domingo, 5 de octubre de 2008

Municipales 2008: En defensa de la Concertación Progresista

"La venganza es un plato que debe servirse frío"
Oscar Wilde



Hace exactamente 20 años, un día 5 de octubre el general Pinochet vio cómo su estrategia para aferrarse al poder se desmoronaba ante sus propios ojos. Con un plebiscito intentó engañar a la opinión pública internacional que, furiosa, le exigía abandonar la presidencia de Chile. Para que ganase el No en el plebiscito de 1988 se formó la Concertación de Partidos por la Democracia, hoy simplemente llamada Concertación. Han pasado 20 años, Pinochet abandonó el poder, murió sin responder ante el país por las desapariciones, y la Concertación ha ganado cada elección desde aquel mítico 5 de octubre de 1988. Y en las elecciones municipales este 26 de octubre, la Concertación también debe ganar.

Pinochet ordenó redactar una Constitución en torno a su figura, tal como lo hacen los idiotas latinoamericanos, piensen en un Chávez, Morales o Correa: constituciones para ellos. La de Pinochet estuvo comandada por un oscuro político chileno, ultracatólico, homosexual de clóset, admirador del franquismo. Su nombre: Jaime Guzmán. En la práctica, la Constitución de 1980 establecía un rey sin corona al mando del país, quien ostentaría poderes absolutos. Bajo ese disparate constitucional, el presidente nombraba a los alcaldes. Cuando se quiso reformar las municipalidades para que la elección de alcaldes y concejales fuese posible democráticamente y no dedocráticamente, la derecha (la "Alianza") se opuso bajo el pretexto de que se politizarían los municipios. Hoy, la Alianza participa feliz de las elecciones municipales, las mismas a las que se opuso ayer.

Mientras que la Concertación debió abandonar el socialismo real, porque fracasó -tal como los liberales lo pronosticamos-, la Alianza no ha evolucionado y continúa siendo un bloque ultraconservador. ¿Por qué la derecha no se reforma?

La mejor prueba de la mentalidad obsoleta de la derecha fue su requerimiento ante el Tribunal Constitucional para impedir la distribución de la píldora del día después, un anticonceptivo de emergencia. El fallo del conciliábulo de vetustos leguleyos fue declarar "inconstitucional" el derecho legítimo de una mujer de impedir un embarazo en caso de agresión sexual, falla de otros métodos anticonceptivos, etc. Esto ya no es discusión en la derecha de ningún país avanzado. Estos temas son cuestiones individuales y nadie tiene potestad para intervenir en cuestiones de conciencia, pero la Alianza no lo comprende.

"Los políticos de la aldea", William Leibl

La postura de este blog es que el gobierno debe ser limitado, y el Estado, mínimo. Sólo los menesterosos necesitan apoyo de entes burocráticos, y así todo, debemos mirar con desconfianza a los burócratas incluso cuando vengan llenos de buenas intenciones a hacer algo por nosotros. En este aspecto, la derecha chilena algunas veces acierta. Pero nos encontramos con que este conglomerado es el que más pretende vulnerar la libertad de los individuos de decidir a conciencia sobre cuestiones que atañen a cada cual. Hemos visto últimamente a la derecha presentando cada vez más mociones y proyectos de ley, y sus proyectos son cada vez más estúpidos.

Un voto positivo
El voto por la Concertación no puede ser un simple rechazo a la Alianza. La Concertación se ha anotado éxitos no menores tal como el tránsito en paz hacia la democracia. Los necesarios perfeccionamientos del sistema, como eliminar los senadores designados, etc, han sido incitiativas del bloque de centro-izquierda. El mérito en general de todo lo bueno de estos últimos años ha sido de la Concertación. A diferencia de antaño, el orden fiscal, el equilibrio macroeconómico, el respeto a la propiedad privada, etc, han sido metabolizados y ya forman parte del ADN de quienes gobiernan. Ante la bonanza que suscitó el alto precio del cobre, la Concertación logró lo impensable en América Latina: guardó el dinero excedente a la espera de la época de vacas flacas. Los estudiantes paralizaron el país para exigir que se gastasen los recursos, pero la Concertación fue firme. En resumen, la Concertación ha cumplido.

