domingo, 17 de febrero de 2008

Debemos privatizar Carabineros de Chile


"Esa policía verde
Esa que no deja ver
Esa que nos torturaba
Cuando estaba Pinochet"

(Cántico en los estadios)


"Duerme tranquila, niña inocente" (contrastar con la foto a la izquierda) ... así reza el himno de Carabineros de Chile, la policía chilena. Lo cierto es que cada vez menos niñas inocentes duermen tranquilas por culpa del aumento de la sensación de violencia que sacude al país, y si a alguien se le ocurriese digitar el 133 para llamar a la policía, probablemente ésta nunca llegue. Es necesario que cada comuna, mediante la acción concertada de sus juntas de vecinos y autoridades municipales, convoquen a licitaciones para contratar sus propios servicios policiales, y entregar concesiones a las empresas de seguridad más eficientes. Está obsoleto el esquema actual de una fuerza policial del estado. Dicho de otro modo, Carabineros de Chile debe privatizarse.

El estado -una organización ilícita- cuenta con el monopolio de las armas y de la fuerza. A esta asociación ilícita le conviene, para su propio beneficio, contar con una fuerza policial. La seguridad ciudadana no es el objetivo central de Carabineros, más conocidos como los pacos culiaos. Para demostrar este punto, basta revisar el propio origen de este tentáculo del estado. El 27 de abril de 1927, por orden del brutal ex dictador Carlos Ibáñez del Campo, se prohíben las instituciones de resguardo ciudadano y sólo el estado queda a cargo del "orden", bajo las directrices del poder político. Noten que desde aquel momento la delincuencia comienza paulatinamente a aumentar, y desde los excesos policiales de la dictadura de Pinochet (quien traspasó a los pacos al ministerio de Defensa, para quedarse él a cargo) la seguridad ciudadana ha empeorado aún más.

Necesitamos un "servicio" policial, no "fuerza" policial
Hace algunos días El Mercurio publicó la carta ¿Fuerza? pública en la que un ex mandamás de Carabineros advierte que Chile enfrenta un creciente problema de control del orden público y de seguridad, y para reforzar su punto cita el problema mapuche. La siguiente es la narrativa de Chile Liberal sobre estos hechos: el estado de Chile (ilícito) usurpa las tierras de los mapuches y se las vende a precio de ganga a las empresas forestales, sin que los mapuches -los dueños- reciban el precio que corresponde por dicha privatización (el condescendiente gobierno no podría aceptar que los mapuches recibiesen pequeñas fortunas por sus tierras). Luego, ante las justas protestas de los indígenas, el estado descarga toda su furia sobre los mapuches y mueren dos de ellos, Matías Catrileo en enero de este año, y Alex Lemun en el 2003. Sin embargo, es a los mapuches a quienes se les considera terroristas, se procesa a la Chepa bajo cargos de terrorismo, mientras que el policía que mató a Catrileo se encuentra en libertad. Luego, las facciones conservadoras de El Mercurio se preguntan por qué aumenta la violencia, pero los policías estatales son parte del problema: el insistir en aplicar más fuerza policial no es la solución. Necesitamos un servicio policial, no la fuerza bruta, ni lumazos ni balazos.

En el incidente anterior, el señor Jorge Luchsinger perfectamente puede resguardar su propiedad corriendo él mismo con los gastos en defensa. Al igual que los dueños del frigorífico asaltado por antisociales (ver nota) que repelieron a Carabineros y dieron muerte a dos policías. Desde luego, los que mueren no son el general ni el capitán ni ninguno de alto rango, las víctimas son los pacos rasos, que actúan como escudos humanos para resguardar la propiedad de quienes perfectamente pueden pagarse su propia defensa. Mantener una policía estatal significa recaudar impuestos, lo que en sí constituye una forma de atraco. Lo lógico sería que no se cobrasen impuestos y que cada uno, al contar con más recursos, contrate a las empresas de seguridad que ofrezcan un mejor servicio. Sin duda que es inaceptable que a los familiares de los policías asesinados se les entregue una miserable indemnización de $8 millones (11 .000 €). Si hubiesen sido contratados por una empresa policial, de seguro que la indemnización sería mucho más alta, tal como paga la mayoría de las aseguradoras de vida. Sería de beneficio para los propios carabineros el prestar sus servicios a un ente privado en vez de a una burocracia estatal.

En cuanto a resguardo vecinal, ya existen los guardias municipales. ¿Por qué no seguir aumentando sus poderes, en desmedro de la policía dirigida desde el gobierno central? Por ser unidades políticas reducidas y mucho más expuestas al escrutinio público, las municipalidades están más preparadas para organizar la defensa de los barrios. Los alcaldes y los vecinos deben tener el control de su seguridad, ya que ellos son más capaces de erradicar los focos de delincuencia. Las empresas policiales que otorguen un servicio deficiente no verán sus contratos renovados y el propio mercado regulará la actividad a favor de los servicios policiales más eficientes. No necesitamos fuerzas policiales cada vez más brutales.

Las comunas de más altos ingresos simplemente no necesitan de Carabineros, los vecinos de los barrios residenciales perfectamente tienen la preparación y los recursos para protegerse por sí mismos y contratar sus servicios, a cambio de una reducción de impuestos. Lo mismo con los sectores de clase media. Así liberaríamos valioso personal y recursos de las arcas fiscales para que la policía estatal se concentre en los sectores más peligrosos, donde hoy ni siquiera pueden entrar (¿ven la contradicción?).

Medidas como la libertad de drogas facilitarían esta labor ya que evitaríamos el prohibicionismo actual que genera ilegalidad y empodera a los barones del narcotráfico, amos y señores de varias zonas del país. La despenalización del aborto también contribuiría a disminuir la delincuencia, como se ha documentado en numerosos estudios (Freakonomics, el más popular), lo que facilitaría enormemente la tarea de mantener la tranquilidad ciudadana empleando un mínimo de recursos.

Quizás Carabineros tenga un papel que cumplir en la coordinación de las empresas de seguridad y en vigilar los sectores más marginales, pero incluso estas labores pueden privatizarse. Lo que el blog Chile Liberal propone es reinventar a la policía actual y darle más poder a los individuos; entendiendo que vastos sectores de la opinión pública son tercos y añoran vigilancia estatal se puede perfectamente al menos reducir el área de acción de la fuerza policial del estado. Así probablemente la niña inocente pueda dormir tranquila.

Respecto a la impotencia que produce el llamar a Carabineros, lean el siguiente chiste:

Aprenda a llamar a a policía
Yo tengo un sueño muy liviano, y en una de esas noches noté que había alguien andando sigilosamente por el jardín de la casa. Me levanté silenciosamente y me quedé siguiendo los leves ruidos que venían de afuera, hasta ver una silueta pasando por la ventana del baño. Como mi casa es muy segura, con rejas en las ventanas y trancas internas en las puertas, no me preocupé demasiado, pero está claro que no iba a dejar al ladrón ahí, contemplándolo tranquilamente.

Llamé bajito a la policía e informé la situación y di mi dirección. Me preguntaron si el ladrón estaba armado o si ya estaba dentro de la casa.

Aclaré que no y me dijeron que no había ningún móvil cerca para ayudar, pero que iban a mandar a alguien ni bien fuese posible.

Un minuto después llamé nuevamente y dije con voz calma:
-Hola, hace un rato llamé porque había alguien en mi jardín. No hay necesidad de que se apuren. Yo ya maté al ladrón con un tiro de escopeta calibre 12, que tengo guardada para estas situaciones. Pucha! el tiro hizo un desastre sobre el tipo!-.

