jueves, 2 de julio de 2009

Refutando los "argumentos" del lobby pro-vida


Los siguientes son los principales enunciados del lobby pro-vida. A continuación de cada uno Chile Liberal expone su refutación

i. El "argumento del ADN": normalmente los lobbistas pro-vida arguyen que el embrión es un individuo único e irrepetible. Un ejemplo lo vemos en este sitio papista donde se asegura que desde la...

"primera célula en adelante, existe un nuevo y totalmente diferente ser humano. Si se destruye esa célula o las que después se desarrollarán, puesto que ese ADN humano no ha existido antes ni volverá a existir otra vez, sería como destruir para siempre toda una especie."

Refutación: la constatación de ADN no demuestra que estamos ante un "individuo". Para empezar, toda célula tiene ADN, y muchas células son destruidas a diario. En la mañana me afeito y elimino 5 millones de células: no por eso soy Hitler.

Más aún, como hemos dicho repetidamente en este sitio, es factible clonar una cadena de ADN y reinsertarle en otra célula y crear dos seres con exactamente la misma estructura genética, pero serán dos individuos distintos. La oveja Dolly fue clonada, pero su clon, que era igual al original, no era la misma oveja. Si clonamos a Roger Federer su clon sólo será un talento del tenis si es que efectivamente es entrenado para el tenis al igual que al original: estamos clonando el ADN de Federer, pero no estamos clonando a Federer. Así todo, son dos individuos completamnete distintos, pero de estructura celular idéntica. El ADN no es suficiente para definir a un individuo.

Lo único irreproducible es la conciencia. Por lo mismo, la conciencia define a un individuo, no su cuerpo.

Argumento del ADN ha sido refutado.


ii. EL argumento de "no matar a un inocente": se nos dice por ejemplo en Aborto, asesinato de inocentes que

"Producir un aborto es matar a un ser humano"

y el cura Goic, favorito de El Mercurio:

"asumimos hoy la defensa de esa vida inocente con la misma fuerza que lo hicimos ayer, en otras circunstancias, por fidelidad en nuestro seguimiento de Cristo."

Refutación: Un ser humano es humano en la medida que es capaz de pensar ("Homo sapiens", le llaman). Un embrión no piensa porque no tiene cerebro. Aunque hay algunos, en su mayoría los lobbistas pro-vida, que son ya grandecitos y tienen cerebro, pero tampoco piensan. Si no se piensa, no se puede ser inocente, así que no veo cómo es que defienden la vida inocente.

Argumento de "matar a un inocente" ha sido refutado.



iii. Argumento de la "voluntad de dios":
algunos han llegado a sostener cosas como que...

"El aborto es una intervención contra la voluntad de Dios. Es matar un ser humano, que tiene un propósito en los planes de Dios."

Refutación: ya vimos en La errática postura de dios ante el aborto que en Éxodo 21:22-23 y Números 5:27-28 ni siquiera la Biblia (libro trucho) reconoce un embarazo perdido como un asesinato. El aborto fue recién condenado por la iglesia de Roma por edicto de Pío IX en 1869.

Argumento de la "voluntad de dios" (whatever) refutado.

Bueno, me imagino habrá otras argumentaciones. Pónganlas en este sitio para también refutarlas.


25 comentarios:

SergioA dijo...

i. El ADN demuestra a que especie pertenece un ser vivo.
Federer es humano, su clono es humano; el feto, el embrión y el cigoto, también son humanos.

ii. ¿Un humano lo es por ser capaz de pensar?
Una persona que duerme no es capaz de pensar. ¿Por qué se lo considera humano?

Ignacio Burges dijo...

ii. ¿Un humano lo es por ser capaz de pensar?
Una persona que duerme no es capaz de pensar. ¿Por qué se lo considera humano?

Este SergioA como siempre un argumento falaz y patetico por lo demas:

"Soñar es un proceso mental involuntario en el que se produce una reelaboración de informaciones almacenadas en la memoria, generalmente relacionadas con experiencias vividas por el soñante el día anterior ."

http://es.wikipedia.org/wiki/Sue%C3%B1o

Manuel dijo...

Según Jeremy Bentham, el criterio para determinar si un ser vivo es sujeto de derechos no está en si puede razonar o hablar, sino en si es capaz de sentir. Concluía con ello que los animales, en rigor ético, tienen derechos. Yo creo que también de tal principio se puede colegir que el "no nacido" se convierte en sujeto de derechos una vez que se forma su sistema nervioso, cuando pasa a ser un individuo "sintiente".

hapuc dijo...

