domingo, 14 de junio de 2009

¿Qué hacer con los pobres?

"Combata el hambre y la pobreza: cómase a un pobre" -Grafiti
Hace poco hablábamos en este sitio sobre el Ministerio de las Caminadas Tontas, y mencionábamos -con el humor de Monty Pyhton- las carteras absurdas que ha creado la administración de la socialista de izquierda Michelle Bachelet. Ahora, el socialista de derecha Sebastián Piñera ha anunciado su plan estrella para su eventual próximo gobierno: crear el Ministerio Contra la Pobreza.

Lo peor es que el billonario parece acertar, pero en el fondo yerra. Su equipo ha propuesto eliminar ministerios, lo que está muy bien, y así abrir la magnífica nueva cartera. Pero quieren cerrar Secretaría General de Gobierno. La administración de Piñera deberá enfatizar las habilidades comunicacionales si es que quiere ser un gobierno moderno y eficiente. ¿Por qué no mejor cerrar el ministerio de Educación, que se dedica a perpetuar la estupidez y la holgazanería?

El poder del Estado puede ser útil en algunas tareas, especialmente ante emergencias, pero es imposible que una cartera de gobierno saque a otros de la pobreza. La destitución material es producto de la falta de espíritu de superación, y ésta a su vez es producto de la falta de educación. De hecho, los pobres debiesen sentirse ofendidos de que el dadivoso Papito Estado venga a "sacarlos" de su condición. Nadie saca a otro de la pobreza. La gente sola sale de ella. Nuestra cultura católica la exalta ("bienaventurados los pobres"), y nuestras rígidas estructuras mentales creen que se necesita un aparataje estatal para ir a socorrer a otros. Permítanme expresar mis serias dudas al respecto. Como se está haciendo frecuente, Sebastián Piñera vuelve a perder el rumbo.

¿Qué hacemos entonces con las clases bajas? Los tratamos como tontitos para, en tono condescendiente y paternalista, ir a "sacarlos" de la pobreza? ¿Por qué no mejor azuzamos la inciativa personal para que la gente se forje su propio destino?

La respuesta de nuevo la proporciona Monty Python en el siguiente sketch. Y en Chile Liberal estamos de acuerdo con los genios del humor británico.


"¿Qué hacemos con las clases bajas?" - Monty Python (What to do with lower classes?)




"Debiesen atacar a las clases bajas, primero con bombas y misiles para destruir sus hogares, y luego, cuando huyan indefensos por las calles, rematarlos con disparos de ametralladoras. Luego, por supuesto, soltar a los buitres. Sé que estas medidas no son populares, pero la popularidad no es mi objetivo."

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que tal como es una tontería crear un ministerio de la pobreza, sería sacar el de educación.

¡Parece que ambos coinciden en algo!

Aníbal dijo...

Como dijo Juan Pablo Segundo:"Los pobres no pueden esperar". Los católicos tienen el deber moral de aplicar la Doctrina social de la Iglesia, dónde les toque. Basta ya de sueldos de hambre a los empleadoa, da verguenza lo que le pagan a las nanas , obreros, etc.
Realmente la riqueza en este país está vergonzosamente mal repartida.
Objetivamente debe haber una repartición más justa y equitativa de los bienes de esta tierra.

Chile Liberal dijo...

@Aníbal: la doctrina social de la iglesia se funda en la idea de Jesús de que quien tenga dos túnicas debe quedarse con una y la otra dársela a los pobres (en caso de que trucos inverosímiles como multiplicar panes y pescados no funcionen).

La doctrina social de la iglesia de Roma desbarra, al igual que tú cuando dices "debe haber una repartición más justa y equitativa de los bienes de esta tierra".

Es un vicio de no pocos el creer que la pobreza se supera con mejor distribución y con redistribución a manos del Estado. Esto es falso, y no corresponde a la postura de este sitio.

La pobreza se supera creando riqueza. No redistribuyéndola.

Aníbal dijo...