Pasados menos de tres minutos, había en mi calle 5 autos de policía, un helicóptero, una unidad de rescate, un equipo de TV, una hinchada de los de los derechos humanos, que no se perderían esto por nada del mundo. Ellos agarraron al ladrón in fraganti, quien estaba mirando todo con cara de asombrado. Tal vez él estuviese pensando que era la casa del Jefe de Policía.

En medio del tumulto, un comisario se aproximó y me dijo:
-Creí que había dicho que había matado al ladrón-.

Yo contesté:
-Creí que me habían dicho que no había nadie disponible-.


Corrupción y policía
Muchos creen que la policía estatal es una vaca sagrada. Nada es sagrado. Los policías muchas veces son parte de la corrupción, y quitarlos del camino es imprescindible si se quiere luchar contra este flagelo. Son tan corruptos los policías latinoamericanos que hacen a sus pares chilenos verse muy honestos. Por ello, si queremos ponernos serios, debemos considerar su privatización, antes de acabar como el resto. El todo el continente se deben privatizar las fuerzas policiales de inmediato.

Puede ser que la gente viole las leyes de los políticos, pero es imposible violar las leyes de la economía. En el notable estudio La simple economía de la extorsión, citado y resumido en The Economist: Rules of the road, se concluye que los policías corruptos en Indonesia monopolizan los cobros de sobornos ("coimas", "mordidas") y maximizan sus ganancias, siguiendo los principios de cualquier otra actividad económica. En un viaje de 637 kms, un camionero promedio en aquel país pagaba US $23 en sobornos (13% del viaje, equivalente a un sueldo del camionero), precio en aumento al acercarse a los principales destinos (lógico). Cuando el gobierno decretó una tregua con las guerrillas y retiró a 30 mil soldados, disminuyó la cantidad de controles, y los camioneros se ahorraron un 36% en pagos. O sea, los camioneros economizaron bastante dinero. Pero, como ya se imaginarán, el excedente significó que en los controles restantes subió el precio de los sobornos. Al retirarse el poder estatal, aumentó la cantidad de extorsionistas privados, quienes sin piedad aumentaron el precio de los pagos, sin importarles si los camioneros pagarían menos al próximo extorsionista en el camino, afectando las ganancias de los otros. Esto se tradujo en menos ganancias ya que todos cobran más al proliferar la cantidad de extorsionistas, y los camioneros terminaron pagando más (doble marginalización).

Luchar contra la corrupción en un país tercermundista como Indonesia significa tratar de meter más extorsionistas a la cárcel, pero al descabezar la coordinación entre los mafiosos, los camioneros acaban pagando más, y los corruptos del estado sólo empeoran la situación (afectan la coordinación). Si se elimina a los funcionarios estatales, los extorsionistas privados intentarán coordinarse y así logran recaudar más entre ellos, cobrando menos a los camioneros. Dicho de otro modo, el mercado logrará regularse sin la interferencia estatal. O sea, se demuestra lo que plantea este blog: si se elimina la policía, la comunidad se beneficia. Dejemos que el mercado haga su trabajo.

31 comentarios:

Florencia dijo...

Es que Papito Estado es el que siempre nos ha protegido, pues. ¿No ves que así es más fácil quejarse si a uno le queman el fundo, ya que fueron las fuerzas públicas las que no funcionaron, en vez de la empresa que uno mismo contrató para defender lo suyo (legítimamente adquirido o no, es otro tema)?
Además a Papito le es muy fácil echar mano de sus secuaces para mantener el orden público cuando el gentío se manifiesta en contra de la ideología de los mandamases, aunque sea represiva (característica que precisamente se ve aumentada cuando los “efectivos” entran al baile, recordemos que el toque de queda no era resguardado solamente por el Ejército prusiano del que tan orgullosos se sienten algunos).
Es un poco utópico esperar que los ricos paguen por su seguridad y los pobres la puedan obtener del Estado. ¿Quién determina la línea que separa a los pudientes de los no? Yo viviera en La Dehesa y fuera típicamente chilena, recurro a los pacos de las poblaciones de Lo Barnechea para que repelan a los delincuentes, haciendo uso de lo que en economía se conoce como “free riding”.
Respecto a la corrupción de las juerzas policiales, es cuento viejo. Ganando la miseria de sueldo que ganan, obvio que es fácil tentarlos con una ayudita o amenazarlos con el amigo Coronel o General o Comandante (qué sé yo de sus jerarquías huevonas y qué me importa) para sacarse de encima un parte o una multa.
Creo que la economía no puede salvar a un país subdesarrollado como éste. Porque es una cuestión cultural, de manera de ser. Mi propuesta (no conflictiva con la tuya, ojo) es que nos asumamos tercermundistas y dejemos de creernos mejores que otros, porque si lo somos ha sido sólo por miedo a la fuerza pública o religiosa. No porque seamos tan choros.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

El texto en primeros parrafos, tiene mucho de la teoría marxista, que considera al aparato policial al servicio de las clases poderosas del Estado Burgués, y que utiliza a miembros del mismo proletariado contra el proletariado.
Pero luego cae en el utopismo mal entendido del mercado libre, que es más un acto de fe que racional.

El texto en sí, es contrario a lo que el liberalismo clásico plantea en cuanto a que las funciones indiscutidas del gobierno son la justicia y la seguridad. Así como la libertad religiosa es uno de los grandes temas de su ideario.

En todo caso, la privatización de la policía no es garantía de menos corrupción o mayor eficiencia, menos aún de bajar la delincuencia.

Al contrario, grupos delictuales organizados, pueden también pagar los servicios de seguridad y protección e incluso cooptar funcionarios, formando sus propios ejércitos.

Por otro lado, no todas las personas de las comunas pudientes y de clase media "tienen la preparación y los recursos para protegerse por sí mismos". Esa es una afirmación sin sustento, que no considera ninguna pluralidad etárea o económica.

Me pregunto qué pasaría en las comunas rurales, en las zonas alejadas, donde viven pocos habitantes.

En relación a lo anterior, se obvia la movilidad delictual, en cuanto a que los delitos se cometen en todas partes y en algunos períodos de tiempo aumentan en otras.

No explicas cómo se resolvería la investigación de ciertos crímenes, y cómo evitarías que si alguien con poder económico comete uno, la policía no sea comprada.

¿Podría un policía privado, investigar, cursar un parte o detener por ebriedad o violencia intrafamiliar al dueño de la empresa en que trabaja?

Sí estoy de acuerdo en la legalización, eso inhibe las mafias, mejora el producto y permite usar recursos en prevención del consumo.

Cristian Mancilla Mardel dijo...

Me surgen un par de dudas:
1. Considero que hay varias ventajas en cuanto a que Carabineros funcione para todo el territorio nacional: así puedes tener un efectivo en el lugar preciso donde se oculta un delincuente prófugo, por ejemplo, o puedes controlar situaciones de desorden público en un tiempo relativamente corto, además de contar con elementos disuasivos especiales para vastos sectores y que tal vez no se podrían costear las municipalidades por sí solas (carros lanza-agua y lanza-gases, funcionarios de fuerzas especiales, bombas lacrimógenas, escudos, etcétera). El simple delito sí puede ser resuelto por un simple funcionario municipal, pero hay cosas mayores que requieren algo más organizado y fuerte (y no es necesariamente el Ejército).
2. ¿De verdad crees mejor entregarse en los brazos de la mafia en lugar de tener un cuerpo de Carabineros que, al menos, puede ser puesto en entredicho y acusado (sin riesgo de muerte para el acusador) cuando comete errores? Los Carabineros tienen una imagen pública que cuidar: una mafia privada no estaría preocupada por la opinión de las personas.