Es por eso que el editor de Chile Liberal recomienda que el 26 de octubre, día de sufragio, los lectores voten por la Concertación Progresista, para lograr que el desaguisado más bochornoso de estos últimos años, el fallo de la píldora, pase inadvertido y dicho fármaco se distribuya, tal como lo solicitó la presidenta Michelle Bachelet durante su discurso del 21 de mayo.

Como sostiene este sitio, una economía avanzada florece en una sociedad avanzada. Los individuos libres y autónomos pueden tomar decisiones personales que en suma benefician al conjunto de mejor manera que si las órdenes emanan de un organismo central. La economía funciona exactamente del mismo modo. Chile goza de una economía moderna y avanzada, pero que subsiste en una sociedad retrógrada. Es en esta fisura donde estallan los problemas actuales, desde los pokemones hasta el femicidio o las bajas tasas de crecimiento, y no por una supuesta "crisis moral" como lloriquean cada semana los columnistas conservadores en El Mercurio ("crisis moral" de la que Mac Iver y otros ya en 1901 venían lloriqueando). Si el país no crece más ya no es por las políticas económicas, sino por el rezago de las políticas sociales. Cuestiones como la PDD y el aborto tendrán un fuerte impacto en el desarrollo económico del país al permitir reducir los niveles de pobreza: el embarazo adolescente es la principal causa de la pobreza dura y la delincuencia. Es hora de continuar las políticas iniciadas en los años 60 bajo Frei Montalva, que años después, junto con varios aciertos de los Chicago Boys, dieron un fuerte impulso al desarrollo económico y social de Chile.

Es cierto, con la Concertación ha aumentado la burocracia y el control del Estado en el desarrollo económico, y el intervencionismo seguirá in crescendo. Notablemente, los ideólogos de la Concertación padecen de fe ciega ante la creencia que el poderío del Estado puede subsanar las desigualdades económicas. Pero la verdad es otra: los mecanismos de mercado son mucho más eficientes que las distorsiones estatistas. Pero ya habrá tiempo en el futuro para rectificar estos errores. Por ahora, es necesario garantizar la libertades individuales a nivel de sociedad, y la Concertación Progresista ofrece las mejores esperanzas de que así sea. La Democracia Cristiana, concertacionista, no cuenta con las simpatías de este blog, por ello es que nuestro apoyo hacia la Concertación Democrática (lista C) es limitado, más bien nulo.

En definitiva, el blog Chile Liberal entrega su apoyo a los candidatos de la lista F, Concertación Progresista, pacto del Partido por la Democracia y Partido Radical Socialdemócrata.


¿Se acuerdan? Ya pues, ahora es el momento

13 comentarios:

SergioA dijo...

JO-JO.
La socialdemocracia es la vía europea hacia el socialismo.
¿Creen los liberales que pueden usar a la izquierda y después deshacerse de ellos?
Los liberales son menos y mientras más crezca el estado, menos gravitarán.

Flo dijo...

Gracias, Chile Liberal. No hay nada que agregar ni quitar.

Su Excelencia dijo...

Y la Alianza es la vía chilena hacia el capitalismo a la china, como le gustaría a SergioA: una dictadura metereta y corrupta armando un crony capitalism pa los amigos.

Como la última vez que fueron gobierno, bah.

Raúl R. dijo...

