jueves, 15 de mayo de 2008

A favor del infanticidio: argumentos de Peter Singer

Todos sabemos que el hombre más peligroso del mundo vive oculto en las cavernas afganas y que su nombre es Osama Bin Laden. Pero hasta antes del fatídico 11 de septiembre del 2001 el individuo más peligroso para algunos norteamericanos era nada menos que un catedrático australiano que impartía clases de filosofía en la universidad de Princeton.

Entre los postulados de aquel peligrosísimo profesor se cuenta una defensa acérrima del derecho a la vida de los animales, el deber moral de contribuir parte de nuestros ingresos en ayuda de los más desposeídos, la defensa del aborto y de la eutanasia, la zoofilia y, en especial, el derecho de los padres de poner fin a la vida de sus hijos hasta 28 días posteriores al parto, siempre y cuando dicha terminación se realice sin dolor y en forma humana. Fue la defensa y argumentación a favor del infanticidio lo que le valió amenazas de muerte al filósofo utilitarista Peter Singer (ver sitio Web official).

¿Qué es persona?
Definir el concepto de persona es una tarea abstrusa. No sabemos exactamente qué es pero varios filósofos han logrado definiciones satisfactorias. El filósofo y teórico liberal John Locke, por ejemplo, sostiene que persona es...


aquella sustancia pensante y consciente (sin importar qué tipo de sustancia, sea espiritual, material, simple o compuesta, no importa) que es sensible o consciente del placer y el dolor, y es capaz de experimentar felicidad o sufrimiento, y por lo mismo se preocupa de sí misma, hasta los límites que alcanza su conciencia

(traducción propia, ver fuente)





El concepto de persona ya existía en la Antigua Grecia, que como sabemos es donde se establecieron los fundamentos de Occidente (razón, democracia, etc) y es desde aquí donde Singer recoge y nutre su argumentación a favor del infanticidio. El filósofo australiano sugiere limitar el infanticidio como legítimo hasta las 28 días, tal como se practicaba en la Antigua Grecia.

Podemos ya esbozar que persona es una sustancia racional, capaz de expresar su voluntad. Está claro que un recién nacido no tiene voluntad, menos aún un feto (y ni hablar de un embrión o, peor aún, el microscópico cigoto). Si no tiene voluntad, no es sustancia racional, es mera "sustancia". Singer expone las contradicciones del lobby anti-aborto al defender la vida del Homo sapiens pero sin defender la vida de otras especies. ¿Qué tiene de particular el Homo sapiens que lo hace distinto a un chimpancé? El raciocinio, puede ser la respuesta. Pero, ¿y los humanos que no tienen raciocinio? O más aún, ¿por qué permitimos que se haga experimentación con ratas o monos, exponiéndolos a dolor y sufrimiento? Lo hacemos porque nos beneficiamos de las medicinas y tratamientos elaborados a partir de la experimentación animal, o sea, aplicamos una lógica utilitaria. Por lo mismo, si buscamos el máximo placer y un mínimo de dolor, nos encontramos con que es deseable, e incluso altamente recomendable, matar a un recién nacido que sufra de alguna malformación que le impida llevar una vida normal o cuya presencia sea intolerable para sus padres por los excesivos cuidados que demanda.

La esencia de la filosofía utilitarista de Singer es reducir la cantidad de sufrimiento en el mundo y desde esta perspectiva su lógica puede parecer perturbadora pero goza de una coherencia extraordinaria. De hecho, es bastante sensata.

Si observamos con detención, no hay ningún motivo que nos compela a cuidar de un bebé que evidentemente sufre. Pero hay más. Sólo gracias a las técnicas y medicinas modernas, desarrolladas varias a partir del maltrato a animales, podemos extender artificialmente la vida de un recién nacido que probablemente, en años pasados, no lograba sobrevivir. Debemos preguntarnos si es lícito extender innecesariamente la vida de un ser, más aún cuando sólo le prolongamos el sufrimiento.

Problemas del lobby pro-vida
Si el lobby pro-vida desea lograr algún nivel de coherencia ética debe explicar por qué el aborto es ilícito o incluso punible, tal como en Chile, pero por otro lado es perfectamente válido el matar a una vaca para que disfrutemos de un rico asado. La explicación "somos criaturas de dios" es inaceptable porque si fuésemos diseñados está claro que el Diseñador adolece de problemas graves de control de calidad y es capaz de diseñar seres condenados a morir, pero que sólo se mantienen con vida a costa de enorme sufrimiento para ellos y sus padres, y gracias a sofisticados equipos médicos (que pueden usarse mejor para alguien que sí tenga posibilidades de una vida normal). Por otro lado, ¿acaso no son los animales también criaturas provenientes de aquel supuesto creador? Deben preguntarse los opositores al aborto porqué sacrificar un animal es aceptable y dónde radica la diferencia con ponerle fin a la vida de un recién nacido que evidentemente sufrirá durante su vida. (Ver también Aborto en fetos con síndrome de Down, porqué es ético)

Nadie ha dicho que el estado deba matar niños ni que sea lícito acuchillar criaturas a diestra y siniestra, sino que estas decisiones deben tomarse en la intimidad del seno familiar. La defensa del infanticidio ciertamente es controvertida pero es una discusión necesaria, más aún en vista de los extraordinarios avances científicos actuales que nos obligan a repensar nuestra ética cada vez que nos encontramos con un nuevo descubrimiento tecnológico.