Chile Liberal dijo...

@Jorge: estás completamente equivocado. El liberalismo clásico no establece cuáles son las funciones del estado, sino que deja al estado a cargo de todas las actividades en las que ningún privado puede obtener beneficios.

Lo único que propongo es devolverle las funciones de seguridad a los vecinos, tal como ya ocurre con los guardias municipales, etc, en desmedro de la policía estatal.

@Cristian: una de las funciones entonces de los actuales Carabineros sería coordinar a las diferentes agencias de seguridad. Labor que con el tiempo también podrá privatizarse.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Chile Liberal, lamento decirte que el equivocado eres tú, y que primero, deberías leer más cosas relacionadas con el liberalismo, su origen y vertientes, porque claramente confundes el liberalismo.

Lo ves como la doctrina según la cual la vida económica debería ser abandonada al mecanismo regulador del mercado y eso como dice Ryamond Boudon, un liberal, demuestra una profunda ignorancia.

John Locke, un autor liberal -no el protagonista de Lost, para que no te confundas- planteaba la necesidad de la existencia de un gobierno que proteja los derechos
y libertades de los individuos de toda agresión ilegítima y el de que
ese gobierno debe limitarse a funciones que protejan la vida, libertad y posesiones.

De eso, se desprenden muchas orientaciones claramente liberales, que incluso én tu confusión calificarías de izquierdistas.

"La libertad no es, como podría inferirlo el origen del nombre,
la libertad de toda restricción, sino la aplicación efectiva de
restricciones justas a todos los miembros de un estado libre,
sean éstos magistrados o subditos. Es solamente bajo restricciones
justas que las personas adquieren seguridad y que no pueden
ser invadidas en su libertad personal, su propiedad y su accionar
inocente..."

Æðelstan dijo...

Jorge, parece que eres tú quien no comprende el verdadero liberalismo.
En principio hay que dejar funcionar el mercado, pero es necesario intervenir cuando este lo hace de manera incorrecta (cuando hay un sector que influye ilegítimamente, cuando hay falta de información o abuso de una parte).

Me parece de pésimo tu gusto tu alusión a Lost. Estás en un foro de gente seria y no debes suponer que eres la única persona que lee, máxime cuando se trata de un pensador conocido hasta por estudiantes de enseñanza media.

Somos liberales, no anarquistas, por ello estimamos que las restricciones son necesarias, pero pretendemos que solo subsistan aquellas realmente imprescindibles para la vida en común y para que cada persona desarrolle al máximo sus capacidades, respetando su concepción individual de felicidad.

Æðelstan

jorge a gómez arismendi dijo...

Æðelstan: Entonces Raymond Boudon no lo entiende...

Si hablas de seriedad, entonces argumenta con seriedad.

¿Conoce el origen del Liberalismo, las causas de su génesis? ¿Sabe cuáles son las diferencias entre el francés y el inglés?

¿Cuál es el ámbito de las libertades cotidianas?

¿En qué ámbitos dejas funcionar libremente al mercado y en cuáles no? ¿En el ámbito de la producción, la distribución o en ambas?

¿Acaso puede alguien inculto ser juez competente de lo culto?

El Liberalismo es más que el simple discursillo de dejar funcionar el mercado, es algo más complejo.

Surgió como contrapeso al poder y despotismo político del Estado, luchando por la igualdad política y jurídica, pero debe evolucionar hacia una lucha contra el despotismo corporativo, que al sigue estableciendo desigualdades de económicas y de estatus.

Chile Liberal dijo...

Moví los comentarios del hilo anterior a este artículo, donde corresponden.

@Æðelstan, correcto, no somos anarquistas, me gusta mucho el término minarquía para designar un gobierno y estado mínimo.

@Jorge: ay, Jorge. ¿Qué haremos contigo? Tendremos que hacer caso omiso de tus petulancias y la pedantería, ya que acá el único pedante y petulante soy yo.

Estás tan ofuscado que te recomiendo respirar profundo, cuenta hasta diez, tómate un té, sal a caminar y luego postea. Parece que has usado mucho el Metro y el Transantiago en horas punta.

Partes de la base que te estás dirigiendo a un rebaño de ignorantes. Si así fuese, ¿para qué venir a postear? Quizás porque te cuesta enfrentar un debate. Pues bien, lo que yo planteo no se contradice en esencia con lo que dice John Locke, no obstante debes reconocer que cambiaste de tema.

Estábamos hablando de las privatizaciones (de la policía) y te dije que el estado se hace cargo de todas aquellas actividades en las que ningún privado puede obtener beneficios.

Pero en tu afán de contradecir, cambiaste de tema, y citaste a Locke (petulancias de por medio) para referirte al papel de un gobierno civil respecto a los derechos individuales. Así todo, la elaboración de leyes, la preservación de las libertades individuales, etc, no reportan utilidades económicas a ningún empresario privado, por lo tanto, no veo a título de qué sacaste el tema.

De todos modos, como te dijo Æðelstan, el gobierno civil puede existir siempre y cuando no interfiera con los individuos. Creo que estás peleando sólo.

Respecto a los orígenes del liberalismo, se remonta a la Carta Magna, los Levellers, los Whigs hasta los Liberales. Un saludo

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Ves que no entiendes.
Tiene tanta relación lo que escribi, pues querer privatizar la policía es algo totalmente antiliberal.

Tan antiliberal, que darías paso a que otros, con su mayor poder económico usen la fuerza policial para aubyugar a otros o se produzcan guerras de policías.
Basta ver las pugnas entre grupos paramilitares, ejércitos privados en definitiva.
O sea, pasaríamos de un despotismo a otro.

Los reyes dueños de la tierra y los soldados, ahora unos pocos empresarios dueños de la policía. Eso, que es muy marxista, afloró en el inicio de tu texto.

¿Te imaginas que las fuerzas policiales privadas fueran compradas y monopolizadas por algun grupo de magnates fanáticos religioso o alguna mafia poderosa y corrupta?

Pero, no lo entiendes porque insisto, crees que liberalismo es única y exclusivamente libre mercado...Privatizar todo...

Tampoco se trata de estatizar todo, pero tanto el mercado como el Estado tienen límites.

Por otro lado, me gustaría saber por qué reduces los beneficios a beneficios económicos, y peor aún los separas del Bien Común, cuando el Liberalismo plantea cosas más complejas que eso.

Sigamos en el debate que es lo que más adrenalina genera, sobre todo cuando los otros llaman a la calma en vez de argumentar...

En todo caso, no proyectes (supongo que conocer el concepto) en cuanto al uso del Transantiago. Es probable que a tí te moleste más que mi...supongo que el té te ha calmado.

Cristian dijo...

Hay un tema que creo nunca se ha tocado en este blog y es que ni la economía ni la política son ciencias bien definidas pues sus objetos de estudio están intrínsicamente relacionados con las decisiones caóticas que tomamos los seres humanos (la gran mayoría de las veces, desinformados y basados en emociones y/o delirios), además es muy difícil (y quizás imposible) realizar experimentos controlados para probar una hipótesis.

