miércoles, 3 de marzo de 2010

Toque de queda: El último recurso, no el primero

El gobierno actuó envió tropas oportunamente

Los liberales siempre nos hemos identificado con la defensa de las libertades individuales, en contraste con los conservadores y socialistas, quienes normalmente llaman a la intervención del gobierno por cualquier cosa. Nuestra labor es poner diques de contensión ante el avance del poder del gobierno. La política, por lo mismo, consiste en un tira y afloja entre quienes queremos un gobierno mínimo y acotado, y quienes desean darle preponderancia al poder del Estado.

Por lo mismo, asumimos que la seguridad ciudadana depende, primero que nada, de los propios ciudadanos. Somos nosotros los que mantenemos el orden, mientras que la fuerza policial sólo la resguarda. En ausencia de la fuerza el servicio policial, los ciudadanos mantienen por sí mismos el orden, porque depende de nosotros mismos. Por demasiado tiempo, el socialismo exaltado y los conservadores acérrimos nos han hecho creer que el orden público depende de Carabineros (policía chilena), y que sin ellos, o sea, sin el aparato del Estado, no hay orden. Esta peligrosa idea ha permeado tan profundamente la siquis de los chilenos que luego del horroroso terremoto que sacudió al país, estalló el desorden porque si no hay policías, entonces todo vale (y por lo mismo, si el gobierno no les ayuda, nadie contrata un seguro contra terremotos: es más fácil lloriquearle a la presidenta al ver la leche derramada). Nunca, ningún comentarista o analista social ha predicado la importancia de la colaboración y del autocontrol sobre nosotros mismos, lo que desgraciadamente redundó en las patéticas imágenes de compatriotas incapaces de hacer una fila para entrar ordenadamente al supermercado a proveerse de víveres esenciales, sino todo lo contrario, vimos empujones y griteríos mientras algunos desalmados llegaban en camionetas a saquear los supermercados, dejando a otros sin provisiones, mientras otros distraían a los sobprepasados policías al robarse TV plasmas, zapatillas Nike o electrodomésticos. El flaite ahora salió a reclamar lo que el gobierno le debe. Y el gobierno le debe, como estamos en una socidad de consumo, TV plasmas y zapatillas Nike.

Los conservadores más exaltados aducen que el gobierno actuó tarde en declarar el estado de excepción y los toques de queda. Chile Liberal arguye que a falta de servicio policial y en vista de la incapacidad de la población de mantener la calma (digamos, fuimos más Port-au-Prince que Kobe), fue necesario usar el poder coercitivo del Estado para implantar, por la fuerza si es necesario, el orden. Es que las libertades personales como la libertad de locomoción, de reunión u opinión, son preciosas. Insistimos: deben ser el último recurso, y no el primero.

Pero hay más que una disquisición teórica. En términos prácticos, no es posible mandar militares sin saber dónde, ni en qué circunstancias. Ponte tú, un conscripto, que medio sabe leer o escribir, y que se metió al servicio porque le ofrecen terminar la media y una peguita al salir, se encuentra en las FFAA porque la mamá se cansó de que sea un flojonazo en la pobla y le pidió que se metiera a milico para que "hacerse hombre" (como si acaso, el Ejército fuese una correcional). Ahora, ese mismo cabro, el "pelao Soto", por ponerle un nombre, porta un fusil. Quizás nunca ha salido de su provincia, o de su pobla, pero ahora tiene poder. Se viste de uniforme y se cree choro, y capaz que hasta quiera hacer un trabajo bien hecho colaborando con el orden público. Un oficial lo instruyó para que mantenga el orden a como dé lugar. El pelao Soto se promete a sí mismo hacer un buen trabajo. Lo mandan —como querían todos— a patrullar una zona de Concepción. La gente duerme en las calles, y está desesperada por no saber de sus familiares. El pánico se apodera de quienes no pueden resguardarse en su hogar, pero el pelao Soto quiere cumplir las órdenes (sino, le llega). El pelao Soto ve una muchedumbre, no sabe si pernoctan en la calle, o si son flaites buscando qué saquear. El pelao les ordena que se vayan. La muchedumbre no le interesa, andan buscando a la hija de la Señora Juanita, por dar un ejemplo. El pelao Soto se apartó del resto de la patrulla, y se desespera al escuchar cómo lo increpan. La muchedumbre no le hace caso, al ver al pelao Soto entra en más pánico que él. El pelao manda un grito, la multitud se le abalanza. Pide ayuda el pelao, pero no llega. Fuera de sí, manda un tiro al aire. Pero el tiro le llega al hijo de don Lucho, después de todo, el pelao ha tenido pocos meses de instrucción. Todos salen a enfrentarse a los milicos. Llegan los refuerzos. Ven la trifulca. Los pobladores empiezan a lanzarles proyectiles. Cae un conscripto herido. El resto de la turba comienza más disparos. Lo próximo que sabemos es que la TV nos muestra el caos total. ¿Eso realmente querían? Sí, sé que es hipotético, pero posible.