Este post dice mucho.

Primero, el hecho que las ideas liberales o seudoprogresista estan haciendo una caricatura de lo que realmente significa ser mujer. (digo por las fotos)... una mujer que ha abortado no queda así, feliz por la vida, tampoco anda haciendo mofa de lo que hace… hay dos posibilidades.
La primera es rayar en la locura para evadir lo que esta en su conciencia, el hecho de haber interrumpido un derecho a que una persona tenga vida. Es mentira decir que los efectos del aborto la harán más libre y más feliz, todo lo contrario, una mujer quedará afectada para siempre el hecho de que abortó. La segunda, son los efecto de depresión y soledad que sufren las mujeres cuando han matado a su hijo en el vientre materno son una clara evidencia empírica de lo perjudicial que será para las primeras afectadas (ellas las que asumen que se hicieron un aborto). Deberían tenerlo claro aquellas personas que promueven bajo el discurso que es un derecho, los costos que tendrán esto en la salud pública y en la felicidad de las personas. Y no se trata de algo cultural, se trata de algo natural, de nuestra naturaleza femenina reaccionara de una de las dos formas. Nadie queda feliz…. preséntame una mujer cuerda que haya abortado (solo personas marcadas por el dolor) y no serán aliviadas matando a su hijo.

Segundo cuando hay un aborto, no se trata algo solo de las mujeres es una responsabilidad de a dos (pues se necesita un hombre también en esto de la reproducción)… me pregunto ¿en que legislación el varón cumple un rol?,

Bueno el libro trucho, (como usted dice), determina que la responsabilidad de la familia es del varón. Y ya que tú mismo saca texto que está totalmente descontextualizado, no entiendo que alguien racional invalide una fuente de esa manera.... como hablas de una fuente sin conocerla y profundizar lo que dices.

Te doy unos ejemplos

Salmos 139:
14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras;
Estoy maravillado,
Y mi alma lo sabe muy bien.
15 No fue encubierto de ti mi cuerpo,
Bien que en oculto fui formado,
Y entretejido en lo más profundo de la tierra.
16 Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas

Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete le son abominables: los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos que derraman sangre inocente..." Prov. 6:17

El aborto es interrumpir el derecho a la vida y los costos que se van a pagar por eso, van a tener que sufrir las sociedades que lo legalicen. ¿no han visto como están de vacío los países que tienen esta legislación, países llenos de depresión, soledad, egoísmo sin esperanza?. No digo que nosotros estemos mejores, o que seamos un ejemplo, pero legalizar el abosrto no es el camino para el progreso, todo lo contrario es caer en la locura y en la desconexión de la realidad de nuestra naturaleza.

Bueno, no sé si seguir, la verdad es que lo que más da pena es el montaje de lo que comunicas, muestras lo externo, por que las ideas liberales solo pueden intervenir en lo exterior, pero nunca lograran una transformación profunda en la sociedad, porque no se preocupan de lo más impórtate que es el factor humano en integridad.

Saludos
Ivonne

Ignacio Burges dijo...

¿no han visto como están de vacío los países que tienen esta legislación, países llenos de depresión, soledad, egoísmo sin esperanza?

Como si en Chile no pasaran esas cosas, es mas veo la lista de paises mas felices y con mayor desarrollo humano y no se parece en nad a lo que dice Ivonne.

Pablo dijo...

Yo si creo que Ivonne tiene razón en algo: los abortos no son como una operación de apendicitis y si suelen tener consecuencias psicologicas nefastas en las mujeres, pero esto, a mi parecer, refuerza la necesidad de su legalización en lugar de reforzar su prohibición

Ya está claro que, con o sin prohibición, van a haber miles de abortos igual. La gran diferencia es que en la situación actual, los abortos suceden en condiciones de dudosa higiene, con la presión de la carcel detrás y sin ningún apoyo médico legal posible... o sea, al final, con la legislación más conservadora del mundo, igual tenemos abortos y con consecuencias mucho más nefastas para las mujeres que en cualquier otro lugar del mundo.

Anónimo dijo...

Si se es persona cunado se tiene conciencia, entonces, ¿Cuándo se es persona?, ¿a los 3 meses de nacido?. Un recien nacido no tiene conciencia de si mismo. Osea que según tu pensamiento podría ser posible el infanticidio hasta los 3 meses????. También podríamos matar a lor retrasados mentales, a los que están en coma, a los que están en estado vegetativo, a los que están en estado de mínima conciencia, acualquiera que haya perdido masa encefálica por un accidente, etc, etc, ya que ninguno tiene conciencia de si mismo. Creo que la conciencia no define a la persona.