Hasta hoy la ciencia no ha podido predecir con certeza el resultado de un sistema caótico. Sin embargo creo que es posible hacerlo aunque no el futuro cercano. Mientras tanto tenemos cifras y estadísticas que nos indican qué tan bueno un sistema político-económico es en ciertos aspectos, podemos por ejemplo decir que la salud y la educación tienen alta importancia (y desarrollo) en el sistema comunista cubano, pero la libertad de expresión y el comercio están altamente limitados. Lamentablemente los datos estadísticos son muy fácilmente manipulables por lo que sin DATOS DUROS es imposible alcanzar conclusiones objetivas. Es bastante difícil juzgar objetivamente que tan bueno o tan malo el comunismo cubano es, lo mismo pasa con el liberalismo (que en el caso de la ideología chileliberalista parece más mercantilismo en el sentido literal de la palabra) o cualquier otra ideología.

Sin embargo (y más relacionado con el post) tenemos el ejemplo del caos en Irak con cientos de distintas “empresas de seguridad” (léase mercenarios) que sirven todo tipo de intereses sin ningún interés por el bien común de la sociedad iraquí. De hecho, la guerra de Irak es quizás un muy buen ejemplo de lo que pasa cuando se privatiza algo tan sensible como es la producción de armas. Creo que esa guerra no es más que una “mala chiva” para que las compañías que proveen de armamento al estado Norteamericano (y Británico) se llenen de plata los bolsillos. Algo similar ocurriría en cualquier parte si se privatizara la policía. Lo que es peor no me extrañaría que estas “empresas de seguridad” crearan amenazas inexistentes para expandir su influencia (al mas puro estilo de Bush y su “Eje del mal”). Por supuesto todo esto es mi percepción personal basada en datos blandos, y ese es el punto. No me gusta cuando en discusiones la gente SIN TENER DATOS DUROS propone soluciones a problemas sociales hablando en un tono de cura, pretendiendo saber lo que no sabe.

Carlitos, tu idea de que dejar al mercado “regularse solo” solucionaría prácticamente todos los problemas de nuestra especie no es solo utópica sino que ingenua. Pongámonos en un escenario teórico en donde tu utopia es alcanzada y “San Mercado” salva el mundo. ¿Que pasaría en el tiempo requerido para alcanzar ese estado? No quedaría planeta donde vivir. Si los países en desarrollo siguen con el ritmo que llevan de contaminación y producción de CO2, de aumento descontrolado de la población, cuando toda la gente hipotéticamente alcanzase un nivel de educación adecuado para elegir libremente en el mercado no habrían muchas opciones, pues no quedarían muchos lugares habitables en el mundo, y este es un hecho COMPROBADO POR DATOS DUROS y consenso científico: el calentamiento global, aunque algunos apologistas prediquen lo contrario. La única manera de que tu idea funcione (asumiendo que la impongas de la única manera posible: por la fuerza) es abandonar el concepto del ser humano como parte del medio ambiente y abrazar ideas transhumanistas para contrarrestarte el daño causado por el desarrollo y el progreso sin control, donde nos conectamos a computadores para aumentar nuestra inteligencia, donde creamos estructuras artificiales (ya existen) para capturar dióxido de carbono y reemplazar los bosques nativos y en donde todo se parece mas a la civilización Borg (Star Trek) que a la civilización humana como la conocemos. Francamente esa idea no me atrae. Me gusta demasiado la naturaleza como para imaginar un futuro sin ella. Y eso es lo que pasaría si dejáramos que el mercado se expandiera sin control.

Disculpen por la extensa volada y la redacción errática, pero en una de ésas calma los ánimos.

Saludos

Florencia dijo...

Hum...veo que algunos se abocan a defender la teoría del liberalismo tal como los católicos defienden la doctrina de la Iglesia y después son atacados en este mismo blog.
Más que citar ideas que vienen de otra época en la historia y de países con una religión, sistema legal e historia económica radicalmente distintas a la de Chile (lo cual hace inaplicables muchos de los preceptos, a qué negarlo), debemos analizar si Chile puede subsistir con reformas como la que en este caso plantea Chile Liberal cual es la privatización de la seguridad ciudadana. Y por privatización, en respuesta a la pregunta que alguien hizo acá (no recuerdo si en esta columna), entenderemos que el administrador y proveedor sea un ente privado (un empresario que cobre por sus servicios de forma directa y no a través de impuestos) y no el Estado. Éste sólo fiscalizaría que dicho ente no genere distorsiones tales como competencia monopolística, monopsonio con sus propios proveedores y otros vicios tan dados a ocurrir en un mercado altamente concentrado como es el chileno.
Estoy de acuerdo en que no debe separarse el Bien Común, objetivo último de una economía no sólo estatizada sino también de mercado (porque si no aprendemos todos a usar armas y chao, argumento que ya se discutió en la columna relativa a la Chepa), del bien privado.
En una teoría económica respetable, como ciencia social que es, se sabe que por mucho que uno trate de optimizar el uso de los recursos, siempre debe ablandar un poco la mano para proteger a los que de otra manera quedan desprotegidos por la falta de recursos. Y no hablemos de Noruega o Suiza o países ricos: hablemos de Chilito pobre. No aplican aquí, pues, las ideas de Alvaro Bardón y compañía (quienes me formaron, GRACIAS MAESTROS).
Aunque suene socialista lo que digo, la cosa es así nomás porque de otra manera se producen problemas sociales y políticos que entorpecen aún más el funcionamiento del mercado. Puedo citar medidas "socialistonas" en todas las economías que muchos consideran tan liberales: Francia, Holanda, Estados Unidos, etc. Por favor, los que tengan dudas averigüen acerca de los subsidios a la agricultura y otros sectores protegidos a lo largo de toda la historia, antes de decirme que el liberalismo puro sí existe y sí funciona. NO LO HACE. Como todo extremo, es utópico.
En el caso de la seguridad, ya planteé algunos de los problemas que pueden generarse con la privatización por tramos de ingreso. Simplemente no se cumplen las discriminaciones geográficas necesarias para que funcione.
Me encantaría que Chile Liberal propusiera en forma más concreta, un modelo que pueda funcionar. La organización industrial es mi tema favorito en cuanto a economía.

Saludos.

socióblogo dijo...

Pasaste de 'liberal' (anarco-capitalista te sienta mejor) a proponer una idea que desembocaría casi con toda seguridad en una especie de neo-feudalismo, situado en un escenario moderno, complejo, diferenciado y urbano.

Te saldría mejor escribir novelas antiutópicas o juegos de rol futuristas que proponer lineamientos para políticas públicas.

Chile Liberal dijo...

Parece que no me captaron el fondo de la idea. Las policías se pueden privatizar pero que respondan a las autoridades municipales. Los municipios, al ser unidades menores que el estado, pueden cumplir un papel mucho más efectivo que carabineros. De hecho, esto ya ocurre, simplemente propongo que los municipios convoquen a concursos y le entreguen la seguridad policial mediante concesiones a las empresas que respondan mejor a los vecinos. Así le damos a los ciudadanos el poder de decidir, y con las fuerzas del mercado castigamos o premiamos el desempeño de cada empresa.

Si en la comuna X la empresa Y hace un pésimo trabajo, el descontento significa que no se les renueva el contrato. Puede aparecer una empresa Z, y como existe libre competencia, le interesará proveer un mejor servicio, y así todos nos beneficiamos.

