lunes, 17 de mayo de 2010

Tatán, déjalos votar

Una reforma necesaria, entre muchas otras

Piñera tiene ante sí no sólo la enorme y sorpresiva tarea de coordinar la reconstrucción de Chile, sino que aún debe proseguir con lo que se espera de él: acotar el Estado, agilizarlo, y, más encima, recuperar el crecimiento.

Si el presidente de Chile es además listo (lo es), se propondrá desde ya dar continuidad a su cuatrienio, para lo cual debe comenzar cuanto antes a promover a una nueva generación de políticos para que ofrezcan continuidad a su programa en la próxima contienda electoral, y así lograr que la estadía de los actuales inquilinos de La Moneda sea un plan concreto y a largo plazo, susceptible de ser refrendado o rechazado por el electorado, ya que de seguro el actual presidente no querrá ser recordado como el artífice de un mero paréntesis en la historia de Chile, producto de un inescrutable exabrupto de un electorado con una debilidad por la social-democracia, sino como un líder reformista. Para revitalizar a su sector político --si es que cuenta con tal cosa--, Piñera tiene varias labores que desempeñar, como si acaso lo que ya lleva en su bandeja fuese poco. El país necesita cambios profundos en la manera en que organiza su política y en cómo elige a sus representantes para administrar las cuestiones de la república. El activo presidente debe implantar cambios que reformen el anquilosado sistema político que nos dejó Augusto Pinochet, y una de las principales y más simbólicas reformas que el país demanda es el facilitar el voto de los chilenos residentes en el extranjero. Felizmente, Piñera ha acogido esta petición, tradicional baluarte de la izquierda. Y si la iniciativa es presentada al país en el discurso del 21 de mayo, habrá que ponerse de pie y aplaudir.


Se esbozan otros cambios: un sistema de primarias, reformas a la creación de partidos, inscripción automática y voto voluntario. Nuestro sitio prefiere que no haya inscripción "automática", ya que nos parece preocupante que el gobierno llegue y nos inscriba, como si fuésemos un rebaño manejable a voluntad de quien ostenta el poder. Es preferible que antes de cada elección, quien desee registrarse, lo haga. Luego se borran los antecedentes, para así evitar bochornos como la venta de datos que perpetró el Registro Electoral. Ojalá que a alguien se le ocurra organizar las elecciones un día laboral y que no tengan que arruinarnos el fin de semana con una votación, que es sagrado, y menos aún sufrir la odiosa ley seca en la víspera de una elección. Preferiríamos también que no hubiese balotaje en enero. Nos gustaría eliminar ese instrumento de opresión llamado "carné de identidad", que es un insulto a la privacidad de los individuos. Chile Liberal añora reformas al sistema binominal. Pero por ahora, las reformas debiesen reflejar lo que realmente quiere el electorado, y nada mejor que dar vuelta una página horrorosa de la historia nacional y reconocer que si un chileno astronauta pisa la Luna o Marte sigue siendo ciudadano chileno, y por lo mismo, tiene derecho a voto en Júpiter, Venus, Argentina o EEUU.

Si Piñera quiere ser presidente de una derecha conservadora moderna, como la que vemos en la alianza liberal-conservadora en el Reino Unido, debe continuar con su agenda reformista. Este 21 de mayo será una buena oportunidad de saber qué derecha desea fundar.

55 comentarios:

Javier Bazán dijo...

¿Para cuando propones la segunda vuelta? Te recuerdo que el balotaje o "el anquilosado sistema político que nos dejó Augusto Pinochet", fue creado con el único propósito de que los futuros gobiernos tengan auténticos apoyo ciudadano, y que si un candidato no sacaba el 50% +1 , no lo eligiese el senado como ocurría en la vieja democracia. Y esas una de las razones del 'éxito de la Concertación'.

¿Quieres dejar en manos del senado una decisión de los ciudadanos?

Allende lo eligió el senado, tal vez con el balotaje no hubiese ganado. Y otra sería la historia.

saludos

Cristian Mancilla Mardel dijo...

Vaya, son muchas ideas en un espacio reducido. Tiendo a concordar con la mayoría de ellas, si bien no me queda claro qué propondrías para las primarias o por qué eliminar la segunda vuelta. Debo decir que también respaldo lo relativo a la cédula nacional de identidad, aunque no imagino muy bien cómo enfrentar los efectos negativos de esta medida: no digo que tales efectos pongan en duda que la medida debiese instituirse, sino que habría problemas contraídos por ella de los cuales debiésemos hacernos cargo de alguna manera y yo ignoro cuál sea.

Javier Bazán dijo...

Sobre el carnet de identidad, tengo una teoría de porqué sería difícil sacarlo,basándome en el ideologo de Zapatero, el filósofo Petit que una vez comentó en 'El Mercurio de Valparaíso' al filósofo del Derecho, Claudio Oliva.

En los país de AL, parece que la ley está hecha para personas brutas, esto es, la ley parte del principio de que el ciudadano va a violar la ley. Por eso, lo del garrote.

En cambio, en Gran Bretaña parten del principio de que el ciudadano cumplirá la ley y que no engañará a la autoridad. Por eso, no es necesario el carnet de identidad. Basta la confianza en la persona.

Otra cosa, es que nosotros los hispanosparlantes no tenemos asociados como el mundo inglés, que cuando la autoridad te pide las huellas digitales te rebajas al nivel de los delincuentes. Solamente, a los delincuentes se les pide las huellas digitales en USA, Iglaterra y probablemente también en Australia y Nueva Zelandia.

Conste que a mí también me gustaría no hubiese carnet de identidad.

Angelica Jensen dijo...

No sé, quizás muchos chilenos que se encuentran en el extranjero me van a odiar por esto, pero creo que los que nos encontramos fuera de Chile no deberíamos votar, ya que las políticas del gobierno no nos atañen mayormente, creo que es, al menos, inquietante que un gran porcentaje de chilenos en el extranjero tengamos la posibilidad de influir en las decisiones del país, si no vivimos allí, y peor aún, podamos votar por nuestro-a presidente-a, que salga quien salga no nos afectará en lo mas mínimo, no así la gente que vive el día a día en Chile.

Aunque siempre pueden hacer lo que les de la gana, a pesar de que me oponga...

Javier Bazán dijo...

Estoy de acuerdo con Angélica, después de todo, no padecen los desaciertos del gobierno de turno, por una parte, y por otra, no pagan impuestos.

Chile Liberal dijo...

@Javier: respecto a tu comentario, no entiendo qué relación guarda el pagar impuestos con el derecho a voto.

Respecto al sistema anquilosado, si hubiese primarias existiría dos candidatos, con lo cual nos ahorramos el balotaje. En las dos últimas elecciones presidencales tuvo el país entero que organizar una primaria porque la derecha (Lavín y Piñera) y la izquierda (MEO y Frei) no la organizaron ellos mismos.

@Angelica: ¿los suecos que viven fuera de Suecia no deben votar? Sí pueden votar hasta por 10 años después de abandonar el país. No veo por qué exte excepcionalismo chileno, salvo excusas de la derecha para impedir que quienes fueron expulsados del país voten, aunque ya todos sabemos que esa realidad nunca fue aceptable en el pasado, menos aún hoy, cuando la gran mayoría de los chilenos emigró por razones económicas u otras, y por decisión propia, y no por "invitación".

@Cristian: gente se ha burlado de mí en mi propia cara por sugerir que se elimine en la cara. El único efecto negativo creo que sería la mofa inicial de los ignorantes, pero luego, la gente se dará cuenta de que el carné de identidad constituye un abuso y vulnera privacidad.

Ignacio Burges dijo...

"ya que las políticas del gobierno no nos atañen mayormente,"

Yo vivi un tiempo en el extranjero, aca estaba mi madre, unos hermanos, tenia adema propiedades y negocios, las politicas de gobierno acaso no me deberian haber importado?

Ignacio Burges dijo...

" y por otra, no pagan impuestos."

Yo vivia en EEUU y tenia una casa en Chile y pagaba impuestos, contribuciones se llaman, y mi negocio pagaba IVA, que tambien , creo , es un impuesto"

Ignacio Burges dijo...

Cosa curiosa , en EEUU a pesar de tener casa propia, trabajar y , por supuesto pagar impuestos, no tenia derecho a voto, por no ser ciudadano.

Javier Bazán dijo...

Ignacio Burguess:
No me refiero a ciudadanos como tú, sino a personas que hace tiempo echaron raíces en otra parte. Y por tanto, no conocen las desventuras que tiene padecer con el gobierno de turno.

Chileliberal:
Tú proposición de eliminar el balotaje me parece un capricho personal que una propuesta seria de mejorar. La primarias tienen otro propósito que el balotaje. Las primarias no contradicen el balotaje. Como te dije: "fue creado con el único propósito de que los futuros gobiernos tengan auténticos apoyo ciudadano, y que si un candidato no sacaba el 50% +1 ".

Estás confundiendo los propósitos de cada operativo. Además, si la clase política fuese más madura, no necesitarías una ley. Basta la voluntad política. Parece que el señor Petit tiene razón. Necesitas una garrote para armar una primaria.

Si les exigue pagar impuestos, tienen con mayor derecho a reclamar a las autoridades. Una persona que está alejada del país y que no padece de los malos servicios del gobierno, no me parece que tenga derecho a votar. Además que no contribuye monetariamente.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Carlos:
Hay algunas cosas que dices que-francamente-es difícil tragárselas si no es con un buen vaso de Whisky para pasar el mal sabor de boca: Desde luego ese deplorable y siempre indigesto “prejuicio anglosajón” que supone un “insulto” la mera existencia de un documento estandarizado de identidad provisto por la Autoridad Nacional, el Gobierno, o el Estado…Eso me huele ( y siempre me ha olido) a “jusnaturalismo contumaz” que supone, (y cree aún a pie juntillas) que los ciudadanos somos una suerte de “rehenes forzosos” del Estado, y que alguna vez fuimos libres, naturalmente felices y omnipotentes en alguna suerte de “Paraíso Pre-Estatal” ya periclitado hace milenios de milenios. Fíjate que los documentos de identidad están muy bien consolidados a escala global, y en varias democracias occidentales muy conocidas como Italia, Francia, España, Alemania, Dinamarca, etc, etc. Y de las cuales nadie supondría seriamente que carecen de la legitimidad que también ostenta el Reino Unido o Estados Unidos.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Ocurre, simplemente, que en el Reino Unido -y su principal colonia: Gringolandia-opera aún esa óptica teórica fundamentalista eminentemente “jusnaturalista” e “impolítica” según la cual se debe “desconfiar” de la Autoridad, sí o si; pues ésta es fuente inagotable de malicia y prevaricación a todo evento…Y que-por el contrario- el “individuo” es una especie de “dechado de virtudes a priori” sólo factible de ser corrompido y “desnaturalizado” una vez que ha entrado en contacto con el “aparato autoritario” que lo compele a actuar mal.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Los anglosajones suponen que todo ser humano ha de comportarse como un “buen salvaje” tipo Rousseau, y que no es menester, por ende, conminarlo a rendir su identidad y sus huellas dactilares pues equivaldría a tratarlo como delincuente sin causa justificada. ¡Por favor! Para ello, habría que preguntarse: ¿Mejoraría nuestra Democracia criolla con un simple proceso de “anglosajonización” de sus instituciones y costumbres ciudadanas? Acto seguido, habría que probar (casi con un rigor científico) que el derecho continental es claramente inferior al anglosajón. ¿Lo es, sin asomo de duda? Todo se resume, aparentemente, al examen que se haga del “individuo” en ambos casos. Un examen riguroso, como el que habría hecho Oppenheimer del átomo antes de diseccionarlo.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Que te quiten un fin de semana cada cuatro años tampoco me parece una monstruosidad insoportable, digna de un sátrapa sin corazón; son simples sacrificios en aras de una convivencia dmocrática razonable, ¿Cuál es el problema? Exacerbar y/o promover un respeto irrestricto hacia una suerte de “blindaje sagrado” que pareciera recubrir a la mera noción de individuo me parece una postura rìdícula, si me lo permites. Eso equivale a sostener que, en Sociedad, el individuo posee derechos ilimitados que deben ser protegidos sin chistar, aún a costa de liberarlo de deberes proporcionales a aquéllos. Rendir tu identidad-dejémosnos de leseras- es lo mínimo que puedes entregar a un órgano público si tienes tu conciencia limpia y no acostumbras a ir por la vida cagándole la vida a tus semejantes. Algunos recalcitrantes dirán: ¿Por qué debo entregar mis huellas dactilares al Estado si no soy un delincuente?. Esa premisa puedes ser revertida fácilmente, pues “contrario sensu” yo podría decir: “PRECISAMENTE PORQUE NO SOY UN DELINCUENTE soy capaz de entregar mis huellas, pues no tengo nada que temer de la Autoridad, soy honesto”. Al vivir en Sociedad, es obvio que deberemos sacrificar una parte de nuestra libertad para que así el Estado pueda protegernos y prestar auxilio, si no ¿cómo haría éste? Tal cesión o “entrega parcial de libertad”, es lo que garantiza, de hecho, nuestro status de ciudadanos, pues sólo el Derecho Positivo puede consagrar la articulación efectiva de esas prerrogativas de las cuales gozamos: El Derecho Natural, en cambio, es pura fantasía y no tiene la fuerza necesaria para activar nada. La inexistencia de cédulas de identidad en aquellos paises, de hecho, ha traído más problemas que satisfacciones, si no pregúntale a los oficiales del Servicio Secreto que eventualmente se topan con un sujeto sospechoso de falsificar dinero que no porta ningún documento encima: ni Nº del Seguro Social, carnet de conducir, carnet de socio en alguna hermandad o asociación voluntaria, en fin: nada de nada..Esos pillos saben que así no los van a detener nunca…¿Con qué documento van a comparar esos oficiales la fotografía que aparece en los terminales en linea de sus patrullas, si al tipo de marras nunca lo han arrestado?

