lunes, 7 de junio de 2010

¿Cómo regular la banca mundial?

El comienzo de una nueva era, o el comienzo del fin

Lejos de la simplona retórica anti-capitalista que basurea a los bancos y "al Estado y su capital" por oprimir a la masa de endeudados, es bueno entender la función social de los bancos, y que consiste en ser el cerebro de una economía, asignando recursos ahí donde no los hay para iniciar emprendimientos y crear empleos, que a su vez generan bienes, servicios, y consumidores (los mismos empleados), conformando un tejido que engrasa todas las actividades en el mercado, reforzando la integración, el progreso y la paz.

Lamentablemente, los bancos están en crisis, y con ello, el mundo entero sufre las consecuencias. Los préstamos se secan y no se pueden iniciar empresas. Los consumidores no pueden comprar, lo que lleva a cerrar empresas existentes porque no tienen para quién producir. El desempleo aún no repunta. Los gobiernos nacionales debieron echar mano al tesoro público en una histórica acción coordinada a nivel internacional, lo que ha convertido a una casi segura Depresión, algo devastador, en una recesión, profunda, sin duda, pero no al sórdido nivel de una depresión. Esta vez no vimos desempleados prendiendo fogatas en Central Park en Nueva York o sobreviviendo de un plato de sopa. Evitar una catástrofe ha sido posible gracias a una institucionalidad política y una gobernabilidad financiera que ha actuado oportunamente, gracias, además, al conocimiento aportado por académicos y expertos en finanzas.

Pero aún persiste el peligro de que esta sea una doble recesión, en forma de W, y no una V. Esto ocurriría si es que los paquetes de estímulos son retirados antes de tiempo. En estos momentos, los ministros de finanzas de las 20 mayores economías del mundo se reúnen en Busan, Corea, para determinar los próximos pasos de esta saga.

En qué estamos
Todo indica que las finanzas públicas ya se han estrujado a más no poder, y el único líder mundial contrario a cortar los paquetes de estímulo era Gordon Brown, el ex PM del Reino Unido, y a pesar de todo, una de las mentes financieras más brillantes. Ese tipo calcula derivativos en su cabeza, y tiene en su celular los números de teléfono de los principales banqueros del mundo. Hoy, n obstante, el G20 ha indicado que llegó el momento de concentrare en los equilibros fiscales, lo que en la práctica significa que los gobiernos ya hicieron su trabajo.

Chie Liberal cree que esto es un error. Uno de los principales indicadores de una recuperación económica es el aumento en el empleo. Aún no se observa. Considerando que los índices de empleo llevan unos 6 trimestres de desfase respecto a la recuperación (o sea, si el empleo ahora repunta, significa que la recuperación empezó hace un año y medio), nos atrevemos a decir, basándonos en este simple instrumento, que la economía mundial aún no levanta cabeza, y que sacarle el tubo de oxígeno a los bancos ahora arriesga reincidir en una recesión.

Aparte de eso, el tema central en Busan es la nueva gobernabilidad económica. Al respecto hay consenso en que deben aumentarse considerablemente los radios de adecuación de capital, cuyas falencias han estado en el meollo de la crisis financiera. Lo anterior ya se intentó regular en el llamado acuerdo de Basilea II, del alo 2004. Su fracaso fue estrepitoso. Hoy, el G20 planea un Basilea III, en que se debe redefinir el concepto de capital que debe contar un banco y, crucialmente, determinar cuánto "core capital" es necesario para enfrentar una crisis.

Las estimaciones del gobierno norteamericano, en EEUU, arrojaron que las firmas involucradas en la crisis habrían necesitado un 8,1% de capital, estimación conservadora, aunque lo más probable es que sea necesario un 10%. En contraste, Basilea II exige apenas un 2%.

Otra de las fallas de regulación que facilitaron la crisis fue la eliminación en 1999, bajo el gobierno de Bill Clinton, del acta Glass-Steagall, implantada luego de la Gran Depresión de 1929, que separaba bancos de inversión de bancos de ahorro. Con ello, nacieron los "bancos de modelo universal", como Citigroup, que en la práctica expusieron los ahorros de gente común y corriente a las prácticas esotéricas de los genios de las finanzas. De ahí que el gobierno haya tenido que rescatar los bancos para no pulverizar los ahorros del ciudadano de a pie. Nadie en su sano juicio pide reinstaurar esta regulación, pero sí es necesario que los bancos no expongan con sus titularizaciones los dineros cubiertos por la garantía de protección del Estado.