Hoy, sólo Carabineros nos resguarda, financiado mediante el cobro de impuestos. Si Carabineros están involucrados en delitos, o simplemente hacen mal su trabajo, no hay forma expedita de castigarlos, ni de premiarlos.

Propuse además que se mantenga Carabineros para coordinar las distinas empresas de seguridad, a nivel nacional. En el futuro -como dije- incluso aquella se podría privatizar.

El ejemplo que pone Crisian de Irak no se aplica aquí. Irak es un país caótico y sin una institucionalidad democrática. En un país más avanzado, la policía estatal ya no se justifica. Hay que comprender en qué etapa de avance se encuentra un país. En el caso de países como Argentina, México, Brasil... olvídense, esos países deben privatizar sus policías porque son ultracorruptas.

Carabineros de Chile fundamentan su quehacer en el eslogan "orden y patria". Ambas, "orden", y "patria" son palabras que me ponen los pelos de punta. ¿Qué es el orden? ¿El "orden" según quién? ¿Qué significa "patria"?

Hoy, aparte del aborto y el prohibicionismo de las drogas, los delincuentes siguen en alza porque Carabineros no entra a ciertas zonas de la capital. Lo lógico es controlar estas zonas por la sordidez en que actúan los delincuentes. La forma más eficiente de lograrlo, sin multiplicar la dotación policial, es reorganizando y optimizando los recursos. Amplios sectores pueden costearse sus servicios policiales. Que lo hagan. Necesitamos que alguien actúe sobre los focos de delincuencia, que abundan.

Respecto a las críticas más amplias, que las agradezco, fíjense en lo siguiente. El mercado existe, es una forma natural del intercambio entre individuos. El estado en cambio es un constructo artificial, cuya mera existencia es posible mediante el cobro de impuestos, lo que consiste en quitarle parte de su dinero a una persona, o arbitrariamente cobrar un monto por un intercambio. Si se fijan bien, esto equivale a un robo, un atraco.

Comparen el mercado con la teoría de la evolución, fíjense en las similitudes entre selección natural y libre competencia. Fue una desgracia que Charles Darwin no hubiese conocido a Adam Smith. Las similitudes saltan a la vista. Somos seres individualistas, que creamos asociaciones cuando nos conviene. En ese sentido, la religión y el estado son sus opuestos: entes falsos. La idea es compleja y no me extraña ya que muy poca gente comprende qué es la evolución -los ignorantes insisten en que es "al azar- y menos gente aún comprende cómo funciona el mercado.

Se habla de falta de información. Todo aquel que tenga una tarjeta de crédito, o una tarjeta de supermercado, cada vez que la usa entrega información personal y sobre sus hábitos de consumo. La informática lentamente comenzará a suplir cualquier falta de información. Así todo, el ni el estado ni el socialismo son capaces de corregir las imperfecciones del mercado. Es una falacia creer que podemos corregir al mercado mediante el estatismo. De hecho, las imperfecciones del mercado se corrigen con más libremercado. Creer lo contrario es una falacia evidente, piénsenlo.

Bueno el tema, ando medio corto de tiempo.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

¿El mercado es una forma natural de intercambio? A qué tipo de mercado te refieres, con qué tipo de bienes, sólo materiales o de otra índole. Consideras la distinción

Más aún, donde queda la evolución histórica de lo que llamas Mercado, y más aún de las formas de intercambio que se constituyen y configuran a éste.

No hay que confundir el intercambio, con el mercado, cuyo funcionamiento se encuentra determinado por su inserción en instituciones políticas, estructuras sociales y procesos culturales determinados.
“por sí solo el mercado no genera ni sustenta a un orden social” (Norbert Lechner)

Dónde queda la dimensión política –de poder y fuerza- que opera en las relaciones que establecen los sujetos, y que configura el marco institucional donde los intercambios se producen.

Me gustaría que desarrolles con amplitud tu planteamiento en cuanto a la relación entre selección natural y libre competencia, considerando que "bastaría que haya una sola persona que pensara que es apropiado restringir la libertad de otros para compelirlos a adecuarse al estilo de vida del agresor, para que ningún orden anarquista pueda sobrevivir".7 J. Buchanan, The Limits of Liberty. Between Anarchy and Leviatán.

Es decir, cómo evitar que la selección natural nos lleve de vuelta a la ley del más fuerte como opera en el reino animal.

Sería interesante leer tus planteamientos en ese sentido, pero aplicados a las Relaciones Internacionales, tanto a nivel de estados nación, como de pueblos y etnias. Sería interesante también verlo aplicado al tema de la esclavitud. Hay debate histórico muy famoso en Estados Unidos en cuanto a eso.

Más aún, me llama la atención que consideres negativa a la religión, cuando para los liberales clásicos, era uno de los ámbitos que se debía proteger del poder del Estado.

Por eso, y desde sus orígenes, el liberalismo hizo de la libertad religiosa uno de los grandes temas de su ideario.

En tu ejemplo de las tarjetas, muestras claramente las asimetrías de información que varios te han hecho notar. Mucho saben de nosotros, pero poco sabemos los consumidores de los productores.

Así entonces, el mismo que vendió galletas podridas hace unos cuantos años, escondido tras esas asimetrías, vende leche con bacterias a niños pequeños tiempo después. ¿Funcionó el mercado en ese caso?

Cristian dijo...

Jorge,

No confundas libertad de culto con simpatia con la religion, que yo sepa Carlos no ha propuesto prohibir la religion, sino combatirla, que es muy distinto. La gente tiene derecho a creer lo que quiera, pero de la misma manera tiene derecho a la informacion, la libre expresion y al pensamiento critico. La libertad es para creer o no creer. No deberia porque acusarse de "discriminacion religiosa" a personas como yo y Carlos que creemos que mucha gente religiosa no se da cuenta que sufre de delirio (y muchos que si se dan cuenta eligen el delirio antes de la razon)

Ademas, la ciencia nada tiene de oligarquica como tu planteas en uno de tus blogs, pues es dinamica y constantemente se esta replanteando a si misma, en ciencia no hay verdades absolutas, todo esta abierto a escrutinio si muestras evidencia.

Repito que el gran problema con las ciencias sociales como la politica y la economia es que estan basadas en ideas que se originan mas bien desde sentimientos que desde hechos comprobables, en terminos objetivos son mas bien protociencias, debido a que la experimentacion es complicada (especialmente en politica). Eso esta cambiando poco a poco, pero hasta que no sepamos bien como funciona la mente humana es imposible entender de verdad como funciona el mercado o la sociedad, que son sistemas evidentemente caoticos e impredecibles.

Carlos,

no tienes ninguna evidencia que demuestre que el mercado sigue una estructura "natural" y si asi lo fuera, no creo que seria bueno tener una sociedad donde siempre el mas fuerte o mas dotado sale beneficiado. Entonces que nos diferenciaria de los animales? Donde queda la moral?

Chile Liberal dijo...