La situación puede ser crítica, y por eso, es mejor vivir con las molestias de unos saqueos (que, reconozcámoslo, fueron pocos), que con un posible desorden incontrolable. Los militares no están formados para lidiar con civiles, y nuestro país recuerda muy bien qué ha ocurrido en el pasado. La situación la grafica muy bien el siguiente anuncio publicitario del ejército británico. Véanlo, y contesten la pregunta: ¿qué hacen ustedes?

El temor de la población ante los militares continúa a pesar de los 20 años ininterrumpidos de democracia, y más aún después de la incompetencia de la Armada, que falló en alertar al gobierno sobre el tsunami que mató más de 300 personas. Pero, reconozcámoslo, las FFAA han hecho un esfuerzo por profesionalizarse y jurar respeto a nuestros valores republicanos. Es increíble ver como se ha acusado la "ideología" del gobierno, cuando en realidad, la autoridad civil no hizo sino usar el toque de queda y la presencia militar como último recurso. Vean lo que dicen:
"Y me ha enojado el retardo en dos días de declarar el estado de catástrofe, por
razones ideológicas: para no sacar a los soldados a las calles." (
blog Bajo la Lupa, de Cristóbal Orrego)

"¿Por qué no declararon Estado de Emergencia apenas la gente empezó a pedir un poco de orden?
¿No se dieron cuenta de que los saqueos ni siquiera eran de bienes básicos?" (
blog Al Pan Pan)

"Nos levantartemos a pesar de ellos.
¿qué complejo es ese de no llamar antes a los milicos que podían poner orden? ahí tienes hasta incendios intencionales de la canalla...." (
comentarista
de derecha
en el bog anterior)

"Se le reprocha el haber reaccionado
tarde ante el envío de tropas para controlar los saqueos en Concepción, la
ciudad más afectada. En realidad, se trata más bien de un problema ideológico
que tuvo la presidenta socialista." (
Clarín, Buenos Aires)

"El gobierno de la Presidenta Bachelet no quiso sacar
los militares a las calles por razones netamente ideológicas. Esperaban, tal
vez, que la alcaldesa de Concepción, Jacqueline Van Rysselberghe se convirtiese
en la Mujer Maravilla, y sola sacase a los saqueadores." (
blog
de Javier, Simposio Libertario
)
Suspender las libertades debe ser el último recurso. Debe aplicarse donde corresponde, y no APENAS haya una emergencia. Debe ser acotado, focalizado, y por sobre todo, efectivo. Cuando la gente desesperadamente sale a las calles, ya sea por no tener donde más pernoctar o para buscar víveres o familiares perdidos, el toque de queda pudo haber innecesariamente enfrentado a los civiles con personal militar, tal como explicamos anteriormente, porque los militares están más preparados para combate que para establecer el orden. Ni hablar de desatinos como el de la alcaldesa de ultra-derecha Rysselberghe, quien al exigir un estricto toque de queda, pudo haber agravado la situación. Ayer a las 18:00 hrs comenzaba el toque, mientras la población aún lo lograba proveerse. Menos mal que no hubo enfrentamientos.
Por lo explicado, Chile Liberal concluye que el gobirno actuó con la cautela necesaria, y que los saqueos y pillaje fue una falla nuestra, como sociedad, porque aún no aprendemos a colaborar ni a se decentes sin que el paco esté encima de nosotros. La manu militari fue usada correcta y oportunamente, como último recurso. No el primero.