Chile Liberal: La doctrina social de la Iglesia no se basa en lo que afirmas. Lo mejor que uno tiene que hacer antes de opinar es estudiar, y no dejarse llevar por prejuicios falsos. Nunca he dicho que es el Estado el que tiene que redistribuir los bienes.
"Es un vicio de no pocos"... Tengo entendido que los vicios son la avaricia, soberbia, lujuria, etc. No sabía que las ideas que uno no compartía eran vicios. "La pobreza se supera creando riqueza"... Sí , de acuerdo, el problema es que la riqueza que se produce llega a unas pocas manos (accionistas, altos cargos) pero no al operario.
Lo que dice la Iglesia es que un % (no el 5%) debe llegar a los obreros. Eso no ocurre, o muy poco.
Resultado: Espantosas diferencias entre pobres y ricos, el lujo con la miseria conviven. ¿Es bueno eso?
Obvio que no. Los bienes están para toda la humanidad, no para un grupillo.

Anónimo dijo...

A pesar de la retórica de anti-estado grande, lo cierto es que el capitalismo corporativo, con las políticas "neoliberales" confía en gran medida en la intervención estatal para su propia supervivencia.

No disminuyen el poder institucional del estado ni sus gastos, sino que los redirigen.

No es raro que Piñera haga estas propuestas.

Habría que preguntarse si votarán por él los pequeños y medianos empresarios...

MR

Manuel dijo...

Yo creo que el liberalismo debe contemplar algo de socialismo; más igualdad implica más libertad.

socióblogo dijo...

mi impresión es que el capitalismo no puede ni podrá superar jamás la pobreza, porque en su dinamismo constantemente redefine lo que se entiende por pobreza.
lo que sí garantiza (y que es lo que deberían decir sus defensores para no ser mentirosos) es que quienes sean pobres tendrán un estándar de vida material mucho, mucho más alto del que tendrían si no fuésemos capitalistas.

Flo dijo...

Pero explícame cómo hacer que la pega de los pobres valga suficiente para que puedan salir de la pobreza. Educación nomás. Y no veo a muchos Sebastián Piñatas ni Farkas comprando terrenos para hacer escuelas. Las únicas que tienen son las municipales a.k.a. indirectamente del Estado. ¿Alternativas? ¿The Grange?
¿De verdad crees que la pobreza se superará si nadie pesca a los pobres, en la esperanza de que se muevan por su propia voluntad? ¿Ellos construirán sus propias escuelas y enseñarán qué? ¿Qué hay de los enfermos físicos, mentales, abandonados? ¿Los dejamos morir? ¿Hay ese destino del que hablas para tooooodos los que no tienen medios en este país?

SergioA dijo...

Al que le molesten los pobres, que se joda. La vida de ellos no vale menos que la vida de otros.

Al que quiera hacer algo, que colabore con su educación: un cheque de $80.000 pesos mensuales por cada uno de sus hijos, para que todos tengan colegio privado. Y el Ministerio de Educación y el Colegio de Profesores, para la casa.


@socióblogo:
hay dos formas conocidas de enfrentar la pobreza:
1. La socialista, que la reparte. Cuando todos son pobres, la pobreza no se nota.
2. La capitalista, que la utiliza para producir riqueza. Todos crecen, proporcionalmente. Hoy, un indigente chileno tiene una mejor atención de salud que la que tenía la reina Victoria.

Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel dijo...

Si un grupo de jóvenes y hábiles "cogoteros" golpea y roba a un empresario gordito y patas cortas, el Estado liberal ¿Debe socorrer (arrebatando parte de mis ingresos) a un inepto incapaz de defenderse por sus propios medios, restringiendo, además, la libertad de los jóvenes a ejercer sus talentos sobre el vejete? ¿No será mejor dejar que las lloriconas víctimas de la delincuencia padezcan su merecida suerte?
Mutatis mutandi, aplíquese las respuestas al tema de los pobres.

socióblogo dijo...