@Cristian, correcta tu respuesta a Jorge. Jamás los ateos/agnósticos humanistas hemos buscado prohibir las religiones. Por lo mismo, en la arena netamente política debemos hacernos llamar "secularistas", o "laicicistas" es decir, más bien buscamos que las religiones sean una cuestión privada y donde se respete de igual manera al que adora a Yavé, Jehová, Alá, Maradona o Elvis Presley. Esto sólo se logra desde la indiferencia de un agnóstico. Ya pasó la etapa en que los revolucionarios franceses mandaron a la guillotina a los curas y las monjas. Eso fue necesario para luchar contra la bestia formidable que es el papismo. La laïcité francesa se logró gracias a la lucha. Los países protestantes son mucho más respetuosos. El propio Adam Smith decía que las religiones prosperan cuando existe un "mercado libre de las religiones", o sea, cuando deben competir entre ellas para lograr adeptos. La lógica de la libre competencia se aplica a las ideas religiosas. De hecho, los cultos protestantes van en aumento (bautistas, pentecostales, etc, todos compiten entre ellos), mientras que la asociación papista ve cómo sus órdenes sacerdotales se desploman.

Como dijo Cristian, la idea es combatir estas ideas. Sólo en tu cabeza yo he propuesto prohibir las religiones. Sería como prohibir la estupidez: imposible.

Peor aún, Jorge, insistes hasta llegar a ser majadero en una idea que te he repetido creo que más de diez veces: no es condición sine qua non del mercado el mentir, el estafar y el robar. Vuelves con el ejemplo de las galletas Competa. Ve cuántas galletas se venden en Chile cada día, y compara cuántas galletas podridas se venden. Compara cuánta leche en perfecto estado se vende, y compara cuánta leche con bacterias se encuentra disponible. Tu porfía desincentiva el debate.

El mercado se fundamenta en el intercambio. Si una de las partes miente, o estafa, la parte afectada tiene todo su derecho a ser recompensada. De algún modo, insistes en creer que el mercado consiste en mentir. Peor aún, parece que crees que el socialismo es la solución al problema. Como te he explicado en innumerables ocasiones, un mercado más libre permite subsanar la asimetría de información, el moral hazard, etc.

Bueno, ya que nos desviamos del tema (privatizar la fuerza policial y convertirla en "servicio" policial), veamos en orden de particular a general algunas aseveraciones:

No hay que confundir el intercambio, con el mercado, cuyo funcionamiento se encuentra determinado por su inserción en instituciones políticas, estructuras sociales y procesos culturales determinados.
“por sí solo el mercado no genera ni sustenta a un orden social” (Norbert Lechner)


Mero argumento de autoridad. Te puedo contestar: "El mercado por sí sólo genera y sustenta un orden social" (Chile Liberal). Pero lo cierto es que el mercado genera un orden social, y acá tu contradicción es mayor. Por un lado reclamas sobre las asimetrías de información. Por otro, desconoces que el mercado implica tal cantidad de información que hacen del socialismo algo imposible (basta ver Cuba, URSS, etc).

Ahora, respecto a tu consulta sobre libre competencia y selección natural, te contesto a ti y a Cristian al mismo tiempo:

Vean cómo describe Darwin y Dawkins la teoría de la evolución. Ahora vean cómo describe Adam Smith/David Ricardo/Milton Friedman al mercado (se puede contar a Hayek y a los austríacos).

Así como no hay un Diseñador de la naturaleza, sino que es una "ilusión", y así como cada uno de nuestros órganos y todas nuestras funciones han evolucionado darwinianamente para conformar las especies, es exactamente el mismo mecanismo que observamos en la economía de mercado.

Esta idea es bastante compleja y se aplica a la ética también.

Lo demuestro con la siguiente historia. Un grupo de planificadores soviéticos fueron invitados a Londres por un grupo de economistas ingleses para compartir experiencias. Fueron a un mercado de frutas y verduras en Londres. Los soviéticos pidieron inmediatamente a sus colegas ingleses que les dieran detalles sobre el plan que tenían para ese mercado. Se maravillaron al ver que no había enormes pilas de vegetales perdidos, como ocurría en Rusia. Los ingleses explicaron que no había ningún plan. Los soviéticos pensaron que los ingleses deliberadamente les escondían detalles sobre la planificación de aquel mercado. Los ingleses simplemente les explicaron que el mercado se regía por la ley de la oferta y la demanda.

Con esto, quiero graficar que los mercados surgen espontáneamente. El mecanismo de la "mano invisible" debe ser estudiado por todo aquel que pretenda comprender el mercado debe saber que -en palabras de Adam Smith- no es por la bondad del carnicero, del panadero ni del cervecero que tenemos nuestra cena en la mesa, sino por el interés de cada uno de ellos de venderte sus productos.

El que comprenda cómo funciona el individualismo en el mercado, comprenderá cómo funciona el individualismo en la teoría de la evolución. Para ello, recomiendo leer El Gen Egoísta, de Richard Dawkins.

Ahora bien, Cristian pregunta entonces qué nos diferencia de los animales. La respuesta es bastante difícil. Somos animales, somos racionales, pero no siempre. Somos individualistas, e incluso el propio altruismo tiene explicación darwiniana. Sobre todo ello ha elaborado Richard Dawkins con una claridad deslumbrante.

Los mercados siguen evolucionando sin un "planificador". El estado, si es que es necesario que exista, debe remitirse a ayudar a los más menesterosos, a quienes no logran ayudarse a sí mismos, pero así todo las instituciones de caridad son más efectivas.

El propio estado, para que sea de algún modo exitoso, debe evolucionar darwinianamente. Me atrevo a afirmar que el subdesarrollo de latinoamérica se debe primero al papismo, y segundo a que las elites fundan un estado, el cual se impone al resto. En Europa, el desmantelamiento de las monarquías fue dando paso a una gradual evolución del estado. Ello explica que el NHS en Inglaterra sea un monstruo pero que proporciona salud, la proporciona. En latinoamerica, los estados son un fracaso, y asfixian al mercado, que es mucho más eficiente.

Cristian dijo...

Aún no veo datos ni certeza científica en tus dichos. A Dawkins se le ocurrió hacer un paralelo casi poético (pero no muy científico) entre la evolución del universo y la evolución de las especies, son cosas que tienen muchas similitudes (ninguna de las dos requieren un diseñador), pero no son lo mismo. Me gustaría saber que piensan individuos como Hawking sobre las ideas de Dawkins respecto al Universo. Recordemos que Dawkins es un experto en Biología, no en Física.
Tú te sumaste a esta comparación y la llevaste un paso mas allá, aplicándola al mercado. Lamentablemente no es más que una idea y no hay evidencia DURA que te respalde.

Lo cierto es que aun no propones ideas claras de cómo solucionar las asimetrías de información. Tampoco me queda clara tu posición respecto del medio ambiente, tu dices que el medio ambiente también debiera privatizarse (a lo Tompkins), pero yo me pregunto, si el mercado se liberalizara al punto que tu suenas, ¿quedaría medio ambiente cuando se alcanzara el punto máximo de “libertad comercial”?. Creo que la respuesta es no, y si hemos de vivir en una ambiente limpio, seria una gran ciudad global dependiente en maquinas de todo tipo (lo que puede ser muy peligroso si la IA sigue avanzando al paso que lo hace hoy) para mantener el aire y el agua limpia y con tan poca biodiversidad que es posible que la vida (no solo humana) no pudiera renacer de una extinción masiva, como ya lo ha hecho tantas veces.