16 comentarios:

Un Mono Mas dijo...

Tengo este sitio web en mi sitio, en parte, porque siempre que lo leo me arranca una carcajada.

Decir que el toque de queda es el último recurso y no el primero, solo da cuenta de un mente un tanto infantil, que no se da cuenta que la naturaleza humana es tanto más violenta, cuanto mas dependiente es de los sistemas de servicio básico.

Es decir, es la reacción del incompetente que espera que las cosas ocurran antes de darle una solución efectiva. Es decir del que carece de experiencia o siquiera sentido común.

Yo no soy de izquierda, ni de derecha, soy más cercano a una Filosofía del Compartir Cooperativamente, y no miro la vida bajo el prisma de la Economía de Mercado, que cree que sólo los vagos viven de la caridad ajena, pues ésta es solo la ley del egoista y el más fuerte. ¿Así tratas a tu hijo?

Lamentablemente pareciera ser que la desinformación respecto a la naturaleza del humano, la dependencia total sobre los organismos estatales y la absoluta incapacidad para dimensionar lo que significa para un niño estar sin agua y comida por un día, imaginemos dos o tres; nos ciega para percibir compasión por el semejante.

Enviar al ejercito era una necesidad inmediata por una obviedad, Carabineros y Bomberos no daría abasto para controlar las pasiones de una población citadina. Nótese que el caos fue tanto mayor en directa proporción con el nivel de especializacion y tecnologización de las ciudades.

Lo que se necesitaba eran ¡MANOS! Mientras más manos mejor.

Si va a hacer comentarios de como reaccionar el humano, para responder a una crisis, tenga la amabilidad de primero informarse acerca de cuál es la naturaleza del humano. En otro caso, muérdace la lengua, o mejor aún, ayune durante tres días en una experiencia Zen, sufra usted por una vez en su vida en carne propia el dolor que se siente con hambre.

Y después opine.
Gracias.

PD: Ah! y aprovechando la ocasión, le sugiero cambiar el nombre del sitio, de "Chile Liberal" a "Chile Psicópata"

Flo dijo...

Como siempre estoy de acuerdo contigo, Carlos. Todos quieren represión pero no ofrecen soluciones de verdad.
¿No te llama la atención que TODA la gente entrevistada, más que lamentar lo sucedido, SE QUEJA de que "no ha llegado la ayuda"? Como si fuera tan fácil...
Es cierto que los picantes aprovechan la oportunidad para pelarse cosas que no son de primera necesidad, pero esas mermas son siempre menores que matar a alguien de un tiro en un rapto del momento durante el toque de queda.
Otros comentarios leídos en FB: "Que asuma luego Piñera para que ordene el país"; "Está bien que salgan los milicos y les disparen a los hijos de pu..."; etc.
Bello.

Chile Liberal dijo...

@Flo: lo triste es que, en 5 años más, a alguien que ande vacacionando por la zona, le van a mostrar una casa derruida y le dirán "oiga, acá el gobierno nunca vino a ayudarnos, y lo perdí todo". ¿Cuánto vale un seguro? ¡Hasta el BancoEstado y Falabella ofrecen seguros! Pero no, "el gobierno no viene a ayudarme".

