martes, 23 de septiembre de 2008

Píldora del día después, meses después


"Una ley que viole los derechos inalienables de un individuo es esencialmente injusta y tiránica, y ni siquiera es ley"

Miaximiliano Robespierre



A la cita de Robespierre Chile Liberal añadiría: "y es perfectamente legítimo desobedecerla". Han transcurrido meses desde que un conciliábulo de vetustos leguleyos declaró que una mujer no tiene autonomía sobre su propio cuerpo: "sobre sí mismo, sobre su conciencia y su cuerpo, el individuo es soberano", replica John Stuart Mill. Si una mujer no es dueña de su propio útero, yo pregunto: ¿de qué chucha es dueña entonces? Si una ley considera que el individuo no es dueño de su conciencia para tomar decisiones por sí mismo sobre cuestiones que ocurren dentro de su propio organismo y que le atañen sólo al involucrado, entonces la ley en cuestión es tiránica, y simplemente no es ley. El fallo del Tribunal Constitucional es esencialmente tiránico, y la presidenta Michelle Bachelet ha actuado correctamente al insistir en la entrega de la PDD en los consultorios públicos, a quienes la requieran.

El verdadero dilema que nos presenta el viciado fallo es que la PDD es ilegal en centros sanitarios públicos, pero legal en el comercio privado. Esto es completamente anómalo, y la gracia se la debemos a un grupo de parlamentarios de la Alianza por Chile, que llevó la PDD al Tribunal Constitucional pero sólo para dirimir sobre la constitucionalidad de dicho fármaco en establecimientos públicos, ¿por qué no se atrevieron a repetir el requerimiento con las farmacias? ¿Cómo es posible que se haya llegado a este absurdo? Y no olvidemos que otros anticonceptivos, incluida la T de cobre, también fueron declarados inconstitucionales.

Nadie ha hecho nada, y los procedimientos siguen igual que antes, salvo que con el fallo del TC hemos mermado una vez más el estado de derecho al enviar la equívoca señal a la opinión pública de que algunas leyes y algunos fallos pueden ser desobedecidos. Las leyes deben acatarse, y si son imposibles de acatar, entonces no es necesario legislar porque significa que estamos ante una ley ridícula.

El desaguisado, para ser justos, contó con la incalculable ayuda del concertacionista Mario Fernández, el mismo que declaró "estoy contra el divorcio porque la Iglesia (católica romana) está contra el divorcio. No tengo idea de las razones teológicas, yo no soy teólogo. Creo en todo lo que dice el cardenal. Él es mi autoridad religiosa" (ver fuente). Este señor no se inhabilitó, lo que resulta que nuestras leyes se basan en los mitos de una asociación medieval en vías de extinción. En Francia, país donde la laicismo ha quedado consagrado en la Constitución, esta resolución sería impensable, y de hecho, sería inconstitucional. Pero Chile es Chile, y en Chile las pobres seguirán pariendo críos como conejas mientras el curita y el miembro del Tribunal Constitucional y los parlamentarios de derecha siguen felices de la vida.

Como saben, viene época de elecciones, y es ahora cuando llega la hora de que el electorado saque la voz. No olvidemos que ahora depende de alcaldes y municipios la distribución de la PDD.

25 comentarios:

SergioA dijo...

Tema viejo, pero bueno.
La Constitución, las leyes, el TC y yo estamos por el derecho a la vida del no nacido, y quien piense lo contrario nunca tendrá mi voto.

Flo dijo...

Este tema, que para las mujeres está siempre vigente, es un escándalo.
Estoy harta de que tengamos que supeditar nuestras acciones a lo que piensa un hombre que supuestamente ni siquiera tiene vida sexual activa.
Y todos los ñoños que lo secundan y deciden hacer leyes absurdas e ilegítimas están pasando por encima de los derechos de todas las mujeres.
Que cada uno haga lo que quiere, total si Dios es tan poderoso Él juzgará, ¿no? ¿quién cresta son ustedes?
La Constitución y el TC están en un serio error.

