martes, 15 de abril de 2008

Álvaro Bardón y la despenalización de la marihuana

La penalización de la droga es un abuso hacia los derechos de los individuos, esto es porque cada cual tiene derecho a hacer con su vida lo que estime conveniente, bajo una condición: no vulnerar la libertad del prójimo. Las drogas, los estimulantes en general, han acompañado a la humanidad desde siempre. Nadie resulta herido cuando un sujeto consume drogas. ¿Por qué se penalizan? Álvaro Bardón lo dice claramente: "porque a unos jetones en California se les ocurrió prohibirlas".

En EEUU la infame Ley Seca (Prohibition) vio aparecer las peores mafias. Hoy permanecen muchas ridículas restricciones al alcohol en dicho país, pero en general el consumo se ha liberalizado. No hay mafias distribuyendo alcohol. En cambio, el mundo completo se encuentra en crisis por la prohibición sobre las drogas. Peor aún, durante el gobierno de la Concertación la marihuana ha pasado a formar parte de la lista de drogas duras. Esto no es sólo un abuso contra las libertades individuales, sino que sólo intensificará el problema. Las prohibiciones son inútiles.

La despenalización de las drogas, especialmente de la marihuana (macoña, porro, pito, maría, etc) no traería consigo un colapso social. Ya colapsamos hace rato. Los barones de la droga son poderosísimos. Ellos dominan sectores completos del país. Ellos han destruido Colombia, Afganistán, entra otras naciones. Históricamente hemos visto incluso conflictos bélicos como La guerra del opio. Es menos contraproducente tratar a los adictos que perseguir a los narcotraficantes, aunque debemos distinguir entre consumidor y adicto. Al primero se le respeta, al segundo hay que tratarlo como enfermo y no como criminal. Fumarse un cigarrillo de marihuana no tiene efectos nocivos que justifiquen una prohibición, así como beber vino o cerveza no significa que uno sea alcohólico.

Bertrand Russell, John Stuart Mill, Milton Friedman, todos estos grandes defensores de la libertad se han opuesto a la penalización de la droga. El profesor de LSE Wilem Buiter, también columnista del Financial Times, ha argumentado en varias ocasiones a favor de la despenalización de la droga.

Pasar la marihuana a la categoría de droga dura ha sido un despropósito mayúsculo, sólo comparable con la prohibición sobre la Píldora del Día Después. Chile va rumbo al Conservadurismo más rancio.

Si toleramos a la religión, que es una droga, ¿por qué no toleramos entonces todas las drogas?

Les invito a ver la siguiente entrevista en que el economista e influyente líder de opinión Álvaro Bardón aclara varios puntos en el programa "Sueño Americano".


5 comentarios:

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Hola, aunque no lo creas, tenemos más acuerdos que desacuerdos en varios temas.

"La legalización permitiría regularizar los precios, al cobrar altos impuestos que luego son destinados a educación y prevención, y a controlar el modo de producción, venta y distribución de marihuana. Así, se evitaría la venta de marihuana tratada con otras sustancias como la “paraguaya” y se propiciaría la venta de una de mejor calidad."

Te recomiendo leer un artículo que escribí el 2005 en:
http://teoriaspoliticasparalatinoamerica.blogspot.com/2006/01/legalizacin-de-la-marihuana.html

Anónimo dijo...

http://consequor.blogspot.com/ tu opinión sería importante...

Cristian Mancilla Mardel dijo...

Tienes razón en cuanto a la despenalización de la marihuana, puesto que —como tú mismo has dicho— el consumo de este producto no vulnera los derechos de terceros. Pero es un despropósito compararla con la píldora del día después, puesto que ella atenta contra una vida humana. Y tampoco parece feliz tu homologación de droga con religión, puesto que son muy diferentes.
Sin embargo, es admisible que haya una despenalización de las drogas. Y no lo digo como una forma de conseguir el mal menor para la sociedad (enfocar el problema de esa forma es un tanto utiliratista en cuanto a nuestra visión del hombre), sino que lo relaciono con el respeto universal que debe haber hacia las libertades de todas las personas.

Chile Liberal dijo...

@Jorge: no estoy de acuerdo con los altos impuestos. De hecho, los impuestos altos pueden producir igualmente un mercado negro donde se puede vender más barata. La droga es una cuestión individual. El drogadicto es un problema para sus familiares y amigos, quienes deben cuidar y aconsejar. Creo que poco tiene que ver el gobierno en todo esto. hay bastantes instituciones privadas caritativas y filantrópicas que se dedican a hacer campaña contra las drogas. Me parece más justo no ponerles trabas para que hagan su trabajo.

Advierto cierta contradicción de términos cuando dices >>La legalización permitiría regularizar los precios, al cobrar altos impuestos<< .

@Cristian: como lo demuestra el aborto, el respeto a la libertad individual viene de la mano con beneficios utilitaristas.

Anónimo dijo...

La marihuana per se no hace mal, eso es un hecho probado y el resto es mitología. En general el humo de material vegetal posee alquitranes e hidrocarburos que pueden provocar daño pulmonar. La marihuana se puede vaporizar sin producir humo eliminando todo riesgo fisiológico, o comer en diversas y excelentes preparaciones. Los inhalantes y otros aditivos que se le agregan para hacer voluminosa la apariencia de diversas drogas, a nivel calle, presentan altísimo riesgo al ser consumidos debido a que no se sabe lo que se tiene.
El estado recibe miles de millones en impuestos relativos al tabaco, alcohol y farmacéuticos. La marihuana es un poderoso analgésico y antidepresivo que puede hacer perder miles de dólares a la industria química-farmacéutica. Además, es una forma de recreación más segura en todo sentido que el alcohol, también siendo una industria “enemiga” de la legalización. Fumar marihuana es mucho menos adictivo que fumar cigarros debido a que no posee nicotina que te vuelva adicto. Por último, lo narcotraficantes de marihuana desaparecerían con su legalización, tal y como la mafia en EU, en los tiempos de la ley seca.
Solo pido una cosa, quién no la ha probado y sólo tiene experiencia por un amigo o conocido que era un tal por cual, por favor que haga un análisis crítico. Mucha mala gente se acerca a la marihuana por que está prohibida, y ademas hay muchos que le llaman marihuana a unos prensados de quien sabe que.