Hola Chile Liberal, hace tiempo no realizaba un post en tu blog…
Felicitaciones por tus artículos, siempre es grato leerlos y percatarme que hay personas que piensas de modo similar al mío, aunque con importantes matices a veces…
En esta ocasión hay un punto en particular en el que discrepo contigo, “Si el país no crece más ya no es por las políticas económicas, sino por el rezago de las políticas sociales”.
El aborto y una política de control de la natalidad de verdad y fuerte, puede ayudar considerablemente en el tema de la delincuencia y la pobreza. Pero eso es en el largo plazo, unos 20 años mínimo como lo plantea el estudio “El impacto de la legalización del aborto en la delincuencia”, publicado en mayo de 2001 por el Quarterly Journal of Economics. Sin embargo, en el corto y mediano plazo las medidas tomadas por el gobierno de turno tienen muchísima más importancia.
Las medidas económicas adoptadas por la Concertación si bien han sido exitosas, podrían haber sido mejores, y conformarnos con no seguir el modelo del idiota latinoamericano, por favor, es lo mínimo que se pide. Con un crecimiento promedio de un 7% en los últimos 20 años Chile habría logrado tener un PIB percápita de un país desarrollado el 2010 (buscar estudios en www.lyd.com). Si bien crisis internacionales lo han impedido, la Concertación con sus políticas social de mercado es el principal culpable.
A lo que quiero llegar con esto, es que el manejo económico es la principal razón del desarrollo de un país. Es importantísima la autonomía y libertad de los individuos, pero como llegar a niveles aceptables es el tema importante. Un crecimiento sostenido de la economía, aumenta la calidad de vida de la población, y es más factible exigir más libertades. Por el contrario, en una economía estancada con altos niveles de pobreza, mientras las necesidades básicas no estén totalmente satisfechas, discursos socialistas, conservadores católicos o a lo mejor de que tipo, son mas factibles de ganar adeptos.
Finalmente quiero agregar que el debate es claro, la pregunta esta abierta… ¿Que es más importante garantizar y exigir como liberales, una sociedad con libertades económicas que nos lleven a libertades individuales, o libertades sociales que permitan llegar a una economía libre? Yo en principio creo que es más factible de realizar la primera opción, pero debo decir que con razonables dudas…
Saludos
Raul R.

Chile Liberal dijo...

@Flo: OK

@Sergio: No, la idea no es usar la izquierda. La idea de fondo es finalmente pulverizar a la Alianza, y que de sus cenizas surja una nueva centro-derecha, más comprometida con la defensa de los individuos ante el Estado que de promover la agenda valórica de monseñor Escrivá de Balaguer.

Hasta que la Alianza no purgue todo lo podrido en sus filas, no es alternativa. Sugiero que un sector de RN se una a los desencantados y más secularistas de la DC, y que se unan gente como Flores y Schaulsohn y los menos estatistas del PPD en un nuevo conglomerado. Dejar a los seguidores de Hermógenes en un partido de ultraderecha extraparlamentaria, tal como el PC.

Esta idea la elaboraré más después de las Municipales.

@Su Excelencia: algunos parece que no entienden que el propio Milton Friedman dijo:

"Chile is not a politically free system and I do not condone the political system ... the conditions of the people in the past few years has been getting better and not worse. They would be still better to get rid of the junta and to be able to have a free democratic system."

Algo que convenientemente niega la mentirosta compulsiva de Naomi Klein.

Si el propio Friedman condenó las atrocidades de la dictadura, si publicaciones de prestigio como The Economist lo clasifican de tirano, la Alianza puede perfectamente calificarse como ultra-derecha.

Un señor en un debate me dijo que con este artículo, The Economist demostró que era parte de la conspiración del marxismo internacional. Están locos.

Mientras la Alianza no sea alternativa, no hay alternativa a la Concertación.

Pero hay que tener cuidado con el concepto de crony capitalism. Porque existen los analfabestias, no quiero dar nombres, que en un sistema comunista como el chino, tienen el descaro de culpar al mercado por la leche contaminada en China. Se les ha repetido hasta el hastío que -como enseñó Friedman- el mercado demanda un sistema político libre y libertad de información. En China es el sistema político el que permite estas asimetrías de información. El neófito del mercado propone "fiscalizar" (=burro-cracia), cuando no hay mejor fiscalizador que la competencia y la libertad de informar (fue el gobierno chino el que obligó a ocultar la información para no empañar los JJOO, pero el neófito culpa al mercado).

Bueno, como decía Einstein, "sólo dos cosas son infinitas, el universo y la estupidez humana, y no estoy muy seguro sobre la primera".