SergioA dijo...

flo: ¿que cada uno haga lo que quiere?
¿Los débiles no deben ser protegidos?
La ley protege a la mujer por ser más débil en muchos aspectos.
¿Por qué los no nacidos no pueden ser protegidos?
¿Porque no votan?
¿Sabes que hay una ley de protección de los animales?

Flo dijo...

Para SergioA.
Por cierto que pienso en los débiles e indefensos. El aborto y por tanto la PDD (SI ES QUE es abortiva, que todavía no queda claro) son temas muy serios y estoy completamente en contra del aborto por deporte o por irresponsabilidad.
Pero piensa en las mujeres que quedan esperando hijos por violaciones, o por incesto. Aunque sea un solo caso del total de embarazos no deseados, la ley debe contemplar protección para esa mujer. Ella DEBE poder acceder a una solución. Ella es la indefensa y débil, porque nadie va a esperar ese hijo por ella o tenerlo por ella.
Tener una ley que permita distribuir la PDD invitará al abuso por parte de las que quieren borrar una canita al aire sin protección, lo entiendo, pero eso está en la conciencia de cada una. No puede venir un señor X a decirle que eso está malo a una mujer adulta. Lo siento, pero no se pueden imponer creencias a otros. Y sí, es una creencia porque repito, no se ha comprobado que sea abortiva. Y aunque lo sea, no todo el mundo condena el aborto.
Tú no sabes lo que es esperar y tener un hijo. Yo sí. A los míos los amo, pero a veces me dan ganas de regalarlos un rato. Imagínate tener uno al que no deseabas tener y que más encima es recordatorio de algo doloroso, vergonzoso y estigmatizante. Un poco de compasión, de ponerse en los zapatos del otro.
Humildemente te invito a que leas lo que escribí
sobre este tema para que entiendas mi liberalismo al respecto. Gracias de nuevo por enseñarme lo de los links!
Me encantaría saber en qué aspectos es más débil la mujer, que requiere protección por ley. Ninguno se me ocurre que no sea físico, y aún ahí la ley estaría fallando porque tenemos generosas estadísticas de violencia intrafamiliar y “femicidio”.
Saludos.

socióblogo dijo...

Oye Carlos, por favor. ¿Robespierre? ¿De verdad? ¿Es el mismo Robespierre de la guillotina, el de los excesos de la revolución a los que se oponía Benjamin Constant, que sí era liberal? ¿O ese es otro?

Creo que los lectores se merecen una explicación

SergioA dijo...

Flo: los propios fabricantes de la píldora advierten que puede ser abortiva.
Con respecto a las mujeres víctimas de una violación, ellas están también en una situación de debilidad circunstancial y deben ser asistidas durante su embarazo. Después decidirán ellas si quieren criar o dar en adopción a sus hijos. Todo esto puede ser doloroso, pero no hay nada peor que resolverlo terminando con la vida de otro.

En la defensa del no nacido no hay ninguna creencia involucrada. Es la defensa de la vida en sí. Es afirmar que la vida del hijo no deseado vale tanto como la vida del hijo deseado, tanto como la tuya o la mía.
Para tener libertad de elegir hay que estar vivo. Pregúntale a los hijos no deseados si hubieran preferido ser abortados.

Entre otras leyes, la de matrimonio civil, protege al cónyuge más débil, que suele ser la mujer.

Voy a leer tu entrada.

Flo dijo...

Tú lo has dicho: PUEDE ser abortiva. ¿Y si lo es? No toda la gente está en contra del aborto.
¿Quién eres tú para decidir que la mujer violada debe seguir adelante con su embarazo? ¿No fui suficientemente clara al exponer que un embarazo puede ser difícil de una manera que tú nunca entenderás? Aunque fueras mujer, no tendrías derecho a determinar sobre elcuerpo y las emociones de otra, querido.
"La defensa de la vida en sí" es una cuestión MUY relativa. Hay vidas que mejor no se viven. La de los niños abandonados, maltratados, no deseados, seguramente te es muy ajena, pero existe. Y es tremenda. Genera demasiados problemas a la sociedad como para tolerarla. Y es obvio que no hay ayuda suficiente de la misma sociedad para paliar esos dolores, esas soledades, esos abandonos creadores de vicios.
Por favor expláyate un poco más en lo de la debilidad de la mujer que tampoco acaba de quedarme claro ni menos de convencerme.

