sábado, 24 de mayo de 2008

Prohibido prohibir

Han transcurrido cuatro décadas desde el mayo francés, y el mundo hoy es un lugar mejor

Una protesta estudiantil fue la chispa que hizo estallar el mayo francés. La demanda hoy parece absurda: querían tener acceso a los dormitorios de las estudiantes mujeres. La Europa de la postguerra se había reconstruido y la economía era pujante, pero la sociedad era aún retrógrada. Este desfase siempre genera roces (como ocurrirán en China pronto). El descontento se extendió a los obreros y pronto el gobierno de De Gaulle se encontró en crisis. Los estudiantes, a peñascazo limpio, querían cambiar el mundo.

La realidad mundial en 1968 era muy distinta al de hoy, y seamos claros, en apenas cuatro décadas el mundo hoy es mucho mejor. Floreció y se marchitó la Primavera de Praga, pero lo importante es saber que hoy nadie que tenga pleno uso de sus facultades mentales puede defender el comunismo. La URSS no existe, y si bien aún tenemos al Hombre Muerto Caminando a cargo de Cuba, el concepto de socialismo como "un sistema donde la producción económica se encuentra bajo control del gobierno" está completamente desacreditado.

La guerra de Vietnam fue otro hito de aquella época. Es cierto que EEUU insiste en atacar países, pero hoy la conscripción obligatoria se encuentra en retirada en todo el mundo libre, y mientras que casi 60 mil soldados nortemericanos murieron en la jungla vietnmita, hoy nos escandalizamos por 4 mil muertes norteamericanas. Incluso en combates bélicos han mejorado nuestros estándares.

El infame Paulo VI declaró por aquella época que el mundo colapsaría a causa de la píldora anticonceptiva. Los agoreros del fin del mundo aún insisten que así es, pero el control de la natalidad ha sido decisivo en la igualdad entre hombres y mujeres. Muchos países han sido liderados por mujeres, quienes hoy gozan de mucho más libertad que antes. Hasta las católicas de hoy toman la píldora.

El pastor evangélico y asiudo visitante de prostitustas Martin Luther King fue asesinado en aquella época por luchar contra la segregación racial. Hoy es probable que si el próximo presidente de EEUU no es mujer, sea un negro.

En cuanto a música, The Beatles captó muy bien el zeitgeist: you say you want a Revolution? Y nos pidieron calma: don't you know it's gonna be alright!

La Guerra Fría tuvo al mundo en ascuas. Un conflicto nuclear pudo haber destrozado a la humanidad en los 60 gracias a los misiles del títere soviético en el Caribe. El hombre toma conciencia de que es capaz de destruirse y nace el posmodernismo. Los hippies primero, y luego los punks, trataron de romper el estancamiento. En las garras de la comercialización murió toda la buena intención. La Guerra Fría significó el triunfo de la libertad por sobre la planificación central.

Hoy debemos poner en práctica lo que sabemos en teoría: el socialismo es un fracaso. El desafío es luchar contra el terrorismo y mantener a teócratas como George Bush o Mahmud Ahmadinejad lejos de armas nucleares y de puestos de poder. Tenemos que encontrar al loquito Osama Bin Laden. El centro neurálgico del comercio internacional, el World Trade Center, fue derruido por los envidiosos del poder civilizador del capitalismo. Éste es uno de los desafíos de hoy, pero hay muchos otros.

Se habla de crisis alimentarias y de riesgos inflacionarios: eliminemos los proteccionismos, bajemos todos los impuestos. Cambio climático acecha: incentivemos las tecnologías y apliquemos un impuesto al carbono.

Los medios informáticos actuales han dejado obsoleto al peñascazo y a la barricada. El Quartier Latin de París es un elegante barrio turístico y burgués hasta la médula. El arte y la cultura se han masificado y democratizado. Iniciativas como el comercio justo y la mejor educación y acceso a la información han ido perfeccionando a la economía de mercado. Lo más rescatable del mayo francés fue cierta inclinación al anarquismo y un rechazo visceral al orden establecido.


El siguiente video resume varios puntos de interés.

La herencia del 68

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No es la Iglesia Católica la que está contra de los chilenos y chilenas, sino que éstos y éstas están contra la Iglesia Católoca que enseña los valores del Evangelio que ya no se aceptan y menos se vive. También Chile ha vuelto al tiempo de Sodoma y Gomorra.

Francisco dijo...

mmmmm.... anónimo.... que se puede esperar de un fanático religioso... no puedo creer que en estos tiempos todavía alguien sea capaz de escribir algo como este señor (o señorita) anónimo... Sodoma y Gomorra my ass!!!!.... sorry por el exabrupto, pero estos especímenes sacan de quicio....

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Con respecto al 68` hay un artículo bastante particular de Fernando Vallespín en Foreign Policy titulado DE LA REBELIÓN AL CONSUMO, donde se plantea que si bien la rebelión se disolvió en poco tiempo, está influyó en un “proceso de reformas que iban desde un espectacular aumento de los salarios más bajos hasta una nueva forma de gobernar, menos rígida y más abierta a los nuevos desafíos sociales; menos susceptible de dejarse someter por el diktat de los políticos y más propensa a la crítica y la deliberación dialógica.”

Aunque el mismo Vallespín plantea que “éstos no fueran los efectos más profundos y a largo plazo de la revuelta. El más hondo y perdurable seguramente tiene que ver con su rasgo más acentuado: la desconfianza hacia el poder, hacia toda forma de poder; su veta antiautoritaria, en el sentido más amplio de autoridad.”

Ese es quizás el principal aporte del 68, el plantearse escéptico ante cualquier poder, ante cualquier dominio, sea político, económico, religioso, o de cualquier tipo. Quizás contra ese espíritu, Sarkozy se planteó al hacer un llamamiento a “acabar con la herencia del 68”.

Su Excelencia dijo...

Si Chile se parece a Sodoma y Gomorra, es por la influencia nefasta de los sodomitas con sotana que pervierten a nuestra juventud.

italo dijo...

Por favor!

Alvaro Bardon un libertario?
Ministro de la dictadura mas sangrienta que ha tenido el país.

PD: Y mas que preocuparse del regimen iraní, preocupense del israelita. Ahi se tomaron el gobierno la extrema derecha con los fundamentalistas, tienen armas nucleares y han demostrado que estan dispuestos a cualkier tipo de barbarie.
Eso sería, "liberales"