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Para finalizar, si el presidente de Chile es además listo me parece irrelevante. Lo que sí está claro para mí es que carece ampliamente de la dignidad personal que el cargo requiere. Lo que equivale a decir que-a mi parecer-está inhabilitado moralmente para ser inquilino de La Moneda, y es una desgracia que Renovación Nacional haya insistido en llevarlo como
carta presidencial el año pasado. ¿Qué cosa lo inhabilita, a mi juicio? El feo episodio de la radio Kyoto acaecido en 1992, durante un programa político conducido por Jaime Celedón en Megavisión. Ahí pudimos ver al entonces senador, envuelto en una oscura intriga destinada a desacreditar la imagen de una colega suya, (ambos militantes de RN, a la sazón) la actual senadora Evelyn Matthei, valiéndose de los favores del periodista (y amigo suyo según quedó establecido) Jorge Andrés Richards. Aún recuerdo las “instrucciones” que Piñera le dió al periodista de marras, el tono utilizado para caracterizar a la dama y el efecto que pretendía obtener con dicha maniobra, garabatos incluídos por aquí y por allá.
Feo espectáculo, muy feo en verdad; y que debió inhabilitarlo de por vida como candidato presidencial, si se toma en cuenta la gravedad de su proceder…pero, NADA, Piñera pasó colado. Renovación prefirió tragarse el sapo y echarle pa’ adelante, disimulando el sonrojar de mejillas con una falsa sonrisa y una calculadora de bolsillo. “SIC SEMPER STULTUS”

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

El derecho a votar en el extranjero, de cualquier chileno, es un derecho ciudadano inalienable. Un derecho contraído por el mero hecho de nacer en Chile, independiente de cualquier consideración coyuntural que el régimen de turno pueda tener en torno al asunto. Por ende, no puede ser relativizado y/o cercenado parcialmente en virtud de ningún parecer o cálculo electoral, ni siquiera la eventual intensidad del vínculo (ya sea ideológico o meramente afectivo) que cada interesado maneje en su fuero interno. Tan simple como eso.De hecho, los ciudadanos de EEUU en ultramar votan-cuando lo desean- como cualquier otro; nada ni nadie se los impide. ¿Por qué debería ser distinto aquí?

Chile Liberal dijo...

@Ambrosio: piensa en el poder descomunal que se le entrega al gobierno con el carné de identidad, y la capacidad de rastrearnos con un número, además de formar una base de datos con información nuestra. Piensa ahora en lo que tú mismo me dices sobre la calidad moral de nuestro actual presidente, recordemos el caso de la radio Kioto, y piensa en el incidente en que el ministro Hinzpeter recientemente divulga información, y dime: ¿no te parece razonable temer abusos del gobierno con el carné de identidad?

A mí me parece temible, y un gasto enorme sin que haya beneficios discernibles. Robos, asaltos y crimen siguen tal cual con el carné de identidad. Los terroristas que volaron los trenes en Madrid todos tenían carné de identidad, lo que demuestra que ni siquiera sirve para prevenir crimen. Es incluso más fácil perpetrar robos de identidad con el carné. Y ni hablemos de cómo nos rastrea Dicom, donde vuestro humilde servidor ha estado un par de veces, apropiándose de nuestra identidad y nuestros datos gracias a la identificación a la que obliga el gobierno.

En el R.U. e Irlanda el carné sólo es obligatorio para criminales. El resto puede sacar carné de forma voluntaria.

Considera además el enorme gasto que significa el carné, más aún cuando mucha gente tiene carné, licencia de conducir y pasaporte: ¿para qué tanta identificación?

Dime qué te parece mi respuesta

@Javier: respecto al garrote, ¿qué tiene de malo imponer reglas al juego? Además el garrote es bienvenido. En las últimas dos elecciones los políticos de la Alianza y la Concertación se han burlado del país sometiéndonos en diciembre a SUS primarias, y luego, a la verdadera elección en enero. El gasto económico. y el desgaste político que genera, son brutales. Si se les hubiese forzado a organizar primarias, nos habrían presentado dos candidatos en diciembre y tendríamos ahí mismo al presidente, sin la incertidumbre ni el desgaste de una segunda vuelta.

No creo que sea garrote, creo que es simplemente establecer las reglas del juego. Y si fuese garrote, pues bienvenido sea.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Pobre tu respuesta ¿Que quieres que te diga?

¿Cual es el poder descomunal que el Gobierno puede (más bien “podría”) activar en contra nuestra en base a nuestro carnet de identidad ? O mejor dicho: ¿Cuánta información clave éste porta? Partamos por ahí.

El carnet de identidad chileno consigna 11 datos personales:

01.-Nombre completo: El nombre que mis padres me pusieron al nacer, de índole estrictamente pública. Yo a nadie le niego mi nombre, lo uso siempre, no sólo
cuando me encuentro en casa y nadie me ve. Mi nombre me excede, se me escapa, todo
el mundo que me conoce lo sabe..y aquellos a quienes no conozco, lo pueden saber también, me guste o no. (para eso no necesitan leer mi carnet)

02.-Mi RUT (Rol Único Tributario) el número que el Registro Civil me asigna como ciudadano.El SII también lo posee, y me castigará si me paso de listo.
Las Isapres también poseen una colección de ellos, y créeme: les temo más a ellas que al Estado. ¿Por qué? Porque en circunstancias democráticas normales, si el Estado abusa de mi a través del Carnet, es más fácil que reciba sanción, tanto social como penal, pues siempre está bajo el escrutinio público, léase prensa escrita, audiovisual, y opinión pública informada. En cambio los entes privados (Isapres, tiendas de retail, cadenas farmacéuticas, etc, etc.) gozan del dulce anonimato de no tener constantemente sobre ellos ese reflector luminoso ardiente, más bien ese “estigma” de ser un órgano público, por lo tanto pueden abusar impunemente, hasta que les dé puntada. Eso, hasta que algún periódico de circulación nacional, radio o canal de TV decente (público o privado) se digne ponerle el cascabel al gato y denunciar sus atropellos (poca gente tiene el tiempo y el ánimo de investigar por su cuenta a estos auténticos “juggernauts” privados)…Y ojo: Siempre y cuando dicho medio informativo no tenga vínculos “afectivo-comerciales” con dicho ente privado, tú me entiendes. ¡Chile es tan chico y endogámico, ¿No?

03.-Sexo: Bueno, esa impronta biológica elemental, es difícil de ocultar en público, no
lo considero para nada un dato crucial…No creo que el “ogro filantrópico” me agarre por ahí.

04.-Nacionalidad: ¿Le servirá al Estado el enterarse que soy chileno para hacerme la vida imposible?. Mmmm, lo dudo.

05.-Fecha de Nacimiento: Claro, el Estado podría acusarme con mis amistades cercanas y decirles: “Señores, Don Ambrosio se tiñe el cabello: según su carnet él no tiene la edad que afirma en público; es 4 años mayor” ¿Puedo sobrevivir a ello? Creo que sí.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Sigamos:

06.-Fecha de Emisión del Documento: Un simple recordatorio para olvidadizos...Gracias Don Estado, se agradece la gentileza.

07.-Fecha de Vencimiento del Documento: Léase la anterior.

08.-Firma o rúbrica: No creo que Don Estado pueda utilizarla en mi contra, pues el espacio que te dan en la tarjeta para firmar es tan pequeño, tan miserable, que no te alcanza-francamente-para depositar un trazo siquiera semejante al original. No, por ahí tampoco me van a agarrar

09.-Foto: Bueno, esta respuesta es bien similar a la 1era. Mi cara es absolutamente pública y créeme que no podría ocultársela a nadie que se me cruce por delante: sea amigo o desconocido. No califica como “dato crucial” ni por asomo. Salvo que me viera obligado a usar antifaz para confundir a todos aquellos con los cuales no tengo confianza y menos deseos de que vieran la cara, so pena de que lo memorizaran para infligirme un daño posterior.

10.-Inscripción de Nacimiento: Respuesta similar, casi gemela a la Nº5.

11.-Huella Dactilar: Buena pregunta. Entremos a picar: ¿Es ésta una característica mía tan intrínsecamente individual/personal, de tal suerte que nadie más está en posición de obtenerla si yo no quiero? ¿Mis huellas son mías y de nadie más? ¿Puedo evitar, voluntariamente, que alguien más las obtenga? Bueno: a menos que viva en un castillo- fortaleza absolutamente solo, sin contacto social alguno y sin jamás salir a la calle como haría cualquier espécimen humano normal que trabaja y mantiene vínculos con otros, la respuesta es simplemente NO. Mis huellas están disponibles para cualquiera que quiera recolectarlas, una vez que yo las he depositado en cualquier superficie plana, lisa y no porosa. Cualquier hijo de vecino puede obtenerlas y acusarme después de haber degollado a zutano porque mis huellas aparecieron “misteriosamente” en la hoja de un cuchillo carnicero de 40 centímetros. Cualquier persona, sea un funcionario estatal, en Democracia o Dictadura (más factible en esta última, reconozcámoslo) o un agente privado, puede obtener la huella de mi rechoncho pulgar mediante el simple recurso de levantarla con una cinta Scotch ancha…para luego colocarla en el lugar que le plazca y llamar a la policía.
¿Para qué molestarse en obtener una huella dactilar vieja, algo desafasada (pude haberme hecho una cicatriz en mi pulgar en el intertanto, ¿Quién sabe?) si es posible obtener una más “actualizada” directamente de la fuente? Hasta el Estado preferiría pagarle a un esbirro para que me hiciera seguimiento, hasta obtenerlas.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

La información que el Ministro Hinzpeter divulgó en el Senado, para perjudicar a Espinoza, ciertamente no la sacó del Registro Civil. (Dudo que un funcionario público inteligente, en pleno uso de ambos hemisferios cerebrales, cometa la estupidez infinita de sacar información directamente de algún órgano público para joderle la jornada a un adversario político) Hasta donde sé, la sacó directamente de un blogspot manejado por un particular que le tiene ganas a la Concertación. Mi comentario anterior con respecto a Piñera era simplemente para dejar sentado que-según mi humilde entender- su falta de tacto, tino, criterio y sentido de la decencia, mostrado en aquel no tan lejano episodio de 1992 (popularmente denominado “Episodio de la Radio Kyoto”) debió inhabilitarlo “ad eternum” como candidato presidencial, sólo eso. De hecho, tengo buena opinión personal de todos los otros candidatos que la Derecha presentó entre 1989 y 2005: Hernán Buchi, Arturo Alessandri y Joaquín Lavín, independiente de si concuerdo con lo que piensan o no. Creo, en todo caso, que no habrían caído tan bajo como Tatán.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Sigamos:

Tú dices: “Robos, asaltos y crimen siguen tal cual con el carné de identidad”

CONTRARIO SENSU: “En EEUU, Irlanda y Reino Unido, robos, asaltos y crimen siguen tal cual SIN el carné de identidad” ¿Qué prueba eso? Tendrías que satisfacer esta “premisa espejo” antes de sacar una conclusión firme.