@Raúl R: Claro que es a largo plazo, 20 años mínimo, pero si se hubiesen aplicado hace 20 años, hoy veríamos resultados. Cuando los Chicago Boys aplicaron las políticas monetaristas (a medias), ya se cumplían dos décadas de las primeras iniciativas por controlar la natalidad en los sectores más vulnerables. Hace dos décadas, la Junta Militar prohibió por completo el aborto, incluso en caso de riesgo de muerte de la mujer. Recomiendo leer el artículo más citado al respecto, el capítulo IV de Freakonomics.

Por cierto, resulta que hoy The Economist nos muestra que las tasas de aborto se han desplomado en EEUU y son las más bajas a nivel histórico. Dicho de otro modo: la legalización del aborto ha sido más efectiva en disminuir el aborto que las condenas de Ratzinger y las prohibiciones. Alguien explíquele esto a los apologetas del papismo por favor.

Tu consulta:
¿Que es más importante garantizar y exigir como liberales, una sociedad con libertades económicas que nos lleven a libertades individuales, o libertades sociales que permitan llegar a una economía libre?

Te contesto con otra pregunta: ¿cuál fue primero, el huevo o la gallina?

En el Chile de hoy, son las libertades personales e individuales las que muestran más rezago, tal como dije en el artículo.

María Paz dijo...

¿y Juntos Podemos?

Chile Liberal dijo...

@María Paz: "Juntos Podemos" es lo mismo que la Alianza: conglomerados que sólo esperan capitalizar un voto de protesta, sin mucho que aportar, y lo que ofrecen es de hecho peor que lo existente.

La Alianza promueve el cambio, pero no aclara si el cambio será mejor o peor que seguir igual.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Pensabas que eras maricón, pero nunca tanto.

En todo caso, veo que no entendiste nada del artículo sobre la leche china, pues no culpaba al mercado en cuanto a su producción. Me refería a que en Chile, la gente que ya la había comprado en el mercado, aún no tenía información sobre ella como para castigar el producto a tiempo.

Con la leche ADN, la gente lamentablemente tuvo que perder hijos para que recién sacaran del mercado el producto defectuoso.
Hubo personas que recién después de muertos sus hijos, supieron que la leche que les habían dado terminó por matarlos y que el laboratorio B Braun había decidido venderlos igual por tres meses.

Claro, eso no lo dices, porque eres un maricón de primera, y no te importa con tal de adecuar los hechos a tus ideas y hacer tu proselitismo barato e intolerante.

Chao maricón.

Ni tan huaso dijo...

Me sorprende que un liberal pueda apoyar entusiastamente a un conglomerado como la concertación sin siquiera especificar que lo hace como un mal menor o asqueado y con las narices tapadas.
Las libertades individuales valen tan poco para la concertación como para los derechistas y las usan con fines electorales. Si hay real compromiso con las libertades individuales de parte de la concertacón progresista, que alguien me explique incapacidad de defender las libertades individuales cuando las mayorías no los apoyan, como cuando se habla de derechos homosexuales o aborto. La pildora del día después no es todo, pero esa es facil de defenderla. A la hora de defender los derchos gays se mueren de susto los progresistas, lo mismo les pasa con el aborto. Tanto aliancistas como concertacionistas responden a sus electorados, y arman el paquete a conveniencia. Los aliancistas no van a cambiar hasta que la porción de la población chilena que es católica, conservadora y retrógrada sea menor, y sea posible ignorarla sin perder sus votos. Tampoco lo harán los "progresistas", porque en el margen se les van muchos votos, la clase media catóalica democristiana, si se la juegan por las libertades individuales en serio.
Por otro lado los progresistas que han hecho crecer el estado en forma ineficiente y corrupta, y que atacan la libertad de trabajo y de emprendimiento con discursos socialistas de protección del trabajador que son de la época de la revolución industrial, deberían asquear a un verdadero liberal. ¿O es que los árboles de la píldora del día después no te dejan ver el bosque?.

Chile Liberal dijo...

