miércoles, 26 de marzo de 2008

Aborto: cuestión de conciencia

Ella se llamaba Pauline, y venía de Birmingham, Inglaterra. Un día llegó a casa de un señor al que ella admiraba mucho para entregarle una bolsa de plástico que goteaba un líquido rojizo, dentro se veía algo que parecía presas de pollo. Pero en realidad la mujer traía un feto. Recién se había hecho un aborto por sus propios medios. El hombre al que ella tanto admiraba era John Lydon, conocido como Johnny Rotten (Juanito Podrido). El hecho causó tal impacto en él y su banda, los Sex Pistols, que escribieron un tema ampliamente interpretado como a favor de la postura pro-vida.

Menciono este hecho para tratar de entender al lobby pro-vida, el cual se ha anotado un triunfo extraordinario: hacer de Chile uno de los tres países del mundo que penalizan el aborto. Es fácil asociar al lobby pro-vida con el papismo y otras formas de cristianismo (el Corán contempla el aborto), pero la división no siempre es nítida.

Salvo algunos detalles. El lobby papista se opone al aborto bajo cualquier circunstancia. En cambio, sectores más seculares normalmente se compadecen de la mujer, que después de todo será la madre en caso de continuar el embarazo, y tienden a dejar la decisión en quien compete: en la mujer. Y como vemos en esta entrada de Wikipedia, el propio Lydon entregó su apoyo a una niña en Francia de 13 años que solicitó la píldora del día después sin el consentimiento de sus padres para así evitar el embarazo.

La sociedad evoluciona e involuciona: es dinámica. Ayer el papismo se oponía al transplante de órganos, hoy no. Hasta hoy el Vaticano se opone a la fertilización in-vitro pero hablan del "don de la vida". Con esto quiero recalcar la tesis que sostiene este blog: la religión es la raíz de todos los males, y sólo gente prejuciosa, traumatizada o enferma puede adherir a ellas. Hoy la familia ya no tiene diez o doce hijos, preferentemente varones, para labrar los campos. La familia moderna tiene dos, a lo sumo tres hijos, y el control de la natalidad es cada vez más solicitado por la población. La familia no es tampoco aquella vaca sagrada: la inmensa mayoría de las violaciones ocurren en la familia. En el núcleo familiar es donde se producen femicidios y todo tipo de violencia intrafamiliar, la familia extendida es la culpable del 18% de los divorcios el Reino Unido. Si una familia no funciona, el vínculo debe terminarse, e iniciar otra. Así todo, la mayoría de nosotros busca formar una familia, pero las reglas y los objetivos cambian. Los hijos, uno de los pilares del matrimonio (junto con la satisfacción sexual), van evolucionando de tal modo que esta nueva responsabilidad hacia la crianza de hijos resulta en mayor número de abortos porque una pareja joven de hoy decide tener hijos cuando se siente plenamente segura y capacitada de tan importante responsabilidad. Hasta hace pocas décadas los embarazos eran el resultado de revolcones furtivos en la juventud, sin acceso alguno a los anticonceptivos ni menos a una educación sexual inteligente. Son justamente quienes enfrentaron estos hijos no planificados, y sus consecuentes matrimonios no deseados, los más rabiosos opositores al aborto, y quienes minimizan las terribles consecuencias del prohibicionismo actual, que genera insalubres clínicas clandestinas, muertes y daños físicos y sicológicos a las mujeres.

La verdad sea dicha, los propios Sex Pistols parecen inclinarse por la postura pro-vida, pero sin dejar de reconocer que la decisión la tome la embarazada. Es decir, el aborto es una cuestión de conciencia.

A un blog como este, que tiene un compromiso irrompible con la economía de libre mercado, no le queda más alternativa que apoyar al Partido Socialista en su agenda a favor de la despenalización del aborto.

Los dejo con el tema a continuación. Pueden ver la letra aquí en inglés, y una traducción debajo del video. Al parecer el hablante lírico es el "no nacido", que se entremezcla con la voz de la madre y la del propio intérprete de la canción.


Sex Pistols - "Bodies" (1978)
(álbum Nevermind the Bullocks, Here's the Sex Pistols)




Ella era una chica de Birmingham
Acaba de abortar
Ella era demente
Su nombre era Pauline, era mendiga
Una persona insignificante que mató a su bebé
Enviaba cartas desde el campo
Era un animal,
Estaba hecha un puto desastre

Bodies, No soy un animal
Bodies, No soy un animal

La arrastraron a un galpón
Un lugar clandestino
Muere pequeñito encima de un water
Muere pequeñito grita
Conchesuma're tremenda cagá
No es un animal, es un aborto

Bodies, No soy un animal
Mamita, No soy un aborto

Retorciendo latidos,
Gotea la tremenda cagada de sangre
No soy una paciente de alta,
Ni me faltan proteínas
No estoy matando a nadie

A la chucha esta mierda,
A la chucha todos los huevones
Muere cabro de mierda, ¡muere!
Ella no quiere un hijo así
No quiero un hijo así

Bodies, No soy un animal
Bodies, No soy un aborto

Mamita, soy tu hijito
No soy un animal

Soy un aborto

Letra: Johnny Rotten, Steve Jones, Sid Vicious, Paul Cook

1 comentario:

Santiago Chiva de Agustín dijo...

La mayor parte de la gente ve bien el aborto por lo menos en algunos casos límite, como en caso de violación; en youtube hay un vídeo de una mujer de 31 años que nació como consecuencia de la violación de la que fue victima su madre, cuando tenía sólo 15 años. Su madre se vio incapaz de darle los cuidados que merecía su futuro bebé y tomó la valiente decisión de darlo en adopción. Es muy duro ser madre con esa edad y en circunstancias tan dolorosas. Pero pensaría que mayor desgracia era quitar la vida a su hija. Ahora esta mujer da un impresionante testimonio de agradecimiento a su madre y hace una afirmación con toda la fuerza de quién defiende sus propios derechos: “Mi vida no vale menos que la de ustedes debido a la forma en la que fui concebida” Ante esto, sólo puedo darle la razón. Es interesante verlo:
http://es.youtube.com/watch?v=MiYMmwmIESA