En Florida (EEUU) por ley todos deben contratar un seguro contra huracanes. En Los Ángeles (California, no octava región) son masivos los seguros contra terremotos. Las pérdidas son pocas. Quienes no pueden costearse un seguro, reciben un subsidio antes de las catástrofes. En Kobe nunca fue necesario enviar tropas armadas en 1995. Nadie andaba lloriqueando por la ayuda del gobierno: la gente va a sus aseguradoras a cobrar sus propias pólizas, no a rogar ayuda del gobierno ni "dar gracias a dios".

Pero es que así somos nomás. Somos reactivos, y a medias. No somos proactivos. Y peor, somos represivos.

Si no tienen al paco encima, no se les ocurre cooperar, ni mantener la calma.

Te apuesto lo que quieras que la gran moraleja de este terremoto será: p'a la próxima, manden a los milicos altiro, ¡y con la orden de fusilar en el acto!.

Después tienen el morro de llamarme "psicópata", o como me dijo una facha en Facebook, que no conozco la realidad del país.

Un saludo Florencia, espero sigas muy bien.

Flo dijo...

El Mono siente compasión por el hambre de la gente, pero igual prefiere que la maten a tiros en vez de permitirle que vaya ordenadamente a saquear un megamercado que cuenta con seguros, a sacar leche para los niños y fideos y pan. Me encanta su contradicción de compartir cooperativamente pero al mismo tiempo impedir que los damnificados se las vean por sí mismos antes que llegue "la ayuda". Oye si los Ibañez sabían que tener negocios le llevaba riesgos poh gallo...La violencia nace de que altiro todo Chile dice "sí, mátenlos por ladrones" en vez de decir "oye, vamos altiro a dejar ayuda a quien pueda transportarla para que esto no siga ocurriendo".
"Muérdace" la lengua suya, parece.

Ya estaría bueno que todos los contratos incluyeran seguros, por la mierda. Se muere alguien y queda la cagada con sus deudas. Se cae un departamento rasca y nadie responde porque se disolvieron las sociedades pero sobre todo porque nadie se hace responsable del riesgo de su transacción. Qué infantilismo. Y por lo visto Piñata también se está queriendo convertir en Papito de todos los shilenos.

Chile Liberal dijo...

Es que la contradicción del Mono es brutal.

Compadecerse del niño hambriento, y luego alegrarse del toque de queda ayer a las 18:00, a pesar que 10 mins antes todo el mundo en la calle tratando de abastecerse. Pudo francamente haber quedado la cagada, pero así todo, piden fusilar en el acto (lo vi en 24 Horas), a pesar que el vandalismo fue muy menor.

Y como correctamente apuntas Flo, los Cencosud y resto están asegurados hasta por debajo de la lengua.

Y como correctamente dices, por ley debiese ser obligatorio tener un seguro. Mucho más eficiente sería que los expertos de una aseguradora evaluasen una construcción, ya que un error de ellos los saca del mercado. En vez de confiar en unos arquitectos e ingenieros de algún municipio, que por lo visto le pegan bien poco a esta cutión de los edificios.

Pero eso el Monito no lo entiende, porque el no mira la "bajo el prisma de la Economía de Mercado". Cuando el propio mercado es capaz de devolverle todo lo que la gente perdió.

Mejor es su filosofía de Compartir. Aplaudo Chile Ayuda a Chile, y Levantemos Chile. Pero también es hora de "Preparemos Chile".

Pero eso no importa. Hay que mandar a los milicos para agarrar a balazos a medio mundo.

El lema será: alégrese si se salvó del terremoto. El comandante de la Armada está borracho y no sabe inglés (cómo se dice "tsunami alert" en castellano, ¡¡puta qué dificil!!), ahora sálvese de los milicos que andan a lo Tiroloco McGraw.

Un Mono Mas dijo...

Oye que es fácil poner palabras en la boca de los demás, cuando el argumento que se utiliza es el propio prejuicio para juzgar.