Aweonao, huaso de mierda lee el artículo y después abre el hocico. A pesar de que eres un troglodita y un palurdo, y que huevones como tú abundan en Chile, te copio el extracto a continuación. Para la próxima, antes de abrir la gran bocota, lee:

Es cierto, con la Concertación ha aumentado la burocracia y el control del Estado en el desarrollo económico, y el intervencionismo seguirá in crescendo. Notablemente, los ideólogos de la Concertación padecen de fe ciega ante la creencia que el poderío del Estado puede subsanar las desigualdades económicas. Pero la verdad es otra: los mecanismos de mercado son mucho más eficientes que las distorsiones estatistas. Pero ya habrá tiempo en el futuro para rectificar estos errores. Por ahora, es necesario garantizar la libertades individuales a nivel de sociedad, y la Concertación Progresista ofrece las mejores esperanzas de que así sea. La Democracia Cristiana, concertacionista, no cuenta con las simpatías de este blog, por ello es que nuestro apoyo hacia la Concertación Democrática (lista C) es limitado, más bien nulo.

No sé ni para qué pierdo tiempo con estos mongoloides.

Ni tan huaso dijo...

si, había leído tu articulo, y no hay para que descalificar, insultar ni estereotipar sólo porque no esto de acuerdo contigo. (Aweonao, huaso de mierda, mongoloide, troglodita, palurdo, huevones como tú abundan en Chile...). Lamentable favor le haces a los liberales con esa profundidad de argumento.
Subordinas la libertad económica a las "libertades individuales", como si las económicas no tuvieran nada que ver con el individuo. Cuando pierdes tu libertad económica la supervivencia de la libertad de vivir como quieras está en cuestión, y la evidencia en el mundo es que primero ganas tus libertades económicas y después profundizas las libertades individuales. Porque cuando tienes que pedir permiso para comer o trabajar, la preocupación por la libertad para ver con quien te metes a la cama o que pildora tomas repentinamente cae bien abajo en las prioridades.
Reitero que debería asquearte dar el apoyo a la concertación progresista por eso mismo, pero no, lo justificas como y crees ingenuamente que mas adelante se podrán corregir esos errores. Reconoces que el intervencionismo crece, y lo triste es que no te vas a dar cuenta cuando llegues a una situación en que tus libertades inividuales las va a manejar el estado porque si no no te deja comer.
Creo que tu idea de pulverizar a la alianza es peligrosa, tan peligrosa como pulverizar a la cncertación progresista. La alianza tiene que evolucionar, y lo hará cuando vea que el poder lo puede conseguir sólo si asume una plataforma que defienda todas las libertades. Pero desgraciadamente mientras más aceptamos que gobiernen los que nos restan libertades económicas, la propia situación económica y el rechazo al intervencionismo te va a llevar a que la alianza va a obtener fácilmente el poder sólo prometiendo libertad económica y eficiencia sin tener que ceder en cuanto a la pechoñería. Si en vez de apoyar a la concertación progresista por su defensa de las "otras libertades" le exigieramos eficiencia en vez de justificarle la falta de ella, tendríamos una alianza que solo podría ampliar su votación preocupandose de más que las libertades económicas. Lo dramático es que tu posición nos va a llevar a un gobierno aliancista en que se va a retroceder en libertades individuales, elegido solo por su plataforma económica, porque los progrsistas se iban a preocupar de eso "mas adelante". Tu plan para pulverizar la alianza no esta funcionando.
Si quieres insultarme de nuevo, dale no mas...

Chile Liberal dijo...

De tu escrito se desprende que la Concertación Progresista busca reinstaurar el marxismo soviético. Insostenible.

Ni tan huaso dijo...

Un poco exagerado tu salto de lógica. No es necesario llegar a un socialismo soviético ,basta con la discrecionalidad que sale de la sobrerregulación para que tengas que renunciar a tus libertades, tal como lo que te hace la concentración de poder económico que tiene la derecha conservadora. Te obligan a besarles el culo o sufrir las consecuencias. pero no lo quieres ver, no aceptas crítica a tu decisión. No veo como tu posición lleva a la alianza a ceder en sus posiciones, por el contrario, la fortaleces en su intransigencia. Tristemente, la alianza va a ganar sin ceder un milímetro a favor de las libertades personales. Creo que un liberal se debió excusar de apoyar a alguno de estos lamentables conglomerados políticos que tenemos en Chile. Apoyar a cualquiera de ellos significa transar en libertaes poniendo unas por encima de ptras. No nos podemos dar ese lujo.