Francisco.

Chile Liberal dijo...

@Francisco: dices "según tu pensamiento podría ser posible el infanticidio hasta los 3 meses????.", ante lo cual contesto: sí, soy partidario del infanticidio, ya he argumentado a favor de dicha práctica (remito además al filósofo utilitarista australiano y profesor de Princeton, Peter Singer)

Luego dices "También podríamos matar a lor retrasados mentales, a los que están en coma, a los que están en estado vegetativo, a los que están en estado de mínima conciencia, acualquiera que haya perdido masa encefálica por un accidente, etc, etc, ya que ninguno tiene conciencia de si mismo."

Depende de qué retraso mental hablamos. Si es leve, desde luego que no. Si estamos hablando de bebés con síndrome de Down severo o malformaciones invalidantes serias, es decir sujetos cuya propia vida es inviable y sólo sobrevivirán en sufrimiento, desde luego que el Estado no puede decidir, pero sí las leyes deben dejar dicha decisión a cargo de los padres para que decidan qué hacen con aquella criatura.

Una cuestión que comparto con Ayn Rand es la crítica ante la absurda "nivelación hacia abajo" que existe actualmente, donde se destinan enormes recursos públicos hacia el retardado, cuando muchas veces ni siquiera va a sobrevivir, y nadie se encarga de atender y cuidar a los superdotados, quienes crearán mañana la cura contra enfermedades y que harán del mundo un lugar mejor. A este último lo tratamos como tarado, y al primero como si fuese un "angelito" o alguien que nos hace "crecer como cristianos".

Respecto a los seres en estado vegetativo, no se trata de "matarlos". Sino que de una vez por toda terminemos con esta manía estúpida de mantener conectados a una máquina a un ser que de otro modo no puede vivir por sí mismo. Nadie mata al vegetativo, sino que por ley se obliga a prolongar su existencia sin considerar ni la voluntad del propio afectado y vulnerando y haciendo sufrir a sus familiares. Los que defienden la vida desde la "concepción hasta la muerte natural" no se dan cuenta que la muerte natural ya ocurrió en un vegetativo, salvo que se extiende la agonía por medios no naturales, y sin fin alguno. Algunas tribus como los esquimales mandan en una ceremonia a sus ancianos ya inválidos para que sean comidos por los osos, y de esa manera mantener el equilibrio (ellos después irán a cazar a los osos). Es extraordinario el despilfarro de energía, recursos y de paz mental el prolongar la agonía sin fin alguno excepto las retorcidas y manidas enseñanzas del Libro Trucho (contradictorias, además).

Para que te quede claro: si a mí me tienen conectado a una máquina pero hay evidencia concluyente de que no voy a sobrevivir, POR FAVOR desconéctenme, y si es necesario violar la ley, pues que así sea. Usen mis órganos y denlos a quien le permitan vivir, pero no me torturen de esa manera. En caso de Alzheimer, si ya no soy capaz de reconocer ni a mis seres queridos, si ya sufro de demencia senil y yo no soy yo, por favor revisen mi testamento donde de seguro habré dejado por escrito que llegó mi hora de partir al gran descanso final. Es mi voluntad, es mi vida, yo soy dueño de hacer conmigo mismo lo que se me pare la jarra.

Finalmente, respecto al aborto, como menciona Manuel en "vie jul 03, 12:22:00 AM", los eticistas más avanzados ya han considerado como límite para el aborto el momento en que el feto es capaz de sentir y experimentar dolor. Si al feto "le duele" que lo aborten, me parece improcedente. Este límite lo debe establecer la ciencia, pero creo que el sistema nervioso ya funciona a partir de los tres meses, por lo mismo creo que ese es el momento para fijar el límite al aborto a pedido.

Cristian Mancilla Mardel dijo...