Chile Liberal dijo...

Convertir a un cúmulo de células en un sujeto de derecho bajo la chapa de "defensa de la vida" es muy conveniente para quienes disfrutan castigando a las mujeres por el pecado del sexo.

Dicen que defienden la vida, por eso se oponen al aborto y a la PDD (que puede ser o no abortiva).

Pero también se oponen al condón, que jamás ha sido abortivo.

Se oponen a los anticonceptivos seguros, maquinando todo tipo de infamias en su contra.

Se oponen al sexo matrimonial porque lo estipula un libro de la Antiguedad: escrito cuando los jóvenes eran casados por sus padres a temprana edad. Hoy, cuando la gente educada se casa entrada le veintena, los principios de ese libro están obsoletos y no pasan de ser curiosidad de museo.

Los mismos que se oponen a rabiar a la PDD defienden a brazo partido a unos señores de sotana que se dan de latigazos y se declaran castos (aunque han practicado y encubierto la pedofilia).

Los mismos que se oponen a la PDD dicen defender la vida, pero lo único que defienden es su deseo irreprimible de condenar el sexo.

Que estos mismos sigan condenando a una mujer a tener un hijo no deseado, entrometiéndose en su cuerpo para declarar que el útero es un espacio público donde puede pronunciarse el conciliábulo de vetustos leguleyos sobre qué es lo que puede y no puede hacer una mujer es una cuestión que demuestra lo atrasado que somos como país. Este tema ya se zanjó hace décadas en los países desarrollados.

Mientras no haya conciencia, no haya individualidad, ni siquiera sistema nervioso que sea capaz de percibir dolor ante el "crimen" del aborto, estamos frente a una defensa de la vida trucha, pero ante una ideología antisexual cuyos orígenes se explican en alguna tranca gestada en los 12 años, según dicen los sicólogos, cuando la gente comienza a entrar en la adolescencia y empieza a pensar por sí misma. Los religiosos y los conservadores se quedan estancados, y siguen buscando ciegamente a quién obedecer, y quiénes deben obedecerles.

El fallo de la PDD es otra muestra de letra muerta, leyes imposibles de aplicar, que terminan por corromper a la sociedad y derruir el estado de derecho.

Anónimo dijo...

Y Chile Liberal para variar le saca el quite a los cuestionamientos, como el de socioblogo, que ponen en evidencia su profundo desconocimiento del liberalismo.

socióblogo dijo...

Sí, Chile Liberal debería responderle a sus lectores confundidos, pero no necesito que los anónimos me hagan barra.

Nicolás V. dijo...

Si es una verguenza que los que interpretan las leyes pongan a una autoridad (ficticia como son todas las del mundo religioso) como verdad en vez de la verdad como autoridad.

Es muy facil y comodo por parte de un hombre obligar a una mujer a que tenga un hijo no deseado, además la PPD evita abortos en etapas de gestacion mayor, es como el tema de las drogas las leyes no evitan la drogadicción solo fomentan el narcotrafico que es un problema mucho mayor y con más daños colaterales el la drogadiccion en si.

El argumento ese de "proteger la vida" es falaz y demagogo por que una vez que nace el niño ¿que? lo mandas a un centro de adopción a ver si con suerte puede tener una vida normal o lo dejas con padres que o no se pueden o no quieren hacerse responsables, sin importarles que la suerte que corra el nacido, mientras los "pro vida" buscan a alguien a quien apuntar su dedo, muy comodamente desde su posicion.

