domingo, 17 de enero de 2010

Sebastián Piñera presidente: ¿Cuál es el mandato del electorado?

"Al pueblo se le obedece hasta cuando yerra"
Simón Bolívar



Medio siglo tuvo que transcurrir hasta que la derecha, o una pantomima de ella, volviese al Palacio de La Moneda. Hay tres factores que analizar en este momento histórico.

El primero es el más obvio: la letal combinación de arrogancia y estupidez en la Concertación. La alarma ya se encendió con el apretado triunfo de Lagos ante Lavín (QEPD). Luego Piñera quebró la unidad de la Alianza y se tiró como candidato, sabiendo que es una facción fracasada desde el 5 de octubre de 1988, y desplazó a Lavín, llevando a Bachelet al balotaje. Después del empate con sabor a triunfo de las Muncipales 2008 la Concertación no fue capaz de reaccionar, y respondió con un remedo de primarias que fueron una farsa, con un Escalona comportándose como un hooligan, entre otros tristes episodios. El resultado fue la nominación un ex presidente recauchado a pesar que el país a gritos le pedía renovación al conglomerado gobernante. Frei fue una cuchufleta, digna, pero cuchufleta al fin y al cabo. La reacción del señor Latorre, presidente de la DC, al conocer los resultados de la primera vuelta, fue de arrogancia y de minimizar el claro descontento popular hacia las prácticas de la Concertación. Advertimos que Frei, si bien es un tipo honesto, es un político de la transición, o sea, parco, y no apto para enfrentar a "Locomotora" Piñera.
De nada le sirve a los más férreos izquierdistas el seguir alegando que "la gente es tonta" o esto es "una vergüenza". El primer responsable de la derrota ha sido la propia Concertación.

El segundo factor tiene que ver con la capacidad de Piñera de sobreponerse a los fracasos. Piñera fue desechado varias veces, y a diferencia de MEO, terminó la elección previa en una posición expectante. No dejó un sólo minuto de concentrarse en su objetivo final. Podemos concluir que éste ha sido más bien un triunfo personal de Piñera, y no de la Coalición por el Cambio.
La agonizante Alianza sobrevivió la transición única y exclusivamente gracias al respirador artificial del sistema binominal, aunque no dejará pasar esta noche la oportunidad imperdible de pretender que es ella la receptora del sentir popular. Pero esto no es así. La Concertación sigue viva y goza de gran prestigio. De hecho, la Concertación tomó al país con 5 millones de pobres y lo entrega en la OCDE, sin miles de muertos ni exiliados. Bachelet disfruta de una popularidad sin precedentes. Ha sido Piñera quien con coraje ha logrado apelar a los "swing voters", muchos de ellos liberales (como nosotros, o Pato Navia, entre otros), quienes vimos en el empresario —no en sus aliados— una oportunidad de hacer funcionar la democracia chilena como un remedo de democracia sólida, optando por esta pantomina de "alternancia", que no obstante abre no poca incertidumbre sobre el futuro papel de los pinochetistas que esta noche de seguro creerán que el ex coordinador del NO en la Región Metropolitana es uno de los suyos. Ellos saben que no, pero no importa: ellos creen en lo que quieren creer.

El tercer factor tiene que ver con, sí, Marco Enríquez Ominami. El joven, energético y díscolo candidato logró poner sobre la mesa temas que hasta hace poco eran tabú. Ya nos referimos a la torpeza de MEO de adherir a una campaña condenada al fracaso desde su génesis. Este no es momento de hablar de él (si resucita o no, otorgamos el beneficio de la duda), sino del 20% que votó por él y que ahora se desplazó hacia Sebastián. La conclusión es que Chile cambió. Sí, este ya es un país que demanda más individualismo y menos mojigatería, menos control del Estado en la vida de las personas, más autonomía, más independencia de los dueños de la moral y sus agendas valóricas, quienes no comprenden los efectos que la sociedad de consumo genera en la siquis de los individuos. Los chilenos quieren consumir más y pagar menos impuesto, a la vez que desean su autonomía. El discurso de "Mazestao" fue un error garrafal de Frei (no logramos encontrar un acierto). Piñera es el presidente de un país que ha ganado en confianza en sí mismo y que ahora quiere codearse con las naciones de la OCDE, o sea, por poner un ejemplo, con la España moderna y progresista de hoy, y no con la España rural y proteccionista y nacional-católica de Franco. El país no quiere un patrón de fundo que le diga a los peones cuándo deben ir a misa y con quién pueden casarse, y cuándo. ¿Hacia dónde vamos, entonces? Pues pueden ver a la península ibérica para entender el curso que el país quiere seguir.

