislación no considera punible el acto antijurídico cometido bajo esas circunstancias."

"Como vicio de la voluntad en los actos lícitos, el estado de necesidad, origina el dilema de saber si un acto jurídico es válido en estas circunstancias. Los antiguos romanos entendían que sí, como cuando por ejemplo alguien prometiera abonar un precio a un tercero para que lo rescatara del enemigo. Esta idea pasó al derecho francés hasta que la Corte de Casación francesa en 1887, anuló un contrato por el cual se había convenido un precio muy alto por el salvataje de un buque en riego de naufragio. Se consideró en este caso que había abuso del estado de necesidad de la víctima, para obligarla a pagar por su salvación un precio excesivo."

De nada muchachos

Ignacio Burges dijo...

Oh! que sorpresa, aparecio Ambrosio, siempre con su humoristicas, pero no por eso menos profundas intervenciones.

Muy acertado lo que dice acerca de instruirse a un nivel aceptable acerca de la normativa que regula la actividad a la cual cada uno se dedica, aparte de que si no entiende o se le hace muy pesado para eso estan los profesionales del derecho, los abogados , para asesorar precisamente a quien lo requiera o lo necesite.

zoidzilla dijo...

Ahora a cualquier cosa se le llama “libertad”, todo sea por justificar apelaciones al pathos: “moralmente voluntaria”, esa es nueva...

Se mantiene la pregunta acerca de la producción estatal de la ley. El robo es robo, el fin NO justifica los medios...

Javier Bazán dijo...

Propongo acusar al Estado de especulación al mantener el impuesto específico a los combustibles.

Si suben $19, los camioneros dijeron que van a subir el flete. Con lo cual toda la cadena del mercado sube, la harina, y por tanto el pan, entre otras cosas.
¿A ellos los vas acusar de especuladores'

Mario Abbagliati dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Un Mono Mas dijo...

Me parece que no es necesario echar mano a definiciones para tener obviedad de criterio, en que todo fue especulación.

Y me parece que no es necesario echar mano a definiciones, para comprender que todo, incluyendo lo que llamamos con un elevado nivel de estupidez: "Libre Mercado", es también una especulación.

La libertad tal cual se define, deja de ser libertad desde el mismo momento en que creamos leyes para controlarla. Esto solo lleva al salvajismo y los deseos de romper las leyes. La mejor ley es la educación ética. Pero esto tampoco está en el lenguaje social.

Las opiniones humanas son siempre subjetivas, dos opiniones contrapuestas y subjetivas, llevan a la subjetivización de los modelos conceptuales y por tanto a la dependencia de las personas sobre los dichos e ideas del más egoísta.

Las masas son tan inteligentes como el más estúpido de sus integrantes. Es decir no hay media, ni medianas que se puedan utilizar para medir, sino el más ñurdo de los pensantes.

He ahí nuestro comportamiento y consecuencias sociales. Las alzas de precio solo una consecuencia de la ambición, el control de los precios solo una consecuencia de nuestra falta de libertad general; y los deseos de un Estado por aumentar dicho control.

En resumen: escuchar a dos economistas discutiendo de ética, moral o humanidad; viene a ser lo mismo que escuchar a dos orangutanes discutiendo acerca de la belleza de la arquitectura de las ciudades.

Mis deseos de plenitud y bienestar a todos los economistas y monetaristas que lean este comentario.

Javier Bazán dijo...

Un Mono Mas:
Te fuiste por las ramas a falta de argumentos.

Se te olvida que se creó la ley, precisamente, para no caer en la arbitrariedad de los hombres. Creo que Bobbio, un pensador liberal socialista, que le gusta al progresio Concertacionista, hablaba del Gobierno de la Ley y no el gobierno de los hombres. no recuerdo la frase.

Anónimo dijo...

El control de precios no funciona ni en situaciones normales. ¿Que te hace creer que funcionara durante un estado de catastrofe?

Un Mono Mas dijo...

Cuanta razón, siempre olvido que la ética ya no es una razón ni un argumento. A cambio por supuesto la anti-etica (rama de pseudo-ciencia investigue señor) es mejor estandarte para opiniones.

Pregunta: ¿Cómo es posible hablar de "papas" si para ello conoces sólo de "zapallos"?

El núcleo de toda la discusión aca planteada es la ética y la subjetividad de la misma.

¿Cómo pueden los economistas referirse a la ética si en sus premisas sólo usan el egoísmo como motor?

Y sí me fui tanto por las ramas, para decirles: Escuchar a dos economistas discutir de ética, es lo mismo que escuchar a dos orangutanes discutiendo de la belleza de la arquitectura.

Osea y para su tan aventajado cerebro: es ruido, nada más ruido. Acaparadores sin moral que luego se las quieren dar de moralistas. Inconsecuencia.

Para muestra un botón: en los pueblos la gente se ayudó sin esperar al Estado y sus maniobras moralistas al peo. En las ciudades, bueno usted ya lo sabe.