Tú mismo, Carlos, has argumentado en contra de quienes practican el maltrato animal. ¿Qué podría haber de malo en causarle dolor a un animal si éste no es sujeto de derechos, como sí lo son las personas? Los animales, por su naturaleza inferior, están desprovistos de cualquier tipo de derecho y pueden ser utilizados para cualquier cosa que los hombres decidamos, sea útil o inútil. Sin embargo, hay muchas personas de acuerdo en cuanto a que los mamíferos y algunas aves deben ser protegidas de los malos tratos gratuitos e incluso de algunos justificados (como experimentos científicos). La causa de esto no es que los animales tengan derechos, porque no es correcto pensar que los derechos se nos otorgan en virtud de que somos capaces de sentir. En realidad, nosotros tenemos derechos porque somos humanos y los tendremos mientras estemos vivos, porque ninguna persona viva puede desligarse de su condición humana bajo ninguna circunstancia. Y quiero aclarar que, diciendo esto, reconozco el derecho que tiene cada uno de atentar contra su propia vida y contra su cuerpo si lo desea. Pero quiero llegar a establecer que solamente las personas tienen derechos, que los tienen desde que su cuerpo se forma hasta que mueren y que los animales carecen siempre de derechos. La razón por la cual hay personas que defienden la integridad y la vida de los mamíferos y de ciertas aves es otra: que esas personas sienten herida su sensibilidad cuando ven o saben que tales bestias han sido objeto de algún maltrato. Yo mismo me veo afectado a veces por este tipo de sensibilidad y llego a creer que no es correcto hacer tales cosas; sin embargo, no por esto confundiré mi mente creyendo que algún animal tenga derechos: esto sería algo muy distinto. Ahora bien, si admitimos que haya leyes protegiendo a los mamíferos y algunas aves (puesto que nadie quiere proteger animales tan feos como los reptiles y otros aún más deformes) a causa de la sensibilidad herida que ocasiona su maltrato, resulta incluso más verosímil que las personas quieran proteger a un recién nacido y que, por lo tanto, condenen el infanticidio. Yo, por mi parte, creo que las personas deben estar protegidas desde el momento en el que puede medirse objetivamente su presencia y que esta presencia está determinada por la posesión de un cuerpo humano vivo. Por ende, no admitiré como correcto ni el aborto ni el infanticidio. E incluso condenaré el maltrato y la matanza gratuitos de mamíferos y algunas aves; pero no porque estime que ellos tengan algún derecho propio, sino porque veo que mis propios derechos y los de otras personas están siendo vulnerados a través de ese maltrato, ya que nuestra sensibilidad se está viendo afectada.
En cuanto a lo que pides en el caso de que quedes en estado vegetal o llegues a perder tu memoria e identidad, también concuerdo contigo y creo que cada uno debiera poder tomar ese tipo de decisiones y dejarlas estipuladas antes de que llegue el evento, de modo que se cumpla nuestra voluntad. Y creo que, en aspectos como éste, nuestra comunidad tiene que dar pasos importantes hacia el reconocimiento del individuo como verdadero soberano de su cuerpo y juez de su propia vida.

SergioA dijo...

La Declaración Universal de Derechos Humanos, como lo dice su Preámbulo, está referida a los miembros de la familia humana.
En primer lugar, se refiere a ellos como seres humanos, luego habla de la persona humana y, en tercer lugar, de los individuos.
No hace distingo entre ser humano, persona o individuo. Son sinónimos.

Ejemplos:

Artículo 3.
Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Artículo 6.
Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.

Artículo 8.
Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.


Un no nacido es un ser vivo perteneciente a la especie humana: un ser humano.
Posee los derechos de todo ser humano.

Chile Liberal dijo...

SergioA, interesante tus planteamientos. Sácame de una duda, si un "ser vivo perteneciente a la especie humana: un ser humano.
Posee los derechos de todo ser humano.", si se convierte en comunista, ¿hay que matarlo (ojalá por la espalda) para salvar a la patria, previas torturas varias y descuartizamientos?

¿O los derechos humanos se suspenden cuando se trata de un comunista?

Manuel dijo...

@Cristian:

Tu argumento en favor de la exclusiva personalidad de los seres humano me parece algo tautológico, porque, creo entender, respondes a la pregunta ¿quienes deben tener derechos? con algo así como "los humanos, porque son humanos", entendiendo "lo humano" bajo el criterio del adn.

Bien, sucede que los derechos justifican su existencia en la protección de intereses. Los humanos somos sujetos de derecho en cuanto sostenedores de intereses, y nuestros derechos son iguales atendiendo a la equivalencia de tales intereses. Ahora, nuestro interés básico es no sufrir. Y es básico toda vez que sufrir es manifestación inmediata de la capacidad de sentir, siendo esta última el supuesto mínimo de la conciencia. Sentir implica el hecho de un ser capaz de descifrar estímulos, capaz de reconocerse en el placer o el dolor. Antes del sentir, no existe una conciencia que abrigue intereses, por tanto, no hay sujeto de derechos. En definitiva, "lo humano" se incluye en la esfera de los derechos sólo en la medida que converja con la capacidad de sentir.