La Concertación se fundó para devolver la democracia al país. El objetivo lo logró. No por nada, se anota un 48%. Ahora necesita mucho de destrucción schumpeteriana para emerger de las cenizas con una propuesta nueva, más allá de la transición. Por qué esperó hasta hoy para entenderlo, escapa a mis capacidades. Por lo pronto, a diferencia de la derecha, si la Concerta quiere volver a La Moneda en cuatro años más, debe dar de baja a su plana mayor, empezando por Latorre y Escalona.

Por su parte, Sebastián Piñera ahora debes arreglártelas para satisfacer las demandas de muchos que votaron por ti sin jamás antes haber votado por la Alianza ni nada que se le parezca. Piñera sabe que llega al poder con muchos votantes no tradicionales del sector.
Las tareas que te encargamos
Tu mandato es primero que nada, actuar con firmeza contra la corrupción. Si es posible que el mismo involucrado en escándalos de información provilegiada y de escuchas telefónicas, asociado con los apologetas de Augusto Pinochet (a la fecha, el único gobernante chileno que se ha retirado millonario después de su mandato), es algo que despierta suspicacias y sonrisas sarcásticas. No sé cómo lo harás pero deberás encontrar la forma. Para cumplir con tus promesas (subir sueldo mínimo, regalar bonos, abrir ministerios) necesitas más recursos, o sea, dejar a los gatos cuidando la carnciería. Pero el país bajo la Concertación vio una actitud pusilánime contra la corrupción, y la Oposición, en nuestra democracia al cuete, ha optado por el remedo de alternancia y Piñera ahora quedas a cargo.

La segunda tarea de tu mandato es la más importante y al mismo tiempo la que parece menos difícil, y es mantener la estabilidad económica y política. Para ello, su gabinete debe ser elegido con los mismos criterios que ha usado para formar sus equipos de trabajo. Queremos ver gente técnica y capacitada, y no favores políticos. El cuoteo de la Bachelet y sus bochornos como la "paridad" nos dejó hartos. Sarkozy nombró a opositores en su gabinete, pero él mismo reconoce que la idea fue estúpida. Piñera quiere lo mismo y anunció que nombrará democratacristianos, lo que es entendible: su corazón es DC, y quiere congraciarse con el partido del cual su padre fue fundador y al que perteneció su máximo ídolo, Eduardo Frei Montalva.

El país le dijo NO a la dictadura en 1988, y ha repetido la misma respuesta por más de 20 años. Señor Piñera: no crea que ahora Chile cambió de opinión.
Actúa como estadista y consciente de que escribes la historia del país, sabiendo discernir cuándo deben aplicarse criterios técnicos, y cuándo los criterios políticos. Sé feroz contra la corrupción, y deja que la sociedad decida por sí misma qué rumbo desea tomar. Limítate Tatán a dar estabilidad para que la sociedad dialogue. El que manda es el pueblo, no tú. Tu función es administrar las cuestiones de Estado, y no dártelas de no sé qué cosa.
PD: Tus amiguis pinocheteros no te tragan así que mándalos a la cresta apenas puedas.

16 comentarios:

Javier Bazán dijo...

ChileLiberal:
Yo me no quedo pagado en el pasado.
El Atari, los PC, los autos japoneses, las marcas Levi Strauss y wrangler y otras que ves en el Parque Araucano y en el otro mall del barrio alto entraron con Pinochet.

Hasta 1974, el Estado tenía el monopolio de la Informática.

Te llamas liberal y parece que sigues 'la Granja de los Animales', esto es, hay animales más iguales que otros, hay víctimas más iguales que otros, hay presos más iguales que otros. Al humanista ChileLiberal le importa las muertes de un lado, pero no del otro. Se hace el leso.

Gracias al Código Minero que redactó José Piñera, las mineras transnacionales -en el lenguaje de la UP- imperialismo, Chile se conviertó en el principal exportador de Cobre. Pues, cuando la nacionalizaron, las empresas extranjeras mineras se fueron. Y era lo que quedaba de la democracia.

Argentina es una democracia y las empresas extranjeras no van para allá. Lo mismo en la 'democracia avanzada', como les gusta llamarla al progresismo, las empresas extranjeras se van.

