jueves, 22 de julio de 2010

No al indulto

"Porque en un gobierno absolutista el rey es la ley, en un país libre la ley debe ser el rey; y nadie debe estar por sobre la ley"

Thomas Paine, "Common Sense" (1776)

Ha comenzado su sentencia la actriz norteamericana Lindsay Lohan (24) por violar los términos de su libertad condicional al ser sorprendida conduciendo su vehículo un poquitín ebria. No vamos a entrar en la absurda polémica sobre otras condenas como el consumo recreacional de cocaína, algo que no puede ser un delito ya que no involucra a terceros. Otra cosa es, no obstante, el conducir un vehículo en estado de ebriedad ya que se puede atropellar o chocar a alguien. Eso sí es grave.

¿Se imaginan que alguien pidiera que la indultasen? ¿Cuál sería la reacción? ¡No a la libertad de esa borracha, lesbiana y coquera, sentaría un mal ejemplo!, nos diría la brigada moralista. Y en cierta forma, considerando que muchos han perdido la vida por culpa de un borracho al volante, sería ciertamente un pésimo precedente el indultar a LiLo. Pedir misericordia o compasión sería ridículo. ¡Es que es famosa y además muy sexy!, alegarían los admiradores de la actriz. Nada tiene que ver eso: todos somos iguales ante la ley, y nadie —ni el presidente de la república— está por sobre la ley.

Lo anterior lleva a Chile Liberal a preguntarse cómo es posible que condenar a la cárcel a una mujer por conducir con unos tragos demás despierte un acuerdo unánime en la sociedad, mientras que el indulto a militares que durante la dictadura asesinaron alevosamente a sus propios compatriotas sea motivo de elucubraciones sobre si procede o no un indulto presidencial.

Este sitio hace un llamado a Sebastián Piñera, presidente de Chile, a que no ceda a las presiones de grupos de ultra-derecha, coludidos con la conferencia episcopal, y desista de indultar a cualquier ex represor.

Nuestra oposición se basa, principalmente, en que no ha habido atisbo alguno de arrepentimiento por parte de los supuestos beneficiados con el indulto. Sólo si abjuran del régimen que los amparó, y si piden perdón al país por sus crímenes —como ocurrió en Argentina— entonces ya no habría necesidad de ensañarse contra ellos. Correspondería un gesto de grandeza el aceptar el perdón, y dar vuelta la página. Pero estos señores se encuentran cómodamente alojados en las cárceles cinco estrellas que el erario público construyó, y ante sus horrores no dicen ni "pío". ¿Por qué habría que indultarlos?

No es lo mismo perdonar que indultar. Karol Wojtila visitó a Ali Agca en su celda para perdonarlo y dar muestra pública de benevolencia, tal como hace más de dos milenios lo predicó el más extraordinario eticista de la historia, Confucio.

Nuestro sitio cree que chilenos y argentinos hemos dado un ejemplo al mundo al ser capaces de juzgar a los ex represores, y dictar justa sentencia, sin recurrir a nadie más. Reconozcamos que el providencial arresto de Pinochet en Londres ayudó, pero en general, el país se dio cuenta que la amnistía ya no era necesaria y se podía juzgar las atrocidades sin apasionamiento. Es saludable que así haya sido, ya que sentamos un excelente precedente a nivel mundial, e internamente, ha sido la forma de testimoniar el "nunca más" a las nuevas generaciones.

No queremos que quede la sensación de impunidad. No hay nada peor que el propio gobernante imponiéndose por sobre la ley, o peor aún, el sentido común, y siendo él mismo la ley, y más encima, enviando la señal a la ciudadanía de que horrores como la tortura o la ejecución por la espalda merecen indultarse, porque no es así. Necesitamos dejar claro en este Bicentenario que nadie puede decretar pena de muerte en tribunales clandestinos, para después descuartizar, arrojar al mar, hacerse el huevón por 17 años, y después de ser condenado, ganarse un indulto.

Además no confundamos las cosas: Piñera no es nadie para perdonar. Son los sobrevivientes de la tortura y los deudos de los ejecutados quienes pueden perdonar. El presidente sólo puede indultar, pero en esta ocasión, como hemos dicho, no corresponde.