Además el mismo efecto de la PPD la mujer a lo largo de su vida lo reproduce de manera natural varias veces, ¿deberiamos condenar también a las mujeres que tienen abortos naturales?

Cristian Mancilla Mardel dijo...

Todas las personas tienen el derecho básico de la vida: sobre éste se yerguen los demás y es por esto que normalmente consideramos que no puede ser arrebatado arbitrariamente. Una persona comienza a existir desde que es cigoto y, por lo tanto, el cigoto ya cuenta con el derecho a la vida; como el derecho a la vida está por encima del derecho a la integridad física y psíquica y del derecho a la libertad, entonces es ilegítimo y criminal acabar con la existencia de un cigoto intencionalmente. Como alguien cita los abortos espontáneos, es necesario recordar que las muertes naturales nunca han sido consideradas como crímenes por el Código Penal y que nadie es perseguido judicialmente a causa de ellas.
Lo que dice Flo me parece interesante porque entra en conexión con mi idea de que los derechos humanos no son inalienables y que, por lo tanto, algunas personas pueden ser privadas de sus derechos en circunstancias específicas. El problema para admitir la legalidad y la corrección moral del aborto radica en la jerarquía de derechos según la cual el derecho a la vida está por encima de todos los demás y no puede ser arrebatado arbitrariamente. Si aceptáramos que la madre tiene derecho de acabar con la vida de su hijo a causa de su mero consentimiento, deberíamos volver quizás a admitir el "ius vitae necisque" del paterfamilias como se practicaba en la antigua Roma, donde él podía quitarles la vida a sus hijos en cualquier momento, incluso cuando eran adultos y estaban casados.
Cuando ChileLiberal dice que "se oponen al sexo matrimonial porque lo estipula un libro de la Antiguedad", no acabo de entender a qué libro se refiere porque no conozco ninguno que estipule algo así. Pero tiendo a pensar que erró al escribir y quiso decir "prematrimonial". Admitiendo que haya sido así, no veo por qué le impondremos sostener sexo prematrimonial a quien no quiera tenerlo, aunque respaldaré su postura de que no le sea prohibido a quien sí desee practicarlo. Pero como esto no está prohibido, diría que no es necesario abundar al respecto.
Y cuando ChileLiberal dice que "este tema ya se zanjó hace décadas en los países desarrollados", está volviendo sobre su máxima de imitar a los países desarrollados en cuanto hagan. Sin embargo, yo no estaría tan seguro acerca de hacerlo porque tenemos una circunstancia particular y necesitamos soluciones apropiadas para nosotros. Si fuera por eso, deberíamos llevar a cabo pruebas con bombas nucleares y colonizar territorios extranjeros. Y, por otra parte, no todos los países desarrollados mantienen políticas congruentes, de modo que caeríamos en la confusión de seguir lo que hace uno y otro.
En cuanto a la percepción del dolor, parece congruente con el entendimiento del mal como la causa de daño gratuito sobre otro; sin embargo, la interrupción intencionada de la vida de una persona es delito igualmente de acuerdo con el Código Penal.
Lo que dice Nicolás V. parece coincidir con la antigua máxima griega según la cual lo mejor para el hombre es no haber nacido. Esta creencia religiosa parece adecuada para justificar el aborto, por cuanto proviene desde una inspiración divina en el espíritu del hombre occidental antiguo. Pero, como ocurre muchas veces con las creencias míticas, choca con el Estado de Derecho y resulta inaplicable en nuestra realidad ajustada a los Derechos Humanos.

Chile Liberal dijo...

@Cristian: "sexo prematrimonial" es lo que quise decir, lo rectifico.

Tu razonamiento es correcto pero no has demostrado que el cigoto sea un sujeto de derecho. Ese es el tema aquí, el origen de la vida.

Tal como en Roe v Wade, creo que el origen de la vida es una cuestión demasiado compleja como para dirimirla por ley, por las connotaciones filosóficas, religiosas, éticas, etc. El cigoto ni siquiera es viable por sí solo, por lo mismo es que la oposición al aborto responde a cuestiones más relacionadas con lo religioso que nada.