Tú Dices: “Los terroristas que volaron los trenes en Madrid todos tenían carné de identidad, lo que demuestra que ni siquiera sirve para prevenir crimen”

¿Es el carnet una “herramienta disuasiva del crimen”? ¿Fue concebido con ese propósito, exclusivamente? Si fuera por eso tampoco los pasaportes, ni las licencias para conducir, han evitado o siquiera mermado la comisión de crímenes en EEUU, ni ayer ni hoy. Prueba suficiente de que no constituyen obstáculo alguno para ningún delincuente decidido a salirse con la suya. No por eso algún malandrín, en Nueva York o California, dejará de comprarse un auto, a sabiendas que tendrá que sacar licencia para conducirlo y dejar sus huellas. ¿Se amarga la vida por ello? No, no creo que tal asunto le quite el sueño. También puede robar un auto, secuestrando a su legítimo dueño si éste tuvo la mala ocurrencia de encontrarse justo adentro del vehículo al momento del atraco, o matarlo si la relación costo/beneficio le aconseja hacerlo…Incluso el malandrín le puede echar la culpa al dueño del carro, alegando que éste era “cómplice” del delito. En cualquier caso, no creo que dicha licencia sirva de mucho. ¡Ah, y también puede falsificarla, ni hablar del pasaporte! Puede incluso la Autoridad manufacturar documentos más dificiles de duplicar o falsificar, pero ¿Por cuánto tiempo? Esa es la pregunta clave. Todo delincuente avezado sabe cuán obsolescentes son las tecnologías, hoy por hoy. No va a demorar tanto en aplicarse un “upgrade”, si se considera a sí mismo un “profesional”

Dices: “En el R.U. e Irlanda el carné sólo es obligatorio para criminales. El resto puede sacar carné de forma voluntaria.”

Esto no es más que un comentario coloquial tuyo, sin un trasfondo ético reconocible. Yo te podría retrucar: “En Francia y España el carnet es obligatorio para todo el mundo; si eres criminal o no lo determinará la ley, como corresponde” También es un comentario, ¿Verdad? Al decir esto sólo estoy aludiendo un rasgo caracterológico o “idiosincracia” de determinado pueblo o nación, igual que tú, nada más.
La diferencia está en que yo, a este comentario, lo puedo enriquecer con una pregunta de índole claramente ética para intentar clarificar el punto. Te pregunto entonces:
¿Comete acaso, el gobierno español y francés, un serio error moral al obligar a sus gobernados a portar carnet de identidad? ¿Son los ciudadanos irlandeses e ingleses más “libres y soberanos” que sus contrapartes continentales, por este “detalle”?
¿La “voluntariedad” de sacar o no dicho documento, es una suerte de cláusula ciudadana infalible que los irlandeses e ingleses poseen, y usan, para neutralizar la tiranía gubernamental? ¿Realmente les funciona? ¿O es un mero rasgo idiosincrático?

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Yo, por ejemplo, puedo voluntariamente, allá en Chile, inscribirme en cualquier Isapre o tienda de retail. ¿Me protegerá seriamente esta “salvaguarda volitiva” de ser abusado en mis derechos llegado el momento? No, no creo. No creo que eso le importe mucho a los dueños de BANMÉDICA o MASVIDA al momento de subirme los precios de sus prestaciones sin consultarme antes. Tampoco me asiste la certeza de que la información crítica que les suministro no vaya a ser compartida con gente a la que ni siquiera conozco. Por otro lado, la compra-venta de bases de datos en el rubro de las tiendas de retail es cosa archisabida por todos. Una práctica habitual en tiendas como FALABELLA, HITES, RIPLEY y otras. Mira, en circunstancias democráticas normales (no bajo Dictaduras ni “estados de excepción”) la regla general es que la Sinarquía cometa abusos en contra de particulares, no el Estado. Aquella tiene más recursos para hacerlo y está mejor dispuesta a luchar por salirse con la suya. El caso del Registro Civil que tú mencionas, es simplemente la excepción que confirma la regla, nada más. Iré aún más lejos: La sinarquía privada-corporativamente homogénea y usualmente de carácter supra-nacional- posee y maneja las herramientas ideológicas necesarias como para “vampirizar” al Estado y “moldearlo” a su imagen y semejanza.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

En cuanto a los terroristas de Madrid, dudo mucho que el carnet de identidad haya tenido alguna incidencia seria en la comisión de tan horribles crímenes, fueran cometidos aquí o en la Conchinchina. No es un vector fundamental en delitos comunes, menos en crímenes de odio racial, pasional o de tipo terrorista. No creo que algún delincuente en Chile (o donde sea) salga a cometer fechorías con esta idea en mente: “¿Tengo mi carnet en el bolsillo, lo traje?” Menos en EEUU o el Reino Unido, si tal documento obligatorio existiera ¿Verdad?...Salvo que el malandrín fuera un novato o usara la cédula para rascarse la espalda en momentos de apuro. Y eso ocurre simplemente porque ningún delincuente o criminal “profesional” incluye en su rango de prioridades u “horizonte operativo inmediato” la posibilidad de ser capturado, sea “in fraganti” o no, por muy riesgoso que sea el “proyecto” que tenga en mente. Siempre confía en que saldrá bien parado del episodio. La abrumadora mayoría de criminales, “Urbi et Orbe”, una vez capturados y condenados, se lamentan de una sola cosa: de que los hayan agarrado, de nada más. Dudo mucho que reparen, seriamente, en si ese maldito dia en que les echaron el lazo encima, andaban o no con documentos, fuesen falsos o no. Si son extranjeros residentes con mayor razón estarán obligados a portar algún documento que acredite su identidad. (Ojo, que en el Reino Unido, la cédula es obligatoria para extranjeros, tú lo sabes) Y si se les acusa de algún crimen serio, dirán que ni siquiera sabían que estaban siendo monitoreados por algún cuerpo policial, o que son “patriotas”, “defensores de la fé”, “mártires de la causa” o alguna otra idiotez. Llamarán al consulado respectivo y dirán que están siendo pasados a llevar en sus derechos e invocarán la Declaración Universal de Derechos Humanos (la mayoría lo hace), dirán que fueron víctimas de alguna “emboscada” policial, etc, etc. Con certeza le dejarán la ingrata misión de armar una defensa plausible a su abogado (generalmente provisto por el mismo Estado, con lo cual dicha defensa, puede ser muy, pero muy endeble) Incluso peor: Por el mismo hecho de ser fanáticos islamistas LES IMPORTA UN BLEDO LA MERA NOCIÓN DE SER CAPTURADOS O PORTAR IDENTIFICACIÓN. Muchos de ellos hasta se suicidan al verse rodeados por la policía, ¡Y se acabó!. El porte de una cédula de identidad obligatoria nada tiene que ver con eso, nada.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Lo que ocurrió en la Estación de Atocha fue muy parecido a lo que ocurrió en Nueva York o Londres, y todo ese amargo correlato legal abiertamente irregular y hasta tragicómico que vino después: Ley Patrótica, Guantánamo, Papas Fritas “Libertad”, Ocupación de Irak, el baile de millones de Halliburton, etc, etc. TODOS ELLOS, VEJÁMENES COMETIDOS SIN CARNET DE IDENTIDAD DE POR MEDIO. ¿VERDAD? Repito: SIN CARNET DE IDENTIDAD DE POR MEDIO. Muchas de las aplicaciones arbitrarias contenidas en esa “Ley Patrótica” son incluso alabadas y defendidas por parte importante de la población, a ambos lados del Atlántico, a pesar de ser (a menos que uno sea interdicto) abiertamente abusivas y tiránicas. Si no, pregúntale a todos aquellos ciudadanos (americanos o no) que aún permanecen detenidos, sin cargos concretos, en varias cárceles secretas, fuera de EEUU principalmente. Yo te podría retrucar: “Bueno, tampoco LA FALTA DE UN CARNET DE IDENTIDAD NACIONAL OBLIGATORIO le ha impedido a la Autoridad en EEUU abusar de la gente” No hizo falta, para nada. ¡Ahí, la prodigiosa propaganda chauvinista de los Republicanos hizo un maravilloso trabajo de “hipnosis” que ya se hubieran querido conseguir Hitler o Stalin en su momento! ¿Quién necesitó carnet de identidad obligatorio para emprender tales atrocidades y abusos? ¿Ah? No creo que Bush le haya comentado a Cheney lo siguiente: “Puchacai, Dick ¿Qué vamos a hacer para promulgar la Ley Patrótica si aquí la gente no está obligada a usar carnet de identidad?, Estamos fritos”

Chile Liberal dijo...

Ambrosio: con este breve video te puedo resumir mi postura al respecto. Nick Clegg hoy es vice primer ministro del Reino Unido, y suscribo sus palabras.

En cuanto a lo del atentado en Madrid, a idea es compararlo con el de Londres. En la segunda se intentó introducir el carné para combatir el terrorismo, pero la primera demuestra que no sirve. Compara ahora Francia con Inglaterra, ¿hay menos crimen en Francia? No. De hecho, el carné es inútil. Lo curioso es que sí existió alguna vez, durante la II Guerra Mundial, con el objetivo de controlar las raciones de alimento. Terminada la guerra, hasta que un señor llamado Clarence Willcock simplemente se negó a mostrar su carné a un policía, y el caso terminó en tribunales, que se dieron cuenta de que no hay ley alguna que autorice al gobierno a exigir identificación.

Formas de identificarse hay muchas. Existe el certificado de nacimiento, existe el pasaporte. Sinceramente, no creo que se necesite más. De hecho, tengo serios reparos sobre la licencia de conducir, tal como las regulaciones camineras, o leyes del tránsito, las cuales se han demostrado que son inútiles. Pero convengamos en que si alguien tiene licencia de conducir, y pasaporte, ¿para qué necesita carné?

Chile Liberal dijo...

Te vuelvo a insistir: me produce inquietud que el gobierno tenga un número asignado a mi persona, y me pida obtener un documento donde mi nombre y una foto consigne esta información, y más encima sea obligatorio adquirirlo (o incluso portarlo), y le añadan cosas como huellas dactilares, y esto genere una base de datos que el gobierno maneje a su antojo.

Ponte en el caso que haya un golpe militar. El gobierno va a rastrear, encontrar, exiliar y matar gente con mucha más facilidad. Ahora ya están hablando de una base de datos de ADN. Lo que me preocupa es el poder descomunal que obtiene el gobierno, y su capacidad de abusar de los gobernados con el carné.

¿Por qué habrían de obligarme a sacarlo, o peor aún, portarlo? Los abusos que ahora pueden cometerse en Arizona con todo aquel que no sea capaz de comprobar su identificación, ¿no te parece abusivo como los gobiernos llegan a estos extremos? Te reitero que no advierto beneficio en esta obligación a identificarse.

Siguiendo la idea que sugieres, el policía puede verme la cara y preguntarme mi nombre. No tengo por qué corroborar la información que le entrego con un documento como el carné. Simplemente es cosa mía, es información mía, es parte de mi privacidad y tengo derecho a no identificarme si es que así lo deseo.

Personalmente, yo tengo un pasaporte irlandés. Lo saqué con mucho menos trámite que el pasaorte chileno, a pesar que alguien podría pensar que con la cédula de identidad chilena es fácil sacar pasaporte. No es así. En Irlanda hay que ir a una estación de policía para que un paco certifique que la foto se parece a uno, y demostrar donde uno vive, y un certificado de nacimiento. No veo para qué se necesite el carné, el cual es evidentemente inútil.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Ay, Carlos no exageres por favor!!
Lo tuyo es pura paranoia, amén de un excesivo énfasis en aplicar una "razón instrumental" que no se condice con la realidad.

Dices: “Considera además el enorme gasto que significa el carné, más aún cuando mucha gente tiene carné, licencia de conducir y pasaporte: ¿para qué tanta identificación?”