Por otra parte, según Peter Singer, al existir en los animales, en cuanto seres sintientes, el interés de no sufrir, y atendiendo a que iguales intereses deben ser protegidos de forma equivalente, debemos concluir que los animales son también sujetos de derechos.

SergioA dijo...

"nuestro interés básico es no sufrir"

Nuestro interés básico es permanecer vivos.

Manuel dijo...

"Nuestro interés básico es permanecer vivos".

No cuando permanecer vivo implica alguna forma de sufrimiento que vuelva la vida insoportable.

SergioA dijo...

Se sufre más estando vivo que estando muerto, pero preferimos vivir.
El deseo de vivir está por sobre el deseo de no sufrir.

Cristian Mancilla Mardel dijo...

La verdad, Manuel, yo no dije por qué razón solamente los humanos son sujetos de derechos y, por lo tanto, no puede adjudicárseme alguna tautología. Tampoco circunscribí el criterio de lo humano al ADN.
Desde una perspectiva muy personal, entiendo lo humano como una potencia de lengua hablada. El lenguaje es una capacidad exclusivamente humana y, existiendo como capacidad, determina ya que las personas sean humanas. La formulación de los derechos se hace por medio de la lengua hablada y ellos no se fundan en la protección de intereses, sino en el reconocimiento del otro como alguien tan capaz como uno para hablar. El derecho a la vida y a la integridad son reconocidos como tales no porque seamos seres sintientes, sino porque son condiciones básicas para ejercer el derecho más propiamente humano, que es el derecho a la libertad. Como lo expone Hannah Arendt en _La condición humana_, lo más propiamente humano está en la acción y el discurso llevados a cabo en el espacio público y ellos son los que configuran la historia e identidad del individuo. Los animales, pues, inmersos en el eterno devenir de la naturaleza, carecen de individualidad y, por lo tanto, de derechos que les puedan ser afiliados y defendidos: su carácter indistinguible en cuanto sujetos y recognoscible solamente como especies, los hace carentes de derechos. No tienen ni siquiera la posibilidad de individualizarse porque no hablan. Y la explicación que hay para defender a algunos de ellos recae, como dije anteriormente, en un atropello a los derechos de las personas, no de los animales (puesto que no existen "derechos de los animales").

Manuel dijo...

@SergioA
Queremos vivir en cuanto la vida presente algún goce que valga la pena. Si la vida se vuelve sólo sufrimiento, o si estimamos que los goces que restan en ella no nos satisfacen, prevalece el interés por no sufrir. Ejemplos abundan: quienes antes de seguir soportando un dolor crónico prefieren morir, el pobre y atormentado Werther, etc.

@Cristian:
Ahora entiendo mejor tu postura. Interpreté mal dos pasajes de tu primer escrito:

1) "En realidad, nosotros tenemos derechos porque somos humanos".

Como "nosotros" alude obviamente a los seres humanos, entendí: "En realidad, los humanos tenemos derechos porque somos humanos"

2) "...creo que las personas deben estar protegidas desde el momento en el que puede medirse objetivamente su presencia y que esta presencia está determinada por la posesión de un cuerpo humano vivo. Por ende, no admitiré como correcto ni el aborto ni el infanticidio"

A falta de mayores precisiones, entendí que la expresión "un cuerpo humano vivo" se extendía a todo cuerpo vivo que presente adn humano (cigoto, embrión, feto, etc), ya que el adn es la forma más objetiva de determinar la naturaleza humana de un cuerpo. O sea, creí que hacías referencia a "lo humano" en un sentido biológico.

En cuanto a lo que planteas, un par de cosas no me quedan claras:

1- Yo entiendo que cada derecho existe para proteger un interés. Ello al margen del fundamento del derecho, que es otra cosa, en cuanto no todo interés es de digno amparo. ¿Consideras que puede existir un derecho que no encuentre la justificación de su existencia en la protección de un interés? ¿Cómo sería eso?
2- Hay seres humanos que por deficiencia mental no son capaces de hablar (y menos aún de "la acción y el discurso llevados a cabo en el espacio público") ¿Tienen derechos? Según lo que propones, creo entender que ni siquiera habría que considerarlos humanos.

Cristian Mancilla Mardel dijo...