Nuestro sitio ha hecho llamados a la clemencia presidencial, como en el caso de Patricia Troncoso, activista mapuche. Pero esto fue porque el castigo no guardaba proporción con la falta. El exceso de mano dura termina por exacerbar los ánimos e inducir a más violencia, lo que no es pragmático, sino contraproducente. El castigo debe ser justo, y siempre, dejar un incentivo para que el condenado tenga razones para comportarse durante su sentencia. La idea es aparte de castigar al condenado, que ojalá éste pueda tomar el peso de su falta, y recapacitar, y arrepentirse.

Porque nada de esto se ha observado en los ex represores, es que Chile Liberal sí llama a la misericordia y al perdón, y también llama a sentar un precedente histórico y no dejar sensación de impunidad alguna. Y por lo tanto, Piñera no debe indultar a ex represores.

18 comentarios:

luigichido dijo...

Normalmente, cuando cambia un contexto histórico, se indulta a los del pasado.

Con decirte que en México, un famoso dirigente de Izquierda actual, Muñoz Ledo, participó en la masacre contra estudiantes en 1968.

Los hijos de los masacrados no sólo lo perdonan, sino que le aplauden.

Juan Cornejo dijo...

Seguramente toda la ralea marxista-terrorista que atento contra Chile que cayó presa y posteriormente fue indultada, estaba muy arrepentida de su actuar e hicieron declaraciones publicas abjurando de sus errores.

Ley pareja no es dura.

luigichido dijo...

La dureza que tienen los rojillos hacia los derechistas no la tiene hacia ellos mismos.

Los que pidieron rigor contra Pinochet, ¿por qué no lo piden contra Fidel Castro?

Chile Liberal dijo...

@Luigichido: el problema es que en el caso de los Derechos Humanos me parece que no hay contexto histórico, ya que los derechos humanos son universales, como lo establecieron los revolucinarios franceses con la declaración universal de los derechos del hombre y el ciudadano.

Los sectores extremistas justifican las atrocidades, y no veo aún señales de arrepentimiento.

@Juan Cornejo: si te refieres a los terroristas indultados por Aylwin, también me parece que fue un error.

Aunque no es lo mismo ser un sujeto cualquiera y volverse antisocial y terrorista, que un miembro de nuestro Ejército, institución republicana, se vuelva terrorista y actúe sanguinariamente. Esto es muchísimo peor, y el castigo debe ser ejemplar.

Flo dijo...

Excelente columna. No podría estar más de acuerdo. Y sí, la Ossandón pa la casa.

luigichido dijo...

Chile liberal Carlos:

"el problema es que en el caso de los Derechos Humanos me parece que no hay contexto histórico, ya que los derechos humanos son universales"

Ésa es una teoría ultrarreligiosa.

Para los racionalistas, es muy claro que los derechos humano son un invento del ser humano, y que tienen bases biológicas y psicológicas.

Acá en mi país había un anciano que vendía pistolas de tiempos de la Revolución, y nos narraba anécdotas sobre acciones que si las hubiera tomado en este nuevo contexto histórico, habrían sido inadmisibles, pero no así en la sociedad en que vivió.

Vamos: hace apenas 25 años, en el Código penal de un estado de mi país se admitía matar a una adúltera. Hoy día, eso sería un delito agravado.

La sociedad cambia; las personas cambian...

Chile Liberal dijo...

@Flo: a la Ossandón le debo un artículo a ella solita, o en realidad un hit, de esos que serán parte de "Chile Liberal, grandes éxitos", jaja

Flo dijo...

Lo estoy esperando, esa vieja me tiene inflamada

Cristian Mancilla Mardel dijo...

Los derechos humanos, como dices, son universales y todos los criminales son perseguidos por haberlos transgredido, de modo que, en primera instancia, no correspondería indultar a ninguno de ellos. Es por esto que tampoco correspondía indultar, suavizando su pena, a Patricia Troncoso: ella transgredió los derechos de otras personas y, más encima, lo hizo para presionar políticamente al gobierno. Esto es terrorismo y se pena de acuerdo con la ley correspondiente.
Todos los asesinos, ladrones, violadores, secuestradores, torturadores etcétera son personas que han cometido crímenes contra los derechos humanos. Por cierto, en sintonía con la corriente progresista, tal vez debiéramos decir "los asesinos y las asesinas".

camilo dijo...

ya el que se les procese en un estado de derecho con respeto a sus derechos humanos los pone en una situación infinitamente mejor de aquellos a los cuales masacraron. Si ese grupo de cobardes se han comportado como animales, no tienen derecho a exigir ser tratados de otra forma mas que como animales. El que les reconozcamos sus derechos ya es una muestra de grandeza por parte del país, vergüenza deberían tener de pedir más.