Y la ley? jaja... la ley es para los tontos que necesitan les digan que hacer, como hacer y cuando hacer. Yo tengo una sóla ley, respetar la vida ajena y no me lo inculcó ni la escuela, ni el Estado ladrón, ni la religión y mucho menos la política.

Estimado ciego, le invito a leer y leer, leer los libros de ayer y los de mañana. Y por supuesto a sacarse ese velo de prejuicio que le impide no denominar a la gente como rojos o azules. Comunismo y Capitalismo no son más que la misma mierda pero de otro color.

Que disfrute su día :D

Javier Bazán dijo...

Un Mono Más:
Te recomiendo que leas este artículo llamada 'La ética del lucro'de Armando de la Torre: http://www.cubaliberal.org/liberalismo/060309-LaEticadelLucro.htm

No lo transcribo porque es muy largo.

Cuando la economía quiso imitar a la física y la matemática, se desligó de la ética.

Nicolás V. dijo...

La economía no puede estar desligada de la ética, ya que esta estudia la moral, y la moral está presente en todos los ámbitos de la vida social.

Si bien es cierto, como en casi todos lo ámbitos de la vida nos encontramos con seres antisociales que trapasan los códigos que la sociedad contempla como éticos, con el fin de lucrar en desmedro de los demás, mira a la constructora Alto Río por ejemplo. Yo no se si aquí, los amigos paladines del libertinaje corporativo e inquisidores de libertades personales, están en contra de las regulaciones en las normativas de construcción de edificios ¿o sólo están de acuerdo con las regulaciones que les protege a ellos?, ¿Acaso la constructora no falto a la ética saltándose las normas con fines económicos?

Tienes que ver la diferenciación entre la critica al lucro antisocial que surgio por medio de la defensa a la especulación en tiempo de catastrofe, al lucro que se realiza bajo el conjunto de normas y leyes que llamamos libre mercado.

Y Mario primero que nada, esa definición de que la "libertad reside en la libertad de decisión" es bastante patética, sólo hay verdadera libertad de decisión cuando el medio en el cual se ejecuta esa libertad lo permiten, básicamente según tu argumento mañana me podrías decir que Sally era libre ya que podía elegir seguir siendo esclava o intentar escapar, si lo llevamos al ámbito económico, el terremoto claramente desbastó uno de los pilares del libre mercado que es la libre competencia ya sea para los empresarios que se vieron afectados o para los cosumidores que vieron limitada su libertad de elección.

Mario Abbagliati dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Un Mono Mas dijo...

pobre Mario, pobre Javier. Por definición el lucro no es ético. Y la ética no se ocupa de estudiar la moral, por favor señores ¿de dónde sacan esos pensamientos? ¿Adam Smith?

Mejor asuman su estupidez en grado máximo. El autorreconocimiento es el primer paso para la autocomprensión.

A modo de ejemplo, sólo la naturaleza es ética, tanto como quita del sistema es lo que devuelve. El humano en sus actos jamás podrá ser ético, podrá intentarlo y acercarse un poco a través de la moral, pero la moral no es más que la sombra del árbol, no el árbol.

La guerra no engrandece a nadie, la economía y el monetarismo sólo una forma legal de hacer esclavos. El libre comercio y la libertad no existen, son sólo premisas de oscuridad mental frente a la realidad. Nacemos esclavos del hambre y el humano sólo hizo de ello una institucionalidad; donde personajes como Mario y Javier pueden hablar libremente desde su mar de ignorancia y pretenderse dioses; pero escucha hermano, tu eres la manzana podrida del cajón, los habemos despiertos incluso habiendo vivido esa educación del egoísmo institucionalizado.

Mario haznos un favor a todos. Mata los pajaritos en tu cerebro, sin duda su aleteo te ciega, con los pajaritos muertos, quizá (con esperanza) pienses más claramente.

"El capitalismo es el econocida más respetado del mundo"
(Ernesto "Che" Guevara)

Yo diría: "El capitalista el inmoral y la basura social que ha resultado de nuestro pseudo-desarrollo"

Con cariño. :D

emperor_zeta@hot dijo...

Ambrosio me recuerda a un recital de bongoes xD

Javier Bazán dijo...

Un Momo más:
Un libro poco conocido de Adam Smith es 'La Teoría de los Sentimientos Morales'.

El lucro mueve a la gente pobre a salir de la pobreza, cuando emprende un negocio, ya sea vender churros, helados, jugos, poleras o cualquier otro producto.

Pobre Mono mas, no desea que las personas 'mejoren su condición', como decía el autor de 'Las Riquezas de las Naciones'.

Felipe dijo...

"Un Mono Mas" te recomiendo leer a Bastiat, Mises y definitivamente "La Etica de la Libertad" de Murray Rothbard para que aclares tus confusiones, que son bastantes.

El capitalismo, rama ecomica del liberalismo, esta fundado en la etica de los derechos naturales, para mas info leer a Jefferson y a Locke.