Ve la diferencia ChileLiberal y Paul Fontaine sobre lo que piensa de Álvaro Escobar, en el 'the Clinic': "¿Cómo cuáles?
Ponerle en un debate presidencial nota 6.0 al gobierno de la Unidad Popular. Porque uno puede quererlo por muchos motivos sentimentales, pero cuando uno como candidato presidencial le pone nota 6.0 a un gobierno de Allende, que terminó con la democracia en este país y que, prácticamente, terminó en una guerra civil con miles de muertos; no es un gobierno para nota 6.0. Para mí la nota eran un 2.0 o menos, si es que uno le pone nota
".

Parece que tienes menos inteligencia que Álvaro Escobar, ya que para ChileLiberal es una chacota lo que hizo el terrorismo y su intento totalitario en la a fines de la década del 60 y 70 liderado por Fidel Castro en América Latina. Si es que has leído Lenin -cosa que lo dudo- te darías cuenta que para alcanzar el socialismo soviético había que pasar por la guerra civil. Y los que asumieron el poder en 1990 se creían sin cuestionar, pues era una herejía, el marxismo leninismo y sus métodos violentos antes de 1973.

Pero la culpa de la de arrastrar al país al guerra civil, según Chile Liberal, es de los militares.
¿Leíste bien a Bardón? ¿Leíste lo que pensaba de la UP?

A mí no me gustan que impongan supuestas verdades. Simpre me opondré a que me impongan. Para alguien que sigue al naturalista Richard dawkins, te comportas como los clérigos evangelistas, católicos o musulmanes que al formularle una pregunta, no la contestan, invocando un supuesta falsa autoridad como lo muestra Dawkins en su documental.

Yo confío en mi modesta inteligencia y tú en la autoridad de tal o cual revista o persona.

Javier Bazán dijo...

Corrección:
"Ve la diferencia ChileLiberal y Paul Fontaine sobre lo que piensa de la Unidad Popular a propósito de una declaración de Álvaro Escobar"

Su Excelencia dijo...

Ya saben niños: si les parece mal torturar o asesinar a cualquier cosa que parezca izquierda, es porque son agentes del marxismo soviético (con las máquinas del tiempo que hagan falta).

PD. Bazán, creo que "Psicópatas Anónimos" tiene un grupo en Santiago. Sea bueno y vaya.

Catalina A. dijo...

Chile liberal: Cuidado. No todos los liberales apoyamos a Piñera. ¿Hablas por una persona o por un grupo?
Esperemos que Piñera sea un beneficio y no un retroceso... esperemos.

Saludos.

SergioA dijo...

A propósito de gestión eficiente, ayer quedó en evidencia la seriedad de la derecha y la chapucería de la concerta.
Grandes: CEP y las proyecciones de Canal 13.
Chantas: UDP, MORI, CNN y Bío Bío.

La derecha la lleva.

Nicolás V. dijo...

el problema es que TaTan prometió el oro y el moro a todos....

Ahora veremos a quien le cumple, por que no va a poder dejar contento a todos (nadie puede), hoy publicaba la tercera que sus amigos de la ultra-derecha ya estaban reclamando las carteras donde más pueden hacer daño Salud y Educación, veremos si Piñera es capaz de rayarle la cancha.

Lo de Meo a mi no me pareció una mala jugada, especialmente si de verdad quiere ser opción para el 2014 necesitará esa base que entrega la concertación, el sistema binominal no va a cambiar con Piñera, lo del voto de los extranjeros e inscripción automatica, mmmm.... esperemos...


Hubiese sido utopico intentar doblarle la mano al bipartidismo desde fuera, su tarea es demostrar que capaz de capaz hacerse con las riendas y liderar una fuerza mayor en la Concertación que desbanque a la DC, que es lo que hay que hacer para salvar lo que queda de este hara-kiri. Reinvertarse o morir, Chile lo pudo decir más alto pero no más claro, NO QUEREMOS VOLVER A VER A LOS DINOSAURIOS DE SIEMPRE DE LA CONCERTACIÓN EN EL PODER.

Doy mi voto de confianza al Piñera democrata, politicamente ha siempre estado abierto al dialogo y al debate más racional (una virtud entrañable si miramos a quienes le rodean), dudo que el país avance es libertades personales, derechos civiles o sociales, pero creo capaz a Piñera de aplacar al muro de la udi y cuidar lo ya alcanzado.