Hoy en día, todos los generales después de la guerra nos recuerdan lo inadecuado de esta medida. Pero nadie tiene el gesto de explicarnos que cuando reventó la burbuja "punto com" a fines de la década 90 y comienzos del 200, su efecto fue muy menor, gracias, precisamente, a todos los derivativos como los credit default swaps, que permitieron amortiguar el impacto de aquella crisis, que fue casi imperceptible. Tal prestigio ganaron estas prácticas, sumado a la desesperación ante el 9/11 que obligó a Alan Greenspan a bajar la tasa de interés para no estancar la economía, que fue casi inevitable 6 años más tarde el sistema colapsara en medio de la "exuberancia irracional" propiciada por los mismos que evitaron en un primer momento el colapso.

Cómo sacar dinero
En la situación actual, hay otras propuestas que merecen atención. Algunos ya hablan de implantar a escala global un "impuesto Tobin". Las posibilidades de este impuesto son remotas, pero si los gobiernos deciden no estimular más la economía y arreglar sus cuentas, tendrán que pensar cómo recolectar dinero en una economía deprimida. Seguir estrujando a los contribuyentes ya no es una opción válida.

Un impuesto que ha dado que hablar es el llamado "impuesto Robin Hood", ya considerado por personajes políticos como Nicolás Sarokzy, Angela Merkel (también por Gordon Brown), y otros como el regulador en jefe del Reino Unido, Lord Turner, aparte de hombres de negocios como Warren Buffet y George Soros. Este consiste en un ínfimo impuesto, de apenas 0,005% en todas las transacciones de las instituciones financieras, que sería prácticamente imperceptible para el consumidor pero que lograría recapitalizar las arcas fiscales de los gobiernos. Chile Liberal considera esta opción válida y la apoyamos.

También nuestro sitio propone, tal como ocurrió después de la Gran Depresión con la eliminación de la ley seca, el descriminalizar por completo la venta y consumo de drogas, a cambio de aplicarles un impuesto que permita también recolectar dinero por parte del Fisco.

Si se decide entonces dejar a la banca que vuelva a la normalidad, que así sea, aunque Chile Liberal se opone. Si para mitigar lsos déficit fiscales las medidas anteriores no surten efecto, y resulta que la reactivación no fue tal, a pesar de que el nuestro es un sitio ateo, no nos queda otra sino simplemente exclamar "que Dios nos pille confesados".

Por mientras, los dejo con un excelente video que explica la crisis, desgaciadamente está en inglés.


17 comentarios:

Mario Abbagliati dijo...

He tenido un episodio de Déjà Vu, cortesía de nuestro administrador.

http://chileliberal.blogspot.com/2009/09/hoja-de-ruta.html

Chile liberal 5 Sep 09:

"Todo indica que tocamos fondo y que debe empezar la reactivación, si es que ya no ha empezado."

Mi respuesta:

"de lo que no cabe duda es que el ataque al ahorro real ha sido, y sigue siendo constante, y sin éste el crecimiento sostenible no es posible. En el paradigma actual, los mecanismos que se ponen en marcha para salir de una crisis crean el caldo de cultivo para la próxima."


Chile liberal 7 Jun 10:

"Pero aún persiste el peligro de que esta sea una doble recesión, en forma de W, y no una V. Esto ocurriría si es que los paquetes de estímulos son retirados antes de tiempo."

Siga Don Carlos con ese cocktail explosivo de Monetarismo y Keynesianismo. Estaría bien que en algún momento nos explicara como los errores de inversión y de gestión se solucionan con dinero de nueva creación (Fiat money), por no hablar del incentivo perverso de rescatar a los acreedores de los bancos de inversión de Wall St.

http://mises.org/media/4354
http://www.econtalk.org/archives/2010/05/roberts_on_the_2.html

luigichido dijo...

En mi país México, se estableció una ley según la cual una cuenta bancaria con tres años sin movimientos es decomisada:

http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20100405145901AAo8dlI

Mucha gente no conoce esa ley.

Qué canallada: les quitarán sus ahorros a campesinos, presos y enfermos.

SergioA dijo...

Off topic

Chile Liberal:

José Piñera
(http://twitter.com/JosePinera)
está haciendo campaña por el cheque escolar. Súmate.


http://www.josepinera.com/articles/articulos_entrevista_reformeduc.htm

Chile Liberal dijo...

@SergioA: buen dato, me sumaré, aunque creo que más bien empazaré en este sitio una campaña paralela.

@Mario: gracias por la cita, Mario. De hecho, mi estimación ha sido impecable. Desde el cuarto trimestre del 2009 que la mayoría de los países ha registrado trimestres positivos. No sé qué quisiste decir con la cita a mi escrito, quizás tratarse de demostrar la precisión de mi ojo clínico, jaja.

¿Significa esto que ya superamos la recesión? No, en lo absoluto. La recuperación aún es débil, y mi estimación es, como dije, que cuando repunte el empleo es que la recuperación será fuerte.