Pero si en Chile NO todo el mundo posee un automóvil, ¡Ni hablar del pasaporte! Algunos apenas han salido hacia Argentina por algún paso fronterizo irregular, allá en el sur, para llevar a algún pariente a alguna posta de emergencia trasandina, y en bicicleta o a lomo de caballo. ¡Y sólo se necesita el carnet para pasar la frontera! Habría que obligarlos a comprarse un auto entonces; aunque no lo necesiten, porque con la bicicleta les basta y les sobra. Otros usan-como ya dije- el caballo o la carreta. ¿Cómo lo haríamos? ¿Obligatoriedad de licencia para manejar bicicletas y caballos? Puede que sean una minoría pero… ¡Siguen siendo chilenos!... ¡Welcome to The Third World!


Por cierto: En la cédula de identidad chilena no se estipula mi raza, mi credo religioso (o si soy ateo), o si he padecido enfermedades venéreas, si soy alcohólico o drogadicto, si uso dentadura postiza, bisoñé, brazo ortopédico u ojo de vidrio. No veo cómo el Estado va a extorsionarme hasta el delirio si no sabe nada tan grave de mí; es decir: ¡Como para querellarme en su contra llegado el caso, digo yo!. ¿No será mucha alharaca? Todos los datos que aparecen en mi cédula, se los puedo contar a cualquier hijo de vecino (aunque recién lo conozca) en menos de 5 minutos; ya sea en un bar, en un trote informal en un parque urbano o en un cine…¿No es cierto?

Algún ingenuo “libertariano” me podrá reprochar: “La cédula de identidad chilena es una opresión horrorosa, pues me obliga a entregar mis datos personales a la fuerza. Si le entrego éstos a un banco, compañía de telefonía móvil, Isapre, tienda de retail, proveedor de Internet o AFP, lo hago voluntariamente, nadie me obliga” …Ay, Por favor!..¿Qué individuo adscrito e inmerso en una sociedad occidental moderna podría vivir sin esos servicios? ¿QUIÉN, POR LOS BIGOTES DE BELCEBÚ? ¿QUIÉN? Díme ¿QUIEEEEEN? ¿Un anacoreta?

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Dices tú: “Y ni hablemos de cómo nos rastrea Dicom, donde vuestro humilde servidor ha estado un par de veces, apropiándose de nuestra identidad y nuestros datos gracias a la identificación a la que obliga el gobierno.”

Si no existiera una cédula identidad obligatoria, el DICOM obtendría esos mismos datos de tu banco, Isapre, AFP o tienda de retail regalona…¿Vas a invocar nuevamente la “voluntariedad” como cortafuego? Voluntaria o forzadamente, (si vives en una sociedad occidental como ésta, saturada de información suntuaria, y de la otra) tus datos personales siempre estarán en circulación… y disponibles para cualquiera que desee obtenerlos, te guste o no. Yo ya estoy resignado, no me molesta. ...¿Soy menos liberal por ello? No creo. El lado oscuro de Internet llegó para quedarse. Y en caso de que cayésemos en una Dictadura, no me cabe la menor duda de que el tirano de turno extraería mayor información de las bases de datos recolectadas por empresas privadas !Se actualizan con mayor frecuencia!

Luego dices: “A mí me parece temible, y un gasto enorme sin que haya beneficios discernibles…”

Ah!, el gasto: esa dolorosa corona de espinas que hace sangrar la frente de los ciudadanos. Se me olvida que todo Estado decente sólo debe gravar a sus “víctimas”, -digo: ciudadanos-por cosas que muestren alguna utilidad tangible, fácil de advertir al ojo desnudo…Bueno, entonces: ¡VÉ Y DILE ESO A LOS INGLESES Y EXÍGELES QUE ACABEN, por ejemplo, CON SU TRADICIONAL MONARQUÍA!!! Oh, My God: ¿De qué les sirve mantener a esa troupé de delicados aristócratas si no prestan ninguna utilidad práctica? ¿Acaso les extraen miel, leche y/o lana? La cuasi religiosa conservación de esta rancia tradición nacional debe tener alguna finalidad que la justifique (aunque me imagino que tú te opones; a mí me dá igual) Si seguimos tu lógica “pragmática”, bueno: Seamos-de ahora en adelante-estrictamente prácticos y concisos a la hora de tomar una decisión; y ante cualquier disyuntiva, olvidémosnos de una vez y para siempre de que hay algunas cosas en la vida que prestan un servicio meramente simbólico,aunque sean onerosas!!! ¿Sirve para algo práctico esto que tengo aquí en frente? ¿No? Entonces ¡Al tacho de la basura con él!

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

El carnet de identidad-en la mayoría de los paises sudamericanos de origen latino- es un documento de identificación personal elemental, que te identifica como ciudadano concreto, de un país determinado, y que te asigna-por ende-responsabilidades ciudadanas, inscritas dentro de un contexto o marco legal de orden positivo, inspirado en el Derecho Continental. Exigirle-estrictamente-funciones “disuasivas” en alusión a la comisión de delitos, es querer asignarle un rol “utilitario” exclusivo y excluyente de su eminente rol político; algo ajeno a su poder simbólico, asociado a una fuerte noción republicana. Girar la perilla del examen institucional y concentrarse en sí cumple o no una difícil función de “profilaxis social”, o más claramente, exigirle ser ESTRICTAMENTE una “herramienta disuasiva del crimen” es simplemente negarle su índole política e insistir-por ende-que el ser humano es un ente “abstracto” factible de ser desarraigado del medio o contexto social en el cual se desenvuelve.y al cual hay que pedirle que todo lo haga voluntariamente.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Ahora: yendo (de nuevo) al “asunto inglés”:
A los ingleses y sus respectivas ex-colonias no les gusta la cédula de identidad obligatoria, pues la consideran un abuso insoportable, y no ven en ella ningún beneficio, signo o carácter simbólico….¡Allá ellos! Y esto es así porque-debido al marcado carácter insular, aislacionista y esa tradicional aversión y suspicacia casi cerval hacia la Autoridad que ha tenido Inglaterra desde la promulgación misma de la Carta Magna; Autoridad a la cual hoy, y ya transcurridos varios siglos, todavía asocian con una especie de “Monarquía Secular con Corbata”, siempre dispuesta a amargarles la vida en el momento menos esperado-no creen que ésta (la cédula) les suministre un marco o referente simbólico comprehensivo, eso es todo. ¡Allá ellos! Así se ha conformado su identidad nacional (a sangre y fuego, dicho sea de paso, es cosa de recordar a Cromwell) la cual aún descansa-mentalmente-en esa tibia metáfora metafísica llamada “Estado de Naturaleza” En cambio, a nosotros, el carnet no nos molesta. (Yo no conozco a ningún chileno que lamente fervorosamente el status obligatorio de su cédula, fuera o dentro del país, a ninguno). Quizás sí nos molestaría tener que mantener a una “familia real criolla” con ancestros españoles rastreables, que teóricamente nos identificase con nuestro pretérito pasado colonial español. Digo: si tal pretensión nos pareciera digna de un exámen y posterior “rescate” institucional”, claro está…¡Lo encontraríamos agraviante!. Sin embargo, el carnet nos provee (como ya dije más arriba) de una fuerte ligazón simbólica que nos aglutina, funcionalmente, con la imagen que tenemos de nuestro país, y no nos parece una carga odiosa o insoportable…En este punto, no nos comportamos como “erizos paranoicos” como sí hacen los ingleses, ¡Tan simple como eso!

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Otro ejemplo: En EEUU cada vez que una mujer se casa adopta automáticamente el apellido de su marido. Un rasgo idiosincrático muy peculiar, que siempre me ha llamado la atención, también a mi mujer. Yo podría decir, si fuera quisquilloso en este punto, lo siguiente: “Oh, ¡Que agraviante situación para una mujer! ¡Tener que adoptar el apellido de su marido para todo efecto civil imaginable, como si fuera estricta propiedad de éste! ¿Con qué cara critican los gringos la sumisión de la mujer musulmana? ¿Ah? ¡Liberen a sus mujeres de esa imposición absurda! ¡TIRANOS!..Pero entiendo y acepto que ello no es más que un rasgo de su idiosincracia ¡No creo que les moleste!. Ahora bien: allá en Chile no creo que las féminas encuentren esta práctica muy edificante, independiente del inegable maltrato verbal y físico al cual son sometidas constantemente. En Chile, como en el resto de Sudamérica, la mujer casada no “pierde” su apellido de soltera. Simples diferencias culturales. Y no me cabe la menor duda de que si Piñera promulgase una -hipotética y “Orwelliana”-ley civil de tal naturaleza, (de la noche a la mañana) ¡ARDERÍA TROYA!

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Vuelvo a la pregunta que te hice hace varios posts atrás: ¿Deberíamos “despertar” de nuestro “error cívico provinciano” y emular a los ingleses en este punto? ¨¿Mejoraría la calidad de nuestro sistema democrático local si elimináramos la obligatoriedad del DNI? ¿Seríamos más “maduros” democráticamente si nos “anglosajonizáramos”? ¿Si nos adaptásemos a esa excepcionalidad institucional insular? Según tu criterio: ¿Qué principio filosófico o ético fundamental está en riesgo si mantenemos la obligatoriedad del DNI?

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Continuará....

Chile Liberal dijo...

@Ambrosio: veo tu punto de vista, que parece ser que el carné o cédula, o mas bien su ausencia, es un rasgo cultural de los países anglosajones.

En este punto luego dices que a los chilenos, en general a los sudamericanos, no nos molesta.

Combinando ambos acertos, debo decir que no fue sino hasta que saqué mi propio pasaporte anglosajón, y ya no tenía obligación de identificarme, que vi la situación desde otro prisma. Y entendí aquel rasgo idiosincrático del que me hablas. La sensación de "yo soy yo, porque yo lo digo", es una cuestión muy saludable a nivel social. Es aquí donde --creo-- no captas el beneficio de eliminar este documento. Me parece que la actitud de "yo soy yo, pero nadie me cree, porqué habrían de creerme, así que aquí está mi carné", exacerba la desconfianza a nivel social, refuerza la idea de que la palabra empeñada no vale nada.

Con lo anterior creo contestar a tus interrogantes finales. O sea, sí, por lo dicho anteriormente, creo que mejoraría nuestra madurez democrática. El principio ético fundamental en riesgo es el de la importancia capital en todo orden de cosas y en toda interacción humana de la palabra empeñada y de la confianza entre individuos.

Tengo otra idea más sobre la cual volver (el del peligro ante una dictadura), pero preferiría dejar claro que lo anterior es mi respuesta a tus preguntas en el comentario lun may 24, 07:01:00 PM. Un saludo

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Carlos: Encuentro atendibles tus descargos y créeme que no hallo razón alguna para crear (o construír, más bien) una especie de "cisma ideológico " que separe groseramente ambas concepciones de la privacidad individual, no es mi intención.Sólo sostengo que ambas percepciones pueden convivir perfectamente, y no veo provecho alguno en que uno se imponga sobre el otro "mecánicamente". Ya dejé claro que no me molesta el distingo que tú haces pues lo considero un rasgo idiosincrático que lucha por hacerse oír, nada más. No haya nada grave en ello

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Ahora bien: ¿En dónde me quedé la última vez? Ah sí!...y sólo con el afán de atar uno que otro "cabo suelto" en base a tus dichos:

“Chile Liberal dijo...
Ambrosio: con este breve video te puedo resumir mi postura al respecto. Nick Clegg hoy es vice primer ministro del Reino Unido, y suscribo sus palabras.”

Carlos: Ví el video de Clegg, y créeme cuando te digo que nada de los que el hombre afirma ahí tiene algún valor ético-universal “vinculante” para ninguna otra Democracia Occidental que no sea la inglesa, escocesa o irlandesa…¡Para nada!..Lo único que uno saca en claro de lo ahí estipulado por Clegg es esto: El tipo es británico y, como tal, adscribe a una percepción filosófica “Jusnaturalista” del rol del individuo en la Sociedad, nada más.

“Chile Liberal dijo...En cuanto a lo del atentado en Madrid, a idea es compararlo con el de Londres. En la segunda se intentó introducir el carné para combatir el terrorismo, pero la primera demuestra que no sirve. Compara ahora Francia con Inglaterra, ¿hay menos crimen en Francia? No. De hecho, el carné es inútil. Lo curioso es que sí existió alguna vez, durante la II Guerra Mundial, con el objetivo de controlar las raciones de alimento. Terminada la guerra, hasta que un señor llamado Clarence Willcock simplemente se negó a mostrar su carné a un policía, y el caso terminó en tribunales, que se dieron cuenta de que no hay ley alguna que autorice al gobierno a exigir identificación.”