Nótese el argumento del psicopata insensible: "El Mono siente compasión por el hambre de la gente, pero igual prefiere que la maten a tiros en vez de permitirle que vaya ordenadamente a saquear un megamercado que cuenta con seguros"

La compasión nace de la experiencia y el sentido común. Tus argumentos, perdón, nacen del egoísmo de quien tiene de todo para subsistir y no piensa más que en si mismo. Pues en ninguna de mis palabras he dicho que me alegre el toque, o siquiera referencias a horas y mucho menos q maten a alguien.

Menos mal que ustedes no estudiaran en las fuerzas armadas que con ese caracter se asesinan entre ustedes mismos.

Podría apostar que son ustedes un ejemplo mas de los necios q se volcaron en stgo a comprar comida para un mes.

Sinceramente me dan pena, arreglense la corbata para mostrarse defensores de la libertad, porque desde sus sillones de libertad solo respira una serpiente apunto de matar al vecino por una hogaza de pan.

Es lamentable que el chileno medio no sea capaz de medirse en sus actos pasionales y que para colmo sea tan trabado de mente que piense que las soluciones a todo esto pasa por los seguros, son verdaderamente una manga de ignorantes.

Antes de hablar averiguen bien como son las polizas de seguro en Chile y lean directamente a quien escribe antes de anunciar sus prejuicios y proyectarlos en los demas.

Bienaventuranza para ustedes, que no les falte jamás el pan.

Javier Bazán dijo...

La población pedía que los militares la intervención militar, tanto hoy como en 1973. Lee 'El Pueblo lo derrotó: la historia comenzó antes' de Julio Bazán Álvarez.

Los únicos que desconfían de ellos son los que autodenominan 'progresista'.

Cuanto los militares llegaron a Concepción, los saqueadores habían provocados cinco incendios.

Desde luego, te fuiste por las ramas, pues obligación de la autoridad resguardar el orden y la seguridad de las personas. Se olvida Chileliberal, que ya estaban saqueando casas partículares.

¿Y de quién, entonces, es responsable de los saqueos? Pues, la autoridad. La Presidenta.

Las FFAA siempre ha tenido valores republicos a diferencia de los zurdos o progresistas, que hasta se avergüenza de su país como tú candidato MEO, o ha pretendido borrar el escudo nacional por no reconocer su 'hombría' en su estúpida revolución marxista leninista. La hombría la han guardado.

¡Qué raro que no menciones la columna de Fernado Villegas a 'Punta de Pistolas', que fué más corrosiva que los citados en tú post.

El Almirante Gómez Carreño es muy querido en Valparaíso. Casi 100 años después.

Chile Liberal dijo...

Aún no sé nada ni de SergioA ni de Patoace, este último entiendo que es de Talca. Sería bueno que ambos se hicieran aparecer para que confirmen que están bien.

SergioA dijo...

Aquí en Santiago y sin ningún daño

Gracias, Carlos

Chile Liberal dijo...

SergioA: perfecto entonces, me alegro. Un saludo

Felipe dijo...

Don Carlos, buena columna, y concuerdo con ud. que el "estado de sitio es la última alternativa". Sin embargo, esta medida fue tomada tarde. Comete una impresición tam grande como el terremoto al decir que los saqueos fueron pocos. Soy de la zona y vi dos días seguidos como la gente saqueaba supermercados y tiendas (de todas las clases sociales, creo que lo más me llamó la atención fue ver sendas camionetas 4x4 y SUV siendo cargadas hasta el tope de sus capacidades por sus dueños, quienes en una comunión poco común participaban del saqueo junto a los flaites). Escuché disparos a las dos de la tade a un par de cuadras del centro de Concepción, vi amenazas de violación en plaza independencia un poco más tarde y para concluir mi tarde también vi como una turba se disponía a saquear las casa desocupadas de un barrio de Hualpén, acto que afortunadamente no se llevó a cabo por la espontanea defenza en conjunto por parte de lo vecinos; horas después de esto, por la radio, oí el estremecedor relato del alcalde Hualpén quien entre un par de sollozos describía el saqueo de su municipio.
Asi que don Carlos, muy bueno el blog, pero le prometo, si dice tal cosa delante mío, el combo en el hocico no se lo saca nadie.

atte.
Felipe Pinto.