El aborto es una cuestión de conciencia. Al menos reconoce que su penalización, como ocurre en Chile, es inaceptable.

Chile Liberal dijo...

@Socióblogo: correcto, Robespierre (sí, el de la Revolución Francesa) no fue liberal. Sin embargo, él en particular y los jacobinos en general fueron admirados por los liberales chilenos en agrupaciones como el Club de la Reforma etc.

No olvidemos que fue Robespierre quien ordenó de inmediato abolir la esclavitud, y que trabajó arduamente en la redacción de la Declaración de los Derechos del Hombre, entre otros logros. De hecho, Danton, Marat y Hébert consideraban a Robespierre bastante "conservador".

A Anónimo, el clon de Jorgito "450" , veo que continúa actuando como vándalo, y sigue con la cantinela de cuestionar al autor del blog, acusando ahora de profundo desconocimiento.

Bueno, no se puede esperar otra cosa de quien en su calidad de analista político ha demostrado ser un buen poeta y mejor músico.

Flo dijo...

Cristián Mancilla: No me queda claro si estás o no de acuerdo con el aborto en casos excepcionales. Además: ¿quién determina la jerarquía de los derechos?

¿Por qué siempre terminaré hablando de cosas de mujeres con hombres? Me llama poderosamente la atención cuánto participan del tema, chiquillos. No vayan a creer que las féminas no opinan más por supeditarse a Uds. o por encontrarles la razón, nomás...lo digo porque nunca falta el cavernícola que se ufana de tener la última y más importante palabra...

Cristian Mancilla Mardel dijo...

De momento, Flo, no estimo que el aborto sea conveniente más que cuando la existencia de la persona en formación ponga en riesgo la vida de la madre: un caso acerca del cual nunca he oído.
En cuanto a la determinación de la jerarquía de los derechos de las personas, ésta ha sido establecida por una cuestión meramente lógica y no valórica: es necesario estar vivo para gozar de cualquier derecho. Si discutiéramos valóricamente la jerarquía de los derechos, lo que he propuesto hasta ahora tambalearía seriamente y no estoy seguro de cómo se ordenaría. Imagino, sin embargo, que se trataría de algo más flexible: un ordenamiento en el que no habría lugar fijo para uno u otro derecho. Ojalá y se te ocurriera alguna idea al respecto, porque yo no he dado con ninguna hasta ahora.

Patoace dijo...

El cúmulo de celulas llamado "Chile Liberal" vuelve a las andadas.

A mi me gustaría que alguien me explicara de dónde surge el derecho de la mujer a decidir acerca de la vida o muerte de sus hijos. Sobre todo si recordamos que los hijos sí tienen derecho a exigir de sus padres que los cuiden.

"Hay vidas que mejor no se viven"

Muchos que viven merecen morir, algunos que mueren merecen vivir ¿Puedes tú devolverles la vida? Entonces no seas tan veloz en decidir la muerte. Ni los más sabios pueden ver todos los finales.

Me encanta esa cita del Señor de los Anillos.

Chile Liberal dijo...

@Patoace: sigues equiparando un embrión humano con una persona. Yo soy un cúmulo de células, con conciencia y un sistema nervioso que me hace sentir dolor.

Ni siquiera los talibanes reconocen derechos en un embrión, tal como tu iglesia (averigua cuándo fue que la autodenominada Iglesia Universal adoptó su postura eterna sobre la materia).

Si un embrión puede ser abortado espontáneamente en el cuerpo de la mujer, y si según tu nos creó algún "Dios" (¿cuál, a todo esto?), éste ser creador nos creó como máquinas abortivas.

Al menos ten el gesto de reconocer que mientras el embrión no sea viable por sí mismo, es la conciencia de la mujer la que prevalece por sobre un ente microscópico, que puede o no llegar a ser un individuo. Con esto contesto a tu pregunta sobre de dónde "surge el derecho de la mujer a decidir acerca de la vida o muerte de sus hijos".

