sábado, 20 de septiembre de 2008

Por qué Allende sí fue un "Gran Chileno"

“Se muere la perra, se acaba la leva”,
Augusto Pinochet, 11 de septiembre de 1973



Los chilenos han reconocido que no puede pasar desapercibido el suicidio de Allende en el palacio presidencial

Con toda seguridad, Allende ha sido el peor presidente de la historia de Chile, y quizás del mundo. No habrá otro peor que él. A nadie hoy se le ocurriría regalarle un medio litro de leche a los pobres, congelar precios y emitir dinero hasta el hartazgo como parte de un plan de superación de la pobreza. Nadie haría alarde hoy de portar un fusil, o de bailar cumbia con Fidel Castro (o Chávez, etc).

Sin embargo, en medio de la paz republicana de hoy, es un motivo de horror el pensar que un ex presidente chileno, vivo en la memoria de muchos porque los hechos acontecieron hace apenas 35 años, se suicidó en el palacio presidencial mientras las fuerzas armadas bombardeaban su oficina en medio del peor caos del Chile moderno. Un hecho así no ocurre todos los días, ni creo que se repetirá en el futuro próximo.

En el programa de TV "Grandes Chilenos" la teleaudiencia ha querido rendirle un tributo no a un ex presidente marxista, sino a un hombre, compatriota nuestro, con defectos y virtudes, que murió mientras ostentaba el mando de la nación, cargo que ganó de manera legal. La ciudadanía no había tenido oportunidad de metabolizar el trauma del golpe. Hoy, cuando ni siquiera el propio Partido Socialista sería capaz de defender el programa de Allende, existe la madurez cívica como para despedir a este ex mandatario como se merece.

El programa chileno se basa en 100 Great Britons, originalmente concebido y transmitido por la BBC, televisora estatal británica. La idea era generar discusión y debates, y los hubo (número 1, Churchill; 2, John Lennon). Es imposible lograr un acuerdo unánime sobre quién es el mejor de todos los tiempos. Los ingleses lo saben y lo asumen con su flema característica. Los chilenos, gente de estructuras mentales colectivistas, se asombran porque no hay acuerdo sobre quién debe ser ungido como el mejor de la historia. Para evitar tener una diferencia de opinión, algo escandaloso en nuestra rígida sociedad, habíamos inventado el santo secular de Arturo Prat. A los niños se les enseña que él era el más grande y punto. No es necesario discutir, porque tener diferencias es malo: estar todos de acuerdo es bueno.

Espero que sea otro signo de madurez el que en esta oportunidad la gente piense en otro aparte de Arturo Prat como un Gran Chileno, si bien hay patrones que se repiten entre el Capitán Prat y el ex presidente: ambos se arrojan a lo absurdo, ambos dejan la cagada, ambos son suicidas, y terminan siendo aclamados como héroes.

6 comentarios:

Flo dijo...

Cuidado con aseverar con tanta certeza que Allende se suicidó...
Es otro de los mitos que se crean en torno a una figura que tantos quieren desprestigiar. Y ojo que yo no soy socialista ni nada por el estilo.

SergioA dijo...

No hay nada de reconocimiento popular en esta condecoración para Allende. Es sólo Un fraude. Un acto absolutamente antidemocrático cometido usando un medio estatal por un régimen que, hace rato ya, tiene ribetes de dictadura.

Nicolás V. dijo...

A mi parecer el error de Allende fue de forma más que de fondo, todavía no he visto a un presidente que llegue con un mensaje de "si a mi vecino le va bien, a mi me va a ir bien" y ese mensaje, verlo plasmado en la opinion de la gente, (como he dicho antes, he tenido la suerte poder ver documentos ineditos y en bruto de las filmaciones de patricio guzman y de la campaña del No), el lograr que la gente que menos tenia, pensara de esa forma hizo que Allende se ganara mi más profundo respeto como republicano.

Lo del suicido no fue más que un acto de consecuencia, lo dijo en sus discurso y su circulo de amigos cercanos sabian que antes lo verian muerto que exiliado.

Ahora lo de Arturo Prat, a mi parecer es un personaje inverosimil, no sólo por su falso discurso que le asignaron, recuerdo que en el colegio (fui a colegio facha-catolico) un historiador vino a nuestra clase y nos conto que no solo era imposible que Prat pronunciara ese discurso (y más improbable que alguien lo escuchara y apuntara), sino que tambien era muy probable que el mueriera por fuego aliado lo que provoco la ira iracunda de mis compañeros de clases, fue un buen día.

Miguel A. dijo...

Un gran antiliberal. Nacionalizaciones, hiperinflación de cuatro dígitos, controles de precios, racionamiento, deuda pública descontrolada...

Un saludo

Anónimo dijo...

FLO

Te invito a leer este artículo: http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=164983&tabla=notas

En el Isabel Allende, Diputada, hija de Salvador, admite que a pesar de que por años creyo que su padre había sido muerto por los militares, debía aceptar que en realidad se había SUICIDADO.

Es más aún, tuvo la hidalguía de reconocer que lo que dijo el Dr. Patricio Gijón desde un principio (uno de los médicos de La Moneda y presente ahí el 11/09/73), esto es que Allende se había suicidado y que él vio el preciso momento en que este se disparo con la metralleta que le regalara Fidel Castro, era la ABSOLUTA VERDAD, y fue capaz de pedir disculpas a Gijón, puesto que por años la izquierda chilena lo convirtió en un paria, por atreverse a llevar la contraria al MITO más conveniente politicamente, esto es que Allende hubiera sido "asesinado".

Que Allende se suicido no es un mito Flo, es la VERDAD.

Un saludo

Cristian Muñoz P

Chile Liberal dijo...

@Nicolás V: no entendí bien tu primer párrafo

@Miguel: de acuerdo, así fue, pero en Chile es la tragedia lo que se ha querido celebrar. Es como la votación por Víctor Jara, no es su valor artístico, sino que su muerte trágica (le cortaron las manos y lo obligaron a tocar la guitarra; según algunos, fue necesario para "salvar a la patria").

@Flo: sí creo que se suicidó. Creo que ni su propia familia lo desmiente.

@Cristian: buen dato, gracias