@sergioa: efectivamente hay un trade-off entre equidad y eficiencia, pero eso no significa que las alternativas sean solamente dos. podemos ubicarnos en uno de los infinitos puntos de la curva entre los dos extremos.
sobre la atención de salud de los pobres de hoy, lo que dices probablemente sea cierto. el problema es que cuando en el debate público se habla de pobreza, en realidad siempre se está hablando en último término de desigualdad. una casita de madera por sí sola es solamente una casita de madera, en cambio una casita de madera al lado de un castillo es una pocilga.

SergioA dijo...

@socióblogo


"hay un trade-off entre equidad y eficiencia"

Habiendo consenso acerca de la eficiencia de la economía de mercado, hablemos de la equidad: la cualidad de dar a cada uno lo que merece.
En la economía de mercado cada uno tiene los bienes que ha producido o adquirido por intercambio.
Qué inequidad puede haber en ello?
¿Es posible que alguien merezca lo que es de otro si lo que tiene ese otro ha sido bien habido?


"una casita de madera por sí sola es solamente una casita de madera, en cambio una casita de madera al lado de un castillo es una pocilga."

Esto es como decir que la mujer de alguien es una porquería al lado de Jessica Alba!

socióblogo dijo...

@segioA: en realidad me refería a equidad en un sentido más estadístico que filosófico. y en ningún caso quería llegar a sugerir que había que ubicarse en un extremo, sino que me parecía deseable una combinación de ambos.

me acabo de fijar en una afirmación de tu primer comentario: "todos crecen proporcionalmente". ¿eso significa que todos crecen al mismo ritmo? porque en ese caso sería falso: hay sectores que se benefician más del crecimiento que otros.

SergioA dijo...

socióblogo:


Si se observa el crecimiento económico de Chile en los últimos 20 años y se observa como la distribución del ingreso permanece más o menos constante, se concluye que el beneficio ha sido proporcional.


"Equidad estadística" parece un concepto igualitarista, creado para despojar a la equidad del sentido de mérito.

La equidad connota ética, y consiste en dar a cada uno lo suyo. No a todos lo mismo: a personas diferentes cosas diferentes. Distinto es lo que se debe dar a la enfermera que se quedó después de su turno y lo que se debe dar al tipo que robó, violó y mató.

¿Hay desigualdad o equidad en el reparto de ingresos en un torneo de tenis?
Hay desigualdad y hay equidad.
Hay desigualdad porque los hombres son desiguales en su motivación y en su capacidad.
Hay equidad porque ganó más el que produjo más, el que sirvió mejor.

No veo inequidad en el mercado.

Manuel dijo...

@segioA: Pero todo depende del criterio de justicia que se use; se puede perfectamente pensar (al modo de los héroes de la Iliada) que el tipo que robó, mató y violó obtuvo lo que obtuvo en base a sus méritos.
¿Cuál es la línea que separa el delito de la acción legítima?

SergioA dijo...

Manuel: no encuentro relación entre tu pregunta y el tema de la entrada.

Manuel dijo...

@segioA: Tiene relación, porque la pregunta "¿Qué hacer con los pobres?" nos remite a elaborar una respuesta vinculada a un criterio de justicia.
Bien, tú plateas que la iniquidad resultante del mercado es justa, aplicando un juicio que atiende a los méritos de cada cual, algo así como: "Lo que se obtiene en razón de capacidades pertenece en justicia". Aplicado al extremo, significaría que toda adquisición en la que medie la capacidad de alguien para matar o robar es justa (y exactamente así lo entendían los héroes homéricos). Pero tú además hablas de "lo bien habido", excluyendo con ello acciones calificadas comúnmente de delito. Entonces, falta una pieza esencial: el criterio para distinguir una acción legítima de un delito. Precisar tal cuestión, me parece, daría luz para entender si la justicia del mercado es tal.
En definitiva, pretendo entroncar el tema con lo que estimo el criterio de justicia implícito en el liberalismo. Pero, antes, me gustaría respondas la pregunta.

SergioA dijo...