En cuanto a tu primera pregunta, estimado Manuel, me parece enteramente verosímil que no haya ningún derecho sin un interés detrás de él. Sin embargo, esto no quiere decir que el interés provenga siempre desde la persona cuyos derechos se pretende proteger ni que los derechos encuentren sus fundamentos en los intereses. Parece realista pensar que cada individuo persigue lo mejor para sí, pero esto no es garantía de ningún derecho según lo que me parece. Sería conveniente si elaboraras más acerca de por qué los intereses fundamentan los derechos: ya estableciste claramente esta idea, de modo que sería conveniente si la justificaras ahora.
En cuanto a tu segunda pregunta, yo no dije ni pretendí decir que solamente las personas que ejercen su libertad tienen el derecho de ser libres. En otras palabras, no afirmé que solamente quienes tengan acceso libre a la esfera pública sean sujetos de derecho. Muy por el contrario, proponía que los derechos provienen desde la propensión hacia este ejercicio de libre expresión, de modo que cualquier ser con capacidad de aprender a hablar (no necesariamente que hable) sea sujeto de derechos. El lenguaje es una capacidad exclusivamente humana que nos faculta para aprender una lengua: como la máxima expresión de la humanidad se encuentra en la acción y el discurso público, todas las personas deben tener la posibilidad de alcanzar esta esfera para ejercer efectivamente su libertad, de modo que los derechos adjuntos a esa posibilidad (derecho a la vida, la integridad y la libertad) deben estar asegurados para todos aquellos que tengan la capacidad de aprender alguna lengua, es decir, a todas las personas. Los animales no pueden ser sujetos de derecho porque, como lo dice Charles Hockett, no hay pruebas de que algún animal posea capacidad lingüística ni de que la haya tenido en el pasado y la haya perdido luego.

Manuel dijo...

@Cristian:

Sí, tienes razón, tengo que desarrollar un poco más el asunto de los intereses y su relación con los derechos. Por de pronto, considero del todo imposible un derecho sin interés, pero, ciertamente, entiendo que el fundamento de los derechos no es el interés.

Un interés implica un deseo de poder hacer algo; un derecho tiene por función reconocer y resguardar tal deseo. Ahora, si no se desea nada, nada hay que reconocer y reguardar, o sea, no hay necesidad de derechos ¿Qué sentido tiene un paraguas si no está lloviendo? El interés es requisito de existencia de todo derecho. Una famosa definición de Ihering dice que los derechos son intereses jurídicamente protegidos.

Pero, si bien es su supuesto de existencia, el interés no es el fundamento de los derechos, toda vez, que hay intereses que no se consideran dignos de ser reconocidos y amparados. La cuestión de si es posible o no la existencia de derechos responde a la pregunta que dice ¿Hay algún interés?; el fundamento de tales derechos, por su parte, a la que plantea ¿Hay intereses que sea justo amparar?

Atendido lo anterior, los sujeto de derechos deben ser capaces de sostener intereses, no por una cuestión ética, sino más bien por un asunto de lógica. Ahora, la aptitud para sostener intereses existe desde que hay una conciencia capaz de desear algo, la cual en todo ser vivo aparece en su mínima expresión con la capacidad de sentir. Lo propio de la ética es determinar qué individuos sostenedores de intereses deben ser sujetos de derechos.

En el pasado, la calidad de sujeto de derechos incluía nada más que a algunos seres humanos; sólo recientemente la noción ética de que todo ser humano debe tener derechos logró cierta unanimidad. Pero sucede que no todos los entes de naturaleza humana (cigoto, embrión, individuo en estado vegetal, etc) son seres sintientes, por tanto, no todos son detentadores de intereses (presupuesto para la existencia de derechos) y, en definitiva, no todos pueden ser considerados sujetos de derechos. O sea, no podemos entender que la idea de que todos los seres humanos tienen derechos se refiere a todos los entes humanos.

Ahora, los intereses que puedan tener los seres humanos varían mucho, dependiendo del grado de desarrollo, las circunstancias, salud física y mental, etc. Ciertamente no todos los seres humanos tiene los mismos intereses, pero, necesariamente, hay uno en común: no sufrir. Se suele ensalzar la valía del espíritu humano citando obras como la Capilla Sixtina y las sinfonías de Mozart, pero lo cierto es que la mayoría no somos capaces de tales obras; si delimitamos lo humano a quienes tengan una conciencia superior de los fenómenos estéticos, la humanidad quedaría reducida a Miguel Ángel, Mozart y otros cinco pelagatos.

Entonces, toda vez que existen seres sintientes de naturaleza humana que no tienen capacidad de hablar, actual ni potencial (por ejemplo, quienes tienen algún daño metal severo), reitero mi duda a tu planteamiento: usar el criterio de la capacidad actual o potencial de hablar para definir quienes deben ser sujetos de derechos, ¿no dejaría fuera a muchos individuos humanos mentalmente deficientes? ¿Cómo sería posible entender que en ellos existe de alguna forma la capacidad de hablar?