Esto ya lo expliqué en el párrafo del “Asunto inglés! Si me extendiese más ya sería reiterativo y majadero. La comparación entre Francia e Inglaterra es irrelevante, pues, como ya dije, exigirle al carnet una estricta función “disuasiva” sería abusivo. Tampoco disminuiría el crimen en París si se eliminase el carnet, ¿Verdad? Prueba evidente de que no fue concebido-estrictamente- con esa finalidad en los países regidos por el Derecho Continental.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

“Chile Liberal dijo... Formas de identificarse hay muchas. Existe el certificado de nacimiento, existe el pasaporte. Sinceramente, no creo que se necesite más. De hecho, tengo serios reparos sobre la licencia de conducir, tal como las regulaciones camineras, o leyes del tránsito, las cuales se han demostrado que son inútiles. Pero convengamos en que si alguien tiene licencia de conducir, y pasaporte, ¿para qué necesita carné?

Ya dije más arriba que no todos los chilenos poseen un vehículo motorizado, sobretodo en zonas rurales limítrofes en donde la gente cultiva la tierra y apenas tiene caballos y/o bicicleta. Lo único que los identifica es el pobre y vilipendiado carnet, y muchos lo exhiben con orgullo, ¡Sobre todo teniendo tan cerca a los argentinos!
Luego: sería incómodo y engorroso andar portando el Certificado de Nacimiento para arriba y abajo ¡Se arrugaría como un repollo en menos de una semana! Al cabo de un tiempo se parecería más al mapa de un tesoro pirata (en caso de que estés sugiriendo su portabilidad). Y ya que tienes reparos sobre la licencia de conducir, traigamos tal punto a colación y entremos a picar:
a).-Si eliminan dicha licencia, ¿Cómo compruebo que el auto que conduzco es mío y no robado? o peor aún ¿Que yo soy quien digo y afirmo ser? Tú dirás: “Fácil: es cosa de mostrar el padrón del vehículo y se acabó” Sí, pero: el padrón del vehículo sólo certifica posesíón legal del vehículo, no la habilitación legal para manejarlo. b).-Supongamos que se elimina la licencia y se admite el padrón como prueba de identidad: ¿Cómo sabría la Autoridad que yo-por ejemplo-estoy inhabilitado de manejar por haber sido sorprendido bajo la influencia del alcohol y sancionado? Los borrachines porfiados serían de difícil detección en las calles, ¡Y no creo que fuesen tan necios como para andar trayendo una copia de la resolución judicial condenatoria en la guantera! Recuerda: todo individuo (no importa su condición natural o status social)
siempre tenderá a “exceder” o “traspasar” el marco social y legal que lo contiene, “salirse” de la norma, burlar a la autoridad, romper el “cascarón formal” que lo encierra, pues éste le parece (a ratos) agobiante.Nietzshe lo explicaba magníficamente en "Más Allá del Bien y El Mal". El proceso de “civilización” del ciudadano es un aprendizaje constante, durante el cual aquél aprende y descubre que su realización como humano sólo es posible en el ámbito público, pues somos seres sociales, no autónomos. Es un duro aprendizaje, y a veces fallamos.

El pasaporte es muy voluminoso como para andarlo trayendo, prefiero una tarjeta más ligera…Y ya que se ha demostrado que las regulaciones camineras son inútiles (como tú dices) bueno: dejémoslo todo a la buena conciencia del conductor, como si fuéramos “buenos salvajes” en potencia; “Hijos de Rousseau”.¿Qué más “jusnaturalista” que eso?


Chile Liberal dijo...
Te vuelvo a insistir: me produce inquietud que el gobierno tenga un número asignado a mi persona, y me pida obtener un documento donde mi nombre y una foto consigne esta información, y más encima sea obligatorio adquirirlo (o incluso portarlo), y le añadan cosas como huellas dactilares, y esto genere una base de datos que el gobierno maneje a su antojo.

Debo entender-entonces- que no te produce la misma inquietud el hecho de que esa misma informacíón crucial (más actualizada y “fresca” por cierto) sea obtenida y recopilada por la Sinarquia: los bancos, las empresas que ofrecen bienes de consumo y servicios básicos y demases. Falabella, VTR y otras empresas te exigen entregar tus huellas dactilares si quieres acceder a sus encantos. ¿Es menos grave el asunto si quien exige esos requisitos es un privado?

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

“Chile Liberal dijo... Ponte en el caso que haya un golpe militar. El gobierno va a rastrear, encontrar, exiliar y matar gente con mucha más facilidad. Ahora ya están hablando de una base de datos de ADN. Lo que me preocupa es el poder descomunal que obtiene el gobierno, y su capacidad de abusar de los gobernados con el carné”

Sólo aportaré mayores datos a los ya consignados: Tu ADN está siendo constantemente “compartido” con todo el aquel que te esté pisando los talones. Si vas a un MacDonalds y te devoras una hamburguesa, papas fritas y medio vaso de Coca Cola ¡Mucho cuidado al momento de ir a botar las servilletas, servicio, platos y vasos desechables al tacho de la basura! Mejor llévatelos a casa y quémalos en un tambor en el fondo de tu patio. Dejarás pasado a humo tu casa pero habrá valido la pena. Las cárceles federales en EEUU ya tienen un inmenso arsenal de ADN de prácticamente el 85% de los presos a nivel nacional. Muestras obtendidas legalmente y por buenas razones (aparentemente)…. ¡Y el rating va en aumento!. El problema es que-como ya dije-es difícil ir por la vida sujetando la saliva, gotas de sangre, cabellos, uñas y semen que uno inevitablemente deja caer por doquier, ya seas un delincuente o un ciudadano circunspecto y comedido. Si no se obtiene legalmente, o “por la fuerza” ¿Cuando tiempo crees tú que se demorará la Sinarquía en dar con un método que recolecte tu ADN sin que tú o yo lo sepamos?
¿Una década? ¿Cuanto se irá a demorar RIPLEY en pedir un perfil biométrico al momento de renovar su tarjeta?. Y quien sabe para qué propósitos. ¡Ellos no te van a “obligar” a entregar tu ADN, tú lo vas a entregar solito!! ¿Qué te hace pensar que el único “ogro”digno de nuestro desprecio y suspicacia es el Estado?

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

“Chile Liberal dijo...¿Por qué habrían de obligarme a sacarlo, o peor aún, portarlo? Los abusos que ahora pueden cometerse en Arizona con todo aquel que no sea capaz de comprobar su identificación, ¿no te parece abusivo como los gobiernos llegan a estos extremos? Te reitero que no advierto beneficio en esta obligación a identificarse”

Terrible lo de Arizona; pero sólo para los inmigrantes ilegales. El ciudadano no tiene nada que temer (está protegido por el Derecho Positivo) con lo cual se establece una discriminación odiosa, o racismo derechamente, ya que el pobre ilegal sólo mantiene la esperanza vana de que el Derecho Natural lo proteja; pero éste es inútil, no posee fuerza por sí mismo ¿Capicci? . ¿Receta para resolver este problema? Ley de Reforma Migratoria, aplicación del Derecho Positivo...Pero nadie la quiere promulgar, no hay voluntad política…y muchos, muchos ciudadanos son reacios a ella (sean oriundos o naturalizados).

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

APÉNDICE: Yo tengo un amigo brasilero que vive en Belo Horizonte, antiguo empleado de una empresa de energía, quien suele invitarme (cuando voy de vacaciones) a recorrer los poblados históricos circundantes a la mencionada metrópoli y que son el orgullo de su gente: Ouro Preto, Congonhas, Mariana, etc, etc. Cada vez que me trepo a su auto deportivo, él siempre me hace esta simple aunque macabra pregunta: “Ambro, ¿Trajiste tu carnet de identidad?.. Yo, tranquilamente, respondo: “Sí, por cierto, ¿A qué viene la pregunta? Y él, lánguidamente, como si fuera lo más natural del mundo, me responde: “Mira, si nos llegamos a volcar, Dios no lo permita, al menos los paramédicos sabrán de quien es tu cadáver. ¿No querrás que tu pobre osamente acabe en una Escuela de Medicina, como pizarra de carne para futuros medicos?” …Interesante perspectiva…¿Verdad? Y siempre me hace la misma pregunta! ¡Ya se convirtió en una tradición entre amigos!

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

“Chile Liberal dijo...Siguiendo la idea que sugieres, el policía puede verme la cara y preguntarme mi nombre. No tengo por qué corroborar la información que le entrego con un documento como el carné. Simplemente es cosa mía, es información mía, es parte de mi privacidad y tengo derecho a no identificarme si es que así lo deseo.”

O sea: Tu nombre es privado ¿“no matter what”?. ¿Es sólo para uso restringido?
Me cuesta imaginar que cuando estás en público, (en un cóctel por ejemplo) y acompañado por un amigo o tu pareja, le pidas taxativamente: “¿Te pido un favor?: no digas mi nombre real aquí, ¿ya?, dí mi nombre clave: Charlie Richie, mira que no quiero que esta gente, a la cual no conozco bien, sepa mi nombre”…No ¿verdad?. No creo que tus amigos te llamen Carlos sólo en privado, bajo 4 paredes y en público utilicen un “alias” previamente convenido. El nombre y apellidos nunca han sido elementos de uso privado. Son palabras que designan o identifican a un ser humano en la esfera pública, para distinguirlo de otros. En el calor de la privacidad NO necesitamos, estrictamente, llamarnos por el nombre: no hace falta; no hay riesgo de confusión.



Si un policía me pide identificación ¿Siempre lo hace por pérfidas razones? ¿Siempre, siempre? ¿Son criaturas malévolas estos así llamados “Guardianes de La Ley?
Deberíamos prescindir de ellos entonces, que cada cual se gobierne a sí mismo.
Simple diferencia de opinión: Yo, a diferencia tuya, no tendría problema en contrapreguntar. “¿Cuál es el problema oficial? Mi nombre es Ambrosio Puerta y Ombligo, ¿Hay algún problema? Cada vez que he enfrentado tal situación, el funcionario me mira, mira mi cédula y/o pasaporte y me dice: “gracias y disculpe; puede seguir” Nunca me ha pasado nada, nunca. Ni en España (donde vivo) ni en Brasil, Francia, Suecia, Marruecos, EEUU, Chile, Portugal, Alemania, México, Canadá ni Rusia. Y siempre coopero; nunca he sufrido vejámenes a manos de ningún policía, nunca. Incluso he hecho algunas amistades entre ellos. Pienso que los policías son sujetos muy interesantes, desde cualquier punto de vista…¡Y me gusta conversar con ellos!..¿Soy por eso un “Maldito Colaboracionista de La Represión Policiaca”
Mmmm, no creo.

“Chile Liberal dijo...¿Personalmente, yo tengo un pasaporte irlandés. Lo saqué con mucho menos trámite que el pasaorte chileno, a pesar que alguien podría pensar que con la cédula de identidad chilena es fácil sacar pasaporte. No es así. En Irlanda hay que ir a una estación de policía para que un paco certifique que la foto se parece a uno, y demostrar donde uno vive, y un certificado de nacimiento. No veo para qué se necesite el carné, el cual es evidentemente inútil”

¡Objeción Su Señoría! El testigo hace comentarios de índole argumentativa, basados en consideraciones estadísticas que descansan en apenas una opinión o premisa. Yo conozco al menos una persona que no tuvo mayor dificultad en sacar pasaporte chileno con su cédula. ¿Cómo saber cuál es la más representativa del total? En cuanto al exámen ocular que el funcionario policial irlandés le practica a la foto del solicitante..¿Cómo saber si éste no está tramitando dicho documento para un hermano gemelo que se fugó de la cárcel? El pobre policía no tiene por qué saberlo ¿Verdad? El carnet certificaría una identidad, en base a una huella y un número. Si el funcionario de marras prefiere arriesgarse, es su pellejo el que está en juego. En Irlanda las cosas son así, en Chile son asá. Allá tienen duendes barrigones premunidos con ollas llenas de oro; acá tenemos al Trauco que asusta doncellas y las embaraza con la mirada…¡Simples diferencias de carácter nacional, su Señoría!