En caso de un niño que nace con una invalidez severa, por ejemplo sin cerebro (anencefalia, como ha ocurrido), no hay razón alguna para continuar con esa vida. Así todo, una familia puede decidir contra la vida de su hijo a pesar que exactamente la misma condición pero en otra criatura sea aceptada por sus respectivos padres. Es decir, no puede haber patrones establecidos sobre el infanticidio porque es una decisión que debe tomar la familia en conjunto con los médicos y probablemente consultando a instituciones que conozcan la materia. El punto central es que si una sustancia no es capaz de sentir ni de pensar ni de comunicarse, o si sobrevive con serias dificultades, incluso sufriendo, es absurdo no considerar terminar con aquella sustancia, siempre y cuando se lleve a cabo con dignidad y respeto. El ser miembro de la especie Homo sapiens por haber nacido de padres humanos no cualifica a una sustancia humana sin raciocinio para que biológicamente goce de más derechos que una sustancia animal o vegetal.

De hecho, los propios adeptos al cristianismo aceptan esta realidad. En la Enciclopedia Católica se define persona como substancia individual de naturaleza racional (ver fuente), que es la definición clásica de Boecio. Como apunta Singer, el hecho que esta sustancia sea considerada Homo sapiens no le confiere derecho a protección por su propia naturaleza. Quien postule lo contrario debe reconocer entonces que toda sustancia viviente (un gusano, una pulga, etc) también merece de la misma protección.

Utilitarismo y legislación
La tradición utilitaria comienza con Jeremy Bentham, continúa con John Stuart Mill y prosigue con muchos otros, hasta Singer hoy. Es necesario exponer aquí su pensamiento por la brillantez y coherencia de su discurso. Él mismo declara no tener ningún tabú moral intrínseco.

Por su parte, Bentham sostenía que la mayor felicidad para el mayor número de gente, ése es el fundamento de toda moral y toda legislación. Siguiendo esta lógica, y considerando la exposición de Peter Singer, quien lucha por disminuir la cantidad de sufrimiento en el mundo, propongo a los legisladores chilenos legalizar el infanticidio. Aunque primero es necesario que los electores discutamos el tema con la altura de miras que se merece.

Les dejo a continuación con una excelente entrevista de la BBC a Peter Singer (sólo en inglés, desgraciadamente). Como pueden ver, incluso el entrevistador se exaspera durante la entrevista.

William Crawley (BBC) entrevista a Peter Singer, parte 1



Ver parte 2, parte 3.

8 comentarios:

Cristian dijo...

Muy peludo el tema. NO se que decir, un ni;o sin cerebor se moriria de todas maneras, y si aunque ninio tenga down no creo que es etico matarlo si ya tiene un cerebro, por deficeinte que este sea. Lo encuentro un poco chocante, porque el utilitarismo puede terminar en tirania de la mayoria, lo que es contrario al liberalismo, no te parece?

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Me recordó a Esparta.
En todo caso, ese dilema de la vida es algo donde nadie quiere meterse de lleno, por ejemplo, nadie quiere discutir sobre eutanasia.

De hecho, al hablar del valor de la vida, entramos en contradicciones todos. Un ejemplo:

Es probable que más de alguna autoconsiderada provida, use abrigos de piel de focas bebés, o productos basados en experimentación animal.
A la vez, al equiparar la vida de todos los seres, entonces, muchas actividades productivas deberían suspenderse por el costo de vidas que implica.

Es complejo el tema.

Mamacita Chilena dijo...

largo el post y complejo el tema. ni siquiera opinar en espanol porque se que probablemente no me podre comunicar bien.

Hugo dijo...

Interesante tema. Como bien se plantea, creo que en estas cosas, poco definidas, cada individuo o familia debe decidir.

Chile Liberal dijo...

@Cristian y Jorge: respecto a la "tiranía de la mayoría" o el caso de "Esparta", debe quedar claro que en ningún caso es admisible que estas decisiones se tomen por secretaría, por disposición gubernamental ni por decreto supremo. Sino que es decisión individual, como bien apunta Hugo.


@Mamacita (Kyle): We'd love your views on this - it's OK if you want to write in English. Language shouldn't be a barrier here. It is quite hard to believe that one prominent professor has to be guarded in campus and outisde because of death threats from pro-'life' campaigners... what an irony!

luigichido dijo...

Je, je, je...

Esta entrada la escribió el mismo que pide no amnistía para quien mató a un peligroso menor armado en 1973.

catalina Alvarez dijo...

Me parece que cada vez las personas se vuelven mas frias y menos humanas, que un niño tenga una discapacidad no quiere decir que sufra, un niño con sindrome de down, en sillas de ruedas etc, son personas que merecen la vida como cualquiera de nosotros, no somos mejores, superiores o dignos de vida por catalogarnos de "normales", al final de cuentas si piensan un poco, las personas que tienen alguna discapacidad sufren porque la sociedad no esta hecha para todos, sino para las personas que tienen dos brazos, dos piernas, que veen y oyen etc si la sociedad fuera para TODOS no existiria la discapacidad porque no se sentirian limitados, finalmente eso significa estar "discapacitado". Llegar a pensar asi de frio y creyendo que el otro sufre porque no es como uds que son "normales" es ser un idiota

catalina Alvarez dijo...

Me parece que cada vez las personas se vuelven mas frias y menos humanas, que un niño tenga una discapacidad no quiere decir que sufra, un niño con sindrome de down, en sillas de ruedas etc, son personas que merecen la vida como cualquiera de nosotros, no somos mejores, superiores o dignos de vida por catalogarnos de "normales", al final de cuentas si piensan un poco, las personas que tienen alguna discapacidad sufren porque la sociedad no esta hecha para todos, sino para las personas que tienen dos brazos, dos piernas, que veen y oyen etc si la sociedad fuera para TODOS no existiria la discapacidad porque no se sentirian limitados, finalmente eso significa estar "discapacitado". Llegar a pensar asi de frio y creyendo que el otro sufre porque no es como uds que son "normales" es ser un idiota