Ahora te pregunto directamente para que no te vayas por la tangente:
¿Como evitas las asimetrías de información?
Comentario al margen: Una buena solución seria un sistema educacional como el cubano, creo yo
¿Como proteges el medio ambiente mientras el mercado se liberaliza? (asumiendo que te interesa el medio ambiente)
¿Como evitas que la civilización humana no termine pareciéndose a los Borg de Star Trek, llegando al punto de tener que artificializar la naturaleza misma para poder garantizar nuestra supervivencia como especie? (asumiendo que la tuya es una utopia y no una distopia)

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Cristian: Bastaría revisar algunas frases de Carlos, alias Chile Liberal, para constatar que fácilmente promueve la abolición de las religiones.
Como agnóstico no considero lo que hacen como discriminación religiosa, sino más bien de intolerancia. Peligrosa por lo demás, al considerar desquiciados a quienes creen. Es como a la inversa, nos consideran herejes, etc.

Como soy partidario de la libre expresión y más aún del pensamiento crítico considero que la Ciencia, como campo específico, como espacio, tiene una oligarquía constituida, en torno a premios, financiamientos, paradigmas, focos de interés, problemas.
Lo que mencionas acerca de la Ciencia es en términos ideales, pero en ningún caso considera que la Ciencia opera en torno al poder, y se impone como discurso que se vuelve claramente ideológico.

Carlos, alias Chile Liberal: Creo que el majadero y porfiado eres tú, pues varias veces te he dicho que no aplico esa condición al mercado, un abstracto, sino a los sujetos que son los que actúan realmente en el mercado. Insistes majaderamente en decir que se la atribuyó al mercado, y eso me demuestra que no entiendes nada en cuanto comportamiento de los actores. Sobre todo, pareces tener mucha fe en los seres humanos. Bueno, hasta ahora eso es lo más liberal clásico que puedo apreciar en tí

En ningún caso he mencionado el socialismo, y de hecho, tu afirmación demuestra falta de criterio, pues ves todo negro o blanco. Con deterministas como tú que consideran el libre mercado una panacea, el debate se hace más denso.


Entre tu cita y la de Lechner, hay mucho trecho. De hecho, el resto de tu argumento muestra que desconoces mucho de la Teoría de Juegos, y el Neoinsitucionalismo.
En primer lugar, el Mercado no siempre establece juegos cooperativos (Nash), por lo tanto las asimetrías de información juegan un papel importantísimo (North-Arrow) en cuanto al comportamiento de los sujetos.

Así, no siempre el interés individual deriva en el Bien Colectivo (óptimo social) pero para eso es necesario conocer la distinción entre racionalidad sustancial y racionalidad procedimental.

Por lo mismo, decir que “el que comprenda cómo funciona el individualismo en el mercado, comprenderá cómo funciona el individualismo en la teoría de la evolución.” es una frase sin contenido, es como decir que provenimos de Adán y Eva.

Cristian dijo...

Jorge,

Me encuentro en una posición extraña, pues concuerdo contigo en tu análisis económico pero no en el religioso ni el científico.

Llamar a abolir las religiones no implica destruir la libertad de creer en una determinada religión. Yo también soy agnóstico (por razones filosóficas que tienen que ver con la posible simulación de la realidad, argumento esgrimido por Nick Bostrom). Yo creo firmemente que si se estimulara más el pensamiento crítico y la enseñanza de las ciencias básicas a los más pequeños, las razones para creer en dioses desaparecerían.
No he leído nunca en este blog un llamado REAL a abolir las religiones por ley o por la fuerza. El ateismo militante (que incluye a ateos agnósticos, secularistas y escépticos en sus filas) no busca prohibir las religiones, busca abrir el debate en torno al tabú que ha existido por siglos en que no se concibe que se cuestionen las creencias religiosas de una persona (como creer en la resurrección de Jesús o en el viaje en un caballo alado de Mahoma al cielo), busca demostrar que las religiones empobrecen al ser humano y que no tienen relación alguna con la moral.

De hecho (y mezclando ambos temas), si mucha gente ocupara su tiempo en aprender a pensar críticamente en vez de rezarle a la “mona de yeso” estaríamos mas cerca de una sociedad en donde el acto de adquirir información se hace mas fácil, un paso mas cerca de abolir las asimetrías de información (aunque no lo suficiente para implementar las ideas de Carlos)

Respecto a tu percepción de la ciencia, me pregunto si has tenido la oportunidad de hacer investigación en “ciencias duras” (biología, química y física). El mundo de la ciencia es una meritocracia, el que mas sabe manda, y si tienes evidencia (como una teoría bien fundamentada) de que tus ideas pueden cambiar los paradigmas reinantes vas a encontrar quien te financie, esto es particularmente cierto en el campo de la física teórica y las matemáticas. No conozco que sucede en el ámbito de las ciencias sociales, sin embargo.
El gran problema que si existe particularmente en biología es que hay demasiada burocracia para obtener fondos y hay que estar constantemente postulando a nuevos fondos para mantenerse a flote, lo que impide concentrase en un solo proyecto a muchos de los científicos que son mas capaces.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Cristian: Yo soy agnóstico porque considero que las cuestiones de fe van más allá de nuestro entendimiento 8cuestión que explicaré en la tarde).
También creo en la libertad de elegir y por lo tanto, si la gente conoce más elige mejor, se cuestiona.
Parto de la base que nada es absoluto en todo sentido.

En cuanto a la Ciencia, olvidas que existe una dominación simbólica que descansa cada vez más en la autoridad de la ciencia por ejemplo en Medicina.

De hecho, tu distinción entre Ciencias Duras, como superiores a las Sociales, es una clara muestra de ese discurso, que da por superados todos los dilemas epistemológicos.

El que manda, es el que más capital social acumulado tiene, más nexos con el poder tiene también. La meritocracia existe, pero no es la base de las relaciones en el campo científico.

Mi texto La Oligarquía de las Ciencias, apunta a que el campo científico no es un espacio inmaculado ylibre de las vicios humanos.

La crítica es similar a la que se hace al campo religioso, cuando se dice que está libre del poder, cuando sabemos que mucho de éste opera ahí.

Chile Liberal dijo...

@Cristian:

¿Como evitas las asimetrías de información?
Comentario al margen: Una buena solución seria un sistema educacional como el cubano, creo yo


Ya dije, el mercado en la medida que se vuelve más sofisticado y más libre y más competitivo sólo va mitigando el problema. Hoy tenemos más información de la que teníamos hace 100 años, y en 100 años más tendremos mucha más. Lo importante es no distorsionar el mercado, para ello, el estatismo hay que tenerlo a raya.

Lo de las asimetrías me parece que le estás dando más importancia de lo que se merece. Me recuerda un testigo de jehová que conocí quien me porfiaba que los científicos mentían y que muchas pruebas de la evolución eran falsificadas. Desde luego, la ciencia no consiste en mentir, si bien es inevitable que haya científicos mentirosos. Un científico mentiroso por naturaleza no puede ser científico. Uso esta analogía para explicarte que el mercado no consiste en retener información ni mentir ni estafar: esas cosas ocurren. El mercado consiste en que la gente ofrece y otra gente demanda y compra.

¿Como proteges el medio ambiente mientras el mercado se liberaliza? (asumiendo que te interesa el medio ambiente)


¿Como proteges el medio ambiente mientras el mercado se liberaliza? (asumiendo que te interesa el medio ambiente)
¿Como evitas que la civilización humana no termine pareciéndose a los Borg de Star Trek, llegando al punto de tener que artificializar la naturaleza misma para poder garantizar nuestra supervivencia como especie? (asumiendo que la tuya es una utopia y no una distopia)


Ya dije que si privatizamos las ballenas, si alguien fuese el dueño de las ballenas, esa persona jamás permitiría que se extinguiesen. La preservación de especies se soluciona por esta vía. Del mismo modo, vender bosques nativos a los Tompkins dispuestos a preservarlos. Respecto a la contaminación marítima, se debe eliminar las aguas internacionales porque es en ellas donde se derrama toda la basura del mundo. En cuanto a energía, ya propuse adoptar la energía nuclear. También ya expliqué cómo abordar el calentamiento global, y como si fuese poco, publiqué un excelente artículo sobre el impuesto al carbono. Con todo este material creo que he elaborado bastante sobre cuestiones ambientales, y puedes leer también Capitalismo y medio ambiente del amigo de este blog, Álvaro Bardón.