"la pregunta ¿Qué hacer con los pobres? nos remite a elaborar una respuesta vinculada a un criterio de justicia"

No estoy de acuerdo. Los pobres son libres y los no pobres también son libres para hacer algo o no hacer nada.



"tú planteas que la iniquidad resultante del mercado es justa"

Jamás he dicho esto. Ni siquiera he utilizado el término iniquidad.



"¿Cuál es la línea que separa el delito de la acción legítima?"

Básicamente, la presencia o ausencia de coacción.

Manuel dijo...

@segioA:
"No estoy de acuerdo. Los pobres son libres y los no pobres también son libres para hacer algo o no hacer nada"

Bueno, yo me refería a un criterio de justicia vinculado al rol del Estado. Si se estima que el Estado no debe involucrarse activamente en el tema de la desigualdad social, dejándolo a la libertad ética de los particulares, estamos hablando de lo que se cree el justo rol estatal para el caso.

"Jamás he dicho esto. Ni siquiera he utilizado el término iniquidad".

Cierto, hablas de "desigualdad". Tampoco hablas de "justicia", sino de "equidad". Como sea, entiendo que dices que al no importar inequidad, la desigualdad del mercado sería de justicia, en cuanto no perturbaría noción ética alguna que amerite la intervención estatal.

"Básicamente, la presencia o ausencia de coacción"

¿Y dónde está la coacción, por ejemplo, en el trafico de drogas? Lo cierto es que no es algo muy distinto a vender cualquier otra cosa.

Y, ¿por qué prohibir la coacción? ¿No es acaso una capacidad como cualquiera de las que se ejercen para obtener ventajas en el libre mercado? Cuando los antiguos atenienses invadieron y saquearon la pacifica isla de Milos, los milenses protestaron cuestionando la justicia del hecho de quedar reducidos a la esclavitud mientras sus conquistadores adquirían riqueza y poder. Los atenienses replicaron señalando que no correspondía cuestionar la justicia de la ley natural que dice que el fuerte debe prevalecer sobre el débil. Entonces, ¿qué hay de malo en la coacción? ¿Cuál es el criterio ético que legitima actos que causan desigualdad en el libre mercado, pero que considera delitos dichos actos si involucran coacción?

SergioA dijo...

Acerca del tráfico de drogas:
Puede prohibirse por la letalidad del producto. Así como los abortivos, ciertos pesticidas, armas biológicas, armas nucleares y otros. Por supuesto, es un tema muy opinable y se discutió aquí mismo en una entrada anterior.



¿Qué hay de malo en la coacción?
Nada. Pero si nos ponemos de acuerdo para no matarnos ni robarnos, todos nos beneficiamos; tanto los fuertes como los débiles. Al competir, los fuertes tienen victorias menos costosas y los débiles derrotas menos desastrosas.
Para seguir el ejemplo anterior, cuando Capdeville se enfrenta con Nadal sabe que si cae derrotado, éste no va a violar a su mujer, y el español sabe que al final del torneo el resto del cuadro de jugadores no va estar esperándolo a la salida para quitarle el cheque.



¿Cuál es el criterio ético que legitima actos que causan desigualdad en el libre mercado, pero que considera delitos dichos actos si involucran coacción?
Aquí tengo que preguntar yo:
¿hay actos que causan desigualdad en el libre mercado? ¿cuáles son?

Manuel dijo...

@segioA:
"¿hay actos que causan desigualdad en el libre mercado? ¿cuáles son?"

Me refería a que el mercado legitima actos que pueden ser causa inmediata de que unas personas tengan más y otras menos, actos que resultan, eventualmente, en desigualdad. ¿Consecuencia de las capacidades dispares de cada cual y quizá sólo reflejo de ellas? Sí, por cierto ¿Justa? Atendiendo al criterio de la legitimidad de lo obtenido en razón de las capacidades, claro, justa. Pero, de llevar el criterio de las capacidades al extremo, tenemos que un ladrón y un asesino también merecen lo que obtienen.