Chile Liberal dijo...

Felipe Pinto confirma, con su remate en el comentario, lo que ya manifesté en Facebook y es la carencia de capital humano en Chile.

Para su tranquilidad Felipe, las posibilidades de que nos encontremos en la vida son muy pocas.

Usted vio saqueos? Cuántos vío? Vio al país entero saqueado? Aparte de ver amenazas, escuchar relatos de esto y lo otro, usted está en shock, lo que es entendible.

Ahora podría decirnos cuánta gente vio socorriendo, cuánta gente movilizándose en ayuda, y como los milicos llegaron siendo aplaudidios, y no pifiados, y después de eso, piense, y después, opine, una vez que haya pensado.

Felipe dijo...

Es cierto que afortunadamente para uno de los dos es poco probable que nos encontremos.
Respondiendo a sus preguntas, sí vi saqueos, vi como saqueaban ocho supermercados y las tiendas del centro de Concepción. También vi que estaban saquedos la totalidad de los supermercados de Chiguayante y un familiar me dijo que misma suerte corrieron la totalidad de los de San Pedro. Luego comenzaron a quemar los locales ya saquedos. También vi muchas farmacias y estaciones de servicio saquedas. Por supuesto que no vi el país entero saqueado, si en Santiago no ocurrió nada y por ello le bajan el perfil a la situación de acá. No es normal oir disparos en el centro de Concepción, tampoco lo es en el sector que vivo, sin embargo se han oido todas las noches. Menos lo es que turbas saqueen hogares. Todas estas son situaciones excepcionales que lamentablemente requerieron para su solución un estado de exepción constitucional.
Lamento que mi redacción haya sido tan mala para que ud no pudiese entender que estoy de acuerdo con lo medular de su columna. Lo que me molesta es que desde un comienzo le bajaron el perfil a la situación, desde que dijeron "no, no se preocupen, no habrá maremoto". Ud no puede decir que los saqueos no fueron tantos si en Chiguayante y San Pedro fueron TODOS los supermercados saquedos, y en Concepción gran parte de ellos. Esta situación comenzó la misma noche del terremoto, entonces para que esperar que comenzaran a saquear hogares y a quemar los supermercados que ya habían saquedos.
Sobre mi estado de shok, puede que lo esté, pero le confiezo que vivo en el segundo piso de un edificio y después del terremoto permací en él (fuimos los únicos en el edificio) y mi mujer antes de una hora ya estaba durmiendo. Para mi lo impactante fue ver la reacción de la gente.
Respecto a gente ayudando he visto mucha, jóvenes en los hospitales, he visto como se han formado "farmacias" de modo espontaneo y cómo a concurrido buenas personas a dejar remedios y cómo han ido profesionales a clasificarlos y entregarlos. Resumiendo, creo que he visto lo peor y mejor de la gente.
Pero le repito, estoy de acuerdo con ud en muchas (por lo que no entiendo que me diga piense y luego opine), le estoy aclarando un hecho puntual que vi personalmente y que ud está minimizando de modo espantoso al decir que no fueron tantos.

atte
FP

Un Mono Mas dijo...

JAJAJA... es que no para. Este personaje dueño de este blog es realmente un saco de odiosidades que no es capaz de tener una minima comprension de la realidad.

¿No será que leiste demasiado a Malthus y ya no sabes diferenciar entre lo que es bueno y malo?

jajaja... perdón!, tenía que reirme en tu cara denuevo, es que personajes como tú y su visión Monetarista de toda solución sólo existen en los dibujos animados (Sr. Burns) y en el Ministerio de Hacienda.

Oye, no te estarás sobando las manos igual que Piñera que anda todo contento porqué ahora sí tiene todas las herramientas para dar 1 millón de empleos. eh?

Estos Chicago Boys ya hasta perdieron la vergüenza de ser inmorales.