Juan Cornejo dijo...

Chile liberal:

Dices, “no es lo mismo ser un sujeto cualquiera y volverse antisocial y terrorista”. Dudo que la realidad haya sido esa, no eran “4 gatos idealistas loquitos” que de la noche a la mañana decidieron optar por el terrorismo. Los antecedentes dicen que los marxistas-terroristas tenían apoyo de otras agrupaciones terroristas, de países bajo el yugo marxista, entrenamiento en el extranjero, financiamiento y armas. Solo basta ver las arengas y conclusiones que gritaban a los 4 vientos en sus congresos en la década de los 60, había claras intenciones de optar por la lucha armada para “derrotar a las instituciones burguesas”. Por lo tanto no veo la diferencia que mencionas tú.

Es más, dices que te parecen un error los indultos aplicados por Aylwin, sin embargo todo ese conglomerado político no dice lo mismo, no he escuchado voces concertacionistas afirmando que los indultos a marxistas-terroristas fue un error. Y es ese mismo conglomerado el que se opone a los indultos a militares. Lo que es una clara muestra de hipocresía.

Ley pareja no es dura.

Cristian Muñoz P. dijo...

CRISTIAN MANCILLA

Dices: "Todos los asesinos, ladrones, violadores, secuestradores, torturadores etcétera son personas que han cometido crímenes contra los derechos humanos."

No puedo más que estar totalmente de acuerdo con este párrafo tuyo.

Sin embargo, la tésis que se ha ido imponiendo y que es acorde con lo que le conviene a la izquierda (sea de donde sea), es que violación de los Derechos Humanos se considera solamente cuando es el Estado, a través de sus medios de represión (policías, militares), quien atropella los derechos de los ciudadanos comunes, independiente de que estos puedan ser miembros de grupos terroristas o paramilitares.

Pero cuando los ciudadanos comunes, aún cuando se organicen en grupos paramilitares, son los que atropellan los derechos de otras personas, incluso de policías y militares, pasan a ser solamente algo así como "delitos comunes", pero no atropellos a los DDHH de esas personas.

Cómoda la tesis a fin de "humanizarse" ellos y satanizar a sus represores, ¿no te parece?.

Sin embargo y como te decía al principio esta tesis parece ya ser de común aceptación y aplicación a nivel universal.

¿Que opinas de lo anterior?.

Saludos cordiales

Cristian Mancilla Mardel dijo...

Lo que opino, Cristian, es que resulta inicuo considerar que los atropellos contra los derechos humanos sean cometidos solamente si hay un gobierno detrás del crimen. Me parece que sería apropiado referirse a violaciones contra los derechos humanos en todos los casos que impliquen estas violaciones y no solamente en algunos. No estoy seguro de cuál es, pero me parece que hay una especie de interpretación tendenciosa detrás de esa expresión. Yo soy partidario de abolir tal interpretación parcelada y tendenciosa porque es falsa y limita erróneamente nuestra realidad. Puesto que todos los crímenes incurren en un atropello contra los derechos de alguien, así como también muchos delitos (aunque me parece que no todos).

disidente dijo...

No estoy de acuerdo en indulto para nadie,sea asesino,ex-violador DDHH,terrorista,etc.
Pero creo que un gesto muy muy simbólico sería que se libere un ex-terrorista o frentista y un ex-represor.Es necesario reconciliar el país.

luigichido dijo...

En España también tienen el problema del indulto a etarras:

http://www.hazteoir.org/node/31883

luigichido dijo...

La administración de justicia tiene sus bemoles.


Al igual que el aborto o que la castración química a violadores, éste
es otro caso dudoso:


El Partido Verde Ecologista mexicano anuncia por la radio, en un
horario en que hay muchos niños:


"Enseñanza de computación e inglés; pena de muerte a secuestradores",
con una fría voz comercial que pareciera que nos está anunciando "un
curso más".


¿No les estaremos enviando a los niños el mensaje de que "matar a
quien odies es tan natural como hacer tu tarea escolar"?

luigichido dijo...

Metí el tema de los indultos en un foro chileno:

http://www.comunidadconce.cl/f6/apoyas-indultos-1187/index3.html

Cristian Muñoz P. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.