Ahora, para excluir la conducta del ladrón y del asesino tú señalas: "...si nos ponemos de acuerdo para no matarnos ni robarnos, todos nos beneficiamos; tanto los fuertes como los débiles."

Bien, tengo un reparo. Quien tenga suficiente capacidad de coacción para imponer su voluntad a placer, no creo quiera concurrir a un acuerdo que claramente no lo beneficiaría. Entonces, ¿corresponde privarlo de tal capacidad? En definitiva: ¿por qué el liberalismo considera justo, por ejemplo, que un dictador sea despojado del carácter irresistible de su poder?

SergioA dijo...

Tu pregunta nos lleva desde el mercado a la política, al Estado que monopoliza la coacción y sin la cual no podría existir.
Los criterios son otros.

-VaG- dijo...

Veo en este, como en muchas otras entradas de tu blog... que tu estrechez mental supera todas las posibles especulaciones...


me gustaría poder compartir mis opiniones, que en casi todos los aspectos queplanteas son distintas a las tuyas... salvo creo, el echo de que soy ateo...

Pero... ni siquiera en eso coincidomos...porq yo a pesar de ser ateo y de ver a la iglesia católica como uno de los males mayores de este mundo... creo y amo la vida... y la defiendo...

pero veo que vos y tus filósofos (que suelen ser economistas además) piensan demasiado en el dinero... por sobre la humanidad...


creo en la redistribución de la riqueza... qureo en el cooperativismo, y creo que en america latina debería existir una reforma agraria, industrial, y de muchos otros aspectos...


o tu quien crees que da el derecho a unos pocos a consumir los recursos que son de todos y cada uno de los seres humanos...


dirs "el esfuerzo hace la diferencia"... hoy son los hijos o los nietos de los que verdaderamente hicieron el esfuerzo (al menos para conseguir los contactos politicos o venir desde europa) los que tienen todas las riquezas... y te digo con total certeza... la mayoría no se las merece...




te saludo con respeto...Nahuel...



(ah.. porlas dudas no toques el tema de trata de blancas... quizás digas "esq de otra manera no habrían prostitutas menores de edad para satisfacer las necesidades de los clientes..."

David Maturana Céspedes dijo...

Si existen pobres. ¿Por qué?
Si existen ricos. ¿Por qué?
Son condiciones sociales que se heredan.
El capitalismo mantiene una gran masa de personas pobres para continuar explotándolas y por ese motivo el sistema educativo, selecciona y permite sólo a los que pueden pagar.
Las personas que tienen sus logros académicos lo hacen a enormes costos, especialmente los más pobres, los que quedan endeudados por muchos años, tanto él como su familia. Entonces se logra algo a un costo social muy alto y muchos de ellos igual quedan en el camino.
Ese es el Chile que queremos, esa sociedad individualista, selectiva y clasista es la que estamos fortaleciendo. ¿Qué se hace con el sueldo mínimo?

David Maturana Céspedes dijo...

Si existen pobres. ¿Por qué?
Si existen ricos. ¿Por qué?
Son condiciones sociales que se heredan.
El capitalismo mantiene una gran masa de personas pobres para continuar explotándolas y por ese motivo el sistema educativo, selecciona y permite sólo a los que pueden pagar.
Las personas que tienen sus logros académicos lo hacen a enormes costos, especialmente los más pobres, los que quedan endeudados por muchos años, tanto él como su familia. Entonces se logra algo a un costo social muy alto y muchos de ellos igual quedan en el camino.
Ese es el Chile que queremos, esa sociedad individualista, selectiva y clasista es la que estamos fortaleciendo. ¿Qué se hace con el sueldo mínimo?
Esto de crear riqueza, para derrotar la pobreza, sólo es aplicabe cuando se paga un sueldo justo, pero la riqueza el capitalismo la logra, explotando todos los recursos incluso el humano.
Cuando los trabajodores son explotados, no hay distribución del ingreso, por esto en Chile las brechas sociales son enormes.