Nicolás V. dijo...

Ja, acabo de leer un árticulo de El País de España, donde plantean algo similar a lo que acababa de escribir.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Pinera/compromete/deshacer/legado/Concertacion/chilena/elpepuint/20100118elpepuint_14/Tes

Cristian Mancilla Mardel dijo...

@Javier y Nicolás: hay ideas expresadas por ustedes que no se entienden cabalmente a causa de la forma en que las escriben. Por una mejor comprensión de todo lo que intentamos compartir aquí, les ruego que presten más atención sobre lo que están redactando.

Frank dijo...

Con el triunfo de Piñera me da la sensación de que tendremos una legislación en un sentido humanista-cristiano, que puede no agradarnos, pero que debemos respetar como idea, aunque debemos repeler por ser solo un ideal para un grupo de personas y no para la totalidad de los chilenos. Por otro lado, me da la impresión de que en términos económicos es tanto o más estatizador que Frei, porque aunque admito que a veces el Estado puede mejorar los resultados del mercado (falla de mercado -> Stiglitz) es necesario asumir que generalmente el mercado es capaz de solucionar los problemas de asignación de recursos. En este contexto, creo que el cambio solo será de caras, mas no en los elementos medulares que nos interesan, por lo que Piñera, desde mi punto de vista, no ofrece nada "pathbreaking".

PD: En una salida de madres quiero decir que Piñera no es lider político ni gerente, es patrón de fundo, trata como las weas a sus empleados y asesores según he oido y leído en distintos medios (mequedo esa idea después de leer). Por que chucha la pide tanto a dios, si este no tiene que ver en todo esto.

Damián dijo...

Frank : ¿un grupo de personas y no la totalidad de los chilenos?
Me permito recordarte que, en la ultima encuesta directa del censo 2002, el 70% de los chilenos se declaró libremente católico y el 20% evangélico, de modo que pongamos las cosas en una perpectiva objetiva: la enorme mayoría de los chilenos (90%) son cristianos y religiosos, y los ateos o quienes desprecian la religión, como ustedes, son apenas un 8%.
De modo que dejemos que las minorias tan miserables en numeros como ateos y homosexuales (5%) se adapten y acomoden a las grandes mayorías de este pais, porque pretender lo opuesto es ser bastante estupido e irreal. Basta ya de la disctadura de las minorías.

Ignacio Burges dijo...

Ese 70 % son catolicos a su manera, no de la forma Opus udi, o de la jerarquia conservadora, es cosa de ver las encuestas, ademas que la dictadura de las mayorias tambien es oprobiosa.

Damián dijo...

En este momento, en Chile, la única amenaza real de dictadura entre las antes mencionadas es la dictadura de las minorías.
Eso no puede ser.

Su Excelencia dijo...

Sería bueno que Damián explique en qué consiste la "dictadura de la minoría". ¿Alguien lo obliga a divorciarse? ¿A abortar? ¿A contraer matrimonio homosexual? ¿Se le prohibe asistir a misa?

¿A qué viene tanto lloriqueo?

Frank dijo...

De que dictadura de minorías estamos hablando??. En primer lugar, es difícil que haya dictadura en estado de derecho, así que punto menos para tí. El segundo punto en tu contra es el que hace referencia Su Excelencia, y creo que no merece más desgrano, la elocuencia de sus preguntas retóricas explica el punto de vista por si solo.
Por otro lado, debo decir que si bien no existe dicha dictadura de minorías, si existe un exacerbada influencia de ideas que pertenecen a sectores menores del país, como el opus, que digamoslo es la minoría opuesta a los ateos ( por explicarlo brevemente), con un alto número de parlamentarios y empresarios influyentes y que sí legislan e influencian la política en el sentido de sus intereses y creencias, esa es la única minoría que domina este país.
PD: No pedí que gobiernen las minorías, solo pido con respeto que no se las metan al bolsillo, como lo hace siempre la derecha.

Ignacio Burges dijo...

A proposito fea la censura(porque eso es lo que es, nada de "pauta", ningun periodista que se precie lo deberia aceptar) sufrida por Ivan Nunez, en la entrevista a Pinera, espero que se aclare, poque si vamos a empezar asi, significa que Sebastian( o sus asesores) no ha aprendido nada de las malas practicas de la concerta.

Obi Wan Kenobi dijo...

Piñera es un anakin cualquiera... cuidado.