Cristian Mancilla Mardel dijo...

"entiendo que el fundamento de los derechos no es el interés"
"un derecho tiene por función reconocer y resguardar tal deseo"

Allí hay una incongruencia: supongo que no quisiste interponer el "no" en el primer enunciado.

Partiendo desde el supuesto de que el interés sea fundamento de todo derecho, ¿cómo justificaríamos la existencia de un "ius uitae necisque" (derecho sobre la vida y la muerte) en manos del paterfamilias durante la antigua República Romana?
Durante una de las celebraciones vista hace pocos días a causa de un partido de fútbol entre la Unión Española y la Universidad de Chile, una turba saqueó algunos locales comerciales: ¿su interés de arrebatar la propiedad ajena debiera reconocerse en la forma de un derecho?
Aún más, ¿cualquier acto que implique un daño gratuito dirigido contra otra persona o los bienes de ella podría ser reconocido como un derecho si hay muchos otros que se interesan por ello?
Y no estoy seguro de que todo ser vivo capaz de sentir tenga la capacidad de desear algo. Recuerdo que había una serie de grados relativos a la sensibilidad en los seres vivos, pero yo no los relacionaría directamente con las capacidades volitivas. Esta afirmación requeriría una fundamentación bien justificada (ya quisiera tener el tiempo para verificarla).
Subyugar la cualidad del sujeto de derechos a su condición (temporal o perpetua) sintiente o no sintiente no me parece adecuado por lo susodicho: que ignoro si haya relación entre la capacidad sensible y la volitiva y que no parece seguro que el interés sea el fundamento de todo derecho.
Afirmas que todo ser humano tiene el interés de no sufrir, pero lo dices sobre la base de la lógica y no sobre la base de la observación empírica. Aquí cambiaste un poco de sintonía, puesto que habías partido tu argumentación con un hecho mensurable (la capacidad de sentir) y ahora aplicaste una simple deducción con una premisa no sujeta a ningún tipo de verificación.
El hecho de que solamente algunos hombres sean capaces de hacer cosas excepcionales no significa que los demás sean incapaces de apreciarlas. Pero esto tampoco serviría como criterio adecuado, puesto que en todos descansa el mismo potencial, la misma capacidad y la posibilidad de comprender lo que los otros han hecho y el valor de eso.
No aplico el criterio de la capacidad de hablar individualmente, sino que en conjunto sobre todos los hombres. Todos los hombres tienen la capacidad lingüística dentro de sí: ella forma parte de su naturaleza. Y, como tienen esta capacidad de aprender una lengua y de expresarse a través de ella, están capacitados por defecto para acceder (o tener la posibilidad de acceder) al espacio público de la ciudad y dirigirse libre e individualmente al resto de los ciudadanos. De aquí que todos los individuos humanos deban ser protegidos con los mismos derechos: puesto que todos cuentan con esta capacidad por defecto, propia de todos los hombres, es necesario proteger la concurrencia de las mismas garantías para todas las personas.

Manuel dijo...

@Cristían:
No me he explicado bien. Trataré de ser más claro.

Distingo tres conceptos: 1) "Interés", el deseo de poder hacer algo o de que algo no pase; 2) "Función de un derecho", proteger un interés; 3) "Fundamento de un derecho", la consideración ética que nos dice porqué determinado interés debe ser protegido.

El interés es requisito de existencia de todo derecho. Sin interés no hay derecho posible, ya que la FUNCIÓN de todo derecho es reconocer y resguardar un interés.

Algo distinto es el FUNDAMENTO del derecho, que NO está en el interés, ya que no todo interés es digno de ser reconocido y protegido; sino en el argumento ético que nos dice porqué un determinado interés debe ser reconocido y protegido.

Entonces, en cuanto a los casos que propones:

1- El "ius uitae necisque" reconoce y protege el interés del Pater de disponer de la vida de las personas bajo su potestad. Los romanos consideraban que ello era justo, y encontraban el fundamento de ello en consideraciones éticas propias de su cultura. Si me preguntas a mí, no creo que un interés de tal naturaleza deba ser protegido; mi ética difiere sustancialmente de la de los antiguos romanos.