Patoace dijo...

Si un embrión puede ser abortado espontáneamente en el cuerpo de la mujer, y si según tu nos creó algún "Dios" (¿cuál, a todo esto?), éste ser creador nos creó como máquinas abortivas.

Nos creo mortales. No hay diferencia esencial entre un aborto espontáneo o que me muera mañana de SIDA.

Al menos ten el gesto de reconocer que mientras el embrión no sea viable por sí mismo, es la conciencia de la mujer la que prevalece por sobre un ente microscópico

Encantado de reconocer, en cuanto me expliques cuál es su base científica, y porqué debería aceptarla como criterio. Después de todo, ningún ser humano puede vivir en forma independiente de sus padres hasta los 15 ó 16 años.

Chile Liberal dijo...

1) En caso del aborto espontáneo, tú dices que es un "accidente". Y los accidentes ocurren. ¿Qué hace tu iglesia para evitar estos accidentes? Te pregunto porque los abortos espontáneos son muchísimos.

El problema para ti es demostrar que si dios nos creó, y dios se opone al aborto, porqué nos crea como máquinas abortivas.

No veo tampoco alguna campaña de tu asociación para evitar abortos espontáneos, o por ejemplo someter a las mujeres a operaciones para que nunca aborten espontáneamente.

Lo que me lleva a concluir que el aborto inducido es un crimen, pero el aborto espontáneo no es un crimen. Mientras que en el primero es la voluntad de la mujer la que lo permite, en el segundo es la desidia de Dios Todopoderoso, Eterno, Ominisciente y Omnipresente, que permite estos holocaustos diariamente.

La contradicción es enorme. Por favor ilústranos.

2) Si el cigoto es factible de ser abortado, no hay motivo para legislar sobre el derecho de una mujer a decidir si puede terminar su embarazo. Esto es muy fácil de entender: si el cigoto por sí mismo puede abortarse, y si el aborto espontáneo (según tú) no es gran cosa, cuál es la gran diferencia entre abortarlo premeditadamente, y peor aún, ¿cuál es el crimen?

Estamos hablando de una mujer, una persona, con conciencia y todo lo que implica, por sobre un ente microscópico que puede o no siquiera pasar la siguiente etapa del embarazo.

Hablando de base científica, sería interesante que nos mostrases la base científica para demostrar que Dios (el tuyo, porque judíos y musulmanes aceptan el aborto en estapas iniciales del embarazo) se opone al aborto con tanta vehemencia.

No seré pesado y no te pediré base científica para demostrar la existencia de dios (del tuyo), porque no quiero rebajar el debate. Yo creo que tú mismo sabes que dios es un invento.

Patoace dijo...

Y la base para adoptar la viabilidad se perdió en el debate. En fin.

Lo que me lleva a concluir que el aborto inducido es un crimen, pero el aborto espontáneo no es un crimen.

Exactamente.

Mientras que en el primero es la voluntad de la mujer la que lo permite, en el segundo es la desidia de Dios

Correcto, porque la mujer no es dueña de la vida de otro ser humano, ni siquiera de sus hijos. Dios sí.

si el cigoto por sí mismo puede abortarse, y si el aborto espontáneo (según tú) no es gran cosa, cuál es la gran diferencia entre abortarlo premeditadamente, y peor aún, ¿cuál es el crimen?

La diferencia entre un accidente y un crimen: si el agente actúa con voluntad o no. Si me muero de SIDA, lo lamentamos pero nadie va a la cárcel; si mi madre me mata, le damos al menos 10 años. Esa es la gran diferencia.

Estamos hablando de una mujer, una persona, con conciencia y todo lo que implica, por sobre un ente microscópico que puede o no siquiera pasar la siguiente etapa del embarazo.