¡Ha lugar!

Chile Liberal dijo...

@Ambrosio: en cuanto a "El testigo hace comentarios de índole argumentativa, basados en consideraciones estadísticas que descansan en apenas una opinión o premisa. Yo conozco al menos una persona que no tuvo mayor dificultad en sacar pasaporte chileno con su cédula. ¿Cómo saber cuál es la más representativa del total?", muy fácil: en el Reino Unido e Irlanda ni siquiera hay que ir al registro civil a sacar pasaporte! Se pide por correo!

".¿Cómo saber si éste no está tramitando dicho documento para un hermano gemelo que se fugó de la cárcel? "
Pues exactamente a eso me refiero. En cualquier país donde exista el respeto por la palabra empeñada, se asume que uno dice la verdad, y que las posibilidades de que uno tenga un hermano gemelo y haya salido de la cárcel, o uno sea contrabandista, criminal o fugitivo, son mínimas, y de hecho, no se puede asumir que todos son criminales o delincuentes. Esta actitud de que todos somos sospechosos de delinquir es lo que me molesta. No digo que al carné sea el culpable, sino que el carné es consecuencia de vivir en esta cultura de la picardía y el timo. Yo preferiría vivir en una cultura en que se asume que el otro está diciendo la verdad.

En cuanto a la situación de que caiga desmayado y no tenga identificación, estimado, es culpa mía entonces el salir sin identificación alguna: no necesito que el gobierno me confeccione un documento de identidad. Eso es algo impregnado en el ADN de cualquier país anglosajón: responsabilidad individual.

Chile Liberal dijo...

Hablando de ADN, una parte en la que estoy bastante en desacuerdo contigo:

"Tu ADN está siendo constantemente “compartido” con todo el aquel que te esté pisando los talones. Si vas a un MacDonalds y te devoras una hamburguesa, papas fritas y medio vaso de Coca Cola ¡Mucho cuidado al momento de ir a botar las servilletas (...)"

Una cosa es que restos míos, microscópicos, dejen rastro de mi y se pueda detectar mi ADN. Otra cosa, bastante diferente, es que el gobierno compile una base de datos donde se consigne información biométrica mía, y los datos estén accesibles con un clic de un computador a un oficial de gobierno.

En el fondo, a lo que me refiero, es que con estos sistemas gubernamentales de identificación estamos a un paso de un panóptico controlado por el Gran Hermano. Y no nos olvidemos que Chile no es una democracia consolidada. Después de todo, el carné de identidad en su forma actual fue implementado por el mismo que nos advirtió: "Los tengo a todos identificados".

¿Cómo construir una democracia sólida? Muy fácil: construyendo un sistema político tal que ningún tirano pueda asirse del poder fácilmente. Para ello, hay que construir diques de contención. Recomiendo empezar por negarle a quien ostente el poder de tenernos "a todos identificados". Qué mejor entonces que eliminar el carné de identidad.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

He vuelto… y veo que has puesto varios “artefactos” en la mesa. Déjame sacar mi destornillador para ir desarmándolos uno a uno…
En sus marcas, Listos?...¡Fuera!

“Chile Liberal dijo...
@Ambrosio: en cuanto a "El testigo hace comentarios de índole argumentativa, basados en consideraciones estadísticas que descansan en apenas una opinión o premisa. Yo conozco al menos una persona que no tuvo mayor dificultad en sacar pasaporte chileno con su cédula. ¿Cómo saber cuál es la más representativa del total?", muy fácil: en el Reino Unido e Irlanda ni siquiera hay que ir al registro civil a sacar pasaporte! Se pide por correo!”

Yo me refería a la cuestión de SI SACAR PASAPORTE EN CHILE, CON LA CÉDULA, era fácil o no.Tú dijiste que no, pero yo conozco al menos una persona que discrepa de ese juicio. Si en Irlanda se pide por correo no arroja mayores luces respecto a si tal trámite es eficiente o no “per se”. Chile es uno de los pocos países en el mundo en que la gente puede declarar su renta por Internet ¿Se hace más fácil el trámite por esta característica? ¿Está exento de errores? No creo.

“Chile Liberal dijo... ¿Cómo saber si éste no está tramitando dicho documento para un hermano gemelo que se fugó de la cárcel? " Pues exactamente a eso me refiero. En cualquier país donde exista el respeto por la palabra empeñada, se asume que uno dice la verdad, y que las posibilidades de que uno tenga un hermano gemelo y haya salido de la cárcel, o uno sea contrabandista, criminal o fugitivo, son mínimas, y de hecho, no se puede asumir que todos son criminales o delincuentes. Esta actitud de que todos somos sospechosos de delinquir es lo que me molesta. No digo que al carné sea el culpable, sino que el carné es consecuencia de vivir en esta cultura de la picardía y el timo. Yo preferiría vivir en una cultura en que se asume que el otro está diciendo la verdad”


Mmm, Yo preferiría vivir en un mundo en donde siempre lloviera cerveza en Verano y el chocolate en barra se diera en árboles, pero….Sigamos en lo que estábamos:

“PETICIÓN DE PRINCIPIOS”: El que en EEUU y el Reino Unido se confíe en la palabra empeñada no convierte-automáticamente- a esos países en un “Paraíso de la Buena Fé” ¿Verdad? Puede que funcione como “mito aglutinador” que confiera sentido de pertenencia (y hasta “orgullo nacional”) a esas colectividades en torno a un rasgo que supuestamente todos comparten y acatan “bovinamente”. Pero, en la práctica, NADIE está obligado a cumplir con lo prometido si no satisface su fuero interno, sea por las razones que sean. Y esto es así porque LAS COSTUMBRES NO BASTAN PARA GOBERNAR A LOS PUEBLOS.(Sobretodo en Occidente, donde el Individualismo Liberal ha demolido tradiciones tal y como lo señala John Gray) Las convicciones-imaginarias o no- que cada pueblo tenga con respecto a sus propias cualidades o atributos personales NO CREAN REALIDAD. Del mismo modo en que, si yo me esfuerzo por creer en Dios, éste no va a “brotar espontáneamente” por más que yo ponga los ojos blancos en el intento.. La fé no mueve montañas en este caso. Dicen que los judíos son tacaños, los italianos gritones y apasionados, los suecos aburridos y los ingleses puntuales…¿Mito o realidad?

¿Preferirías vivir en una cultura en que se asume que el otro está diciendo la verdad?
Dime una cosa: tal “salvaguarda”… ¿Actuaría como una “vacuna” que te protegería efectivamente del daño ajeno? O ¿Tan sólo te tranquilizaría? Si en Irlanda un cogotero te aborda con la manifiesta intención de asaltarte, ¡Le va a importar un soberano rábano el que tú confíes en él “a priori”! El delito se cometerá igual. Lo mismo ocurre en Chile.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

“Chile Liberal dijo... En cuanto a la situación de que caiga desmayado y no tenga identificación, estimado, es culpa mía entonces el salir sin identificación alguna: no necesito que el gobierno me confeccione un documento de identidad. Eso es algo impregnado en el ADN de cualquier país anglosajón: responsabilidad individual.”

Aquí tú te confundes: Respondes con un argumento “volitivo” a un asunto de estricto orden “funcional-práctico”. Yo tan sólo pretendía iluminarte en relación a la utilidad que el carnet obligatorio (que la mayoría de chilenos lleva en su bolsillo por costumbre cuando está fuera de casa) le puede prestar a un individuo en caso de accidente, sea este de cualquier naturaleza: atropello, asalto, ataque cardiaco, etc, etc. Y lo razonablemente útil que puede ser el hábito de portarlo. Punto..
¿A qué viene eso de proclamar que el no portarlo es culpa tuya y de nadie más?

El peligro de sufrir trauma físico grave es uno de los mayores riesgo que puede sufrir un individuo en Sociedad, y el carnet obligatorio (y su porte habitual) puede ayudarte en caso de que algo así te ocurra. Punto. Al sostener que “No necesito que el gobierno me confeccione un documento de identidad” vuelves a referirte al Gobierno como lo haría un vasallo furibundo respecto a su monarca, ¡Esa es una imagen que tú”contrajiste” allá en Irlanda, nada más! Y al hacerlo, vuelves a caer en el mismo error del Individualismo extremo: Preconizar a un “hombre abstracto” carente de un “background” socio-cultural que lo sustente, que le dé sentido a su devenir. La abrumadora mayoría de nosotros tenemos vínculos afectivos que no atan a otros: somo hijos, padres, hermanos, primos, socios, amigos, funcionarios, tiós y parientes de alguien más. Estamos atrapados en la “Heteronomía”: somos gobernados por nuestros lazos sociales, parentales, políticos y laborales sin los cuales no podríamos articular nuestra humanidad. Ese hombre “arisco” con respecto a sus vínculos al que tú aludes, es una fantasía: es un hombre hecho de polvo granulado, como el café instantáneo: le falta un “contexto” compuesto por una época, lugar y vínculos personales asociados. Ese “hombre” al cual le importa un carajo morirse en la calle sin que nadie lo socorra, por un mero descuido propio, es una abstracción, o al menos un caso “in extremis”, quizás un anacoreta, pero no la regla. Si fuese la regla, entonces el “hombre ideal” del Individualismo Liberal (tal y como éste lo desea) sería soltero, célibe, estéril y huérfano.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Eso que tu dices de “algo impregnado en el ADN de cualquier país anglosajón: responsabilidad individual” es un mero rasgo caracterológico, idiosincracia pura. No creo que esa “responsabilidad individual” sea universalmente refrendada por moros y cristianos aquí o allá; ni que genere responsabilidades colectivas apremiantes. Es una simple “Petición de Principios” que alude a un rasgo. No existirían fraudes ni desafueros en el Reino Unido o EEUU si el apego irrestricto a una “responsabilidad individual” fuera allí un “rasgo cromosómico”.En ambos países, el Estado se habría caído a pedazos hace décadas atrás, de tal suerte que todos los ciudadanos estarían gobernados por esas “halagadoras costumbres”. No por mucho confiar en dicha “responsabilidad individual” la convivencia sería más armónica, no creo.

1er Otrosí: No porque yo espere lo mejor de mi prójimo éste “automáticamente” se ha de ajustar a mis deseos, ¿Verdad? Mi buena fé en la conducta de mi contraparte no tiene el poder de “transfigurarlo”, de tornarlo en “bueno e inofensivo” por arte de magia. Si desea hacerme daño lo hará sí o sí. Ya sea en Inglaterra o Chile.

2do Otrosí: CONTRARIO SENSU: El que yo desconfíe de mi vecino, no obliga a que éste me haga daño, ¿Verdad? Si se acerca a mi jardín, mientras yo pienso: “Mmm, este granuja me quiere robar la manguera, ya lo caché” No creo que me la robe por
darme en el gusto.¿Verdad? Ya sea en Inglaterra o Chile.

3er Otrosí: Si un delincuente es tratado como caballero, no creo que en “retribución” a tan noble gesto, deje de delinquir ¿Verdad? CONTRARIO SENSU: No creo que un caballero, al ser tratado como delincuente, se comporte como tal en un gesto de “represalia” ¿Verdad? Mira, en esta vida, serás perjudicado o favorecido por la conducta ajena, INDEPENDIENTE de la opinión que tengas de todo aquél que se te acerque. La reflexión personal “a priori” que yo pueda hacer de un desconocido que me aborde en plena calle no significa nada. Puedo “achuntarle” o no.

Si los ingleses confían en la palabra empeñada y son celosos guardianes de la “responsabilidad individual” ello no significa que NUNCA SERÁN DEFRAUDADOS POR ALGUIEN EN SUELO BRITÁNICO. El que tengan fé en su contraparte sólo constituye un pensamiento tranquilizador, un “analgésico moral” si tu quieres y nada más. Allá en Chile la gente es más desconfiada ¿Y qué? No creo que algún inglés residente se haya arrojado ya de la Torre Entel porque no soportaba ese “clima de suspicacia” generalizado… ¡Ya se habrá acostumbrado y puede que hasta lo considere pintoresco! No por ello se sentirá paralizado o dejará de respirar, ¿eh?