2- El interés de una turba no es digno de protección, según lo entiende mi ética. En general, los delitos son intereses que se consideran indignos de reconocimiento y protección, dependiendo tal consideración de nuestra perspectiva ética. Desde la ética liberal, por ejemplo, reconocer y proteger el interés de una persona a consumir marihuana o casarse con individuos de su mismo sexo, encuentra fundamento en el principio de autonomía individual. Otras perspectivas éticas no ven justicia en tal fundamento.

Históricamente, se han considerados dignos de protección intereses que hoy nos repulsan: el interés de tener propiedad sobre otro ser humano; el interés de la Iglesia de controlar las creencias de la gente, pudiendo recurrir para ello a la tortura y la muerte; etc. Tales intereses, al haber sido reconocidos y protegidos en su momento, funcionaron como derechos, y su fundamento ético de validez fue además respaldado por mucha gente.

Ahora, en cuanto al ser sintiente y los intereses. Sí, hay interés desde que hay un ser sintiente, ya que todo ser vivo capaz de sentir tiene la capacidad de desear algo. Cuando hay capacidad de sentir, ya existe lo que se denomina "conciencia sensitiva", el estado cognitivo no-abstracto que permite la interpretación y asociación de estímulos externos en términos de dolor y placer. La conciencia es la capacidad de interpretar estímulos en forma autorreferente; el placer y el dolor, sensaciones que la conciencia entiende como deseadas y no deseadas.

Existiendo seres humanos cuyo nivel de conciencia está reducido a la conciencia sensitiva (dato que es empírico), el mínimo común de los intereses humanos será, necesariamente, el no sufrir. Sí, es una deducción, pero las deducciones, en cuanto razonamientos, no requieren de prueba empírica, sólo las premisas lo necesitan.

Ahora bien, si de verificación empírica se trata, tenemos que tu punto de vista recurre a una premisa filosófico antropológica, imposible de verificar. Empíricamente hay personas que carecen de capacidad de hablar, actual o potencial; para salvar el inconveniente, tu argumento recurre al supuesto de atribuirles tal capacidad en razón de la pertenecía a un género. Si no me equivoco, para tratar de darle valor empírico a tal supuesto habría que invocar la Teoría de los Universales.

Cristian Mancilla Mardel dijo...

Aclaras perfectamente tu posición, Manuel.
Ahora puedo plantearte más definidamente algunas dudas:
1. ¿Cuál es la razón para sostener que el derecho se funda en el interés y no en otra cosa? ¿Por qué la función de un derecho sería proteger un interés?
2. ¿Cuáles son las consideraciones éticas que definirían un interés particular como digno o indigno de protección?
3. Si las bestias también tienen intereses y derechos, ¿por qué siempre mataremos al animal en el caso de un enfrentamiento entre un hombre y uno de ésos?

Por otra parte, no parece suficiente que haya una conciencia sensitiva distinguiendo el dolor del placer para llegar a afirmar que exista interés. Un hombre que se vea reducido a la conciencia sensitiva, probablemente no sea capaz de tener el deseo de no sufrir o de recibir placer; pero esto no lo despoja de sus derechos como persona: incluso después de muerto seguirá siendo tratado con dignidad y respeto, a pesar de que ya no siente nada.

Si bien hay personas que no pueden desarrollar la capacidad lingüística, ésta sigue estando presente en ellos: por esto mismo se dice que el lenguaje es una capacidad exclusivamente humana, puesto que reposa en todas las personas. Lo anterior, si no me equivoco, puede ser verificado haciendo mediciones neurológicas.

peponec dijo...

La biblia ese libro que justifica todo tipo de genociDIOS. Atrocidades. ¿Asique cuando dios manda a moises a acabar con "los ocupantes" de la tierra prometída esta bien? hombres,mujeres,niños, LACTANTES...que piadoso este dios eh?. Si antes de pioIX, el alma llegaba al los nenes a las 4 semanas y a las nenas a las 8

peponec dijo...

sindioses.org

Anónimo dijo...

me parece totalmente poco serio , elabordaje de este tema que le diste ... para ser un tema tan serio je
esta mas preocupado en atacar a la iglesia que en otra cosa che .... me parece tambien que hay ciertas falacias y discriminación en la entrada , bastante de la ultima en aspecto religioso deci que soy judio jaja, ese eslogan del y que me parece bastante flojo y que solobusca provocar ... y que ? hay mucho para decir je

ademas es unaironia que critiques algo que semueve por principal motor el miedo ( religion, miedo a la muerte) tratandose de argumentospro aborto , otra cosa principalmente sino unicamente movida por elmiedo ( miedo a la sancion social o a la carga de un hijo) ironico ....y patetico ambos si se defienden con demencia ,,,,,