Respecto a tu propia cita, ay Mario, no sé por dónde empezar, ya que en unas pocas líneas has dicho unas barbaridades que me dejan boquiabierto. ¡Cómo se va a salir de una crisis ahorrando hombre por dios! Parafraseando a Bielsa: "¡Qué carajo te creés, Abbagliati!"

Justamente en una crisis cunde el pánico y la gente ahorra, ante el temor de perder el trabajo y ante la incertidumbre. Esto es lo que se llama "trampa de liquidez".

Fíjate que diste en el clavo con esa cosa al boleo que tiraste sobre cóctel explosivo de keynesianismo y monetarismo. Lo que pasa es que hay que saber en qué parte del ciclo uno se encuentra. A no ser que tú Mario declares solemnemente que has suprimido el boom & bust. Si es así, ¿por qué no te has ganado el Nóbel de economía?

@Luigichido: si es así me parece que esa ley es un adefesio. Creo que se debe a la fallida lucha contra el narcotráfico y el lavado de dinero.

Mario Abbagliati dijo...

@Carlos,

¡Cómo se va a salir de una crisis ahorrando hombre por dios!

Hay una cosa de los keynesianos que me llama la atención, la simple demanda de un bien o servicio produce ese bien o servicio. Imagino que ello debe ser así porque no consideran el rol que juega el factor tiempo en el proceso productivo.

__________

Justamente en una crisis cunde el pánico y la gente ahorra, ante el temor de perder el trabajo y ante la incertidumbre. Esto es lo que se llama "trampa de liquidez".

Interesante reflexión. Seguramente tú, ante una perspectiva incierta, debes fundir la tarjeta de crédito, prefiriendo aumentar el riesgo antes de caer presa de la trampa de la liquidez. En la disyuntiva de atesorar dinero o liquidar con pérdidas un proyecto empresarial, optarás por lo segundo, porque ahorrar en un contexto de crisis es irracional.

__________

Si no hay ahorro que nutra el mercado de capitales, ¿cómo va a tener lugar la inversión en la industrias más alejadas del consumo, las cuales están directamente relacionadas con el aumento de la productividad (bienes de capital)?

Chile Liberal dijo...

@Mario: las respuestas a todas tus consultas te las podrías contestar tú mismo si conocieses la alegoría de la trampa de liquidez con la Capitol Hill Baby Sittin Co-op. Las familias no querían cuidar los niños de otros porque no había cupones.

Al final, al leer lo que dices, cuesta entender por qué después de la prolija cobertura que han tenido los paquetes de estímulo, desde el chileno con Andrés Velasco hasta los 750 bn de euros a Grecia pasando por el TARP, el ciudadano de a pie aún no comprenda nada.

Desde luego que yo no podría fundir la tajeta de crédito. Por eso, la idea es que durante la fase expansiva del ciclo económico conviene ahorrar, y reinyectar esos recursos en la fase de contracción. Justamente, lo que agudiza una recesión es lo que tú propones, que es ahorrar. Si yo ahorro, mi vecino ahorra, tú ahorras y todos ahorramos, nadie consume, por lo mismo, nadie produce.

Mario Abbagliati dijo...

@Carlos,

El New York Times termina de publicar que en Junio se perdieron 125.000 empleos en EEUU. Qué propones, ¿más estímulo? Si los estados se siguen endeudando al ritmo que hacen, ello va a aumentar el grado de incertidumbre, creando lo que algunos llaman regime uncertainty. En una situación así lo racional es atesorar dinero y protegerse porque lo peor está por venir. Los estados actúan como un bombero pirómano, apagan el fuego con gasolina.

http://www.nytimes.com/2010/07/03/business/economy/03jobs.html?_r=1&src=twt&twt=nytimes
http://www.economist.com/blogs/buttonwood/2010/06/indebtedness_after_financial_crisis/r:t
http://www.independent.org/publications/tir/article.asp?a=430

Chile Liberal dijo...

@Mario: menos mal que no eres ministro de Hacienda, porque lo que dices: "lo racional es atesorar dinero y protegerse porque lo peor está por venir", es descabellado en esta etapa del ciclo.

Lo que sostengo es que la recuperación es aún demasiado débil, de hecho, existen temores por la caída global de la demanda.

En este escenario, privilegiar el ahorro sólo destruiría el éxito de los paquetes de estímulo que hasta ahora han evitado una Depresión en el 2009.

Lo tuyo es una receta para el desastre, que imagino la defiendes sólo por haber leído la primera página de "Economics For Dummies", pero si hubieses leído el resto entenderías lo que digo.

Mario Abbagliati dijo...

@Carlos,

¿Cómo se financian los planes de rescate?

Chile Liberal dijo...