Me acordé del chiste de la matraca:
“Sujeto 1: ¿Qué estás haciendo”
Sujeto 2: Haciendo sonar esta matraca para espantar rinocerontes
Sujeto 1: Pero si aquí no hay rinocerontes.
Sujeto 2: Ahh! ¿Viste que sí funciona?

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

“Chile Liberal dijo...
Hablando de ADN, una parte en la que estoy bastante en desacuerdo contigo: "Tu ADN está siendo constantemente “compartido” con todo el aquel que te esté pisando los talones. Si vas a un MacDonalds y te devoras una hamburguesa, papas fritas y medio vaso de Coca Cola ¡Mucho cuidado al momento de ir a botar las servilletas (...)"

Una cosa es que restos míos, microscópicos, dejen rastro de mi y se pueda detectar mi ADN. Otra cosa, bastante diferente, es que el gobierno compile una base de datos donde se consigne información biométrica mía, y los datos estén accesibles con un clic de un computador a un oficial de gobierno”


Otra “PETICIÓN DE PRINCIPIOS”tuya…Esto ya se parece a un Bolero de Armando Manzanero: Si el Gobierno recopila tu ADN es por pura maldad…Pero si lo hace la Sinarquía, no hay problema, ¡Se lo doy en bandeja de plata! La Sinarquía tambien tiene computadores que hacen “clic” y también le gusta montar bases de datos; es experta en ello. Mira, coge a cualquier chileno que vaya pasando por la calle y-micrófono en mano- pregúntale: “Señor, señora o señorita: ¿De quien desconfía más Ud: del Estado o de Farmacias Cruz Verde?
Basados en su experiencia personal, ¿Cuál crees que será su respuesta?

¡Touché!


“Chile Liberal dijo... En el fondo, a lo que me refiero, es que con estos sistemas gubernamentales de identificación estamos a un paso de un panóptico controlado por el Gran Hermano. Y no nos olvidemos que Chile no es una democracia consolidada. Después de todo, el carné de identidad en su forma actual fue implementado por el mismo que nos advirtió: "Los tengo a todos identificados”.

El Reino Unido es una democracia mucho más consolidada que la nuestra. ¿Cómo es posible, entonces, que Londres sea la ciudad con más cámaras de vigilancia a nivel planetario? ¿El Estado tiene a todo el mundo “hipnotizado”, de tal suerte que nadie se queja? Yo no he visto, por la TV, a muchedumbres enardecidas de ciudadanos esgrimiendo antorchas, rumbo a Downing Street dispuestas a exigirle al Primer Ministro Cameron el retiro inmediato de esos “Ojos Malditos del Gran Hermano”
¿Qué les pasó a los londinenses? ¿Les acomoda la idea? ¿Se embriagaron con los “Reality-Shows” de la TV Basura al extremo de desear que un “Supra-Ojo” los vigile, por siaca? ¿O es que los acontecimientos del 09-11-2001 les cambió bruscamente su juicio respecto a la “palabra empeñada”? ¿Sobretodo si ésta fue dada por extranjeros? Éste es un fenómeno que guarda cierto parentesco con lo ocurrido en Arizona: Todos se horrorizan, (de los dientes para afuera) pero nadie parece mover un dedo siquiera para solucionar el problema rápidamente. Unas cuantas protestas por aquí y por allá, pero nada más. Muy consolidada estarán ambas Democracias, pero algo parece estar cambiando “puertas adentro”; algo al interior de los hogares de esa gente ya no es lo mismo. Se siente en el aire. Talvez, “arizoninos” y londinenses estén en un “proceso de transición” hacia una ciudadanía más “desconfiada” que antes, ¿Quién sabe? ¡Vivir en un país “desconfiado” tampoco es como para cortarse las venas, Carlos! EEUU y Gran Bretaña también padecerán de algunos defectos y lacras que no gusten de confesar en público, ¿verdad?... Y eso vale para Chile, España, Francia, Japón, Alemania, Italia, Hungría, Suencia, Suiza, Luxemburgo, Polonia, Rusia y un montón de países más.

Mmm, ¿Pinochet hizo puras, puras cosas malas? Ni la difunta Gladis Marín se habría tragado ese sapo. Y ello no inhabilita al carnet obligatorio; antes bien reafirma que hasta el tirano comprendió la validez de su obligatoriedad.…¡Yo lo muestro con orgullo cada vez que mis amigos me lo piden acá en España!

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

“Chile Liberal dijo...¿Cómo construir una democracia sólida? Muy fácil: construyendo un sistema político tal que ningún tirano pueda asirse del poder fácilmente. Para ello, hay que construir diques de contención. Recomiendo empezar por negarle a quien ostente el poder de tenernos "a todos identificados". Qué mejor entonces que eliminar el carné de identidad.”

Ayayay, Carlos: ¿Qué te puedo decir? A mi me encantaría tener alas en lugar de omóplatos para así volar como los pajaritos y no tener que pagar un pasaje de avión para volar…¡O tener branquias como los peces y nadar bajo el agua sin tener que depender de mis pulmones! Mira, el Estado es un continente, un receptáculo, un ámbito que se rellena con individuos como tú o como yo, no por gente malévola “per se” traída del planeta Marte. Es imposible construír un sistema político del cual ningún tirano (moderado o cruel) pueda sacar provecho, tarde o temprano. Sería como proclamar el “Fin de La Historia” al más puro estilo Fukuyama.¿Desconfías del Estado y/o Gobierno tan sólo porque ostenta y administra poder? Pero..¿Por qué no le das el mismo beneficio de la duda que (aparentemente) sí le das a las empresas privadas?
Éstas tambien ostentan harto poder: Pfizer, Coca Cola, Monsanto, Nestlé, Barrick Water, por ejemplo, manejan presupuestos enooooormes, enooormes. ¿Construyamos diques de contención para estos “Juggernauts” supranacionales también? ¡Mira que una vez que “vampirizan” los Estados, la libertad individual bien se puede ir al carajo! ¿El Poder Estatal es una suerte de “pócima maldita” que convierte a “indefensos ciudadanos” tipo Dr. Jeckill, en crueles monstruos tipo Mr. Hyde? ¡Pero si ése es el “Mito Fundacional” del Individualismo Jusnaturalista, tal y como lo conocemos! Mito que se alimenta de ese inagotable manantial que es la noción del “Autogobierno de Los Hombres Libres” Si tanto te molesta entregar tus huellas dactilares a un órgano público ¿Te molestaría entregarlas a una multitienda como Falabella, si te las piden? Porque te las van a pedir, ténlo por seguro. No te has pronunciando al respecto, ¿eh? Parece que esa parte que escribí en los posts anteriores estaba escrita en “tinta invisible”. Yo-en cambio- le otorgo el mismo beneficio de la duda al Estado que a la Sinarquía, me da lo mismo…Y no me quita el sueño la mera imagen de ver al Estado en acción. No acostumbro esgrimir ninguna “Cuestión de Principios” al respecto. Ambos entes están “rellenos”de la misma materia: Individuos falibles.

¡Touché, mon ami, Touché!!

Saludos…

Chile Liberal dijo...

Para resumir lo que he dicho hasta ahora:

- El carné de identidad no sirve para reducir crímenes
- No sólo es inútil, es caro
- Si alguien necesita dentificación en caso de accidente, no necesita que el gobierno le confeccione el documento
- La cantidad de criminales y estafadores siempre es muy poca, pero el carné tiende a reemplazar la confianza con la desconfianza

Entiendo que haya discrepancias pero bueno para eso estamos.

Respecto a tus últimos puntos, me quiero detener sobre dos. Uno es el de las cámaras en Londres. Efectivamente, Londres es la ciudad más vigilada del mundo. Pero a nivel del público general, la sola presencia de las cámaras es uno de los temas más controversiales, y gran parte del público tiene opiniones en contra.

El otro tema que quiero abordar es el que tú mencionas:

"¿Te molestaría entregarlas a una multitienda como Falabella, si te las piden?"

En lo personal sí me molesta. Pero, y esto es lo que parece que no comprendes, Falabella, o ACME, me solicitan mis datos, y yo puedo dárselos o no.

En cambio, el gobierno me exige identificarme y yo no tengo opción, soy un simple bovino contable y clasificable, y como sabemos, todo lo que pueda contarse y clasificarse es manipulable a su antojo. Mañana, el ministro Hinzpeter sabrá qué hago y qué no hago, sin siquiera haberme preguntado si accedo a entregar mis datos o no.

Es por esto que me opongo, entre muchas otras razones. Las empresas privadas, pensemos en las infames farmacias, pueden abusar, cómo no. ¿Quién les pone atajo? El gobierno ahí tiene una función que cumplir, y entrar a aplicar multas. Ahora Ambrosio dime: ¿quién le pone atajo al gobierno?

Para mí, es un acto ciudadano el defender las libertades civiles y no alimentar al gobierno, que siempre tiene un hambre insaciable de poder. Es por eso que empezaría por eliminarle la capacidad. o potencial, de manipularnos mediante el almacenamiento de datos de los gobernados.

Chile Liberal dijo...

Esta es mi opinión sobre las cámaras de sapeo. Mi oposición a las cámaras es, como te imaginarás, absoluta, por las mismas razones que me resisto al carné de identidad.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Bueno, como siempre he dicho: Nadie está obligado a contemporizar, ¿Verdad?
Aquí va mi resumen, en respuesta a tus afirmaciones, claro está.

01.-Chile Liberal dijo... “El carné de identidad no sirve para reducir crímenes”

En los países que lo adoptaron, el carnet de identidad es un documento personal que permite a su portador no sólo identificarse ante entes privados o públicos, también le suministra un vínculo identitario colectivo-de raíz republicana-con su país. Este procedimiento le resulta ajeno y “humillante” a la cultura anglosajona de la cual tú participas. Punto. Cometes el error de analizar el fenómeno usando estrictamente la “razón instrumental”, pero ésta tiene aquí un poder limitado; ya que tampoco sería de mucha utilidad examinar la Monarquía Inglesa-por ejemplo-bajo ese prisma, si fuera el caso. El DNI no fue concebido ESTRICTAMENTE como un disuasivo delictual, pero puede prestar esas funciones adicionalmente, pues evita la confusíón de identidad gracias a una huella dactilar recopilada que se puede contrastar. A la abrumadora mayoría de los chilenos-por ejemplo-no les molesta este último punto; si no, ya habrían “despertado” de su “error”.

02.-Chile Liberal dijo... “No sólo es inútil, es caro”

Los países que adoptaron la cédula obligatoria no la encuentran inútil, ésa percepción tuya es una mera opinión que descansa-como ya dije- en tu peculiar criterio “anti-cédula”. Y como los usuarios la encuentran útil, es difícil que la consideren muy onerosa, tampoco el Estado. Antes bien, su porte habitual es considerado un “deber ciudadano”.

03.-“ Chile Liberal dijo... Si alguien necesita identificación en caso de accidente, no necesita que el gobierno le confeccione el documento”

DEJA VÚ: Vuelvo a repetir: Premisa tuya basada en una noción “abstracta” del ser humano: La Sociedad vendría siendo un mero “agregado de individuos” y nada más; o sea: “Yo me rasco con mis propias uñas y a nadie le debería importar la suerte que corra mi pobre humanidad”.Quizás “Toribio el Náufrago” piense así, pero cualquier persona sensata y con vínculos afectivos vigentes, apreciará portar un documento compacto con sus antecedentes básicos mientras ande en la calle, en caso de sufrir algún accidente, séa éste de la naturaleza que sea. Y el carnet obligatorio es muy útil en estos casos, una sana costumbre. Y, pensándolo bien, la “responsabilidad individual” consistiría en portarlo precisamente porque evita que su dueño pueda ser confundido con otro, en cualquier circunstancia apremiante que se presente.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

04.-“ Chile Liberal dijo... La cantidad de criminales y estafadores siempre es muy poca, pero el carné tiende a reemplazar la confianza con la desconfianza”

Las consideraciones estadísticas no son relevantes en este caso, ya que- de cualquier modo- nunca sabremos la cantidad exacta de truhanes y granujas que anden pululando por ahí: Algunos se jubilan y otros debutan en Sociedad, es un flujo constante, pero no hay una cifra “dura” que pueda servir como “analgesico moral”. Y si fuera por ceñirse a las probabilidades de que algo ocurra, nadie se vacunaría contra la Malaria o Fiebre Amarilla si- por ejemplo-tiene pensado viajar al Amazonas o al Africa Ecuatorial…La mayoría lo hace por mera precaución, no movidos por las estadísticas.