El "lucro" en ultima instancia solo es posible al satisfacer las necesidades del mercado y maximizar la utilidad de los agentes economicos, el decir que el lucro "no es etico" es irracional ya que implicaria que una empresa exitosa no es etica, lo cual es absurdo.

PD1: La cita del homicida Ernesto Guevara me mato de la risa.

PD2: "Por definición el lucro no es ético." "

"Sólo la naturaleza es ética....... El humano en sus actos jamás podrá ser ético"

"El capitalista el inmoral y la basura social que ha resultado de nuestro pseudo desarrollo"

"Los habemos despiertos incluso habiendo vivido esa educación del egoísmo institucionalizado."

"El libre comercio y la libertad no existen"

"Nacemos esclavos del hambre y el humano sólo hizo de ello una institucionalidad"

Simplemente LOL

Un Mono Mas dijo...

JAJAJAJA.

La "La Teoría de los Sentimientos Morales". Si lo leí estimado.

Y si claro... Y Bush y Obama son santos que luchan contra los malvados terroristas.

El "Che" se dio cuenta que comunismo y capitalismo eran lo mismo, por eso se peleo con uno y otro lado.

Lean a Malthus y a Maquiavelo, o mejor no lo lean, ya son suficientemente despreciables para profesionalizarse más.

¿El lucro mueve a la gente? No me digas, será por eso que Chile es el país con la mayor diferencia entre el que mas gana y el que menos gana. Si debe ser por la ética de sus economistas y empresarios, sin duda debe ser porque buscan un mejor vivir para la sociedad y sin lugar a dudas es porque respetan el valor de la Familia y la Cooperación.

Mis muy estimados ciegos del corazón y con pajaritos en el seso, lean a John Forbes Nash, a Noam Chomsky, a Confusio y a Lao Tze... Después sacan a colación argumentos de inmorales privilegiados incapaces de ver más allá de su ombligo.

Saludos a sus respectivas madres, con seguridad ninguno de ustedes le han dicho alguna vez que le aman. Ah y por cierto vi a Mario levantando un Travesti en Apoquindo, ¿porque será que los travestis se prostituyen en el barrio alto?... Muy sencillo, la inmoralidad economica, lleva a la inmoralidad de la raza.

Y si estoy lleno de confusiones, dios mío que de confusiones tengo, tanto que voy a leer y a creer en inmorales pedófilos, economistas y ladrones para mejorar... JAJAJA

Con mi más extenso y amplio cariño a ustedes masa de ladrones con título.

Javier Bazán dijo...

Un Mono Más:
¿Sabías que Chonsky fue partidario de los Jemer Rojo en la década del 70 del siglo pasado?

Felipe dijo...

"El "Che" se dio cuenta que comunismo y capitalismo eran lo mismo, por eso se peleo con uno y otro lado."

Tanto "peleo" contra el comunismo que ayudo al régimen de Castro a crear campos de concetracions para opositores e intelectuales y negocio personalmente con la Union Sovietica para la instalacion de cabezas nucleares apuntando a Washington y Nueva York.

Todo un independiente y pacifista LOL

"¿El lucro mueve a la gente?"

Por fin entiendes, el "lucro" en ultima instancia es la generación de utilidad y no solamente económica.

"Será por eso que Chile es el país con la mayor diferencia entre el que mas gana y el que menos gana."

¿Como era que se llamaba el sistema donde todos ganan los mismo y el estado se encarga de repartir "equitativamente" los bienes y servicios? ah, socialismo...... no gracias.

Francamente ese argumento ULTRA trillado de la "desigualdad económica" solo apela a las mentes mas simples bajo la premisa de la envidia.

"Si debe ser por la ética de sus economistas y empresarios sin duda debe ser porque buscan un mejor vivir para la sociedad"

Todo individuo busca lo mejor para si mismo, busca mejorar sus condiciones, tu confusion yace en no entender que el aumentar la utilidad del individuo este también aumenta la utilidad de toda la sociedad.

"y sin lugar a dudas es porque respetan el valor de la Familia y la Cooperación."

Solo existe cooperación social en el capitalismo y la libertad, cualquier otro sistema implica el uso de la violencia.

"lean a John Forbes Nash"

Ya lo hice

"a Noam Chomsky"

La verdad Noam Chomsky para mi se convirtio en un payaso desde que lo escuche decir en una entrevista que "Stalin era un hombre muy honesto" y que "la Union Sovietica era un pais del 2º mundo y ahora con el capitalismo es del 3º mundo" (sic)..... saquen sus conclusiones.

"que voy a leer y a creer en inmorales pedófilos, economistas y ladrones para mejorar"

Si te rehúsas a abrir tu mente poco se puede hacer para sacarte del agujero de obnubilacion mental en el que te encuentras.

LoboGris de Lothlórien dijo...

No puedo creer que en un blog que se dice liberal apoyen el control de precios.

Dejen que los precios se disparen gracias a la escasez, y van a ver cómo en poco tiempo se recupera toda la infraestructura necesaria para que los precios vuelvan a la normalidad.

Economía elemental. Y la ética no tiene nada que ver con las leyes económicas.