A Javier: Mi estimado, este personaje no menciona a Villegas por una razón sencilla: es como un fundamentalista religioso, sólo lee lo que le parece escrito por personas de su raza o especie y después nos anega con su retórica barata sacada de la escuela de economía de la U Catolica o la Finis Terrae.

Ya sabe ya Sr. dueño de este blog, para la próxima que se las va a dar de capo de la economía y la administración, tenga la amabilidad de leerlos a todos antes de hablar.

E insisto, le sugiero una experiencia Zen, ayune durante tres días y duespués nos cuenta que sintió.

Para todos muchos cariños y amor.
:D

A pesar de esta clase de reptiles incipientes seguimos siendo seres de luz.

Felipe dijo...

te pasaste...
claramente no cachas nada de lo ke pasó en conce...
"es mejor vivir con las molestias de unos saqueos (que, reconozcámoslo, fueron pocos)."
como puedes decir ke fueron pocos los sakeos... si fueron nose cuantos millones de pesos en perdidas, los flaites no se conformaban con saquear los locales, sino que despues los quemaban...
y con respecto a tu "ejemplo" del milico y el toque de queda... la gente que dormia en las calles, o acampaba... no tenian problemas con el toque de queda... siempre cuando no circularan por las calles...
te cagay la cagá que habia en conce... y si, los militares se demoraron en llegar... pero antes de que llegaran, los carabineros de conce no daban más... primero tenian que preocuparse de que en sus casa estuviera todo bien... y luego.. salir a perseguir a la tropa de flaites que se aprovechaba de la situacion... sin ningun refuerzo... los pacos no daban más... llevaban 2 o 3 dias sin dormir... y claro... los reclamos de que "la ayuda no llega"... es verdad... y cuando llega es deficiente...
en mi casa, despues de 1 semana del terremoto... llego una bolsa, con 2 tarros de leche condensada, 1 pakete de tallarines, velas, manjar, y harina... y eso se supone ke es para una familia de 5 personas...
si hubieses estado aca.. no pensarias lo mismo...
yo vivo en san pedro de la paz... es super tranki... pero por culpa de los flaites, estuve 4 dias durmiendo adentro del auto con mi mamá y mi hermano chico... cagados de miedo... escuchando disparos toda la noche (de los flaites, no de milicos ni carabineros), escuchando gritos de la gente del condominio vecino, porque estaban entrando a robar a las casas... y sin tener a quien avisarle, porke no habian ni pacos, ni milicos... escuchando a la bachelet en la radio diciendo que la ayuda (milicos) iba en camino...
4 dias estuvimos esperando... sin dormir... pasando susto wn...

una mierda en verdad...

slds


pd.1 tu opinion sobre quien y porqué entra al servicio militar lo encuentro ultra mediocre.

pd.2 si los milicos hubiesen llegado antes, lo mas probable es que no se necesitara tanta ayuda del gobierno en cuanto a comida... ya que en mi caso, y el de la mayoria de mis vecinos, no perdimos mucho, el problema es que ahora no hay donde comprar cosas, ya que TODOS los supermercados de san pedro, fueron saqueados o quemados... no hay donde comprar...
si los milicos hubiesen llegado antes.. los supermercados tendrian de todo, la gente podria comprar comida y no cagarse de hambre esperando que llegue ayuda del gobierno.

crimental dijo...

De repento leo este blog y lo hago para reírme un poco.
En general apoyo el libre mercado y la economía neoliberal,no soy tan liberal 100%(por lo menos para Chile,en USA Ron Paul),pero donde no tengo nada que ver contigo es con tu obsesivo odio y manía de culpar de todo a la Iglesia o "conservadores"....Podrías tambien culpar de todo a los judíos,los de aqui,los de alla,etc....
En cada post alguna referencia negativa a la Iglesia.La Iglesia tiene paginas muy negras como la Inquisicion y otras politicamente incorrectas.
Tu mas tienes de meoista que de derechista.
Sigue con tu resentimiento contra los militares,La Iglesia y la Patria.