¡Ah! El carnet no tiende a reemplazar la confianza con la desconfianza en todas aquellas partes en donde se se utiliza, pues nadie esta obligado a “vincular” una emoción humana determinada con un documento personal. Por lo menos aquí en España no es así (hice mi propia encuesta entre amigos y colegas, y la abrumadora mayoría se siente muy cómoda con su DNI) y dudo mucho que en Chile también sea así. Lo más probable es que se trate de un fenómeno social estrictamente “anglosajón”.


05.- “Chile Liberal dijo...
Entiendo que haya discrepancias pero bueno para eso estamos”

Ni yo lo pude haber dicho mejor.

06.-“ Chile Liberal dijo... Respecto a tus últimos puntos, me quiero detener sobre dos. Uno es el de las cámaras en Londres. Efectivamente, Londres es la ciudad más vigilada del mundo. Pero a nivel del público general, la sola presencia de las cámaras es uno de los temas más controversiales, y gran parte del público tiene opiniones en contra”

Puede que la gran mayoría del público londinense tenga serias reservas al verse inmerso en una tupida jungla de cámaras apuntándoles al cuerpo, eso no te lo discuto. El problema es que-hasta el momento-no se ha constituído una gran masa colectiva crítica, bien articulada, que manifieste con vehemencia su desagrado y repugnancia en forma de protestas, marchas ciudadanas, actitudes de repudio, recolección de firmas, llamados de atención en los medios de prensa, manifiestos, epístolas furiosas, inserciones escritas, apelaciones al Parlamento, demandas colectivas en las cortes o cualquier gesto del tipo “Téngase Presente” que le ponga atajo al asunto de una vez por todas…Sólo opiniones individuales aisladas, hasta el momento. ¿No será que el
orgulloso pueblo inglés se está deslizando por una peligrosa pendiente de resignación
en relación al fenómeno de la “vigilancia preventiva”?... ¿Esa “Paranoia Global Anti-Terrorista” que surgió en nuestro estrecho vecindario occidental luego del asuntito aquél de las Torres Gemelas, no será contagioso? A mí también me aterra, créeme.
Y ojo: el papel de la prensa aquí es clave: Si ésta no “amplifica” y otorga prioridad al asunto, créeme que la erradicación de toda esa tonelada de aparatos no llegará tan pronto. ¡Te lo doy firmado!

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Sigamos:

07.- “Chile Liberal dijo... El otro tema que quiero abordar es el que tú mencionas: "¿Te molestaría entregarlas a una multitienda como Falabella, si te las piden?" En lo personal sí me molesta. Pero, y esto es lo que parece que no comprendes, Falabella, o ACME, me solicitan mis datos, y yo puedo dárselos o no. En cambio, el gobierno me exige identificarme y yo no tengo opción, soy un simple bovino contable y clasificable, y como sabemos, todo lo que pueda contarse y clasificarse es manipulable a su antojo. Mañana, el ministro Hinzpeter sabrá qué hago y qué no hago, sin siquiera haberme preguntado si accedo a entregar mis datos o no”.

El asunto no es tan fácil, Carlos. Una vez que tomas la decisión de sacar la tarjeta en una multitienda como Falabella o Ripley debes firmar un contrato que incluye un recuadro para tu huella dactilar. Si te rehúsas a entregarla (un amigo mió llamó a Falabella allá en Chile y le dijeron que nadie lo ha hecho hasta ahora, nunca) no podrás acceder a todos esos servicios ulteriores amorosamente suministrados por la empresa en cuestión, tales como la “Clave Secreta” para acceder a los cajeros automáticos a nivel nacional, o la “Clave PinPass” la cual (en caso de olvido) puedes obtener cómodamente con tu huella digital en cualquier cajero automático Redf, ubicados en tiendas Falabella, Homecenter y Supermercados Tottus, o en las oficinas de Banco Falabella. ¿Quién, en pleno uso de sus facultades mentales, querría prescindir de esas maravillosas prestaciones comerciales tan sólo por rehusarse a entregrar su mísera huella digital? ¿Por un mero “escrúpulo de intimidad”? Jamás!! Allá en Chile nadie presta mayor atención al asunto; todos simplemente estampan su pulgar en el contrato de marras, a sabiendas de que no cuentan con una alternativa u “opción” inteligente que les sirva. Dicha “opción” equivale a la “parálisis del consumo” con lo cual la “voluntariedad” del trámite es bien discutible. ¡Claro! al momento de firmar el contrato con la ejecutiva de marras, ésta-lógicamente- no le pone una pistola Magnum 44 en la frente al solicitante para que “entregue” su huella a la fuerza porque no es estrictamente necesario: el cliente sabe muy bien que “No Fingerprints, No Goodies”…La “voluntariedad” es un espejismo, nada más. Por lo demás la teconología biométrica está en alza allá en Chile: las Isapres y Fonasa ya han reclutado a más de 6 millones de personas bajo el sistema de I-Med y efectúan cerca de 2.200.000 transacciones mensuales, con presencia de Arica a Punta Arenas en más de 3.000 puntos. “¿Invasión a La Privacidad Dactilar?” No: simple confort y mayor accesibilidad a las prestaciones ofrecidas, nada más.

Insisto: lo tuyo es un mero “capricho de principios”: “No le entrego al Estado mis huellas porque éste es intrínsecamente maligno y me va a hacer daño, tarde o temprano”. Es un argumento dogmático, “apriorístico” que se retroalimenta constantemente, y que lo contrajiste allá en Irlanda, eso es todo. Respeto tu punto de vista, pero no lo comparto, para nada. Es un rasgo de la “excepcionalidad insular” que lucha por imponerse, aún a costa de masacrar la singularidad local, la opinión vernácula. Y en cuanto al ministro Hinzpeter, ¡Bueno! Éste ha hecho gala de una chambonería y estupidez tan amplia, tan “profesional”, que dudo mucho que pueda provocarle un daño serio a alguien, especialmente a ti, si vives en Irlanda (como supongo).¡Puede que te mate de la risa, eso sí!!

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

Sigamos:

08.- “Chile Liberal dijo... Es por esto que me opongo, entre muchas otras razones. Las empresas privadas, pensemos en las infames farmacias, pueden abusar, cómo no. ¿Quién les pone atajo? El gobierno ahí tiene una función que cumplir, y entrar a aplicar multas. Ahora Ambrosio dime: ¿quién le pone atajo al gobierno?”

Bueno, Carlos, pero…¿En qué quedó la tan cacareada “responsabilidad individual” que cada cual debe poner en práctica en su conducta diaria? ¿Si CRUZ BLANCA,
FARMACIAS AHUMADA y SALCOBRAND abusan de la buena fé de la gente, es siempre, siempre por culpa del negligente Estado? ¿No quedamos en que los ciudadanos deben actuar responsablemente sin pedirle al Papito Estado que meta la cuchara en sus vidas a cada rato? Si se inmiscuye un poquito, es malo; si no se inmiscuye en nada es peor. ¿En qué quedamos? ¿Debe el Estado andar pisándole los talones a la Sinarquía para que ésta haga bien las cosas y no abuse? Si lo hace, ¿No pondría ésta el grito en el cielo alegando que el “monstruoso” Estado vive y anda siempre desconfiando de la iniciativa privada como si todos fuéramos delincuentes?
De hecho un ejecutivo de SALCOBRAND dijo en la TV que el Gobierno había hecho una “tormenta en un vaso de agua”con el asunto de la concertación de precios.
Ahora bien: “¿Quién le pone atajo al gobierno?” Los ciudadanos organizados, Carlos ¿Quién más?... y dije ORGANIZADOS, no en forma aislada e inorgánica.


09.- “Chile Liberal dijo... Para mí, es un acto ciudadano el defender las libertades civiles y no alimentar al gobierno, que siempre tiene un hambre insaciable de poder. Es por eso que empezaría por eliminarle la capacidad. o potencial, de manipularnos mediante el almacenamiento de datos de los gobernados.”

Yo, en cambio, no tengo ningún resquemor especial en contra del Estado. Y, al contrario de ti, pienso que mi deber como ciudadano es prestar atención no sólo a
aquellos que nos gobiernan, sino también a algunos gobernados que suelen concertarse para sacar provecho de ciudadanos más vulnerables…mostrando con ello un “hambre insaciable de poder” también. Pero siempre le doy el beneficio de la duda a ambos estamentos, ¿OK? no tengo prejuicios ni acentos fundamentalistas encañonados hacia ninguno de los dos. Creo que es más sano y ecuánime. Mientras más individualista se torne la gente, créeme, mientras más renuncie a asumir aquellas tareas que sólo pueden activarse desde un referente colectivo vigoroso-como la Solidaridad y las Virtudes Cívicas- más espacio libre le dejaremos al Estado, pues éste tiende a ocupar el espacio que los individuos abandonan.

10.-“Chile Liberal dijo...Mi oposición a las cámaras es, como te imaginarás, absoluta, por las mismas razones que me resisto al carné de identidad.”

Ambas situaciones no son comparables, y por la razones que ya di aquí y en los posteos anteriores; no quiero repetir y repetir lo ya expuesto. Yo también me opongo a las cámaras en la calle, si te sirve de consuelo, pero mi desagrado no significa nada si no existe el suficiente “quórum”ciudadano allá en Inglaterra que le ponga el cascabel al gato. Son los ingleses quienes se tienen que organizar para desactivar al “Monstruo de Los Mil Ojos”, nadie más. Ojalá y lo logren.

Ambrosio Puerta y Ombligo dijo...

BROCHE DE ORO FINAL

Para finalizar, quiero desmenuzar una frase tuya del principio que me llamó la atención: “La cantidad de criminales y estafadores siempre es muy poca”...
Mmmm, a ver, demos vuelta este argumento: ¿Qué probabilidades serias existen de que aparezca un tirano “súbitamente” allá en Chile de la noche a la mañana? Un tirano que use nuestros antecedentes del Registro Civil (nombres, foto, huella dactilar, fechas de nacimiento, etc) para infligirnos un daño irreparable, transformándonos en pobres esclavos y matándonos de hambre, sed y otras privaciones indescriptibles. ¿Una en 1 millón? ¿Una en 6, quizás 7 millones? ¿8, 9 o 20 millones? Imposible saberlo. Si tal como dices tú la cantidad de fascinerosos y sinverguenzas en constante circulación es siempre minúscula como para exigirle al carnet obligatorio una función “disuasiva”, no veo por qué las probabilidades de que surga un tirano sean proporcionalmente mayores e inversas a las de que alguien sufra perjuicios a manos de un criminal. Por el contrario: es más probable que un cogotero me asalte mañana en la esquina de Teatinos con Bandera en Santiago de Chile (a eso de las 8 de la noche) a que brote “espontáneamente” un tirano en La Moneda a eso del mediodía. ¿Para qué vivir obsesionados con la eventual irrupción de la Tiranía?

Es como si quisieras implementar-a escala planetaria-una suerte de “Suspicacia
Universal Anti-Estado” vinculante y/o mandatoria para todo los efectos, dejando intacto el comportamiento concertado de ciertos individuos (Sinarquía) cuyos efectos nocivos son más frecuentes y difíciles de detectar y sancionar que aquellos perpetrados por el Gobierno, por las razones que ya di en posteos anteriores. Ninguna “responsabilidad individual” va a evitar-a rajatabla-que los entes privados abusen de los derechos del individuo, y esto es así pues ningún ciudadano vive obsesionado en “comportarse como es debido” y exigir el estricto respeto de sus derechos las 24 horas del día. Sólo reacciona cuando el daño se ha manifestado frente a él, como es normal. No existe los “ciudadanos modelo” a gran escala, ésos son “modelos descontinuados”. La sociedad del consumo, la “Liturgia del Mercado” -para su supervivencia y buena salud-exige la prevalencia de consumidores compulsivos, derrochadores, inmersos en la vorágine del comprar y comprar casi sin límites. En ese terreno pedregoso es difícil que brote esa frágil flor llamada “responsabilidad individual”. Crece sí, pero sólo de vez en cuando…y muchas veces lo hace cuando el “Fantasma de la Bancarrota” asoma su fea nariz, aquí y en la Quebrada del Ají.