Como ves, no hay ninguna contradicción entre liberalismo y ambientalismo. Ahora, que los enemigos de la economía libre hayan inventado el mito del capitalismo destruyendo el planeta, eso es falso.

¿Como evitas que la civilización humana no termine pareciéndose a los Borg de Star Trek, llegando al punto de tener que artificializar la naturaleza misma para poder garantizar nuestra supervivencia como especie? (asumiendo que la tuya es una utopia y no una distopia)

No sé si entendí bien la pregunta, pero ¿qué tiene de malo "artificializar" la naturaleza? Este blog es el primero en defender la manipulación genética, la experimentación científica, la clonación, etc.

Cuando logremos desarrollar más nuestra base de conocimiento, podremos crear madera artificial sin talar bosques, podremos desarrollar energías limpias sin contaminar, podemos clonar especies en extinción o extinguidas (a lo Jurassic Park), podremos incluso reproducir bosques enteros.

Disculpa, pero no sé si contesté bien este punto. No estoy seguro de haber captado el fondo de tu pregunta.

@Jorge, el individualismo es desde luego el opuesto al socialismo. Y si te fijas, el individualismo es la esencia de la evolución. Tu declaración:

Por lo mismo, decir que “el que comprenda cómo funciona el individualismo en el mercado, comprenderá cómo funciona el individualismo en la teoría de la evolución.” es una frase sin contenido, es como decir que provenimos de Adán y Eva.

... muestras que en vez de abrir el debate, tiendes a cerrarlo.

Piénsalo bien, medítalo y verás que las similitudes son sorprendentes. De hecho, te recomiendo leer mi artículo Homo Economicus para que vayas asimilando conceptos.

Si hay algo que he dejado sin contestar, me avisan.

Recuerdo que el tema en cuestión era la privatización de los pacos, pero podemos abrir otros temas.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Leí tu artículo, que es más bien una reseña.
Yo tengo otro, de la Complutense, que estoy leyendo hace algunas semanas. Luego te diré de que se trata.

En todo caso, lo que me llamó la atención es que en los comentarios dices explicitamente que "la guillotina se hace cada vez más necesaria".

Insisto, el mayor riesgo del Liberalismo, al ser mal entendido, es caer en el Despotismo al modo de Robespierre...

Saludos

Anónimo dijo...

HOLA CHILE ...CREO QUE PARA HABLAR DE LO QUE ES CARABINEROS DEBERÍAS SER UNO DE ELLOS Y DEL SACRIFICIO DE SU DÍA A DÍA , RESPECTO A SI ACTÚAN MAL ( CORRUPTAMENTE , SI SABES TANTO DEL TEMA .. )DEBERÍAS SABER QUE LA INSTITUCIÓN MANTIENE PERSONAL DE INTELIGENCIA QUE SACO TODAS LAS MANZANAS PODRIDAS Y QUE SON DADOS DE BAJA SIN MIRAMIENTOS , LO DEL LIBERALIZMO SE LOS DEJO A UDS Y A ARMENDARIZ UN SALUDO.

Anónimo dijo...

La verdad es que como comentaba el Sr. anónimo, para expresarse de Carabineros de Chile hay que estar en cada momento y en cada uno de sus integrantes, pues hay cosas que ustedes no se imaginan que satisfacen a un hombre en la calle durante las noches y las madrugadas, como ver soreir a un niño, o que este te extienda su mano en agradecimiento.-

Anónimo dijo...

Ustedes que son pagados por los países comunistas, solo tienen tiempo para pensar puras huevadas comunistas de mierda, como que quedaron vivos muchos para el 11 de Sep. del 73 espero que para el proximo golpe militar sean ustedes a quien me toca matar, y despues dicen los familiares maricones que nunca hacieron nada para haber sido muertos, cuando en sus palabras solo sale odio y mierda,
como ex uniformado les digo gasten su tiempo en otra cosa, tomen calculadora y vean cuanto roban los ministros de la concertacion, y ponganse una mascara si es mucha la verguenza, si es que tienen.

VIVA PATRIA Y LIBERTAD

Su Excelencia dijo...

Este "ex uniformado" demuestra a la perfección la mezcla de sadismo, cobardía y estupidez que Pinochet impuso en nuestras instituciones armadas. A su imagen y semejanza.

No sé para qué sirve esta soldadesca sodomítica. Para una guerra, seguro que no.

Chile Liberal dijo...

@Ex Uniformado Anónimo: en vista de tu aberrante amenaza de muerte contra mi persona ("espero que para el proximo golpe militar sean ustedes a quien me toca matar"), debo responder con una frase, no con violencia, porque a mí me enseñaron a pensar y me enseñaron a cuestionar. Pero a ti... te enseñaron a matar y a obedecer.

A ti ex uniformado, amenazador, cobarde, que no eres capaz de sostener tu punto porque eres víctima del secuestro mental que el gorila Daniel López organizó de nuestras FFAA democráticas, a ti que quieres matarme en el próximo golpe de Estado, te digo que seguro lo harás, porque tú sabes empuñar un arma y yo no. Me matarás, porque no tienes forma de acallarme.

A tí, demente, te dedico la siguiente cita:

"Maldito el soldado que empuña su arma contra su propio pueblo".

Simón Bolívar

Su Excelencia dijo...

Chile Liberal no corre peligro. Recordemos que el ex-uniformado nunca perteneció a un ejército serio. Estos payasos tercermundistas siempre se rinden, llorando de miedo, apenas se encuentran con un adversario de verdad. Como en las Falklands. Da vergüenza que los impuestos de los chilenos útiles paguen el sueldo de estos parásitos.

Y hablando de odio y mierda, basta oir a los familiares y cómplices de Jaime Guzmán, cuando lloriquean anualmente por el ajusticiamiento del maricón. Puaj.

Anónimo dijo...

A LA MIERDA MARXISTAS CULIAO´s!!!!!!
Carabineros deberia tener mas libertad de APALEAR, ELIMINAR Y SACARLES LA CRESTA A CUANTA MIERDA ANARQUISTA Y MARXISTA HUEVEE.
Marxistas hijos del demonio!!!!!!

WALTER FORAL LIEBSCH
Chileno en Austria desde 1995

Chile Liberal dijo...

Energúmeno facho Walter Foral no podía sino tener un perfil en el sitio católico Gloria, véanlo ustedes mismos.Yo propongo que Carabineros tenga más libertad para apalear a los que tienen perfiles en un sitio cuyo lema es: "the more catholic the better".Éste de seguro es de los que derramarán lágrimas cuando su ídolo Natzinger santifique a Pio XII.

Además puta el weón feo a cagarse.

Chile Liberal dijo...

Y pedófilo más encima. Te pasaste huevón.

Me pregunto si este demente viene de Amstetten, y si la policía (estatal o privada)puede que vaya a darse una vuelta a su casa. Quizás qué esconde en el sótano.