Antes era la viabilidad, ahora es la conciencia. ¿Qué tiene de importante la conciencia? Sobre todo si es un estado que nos acompaña por menos de dos tercios de nuestro tiempo en este mundo.

Chile Liberal dijo...

@Patoace: el problema es que metes a tu Dios en el debate, y desde luego él está de tu parte. Lo curioso es que el dios abrahámico no condena el aborto en la religión judía, ni musulmana, en la etapa embrionaria.

Pero ya que trajiste el tema teológico, te enredas sólo. Dices que Dios es dueño de la vida. ¿Qué hace para impedir el aborto entonces? Tanto el aborto espontáneo como el inducido.

Te repito la pregunta: ¿qué hace el dios católico para impedir el aborto inducido tanto como el espontáneo?

Te recomiendo abandonar la creencia de que el embrión es un niño o un hijo: el embrión no tiene individualidad, está conectado a la madre, te insisto, el si es un hijo o no es una cuestión ideológica de una religión en particular.

Espero respuesta.

Patoace dijo...

Viabilidad, conciencia, individualidad. Realmente se hace difícil conversar si en cada comentario cambias de criterio, por no hablar de no contestar las preguntas.

¿Qué hace para impedir el aborto entonces? Tanto el aborto espontáneo como el inducido.

Bueno, ha puesto el instinto maternal en el ser humano, ha preparado cuidadosamente el cuerpo de la mujer para acoger la vida de su hijo, ha permitido al hombre desarrollar la ciencia médica para que conozcamos cómo proteger a los niños, ha motivado cientos de organizaciones para protegerlo, y me ha motivado a mí para volver a escribir aquí, a pesar de la poca respuesta.

Chile Liberal dijo...

@Patoace: tu incoherencia es enorme.

Ante mi pregunta:
¿Qué hace para impedir el aborto entonces? Tanto el aborto espontáneo como el inducido.

Tu respuesta:
"ha puesto el instinto maternal en el ser humano, ha preparado cuidadosamente el cuerpo de la mujer para acoger la vida de su hijo, ha permitido al hombre desarrollar la ciencia médica para que conozcamos cómo proteger a los niños, ha motivado cientos de organizaciones para protegerlo (...)

Resulta que el cuerpo de la mujer es una máquina abortiva, de ahí proviene el aborto espontáneo, que ocurre
hasta en el 50% de los embarazos. Si el cuerpo de la mujer aborta embriones y fetos naturalmente tu declaración "ha preparado cuidadosamente el cuerpo de la mujer para acoger la vida de su hijo" no se sostiene.

Sigamos. La ciencia médica, a la cual Wojtila pidió perdón por el acoso histórico, no hace nada para evitar el aborto espontáneo. El aborto espontáneo ocurre -como dice el nombre- espontáneamente. Nunca se ha visto una mujer que se someta a tratamiento para evitar los abortos espontáneos. Tu declaración "ha permitido al hombre desarrollar la ciencia médica para que conozcamos cómo proteger a los niños" no se sostiene (y dale con que el cigoto es un niño)

Siguiendo la idea anterior, tampoco conozco ninguna asociación que haga campaña contra el aborto espontáneo, ni que destine recursos para combatir o tratar el aborto espontáneo. Tu declaración "ha motivado cientos de organizaciones para protegerlo" no se sostiene.

En cuanto a que el dios católico puso el instinto materno en la mujer, junto con tu aserto "ha preparado cuidadosamente el cuerpo de la mujer", te cuento: el cuerpo humano no ha sido diseñado por un ente inteligente. A no ser que ahora te hayas vuelto creacionista. No hay diseño. Lo demostró Charles Darwin en 1859 en un libro que tu iglesia NO clasificó en el Index Librorum Prohibitorum, así que léalo, estimado.

luigichido dijo...

La píldora en cuestión mata a un blastocisto, pero todos los contraceptivos hormonales, e incluso el DIU, lo matan.

Centremos nuestra atención en ir aumentando sanciones en fases más avanzadas del embarazo.