@Mario: con un fondo contracíclico, como lo hizo Chile. Tu problema es no distinguir la etapa expansiva del ciclo de la etapa contractiva.

Mario Abbagliati dijo...

@Carlos,

¿Y el fondo contracíclico cómo se financia?

Mario Abbagliati dijo...

A todo ésto, ¿qué gatilla el ciclo?

Chile Liberal dijo...

@Mario: en particular, esta recesión, ha estallado por dos razones. Una, como propone Hyman Minsky, es que la estabilidad económica planta la semilla de su propia desgracia ya que los agentes asumen que la estabilidad es la norma y comienzan a tomar más riesgos, esto desemboca en una recesión (al respecto, ver el video que inserté al final de mi artículo).

Por otro lado, luego de la "gran moderación", y en particular después de la rápida superación de la crisis punto com, se asumió que todo se estaba haciendo bien. Más aún, el 9/11 obligó a la Fed a mantener la tasa de interés baja por mucho tiempo lo que generó la burbuja inmobiliaria, como suele ocurrir con la expansión del crédito, lo que sumado a lo que mencioné anteriormente, estalló una crisis financiera que se tradujo en contracción del crédito.

La recuperación, como vengo sostiniendo, aún es demasiado débil. La pobre creación de empleo lo demuestra.

Lo que se necesita en esta fase del ciclo es inyectar dinero. Al respecto, leer la alegoría del Capitol Hill Babysitting Co-op. Luego, insisto, lee el video que puse, y creo que tendrás una idea más clara.

old wights dijo...

Tenía entendido que los liberales piden la desregulación, aunque puedo estar equivocado.

Mario Abbagliati dijo...

Carlos,

La palabra clave del vídeo es leaverage, el capital propio que las entidades financieras emplean en sus transacciones, pero no explica porque ha llegado a ser tan bajo. Los bancos centrales tienen el monopolio legal de decidir el coeficiente de caja con el que operan los bancos. ¿Crees tú que tendrán algo de responsabilidad al respecto? Ya puestos, quizás habría que averiguar si el coeficiente de caja es de acuerdo a derecho. Jesús Huerta de Soto, doctor en Derecho y Economía, sostiene que es un fraude de ley, al confundirse el contrato de préstamo con el contrato de depósito. A ti que eres leguleyo te podría interesar el tema. Mira el capítulo I de su Dinero, crédito bancario y ciclos económicos.

Por otro lado, la función de los bancos centrales como prestamistas de última instancia y su política de “too big to fail”, aseguran los depósitos, lo cual pone en marcha un mecanismo de incentivos perversos, donde el banco de inversión toma cada vez más riesgos, sabiendo que si gana mantiene los beneficios, pero que si pierde el Banco central socializará las pérdidas, evitando que los acreedores pierdan su inversión.

Tu explicación es confusa. Por un lado mencionas que el modelo es inherentemente inestable (Misky), pero por otro que las políticas de la FED generaron la burbuja inmobiliaria, consecuencia de la expansión crediticia. Si el Banco central no expande el crédito, no se socializan las pérdidas y los proyectos de inversión son financiados con ahorro real, ¿sigue siendo el modelo inherentemente inestable?

Mario Abbagliati dijo...

No creo que vayas a cambiar tu postura, pero las siguientes citas muestran los errores de la tésis que defiendes.


First, our lingering crisis and economic weakness was brought on not by a Keynesian failure of effective demand, but by a Hayekian asset boom and bust.

(...)

In these scenarios, the collapse of demand is a consequence—not the cause—of the bust. Policies to address crises must get cause and effect right.

(...)

What is in short supply is not liquidity, but savings. The Fed can supply the former but not the latter.


http://online.wsj.com/article/SB10001424052748704388504575418964014417740.html

Chile Liberal dijo...

@Mario: no estoy en desacuerdo con el articulista, yo sí sostengo que el radio de capital de los bancos era demasiado bajo y que esto facilitó la especulación.

En Hong Kong una criis similar no motivó al gobierno al rescate de los bancos en la década 60, y hoy ningún crédito se obtiene en ese país con menos de 30, 40 o hasta 50% de depósito. ¿Por qué? El riesgo moral funcionó.

Pero lo que desde luego no logras comprender es que salvo el desempleo en España o el cuasi colapso griego, esta recesión no ha desembocado en dictaduras ni en el surgimiento de movimientos radicales, como fue la consecuencia de la crisis del 29 con el surgimiento del nazismo o el avance del comunismo.

Esto ha sido gracias a las medidas que los más obtusos critican: seguridad social, rescates financieros, etc.

Cuando la situación repunte y disminuya la posibilidad de un "double dip", entonces vendrá la hora de estimular el ahorro. Antes, es criminal.

Aún faltan trimestres de crecimiento y falta ver mejores índices de empleo.